En defensa de Perdidos (Lost)

23

Hoy, señores, vengo a defender una serie que fue (y sigue siendo) criticada por las masas, alegando que llegado el momento, sobre la 4 temporada, el guión se fue al garete, alegando que muchos de los misterios no se cerraron, y por último, alegando que el final fue una tomadura de pelo. Hoy, y formando parte de los pocos a los que gustó la serie, voy a hacer un alegato en favor de Perdidos.

Una de las críticas que más escucho respecto a la serie es que no se resuelven la mitad de misterios ni tramas que se abrieron a lo largo de la misma, sobre todo las de las primeras temporadas. A pesar de que es una crítica que entiendo hasta cierto punto, tengo varias objeciones que hacerLa primera es que eso te puede suceder más fácilmente si has vivido Perdidos al día, elaborando tu propias teorías y esperando durante años una explicación más impresionante, algo más visual y épico de lo que fue su final. En otras palabras, las falsas expectativas jugaron una mala pasada a muchos. La segunda es que ni siquiera es del todo verdad, porque la mayoría de las tramas sí fueron resueltas, otra cosa es que te guste el cómo se hizo, y a darse cuenta de esto ayuda ver la serie seguida desde cero, desde más lejos y con más perspectiva. La tercera y definitiva es que realmente no importa. Sé que muchos se escandalizarán con ésto, pero es que es cierto. Perdidos no es una serie en la que la trama y los misterios sean lo importante, es una serie en la que son simples ornamentos que rodean a la verdadera y única cuestión que importa: los personajes.

Y si creo que de algo no peca Perdidos en lo absoluto, a pesar de que coincido en que se pusieron a abrir tramas sin parar y dejando cabos sueltos que luego se contestaron así así es de personajes. ¿Cuántas series dedican tanto tiempo al desarollo y contextualización de sus personajes?¿Cuántas son capaces de hacer 20 personajes principales dotando a todos de profundidad? De acuerdo que unos fuesen más interesantes que otros, pero todos tenían una historia que contar, todos ellos eran distintos y seguían su propia línea de desarrollo, a distintos ritmos, de distintas maneras. Un pasado que les llevó a ser quienes eran. Una persona que era incapaz de sentir que era suficiente para los demás por la tortuosa relación con su padre, un personaje que no podía seguir adelante debido al rencor y buscaba venganza, un hombre que odiaba lo que era y quería demostrar no sólo al mundo, sino así mismo que dentro suyo había algo bueno.

Casi todos eran buenos personajes, reales, complejos, personas con las que podías sentirte identificado según en qué situaciones independientemente de cómo te cayesen. Y ni hablemos de Locke y Linus, dos personajes con una complejidad tal que ya no sólo nos parecían reales, daban un paso más como poquísimos personajes, ni por asomo presentes en todas las series y películas. Nos fascinaban y conmovían a pesar de lo distintos que eran y lo poco que nos parecíamos a ellos. Ya no sólo era el comprenderlos, era el no comprenderlos, el darles un plano de realidad tal que se nos permite no saber qué es lo que piensan, qué es lo que van a hacer, arriesgarnos a intentar, como si fuesen personas reales, a medir unas posibles reacciones.

Teniendo esta increíble y rara cualidad, la verdad es que ni siquiera creo que Perdidos necesite defensa, sus personajes pueden hacerlo por sí solos. Pero aún nos queda algo que comentar, sí, y son sus últimas temporadas y su final, que ha provocado un cisma comparable a la reforma.

He de confesarlo, en lo referente a Perdidos me encuentro en la minoría más absoluta, ya que para mí las tres últimas temporadas son lo mejor de toda la serie, en especial la cuarta. Las primeras tres estaban bien, pero eran más una serie de supervivencia que otra cosa. A muchos de los que no les gustan las últimas temporadas comentan que es “una ida de olla” y “muy falso, poco realista”, lo primero hasta lo comparto, aunque no en el sentido peyorativo, y lo segundo es algo que no comprendo. Claro que no es realista, pero es que nunca lo fue. No veo realismo en que todos los pasajeros del vuelvo sobrevivan como bien comentaban en la primera temporada, tampoco en que aparezcan y desaparezcan como evaporándose personas en la selva, de los cuales algunos están muertos. Ni los números. Ni el humo negro. La serie siempre estuvo orientada hacia la espiritualidad y la filosofía, concretamente hacia el destino. Perdidos no se llama así por que se estrellen en una isla alejada de la mano de Dios, se llama así porque sus personajes lo están, no han encontrado su propósito en la vida ni su lugar en el mundo.

Ahora hablemos sobre si la serie es “una ida de olla”. Si bien es cierto que creo que a partir de cierto momento sí se hicieron muchas cosas a tuntún y sobre todo se metieron en unos berenjenales argumentales de cuidado, siempre hubo cierto consenso y orientación, no me da la impresión de que se llevase a cabo sin nada en mente. Y si de una cosa estoy bastante segura es de que el final estaba pensado, por lo menos, desde principios de la temporada 5. Los personajes de Locke  y en especial el de Desmond están demasiado orientados y siguen una línea muy distinta al resto de los personajes sin que se desvíe la atención de los mismos.  Desmond es evidentemente el guía, y en el fondo siempre lo fue. Desde principios de la sexta temporada él ya había visto la realidad alternativa y buscaba lo que todos los personajes acaban haciendo, reuniéndolos, haciéndoles ver esa realidad. O en la muerte de Juliet, en la que ella ha visto y sabe lo que sucede en la realidad alternativa de manera que el diálogo que tiene con Sawyer cuando éstos recuerdan todo delante de las máquinas expendedoras “ha funcionado”, se conecta.

Y hablando de la realidad alternativa, nos vamos a meter en el asunto más espinoso de todos: el final. A mí me gustó, y lo defiendo con capa y espada. En primer lugar, los personajes NO HAN ESTADO MUERTOS. No es que todo haya sido una especie de sueño tras el accidente, todo eso es real. Ha sucedido. Pero luego, cada uno de los personajes a su tiempo, muere, ya sea de viejos o ahorcados como Locke, y todos estos van al mismo sitio, a un espacio previo a la muerte donde intentan tener la vida que no pudieron, con elementos que compensan sus flaquezas y les estabilizan.  La realidad de Jack tiene un hijo para solucionar el conflicto con su padre, o Sawyer es un policía en compensación por sus años de criminal, es el héroe que siempre quiso ser y que fue en el fondo. Charlie encuentra a una persona que le ama y le necesita, a su alma gemela. Una vez hagan las paces consigo mismos y cuando estén preparados, cruzan la puerta al más allá para por fin descansar en paz y encontrar su sitio. Y esto no sucederá hasta que Desmond lo haga, es el guía, en el fondo el eje central de todos los personajes. Y por eso, por ejemplo, es por lo que Linus se queda fuera, porque aún no ha redimido ni ha hecho todo lo que tenía que hacer por su hija Alex. Y que no estén muertos no es algo que diga yo, es algo que dicen los propios guionistas aunque es algo que se entiende por sí mismo. Por ejemplo, Hurley le dice a Ben que ha sido el mejor número dos del mundo, todo ésto sucede posteriormente. Me gustó en especial la explicación que dio Michael Emerson (Benjamin Linus) sobre el final, añadiendo que todos los personajes cruzan la puerta al más allá como las parejas Sheaksperianas, con su espejo redentor, las personas que supieron ver lo mejor en ellos. Esto ya es de su propia cosecha y no sé si será verdad, pero desde luego es una bonita manera de verlo.

¿Y qué mejor final para Perdidos que uno en el que todos los personajes se encuentran y se aceptan? Por esto, señores, es por lo que veo a la serie como un proyecto tan redondo que supera a sus propias expectativas para brindarnos un final al que si sabes mirar, encontrarás mucho a lo que admirar.

Un saludo y sed felices.



el autor

Mi nombre es Carmen, pero me llaman Kitayu. En los fríos inviernos me muevo sedienta de tinta y ocio. Bueno, a quién vamos a engañar, en verano también.

23 comentarios

  1. Totalmente de acuerdo con tu crítica. Tuve la inmensa suerte de verme toda la serie seguida de principio a fin poco después de que terminara, sin tener que esperar años entre temporadas, y he de decir que es una de esas pocas series en las que la diferencia con seguirla al día es abismal. Casi parece que los productores la hubiesen hecho pensando en ese modo de visionado, y no para seguirla semana a semana.

    Una gran serie con un final magistral (con el que me emocioné como pocas veces me he emocionado viendo una serie) pero incomprendido por muchos, tal vez por sus irreales expectativas, tal y como tú dices.

    • Hola PLO1000,
      Me alegro que hayas coincidido tanto con la crítica y estar acompañada de otro fan de Lost, estando en minoría como estamos. En efecto, creo que el principal problema del odio hacia la serie, que no la indiferencia, es causada por las altas expectativas sobre el gran misterio, cosa que en realidad es bastante secundaria. Gracias por comentar.
      ¡Un saludo!

  2. Cuando sigues hablando de una serie que acabó hace como diez años es que algo hay. Para mí será una serie inolvidable con sus peros ( a mi me gusta el final pero es que detesto la sexta temporada con ese chino, con ese locke del lado oscuro, todo lo que acontece en la isla en los primeros capítulos de la última temporada lo aborrezco) Pero es única, como llegamos a empatizar con ciertos personajes. Luego es lo que tú dices Kitayu, las tres primeras temporadas están guays, aventuras, acción y supervivencia. Pero es a partir de la cuarta cuando la serie va a otro nivel con su mejor personaje, Desmond. Gran artículo sobre una de las mejores series de la historia de la televisión.

    • Hola Carlos
      ¡Me alegro de encontrar a otro fan del final en la revista! Yo debo decir que mi temporada favorita es la cuarta y aun con sus fallos, que como bien dices tiene, la sexta también me vuelve loca, realmente te permite empatizar a otro nivel como con, por ejemplo, Linus.
      Un saludo.

  3. Unoquepasabaporaquí el

    Esta serie es la mejor serie de ciencia ficción de la historia (para mí), y se quedo a las puertas de ser la mejor serie de todos los tiempos. Yo creo que el capítulo final de la tercera temporada es el mejor final de temporada de una serie de televisión.

    • ¡Hola!
      Te seré sincera, me acuerdo que la cuarta temporada de Lost arrancó fuerte y venía de un muy buen final de la temporada anterior, pero no lo recuerdo exactamente…
      Respecto al género de ciencia ficción, concuerdo bastante contigo, la verdad.
      ¡Larga vida a los amantes de Lost!

  4. Muy de acuerdo, por fin alguien que entendió el final. Estoy cansado de repetir a la gente que no estaban todos muertos, solo que si que mueren todos pero en algún momento u otro. Una gran critica y un acierto el enfoque de que es una serie de PERSONAJES. Un saludo.

    • Hola Javier,
      Ugh, créeme que te entiendo perfectamente, lo de explicar que no están muertos es un peñazo, pero sobre todo me da rabia con los cazurros que no se la han terminado/visto y van diciendo por ahí que la serie es un mierda porque todo están muertos. Si no has visto la serie abstente de comentar, sobre todo cuando ni conoces el final. Me alegro de que te haya gustado el enfoque de personajes, es el gran punto fuerte de la Perdidos y lo que más me llama la atención a la hora de ver una nueva serie.
      ¡Un saludo!

  5. Muy buenas, pues aquí estoy para unirme a esa “minoría” con todo el orgullo del mundo. Para mi es, y seguramente será, la mejor serie que he vivido y disfrutado nunca…disfrutado, esa es la palabra clave.
    Ninguna serie me ha hecho disfrutar como Perdidos, capítulo tras capítulo, temporada tras temporada, hasta el final…momento al que llegué ya sin pretensiones personales, sin exigencias de cómo debería acabar todo o cómo deberían cerrarse tramas y misterios, simplemente lo disfruté y…me encantó!
    Algo en lo que no termino de estar de acuerdo es que sea una serie para ver seguida de principio a fin. Puede que muchos alivien así cierta ansiedad por saber más, que pasará en los próximos capítulos, temporadas…pero qué queréis que os diga, yo lo viví de un modo casi mágico, acababa un episodio y a elaborar teorías, dar posibles explicaciones, indagar en los detalles, las interpretaciones, motivos personales de cada personaje…terminaba una temporada y más tiempo para hablar de ella, de su tremendo e inquietante final, de cómo podría evolucionar o por dónde irían los tiros. No hay serie que me haya dado eso, a ese nivel, ni creo que haya ninguna, no al menos de ese modo tan especial, he de decir que gracias en gran medida al argumento, ambientación y tono de Perdidos, que va mucho conmigo.
    Desde la primera hasta la última temporada, cada una con sus motivos para hacerme disfrutar sobremanera, no me decantaría por ninguna de ellas, o mejor dicho, no hubo ninguna que bajara el listón, al menos para mi.
    Podría destacar infinidad de cosas, detalles, giros, interpretaciones, misterios…o justo todo lo contario: lo que no se cuenta, lo que no se dice, lo que no se explica, que para mi tiene tanto valor que el resto, es lo que nos hace partícipes a los espectadores. Algo curioso, siempre me ha gustado como el que más como se explican misterios, sucesos inexplicables aparentemente, tramas imposibles…sin embargo, con Perdidos a medida que avanzaba la serie, me saciaba tanto lo que veía que no sentía la necesidad de dar explicación absolutamente a todo e incluso que podía ser hasta sugerente y parte del mito dejar cosas sin contar o en suspense, a expensas de nuestra imaginación.
    Estoy muy de acuerdo con el análisis que haces, no le pondría ningún pero, solo se puede ampliar y extender más, dada la enorme riqueza de cuestiones que atesora la serie…pero suficiente por hoy.
    Namaste!

    • Hola Tyler,
      ¡me alegro de que te haya gustado la crítica! Respecto a lo que dices de que la serie se disfrutaba más capítulo a capítulo todas las semanas quizá tengas razón, es algo que no puedo decirte porque no lo he vivido. Aun con todo, creo que sí debía de ser divertidísimo y uno de los grandes encantos de la serie, pero mientras que se disfruta mucho día a día también da tiempo a hacerse una falsa expectativa con cierta facilidad y que le cojas tirria al final. Me alegro de que te haya gustado el tema, igual me lanzo de nuevo con algo nuevo en el futuro…
      Un saludo.

  6. David Mena Sanchez el

    Debemos de ser una minoría bastante numerosa. Porque para mí también es la mejor serie de todos los tiempos y muy por encima de las demás…

    Yo tuve la suerte de seguirla semana a semana, viendo capítulo tras capítulo (primero en inglés y luego a los pocos días en español) y teorizando sobre lo que pasaba en cada capítulo y leyendo y descubriendo todos los secretos y huevos de pascua, curiosidades y detalles que los creadores habían dejado (gracias sobretodo a Lostzilla y sus usuarios).

    Casi parecía que los creadores querían que la serie se viese así, porque muchas de las críticas negativas que he oído son de los que se han visto la serie del tirón y no han llegado a empatizar, en tan poco tiempo, con los personas o la historia.

    • Hola David,
      La verdad es que sí, me estoy sorprendiendo de la acogida del artículo, ¡esperaba mucho comentario negativo y todos son positivos! Es un gustazo, sobre todo porque día a día me ha tocado defenderla a capa y espada. Seguro que teorizar capítulo a capítulo era uno de los placeres de la serie, dadas sus características, yo la vi del tirón y no te puedo decir como es mejor, pero la ventaja de ello es que conectas todo lo sucedido mucho mejor, hay más cohesión, y no creo que se empatice menos con los personajes por ello, la verdad, pero bueno, la gente es muy distinta y el mundo muy vasto.
      ¡Un saludo!

  7. Pedro Perez S. el

    Pues venga, yo también me uno. No se si es la mejor pero sin duda una de las mejores. Marcó un antes y un después y demostró que lo importante no es el final (que a mi me gustó mucho) sino el camino. Ahora vendrá Raúl Sanchéz a decirnos que no tenían ni idea de por donde tirar, que se limitaban a acumular despropósitos y que todo era un sin sentido. A lo que le respondo por anticipado: ¿y qué? Ojala todos los sinsentidos fuesen como Perdidos.

    • ¡Hola Pedro,
      es un gustazo verte por aquí compañero!. Pues la verdad que tienes toda la razón, en Perdidos el camino es lo importante, el desarrollo de los personajes a lo largo de la misma, y el final es simplemente el resultado de todo ese desarrollo. Respecto a Raúl, ya tarda en venir a dar guerra, pero como bien dices responder a sus críticas es fácil, porque la respuesta es un simple y llano: da igual. Aun con todo, le esperaremos 😉
      ¡Un abrazo!

  8. Lo que tu conoces como Lost, lo lo hago como Perdidos. Yo era de esos que por la Fox me vi DESDE EL CAPITULO 1 todos los lunes a las 21:15 y semana tras semana. No podía más con los números, no podía ni con mi vida. Veía los capitulos una y otra vez, como los enfermos. Cuando acabó la temporada 1 (para mí la mejor) tuve que parar y no ver la 2 hasta que acabó. La temporada 1 me enganchó tanto que casi vivía por la serie. Parecía que el mundo real no existía porque en él no estaba Perdidos.

    Y lo mismo soy gilipollas pero para mi Perdidos tiene el mejor final posible. No el final épico y magnífico donde con un toque de varita se resuelven todos los enigmas. No, porque todos, para bien y para mal se fueron resolviendo MUCHO ANTES.

    Larga vida a Perdidos

    • Hola Mario,
      Yo debo confesar que tardé bastante en verme las primeras temporadas, en concreto tardé años, las primeras temporadas no consiguieron darme el gusanillo como para engancharme tanto, supongo que simplemente no estaban hechas para mí.
      No creo que seas gilipollas, a mí el final me dejó descolocada, pero lo cierto es que cuanto más pensé en él más me gustó, mejor lo vi.

    • Unoquepasabaporaquí el

      Para mí la mejor es la tercera, y las más floja la segunda. El final es perfecto, y aunque el desarrollo es muy bueno, creo que le faltó “algo” para llegar a ser la mejor. Por ejemplo ese “algo” si que lo tienen para mí the Whire y Narcos. En cualquier caso, sigue estando en mi top 5 de series favoritas.

  9. Raúl Sánchez el

    Leyendo tanto el artículo como los comentarios puede cualquiera ver lo de siempre cuando se habla de Lost/Perdidos. Otra vez. Se habla siempre en términos de “resistencia”: somos una minoría la que lo ha entendido, la que lo ama, la que lo aprecia, menos mal que hay otro como yo, da igual lo que nos digan lo importante es el camino, etc. Yo siempre he creído que sólo era una serie de televisión, pero a veces dudo si es un nuevo culto religioso perseguido por instancias oficiales.

    En realidad Lost/Perdidos es exactamente esto:

    http://www.geekpro.es/geek/televisiones/2015/01/confirmado-el-guion-de-perdidos-no-tenia-ningun-sentido/

    En la primera temporada ponían multitud de cosas muy muy misteriosas pero que realmente no tenían ningún sentido. Es decir, sí, lo tenían: molar. Ponían cosas al tun-tun con el único objetivo que el que veía aquello desde casa interpretara cosas y, vamos, lo flipara haciéndose teorías sobre el porqué de las cosas. No había ningún sentido, sólo el que la gente se esforzaba en construir. Lo que tradicionalmente hacen los autores, para lo cual es necesario tener conocimientos técnicos y talento, ya no era necesario hacerlo. Es más, como la gente se sentía partícipe de una interpretación propia lo normal es que le pareciera maravillosa. ¡Lost es maravilloso, porque la explicación (que no tiene en realidad) la he creado YO!

    Ante la imposibilidad de poder decir nada a lo anterior (es imposible: lo de la falta de sentido de casi todo ha sido reconocido por los propios guionistas) siempre se recurre a la tabla de salvación del camino. Los personajes, el camino, el trayecto, el viaje a Ítaca y demás. La primera temporada de Lost tiene 25 capítulos y apenas puede contar tres cosas. Por comparar con una película buena, “12 hombres sin piedad” (la película de 1957) consigue retratar a 12 personas en hora y media. Es decir, la mejor serie de la historia de la televisión no consigue en 25 capítulos la mitad de profundidad que una película de hora y media de los años 50. Pero imaginémonos que todo esto da igual, que nos gustan las tramas sin sentido y las conversaciones estiradas como el chicle para rellenar minutos: bienvenidos a los culebrones.

    Porque al final la defensa definitiva de la serie es el viaje y los personajes. Cómo se ahonda en ellos, a pesar de la falta de sentido de la trama. Es decir, un culebrón venezolano. Que es muy respetable: a mi hermana o mi abuela le encantan. Pero en los culebrones no hay pretensiones. Aquí sí. Y pretensiones a cobro revertido: eres tú el que le tienes que buscar los tres pies al gato para elevarla por encima de El Tiempo entre costuras (que, ojo, sí tiene trama y no precisamente mala).

    Por acabar, Lost nunca recibió un chorreo generalizado. En su día fue una serie sacrosanta hasta la última temporada, que es cuando las opiniones se dividieron. Es falso que hubiera polémica desde el principio. Y luego hubo mucha división. Su influencia como fenómeno es innegable: a Lost le debemos todas esas series como The Walking Dead en las que nunca pasa nada, se estira el chicle hasta el límite y hay pretensiones casi sin límite. Se llegó al tope con Flashforward, esa serie que parecía fascinante pero que los autores no sabían como continuar, así que se canceló (supongo que no sería la única razón, en fin).

    • Hola Raúl,
      me alegro de que hayas tomado tanto tiempo en contestar a un asunto que dices que tan desapasionado te resulta, esperaba tu aparición.
      En primer lugar, respecto a la “resistencia”… hombre, es una serie y ya está, tampoco tiene mucho más, tienes toda la razón, pero yo entiendo el porqué la gente a la que le gusta hace piña. Cuando te gusta algo y no puedes decirlo porque “es una mierda” y tienes “un gusto pésimo” pues porqué no, no es que os hagáis hermanos de sangre ni nada similar, pero da gusto saber que alguien comparte tu opinión y ya está, como el clásico: me gusta el nesquik.
      Respeto a lo que es Perdidos, como ya he dicho en el artículo, pues sí, estoy bastante segura de que muchas tramas se abrieron al tuntún, te doy la razón, no tenían ningún sentido, pero sí existía una orientación general, también estoy segurísima de ello, aunque por otro lado un comentario en un podcast de un guionista de otra serie que escuchó de unos amigos desconocidos sobre cómo iba a ser toda la trama de Perdidos antes de que la misma acabase constituye una prueba irrefutable, claro.
      Las teorías es algo que yo no he vivido como la gente hizo día a día, pero precisamente es uno de los puntos rompedores de Lost, te guste o no el formato… eso ya es algo independiente, y entiendo que no te guste mucho, precisamente es algo que en las primeras temporadas no acaba de gustarme, coincido contigo, ahora bien, que nada de la serie deba ser interpretable me parece pasarse de rosca ¿no crees?.
      Con lo de los personajes simplemente no puedo darte la razón en nada. Es todo lo que Perdidos tiene que contar y en lo que no peca, y te lo digo así, aunque los cinéfilos gafapastas pierdan el conocimiento al escuchar esto y posiblemente (casi seguro) bailen sobre mi tumba habiéndome, claro está, matado antes: ya le gustaría a 12 hombre sin piedad haber tenido un sólo personaje como Jack, Linus o Locke, cosa que por otro lado es imposible porque para hacerlo se necesitan horas de visionado.
      Y bueno, para qué nos vamos a engañar, Lost tiene bastante de culebrón, sobre todo el trío amoroso, pero bueno, ¿y qué? creo que es algo pretencioso, sí, el proyecto lo era desde el momento 0, un proyecto la mar de arriesgado y cuyo formato no se había aplicado nunca, pero aun con todo creo que acabó siendo una serie redonda, con sus fallos (y no pocos) pero redonda, como ya le gustaría a casi cualquier serie ser, especialmente si tiene pretensiones.
      PD. Lee el comentario de Pedro :p
      ¡Un saludo!

    • Ante una prueba tan irrefutable de “lo que es Lost” no se puede decir nada, desde luego.
      En serio, un pequeño post en el que “alguien dice que conoce a alguien que le ha dicho que…” es tu prueba categórica de nada? Un guionista, que ni siquiera se dice quien es? Y encima dices “lo que es Lost” en plan losa pesada que todo lo sepulta bajo su peso…como si la serie fuese solo eso. Ese fue el problema de muchos, la veían solo para que les resolviesen todos los misterios inexplicables en apariencia, y además tenía que ser LA explicación de todas las explicaciones que cambiara sus vidas para siempre…eso no es tener altas expectativas, es estar un poco fuera de la realidad de lo que te puede ofrecer la serie. Todos ellos veían la serie, si, pero no la disfrutaban lo más mínimo. A mi me pasa algo así y no sigo torturándome desde luego, dejo de verla y a otra cosa.
      Y luego eso de que “Lost es maravillosa porque la explicación la he creado yo!”…perdona pero parece la típica pobre excusa, sesgada, tendenciosa y muy limitada, para meterse con algo que sencillamente no te gusta. Yo no daba explicación a Lost, tan solo teorizaba y elucubraba sobre los posibles significados a sus numerosos misterios, y eso era tan solo una parte de la serie, insisto, un añadido que le daba un especial encanto, un extra que la hacía mejor.
      Lost tuvo sus fallos, por supuesto, no es perfecta ni mucho menos, pero…quién quiere perfección? Yo al menos solo pretendo disfrutar y con ella lo hice como con ninguna otra hasta la fecha, ni más ni menos.
      Por supuesto, sobra decir, que para gustos…colores. Pero eso no debería hacernos echar por tierra algo porque, simplemente, no nos gustó o no cumplió con las expectativas que nos creamos quizás de un modo poco acertado. Es culpable la serie de crear ese tipo de expectativas? No necesariamente, como no sucedió en mi caso y en el de gente que conozco, además de los amigos que han comentado en este artículo y tantos otros.
      Un saludo.

    • Pedro Perez S. el

      Que vale, que si, totalmente de acuerdo: el único sentido era molar. Pero, joder, es que nadie moló tanto de esa forma en televisivo, ni antes ni después. A mi me pasaba más o menos como a Mario. Si hasta me compré un libro de Dolmen que teorizaba sobre la serie. Y querido Raúl, me temo que en lo que se refiere a Perdidos, el que está en minoría eres tú, por lo menos si nos guiamos por los comentarios. Lo que igual apuntaba a polémica, al final lo que ha conseguido son adhesiones. Ya les gustaría a Los Zombies vivientes haber llegado a molar lo que moló Perdidos.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
ESTE ARTÍCULO CONTIENE SPOILERS DE STAR WARS EPISODIO VIII: LOS ÚLTIMOS JEDI. El estreno de la última película de la conocida saga galáctica ha provocado…