El western, un género que nunca muere: ¿Por qué razones?

0

¡Saludos vaqueras/os! Tanto si lo sabéis como si no, no es mi primer artículo dedicado al western y tampoco será el último, porque es uno de los géneros que más me gustan y no me canso de compartir mi aprecio por él con toda persona dispuesta a oírme o leerme como en este caso. Así que, tras haberos hablado hace poco de La balada de Buster Scruggs (el último western estrenado en Netflix hasta la fecha), escribir en su día sobre la serie Deadwood, y haberos hecho un top con mis películas favoritas de 1990 a 2018 (no os preocupéis, tarde o temprano iré haciendo otros tops de otras décadas), hoy me he decidido a hablaros simplemente del género y las razones por las que a mí me gusta y pueden explicar el hecho de que el western nunca muera. Por si queréis leerlos, os dejo enlazado mi top de 1990 a 2018.

Tenéis el artículo en formato vídeo y luego más abajo más desarrollado en texto. Si os gusta no dudéis en suscribiros al canal.

 

 

Deadwood, una de las mejores series del oeste.

Creo que casi todo el mundo conoce al menos una persona que, o bien es amante del western, o conoce a su vez alguna persona que lo es, por lo que no suele ser difícil estar conversando con alguien de cine, series, cómics o incluso libros y que se mencione eso. Esto lo digo en el sentido de que muchas veces se considera un género de interés minoritario en los tiempos actuales, pero curiosamente siempre hay personas que lo disfrutan, independientemente de su edad. Y es por ello que pasen los años que pasen, nos sigamos encontrando con más y más productos para disfrutar de esto.

Sin ir más lejos, mi primer cómic publicado como guionista, “Un disparo en el desierto (podéis conseguirlo por amazon o encargándolo en tiendas de vuestras ciudades) es una historia de western, cargada de mala leche y duelos entre forajidos, por lo que queda claro lo que me gusta el género, y me alegra comprobar a menudo que siga vivo en distintos campos como los que mencionaba en el párrafo anterior.

¿Y qué tiene el western para gustar tanto? Pueden ser muchas las respuestas. Por ejemplo hay westerns donde se retrata la amistad de un modo que no te deja indiferente, en especial en aquellas historias donde varias personas, se conozcan de toda la vida o de hace poco tiempo, no se dejan tiradas cuando las cosas vienen mal dadas, que suele ser a menudo. También tenemos como gran aliciente el elemento crepuscular, cuando se retratan las vivencias de uno o varios pistoleros que terminarán afrontando su último tiroteo o sus últimas cabalgadas. No hay que olvidarse de ese lenguaje tan directo que tienen los westerns, donde asistimos a una frase lapidaria tras otra cuando se avecina un conflicto que se terminará resolviendo de un modo que dejará el polvo cubierto de sangre. También esta esa sensación de que en este tipo de historias, y cuando hay un tipo que es el malo malísimo, ya puede ser lo retorcido y sádico que sea que siempre habrá alguien que acabará con él, estando la gracia en paladear ese momento cuando llegue.

La portada del cómic que escribí.

También están los paisajes, que suelen ser de enorme belleza natural. Estoy seguro de que toda persona amante de los westerns habrá visto más de un paisaje espectacular de fondo en la historia que haya visualizado, fuera cual fuese. Es cierto que en lo que a los poblados se refiere vienen a ser todos muy similares, pero es por eso que la belleza está en los caminos que se han debido recorrer para ir de un lado a otro. En estos casos películas sobre buscadores de tesoros o pistoleros que persiguen a otros es donde más se aprecia el elemento visual de los paisajes, aunque no es algo exento en otros tipos de historias.

Y es que, aunque parezca un género simple en cuanto a algunas de las historias que se cuentan, eso importa poco cuando lo que has disfrutado es todo el cóctel de ingredientes que has degustado en cada aventura. ¿Que quieres mamporros? Ahí estaban Bud Spencer y Terence Hill repartiendo estopa en el lejano oeste. ¿Que quieres tipos sucios y auténticos? El amigo Clint Eastwood daba una lección magistral en la trilogía del dólar del gran Sergio Leone. ¿Quieres diálogos ingeniosos y mala leche en abundancia? Tarantino te dará una buena ración. Y esto son sólo unas poquísimas preguntas que podemos hacernos respecto a este género.

Mucha gente tiene la tendencia de resumir el western diciendo que son historias de indios y vaqueros, pero es que es mucho más. Claro que hay películas, libros, cómics y demás de indios y vaqueros donde no se profundiza mucho en ninguna de la psicología de las dos partes, pero del mismo modo hay maravillosas historias donde podemos sentir una enorme empatía por los indios y su deseo de llevar una vida en paz, o por los habitantes de algún pueblo atemorizados por una banda de forajidos, o por esos buscadores de oro que sin tener nada en los bolsillos depositan su esperanza en encontrar oro. Creo que una de las virtudes de muchas historias del western es que el espectador o el lector termina empatizando con algún personaje o situación. Que sí, eso pasa en cualquier género, pero por eso mismo no hay que simplificar el western como indios y vaqueros.

Mucha mala leche condensada en estas personas.

La amistad y la camaradería, las búsquedas de un mejor y nuevo horizonte para muchas vidas desdichadas, las vivencias de jugadores de póker, las historias de indios y su relación con la tierra o su modo de vida, las vendettas entre pistoleros, los viajes en diligencia o en caravana, son tantas las diferentes historias y elementos que nos podemos encontrar en este género, que es imposible quedarse indiferente ante él.

Y con esto os dejo por hoy gente, os animo a compartir en la sección de comentarios todas las razones por las cuales os gusta el western, así como cualquier otra cosa que queráis compartir. ¡Hasta otra!



el autor

Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada. Guionista del cómic "Un disparo en el desierto" (Ediciones Traspiés, 2017), y colaborador en el fanzine "La Revistica" de Granada. Dos de mis aficiones son la lectura y la escritura, y sigo fomentándolas, leyendo cuanto puedo y escribiendo relatos o guiones de cómic para sus posibles publicaciones.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Ya tenemos el tráiler de la nueva película arácnida de Marvel Studios. Peter Parker y sus amigos se dan un paseo por Europa en Spiderman:…