Freedom Force (PC, 2002): cuando jugábamos a ser Jack Kirby y Stan Lee

2

Nuevo colaborador de Las cosas que nos hacen felices, Raúl Sanchez. Esperamos que os gusten sus aportaciones al blog.

El género superheroico ha dado muchos videojuegos. Los más, corrientillos y pasables. Los más, juegos de acción o de plataformas que pasaban sin pena ni gloria.


Algunos se hicieron famosos por lo rematadamente malos que eran, como el famoso Superman de la Nintendo 64, siempre en las listas de peores videojuegos de la historia y absolutamente apaleado por The Video Game Nerd (aquí subtitulado en castellano).

Batman tuvo mejor suerte, sobre todo con el juego de la película de Tim Burton o Spiderman ya con Playstation, con un videojuego realmente divertido. Yo recordaré siempre el frustrante “The Amazing Spiderman and Captain America in Doctor Doom´s Revenge“, con un control ortopédico y combates surrealistas, unido todo esto a que el ordenador casi me explotaba cuando me mataban. Los Vengadores tuvieron una difícil pero buena recreativa que llegó a Super Nintendo. Ya en los 90, los superhéroes dejaron las plataformas (o los “Double Dragon“) para empezar a protagonizar videojuegos de lucha con el mismo esquema que los Street Fighter, especialmente con “X-Men: Children of the Atom“, que aportó mucho a su género.

Pero al fin y al cabo los superhéroes iban dando tumbos por el género de videojuegos de más éxito, sin encontrar uno propio que lo caracterizara. Hasta que a unos locos australianos les dio por crear un universo propio superheroico y hacer un videojuego de rol táctico, es decir, que dábamos órdenes hasta a cuatro superseres. Podíamos parar el juego en cualquier momento con la barra espaciadora para pensar qué órdenes dar (en la misma línea que el mítico juego de rol Baldur´s Gate). Estos locos eran Irrational Games, que muchos años después harían el famoso Bioshock. Pero, en ese momento, crearon una pequeña maravilla para PC en el año 2002: “Freedom Force“.
En el vídeo de más arriba podemos ver la introducción, un avance de lo que hace a este juego maravilloso: el homenaje estupendo y logradísimo al estilo gráfico del Jack Kirby sesentero y a los diálogos y narraciones grandilocuentes de Stan Lee. También estarán presentes en los diseños de los personajes, la trama, las conversaciones…¡hasta en las descripciones de los edificios!.

Los superhéroes entre los que podemos elegir ir a cada misión son exactamente todos los estereotipos de superhéroe conocidos: está Minuteman, el líder (que es el homenaje/parodia del Capitán América), Liberty Lad (Robin o Bucky), The Ant (que es descaradamente Spiderman), the Bullet (Flash)…

Los supervillanos consisten en un recorrido por todos los tópicos del género: espías comunistas, dioses, inventores chiflados, gemelos malvados, personajes que vienen del futuro, invasiones extraterrestres y, por supuesto, un enemigo de final del juego a lo Galactus, Darkseid o Thanos (o más bien una mezcla de los tres).

Pero además de ser un homenaje fantástico a aquellos cómics, es un videojuego divertidísimo. En cada fase, en la pantalla de carga, veremos la portada de un cómic anunciándonos de qué irá la misión, veremos una secuencia animada y elegiremos los superhéroes que queremos llevar. Hay que tener en cuenta que cuantas más misiones haga cada uno de los personajes, más experiencia adquieren, consiguiendo así nuevos poderes o mejorar los actuales. Entre los poderes están casi todos: desde volar a lanzar rayos, a tener superfuerza, a escalar paredes, a supervelocidad, a ponernos en fase como la Visión, a poderes psíquicos y más. Cuanto más poderoso sea, más caro será de comprar con experiencia, claro.

Tendremos que gestionar a quien nos llevamos y a quien no, estando en algunas misiones obligados a llevar a determinados héroes por exigencias de guión. También podemos reclutar a nuevos héroes más allá de los que se nos unen obligatoriamente por la historia, pero tendremos que reclutarlos haciendo bien las misiones, no causando bajas civiles, no arrasando mobiliario urbano…sí, con las que normalmente liaremos no es fácil.

Y el juego es desafiante. No difícil ni imposible, quiero decir, pero sí hay que pensar si es mejor llevar a alguien que acierta poco pero cuando da hace mucho daño o mejor nos llevamos a esa especie de Namor en azul. También el aguante de los protagonistas no suele ser una barbaridad y hay que decir que, como en los cómics, cada supervillano tiene debilidades diferentes y poderes distintos, siendo a veces invulnerables a algunos tipos de daño. Hay que intentar llevar un grupo compensando con un poco de todo, la verdad. Aquí las fantasías sobre si en Los Vengadores o la Liga de Justicia llevaríamos a uno u a otro, podemos llevarlas a la práctica.

Además del entrañable, nostálgico y socarrón modo Historia, el juego nos daba la posibilidad de crear nuestros propios héroes para poder “ficharlos” en el modo Historia o para hacer peleas entre ellos. Sucedió lo inevitable: todo el mundo haciendo a Hulk, Superman, Wonder Woman y demás, así como sacar mods para el juego en los cuales vivíamos una campaña con los Vengadores, la Liga de la Justicia, la Patrulla X, etc.

La música, antes mencionada, acompaña perfectamente cada fase del juego, adaptando su tono al entorno y enemigo a enfrentar. Las voces de los personajes son otra pequeña maravilla, desde los gritos de guerra de los superhéroes (el inolvidable “For Freedom!” de Minuteman) hasta los de los enemigos (con ese “Amerikanskis!” de los soldados soviéticos).

El juego acaba en un final típico de un macroevento de Marvel o DC, lo cual dió pie a una segunda parte del juego, “Freedom Force vs 3rd Reich” (2005). Es más de lo mismo, con algunas mejoras gráficas, algunos héroes nuevos y nuevos villanos. La trama se centra en viajes en el tiempo, nazis y un final de juego que es un claro homenaje a la Saga de Fénix Oscura de la Patrulla-X.

En resumen, un videojuego original, divertido y que rinde tributo a los cómics superheroicos de la Edad Plata con mucho cariño y acierto, que nos sacará la sonrisa más de una vez. Tenéis los dos juegos en Steam por 7 euros y sólo el segundo en GOG por apenas 6 dólares.

P.D.: El juego original no se dobló ni tradujo al castellano. Los chicos de DLAN tienen una traducción estupenda en su página para quien la quiera, aunque el nivel de inglés del juego no es que sea una cosa desmadrada.



el autor

Arriba es abajo, y negro es blanco. Respiro regularmente. Mi supervivencia de momento parece relativamente segura, por lo que un sentimiento de considerable satisfacción invade mi cuerpo con sobrepeso. Espero que tal regularidad respiratoria se mantenga cuando duerma esta noche. Si esto no pasa tienen vds. mi permiso para vender mis órganos a carnicerías de Ulan Bator.

2 comentarios

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
   Cada vez estamos más cerca del estreno de la 4ª temporada de Juego de tronos (7 de abril). Mientras, algunos fans tienen la suerte…