Hamilton: Su nombre también será recordado

2

Queridos y queridas, os doy la bienvenida una vez más a este nuestro blog para haceros una reseña sin spoilers del aclamado musical Hamilton, el cual se puede ver en la plataforma Disney+ desde el pasado viernes 3 de julio. No se trata de una adaptación cinematográfica sino de la grabación de una de las actuaciones de este musical en el año 2016 en el teatro Richard Rodgers, situado en Nueva York.

Disney+, por tanto, nos trae una captura en vivo de este premiado musical que no ha dejado de cosechar éxitos y buenas críticas desde que se estrenara en el año 2015. Compuesto y protagonizado por el GRAN Don Lin-Manuel Miranda (a los grandes hay que tratarles con respeto), este musical nos muestra la vida de Alexander Hamilton, uno de los padres fundadores de Estados Unidos. A través de las diferentes canciones que conforman este musical, conoceremos qué sucesos le acontecieron a Hamilton, un huérfano que vivió una dura infancia y que llega a Nueva York en 1776 con grandes aspiraciones, uniéndose a la revolución que tuvo lugar en Estados Unidos para lograr su independencia.

Hamilton, es sin ninguna duda, uno de los mejores musicales que existen. No lo digo porque sea una gran fan sino porque es la propia obra la que se reivindica como una obra de arte dentro del género, logrando tenerte totalmente absorto durante las más de dos horas que dura. No necesitan grandes decorados para transportarte a todos los escenarios relevantes de la Guerra de la Independencia de Estados Unidos, pues son las canciones y los actores con sus geniales interpretaciones los que te hacen realmente sentir que has viajado en el tiempo.

Hay personas que asocian el género histórico con tramas abundantes y excesivamente lentas. Lin-Manuel Miranda ha conseguido conquistar a todo aquel que ha visto su obra y en esto tiene mucho que ver la apuesta tan original que adoptó a la hora de componer las canciones: no esperes un soundtrack tipo Los Miserables pues los padres fundadores de Estados Unidos se mueven al ritmo de géneros tan actuales como el rap y el hip-hop. Con esto, consiguen atraer también a un público más joven que puede encontrar este tipo de obras bastante tediosas, siendo Hamilton toda una revolución dentro de los musicales.

Por poner un ejemplo, Thomas Jefferson y Alexander Hamilton se enzarzan en una discusión política a través de una batalla de rap. Simplemente glorioso.

No vas a poder dejar de escuchar todas las canciones (si me escucharon, los vecinos tenían que estar hasta las narices de mí cuando vi el otro día Hamilton en Disney+), llevándote del más absoluto éxtasis a la más profunda tristeza por los sucesos que tienen lugar, logrando una proeza que no es fácil de alcanzar por una obra: que todos y cada uno de los personajes te despierten algo. Todos tienen su momento para brillar, ninguno está de relleno, y se agradece el esfuerzo que Lin-Manuel ha hecho por reivindicar la importancia de cada uno de ellos y no solo del protagonista.

Todo el elenco te deja con la boca abierta y te aviso desde ya que no vas a poder elegir a uno solo de ellos. No obstante, quiero aprovechar este espacio para reivindicar una vez más el talento de Jonathan Groff, quien vuelve a dejar claro que ha nacido para estar encima de un escenario con esa increíble interpretación del Rey Jorge III.

Por supuesto, Don Lin-Manuel Miranda deja constancia de que su talento es de otro mundo y se come el escenario en cada una de las actuaciones. Leslie Odom Jr. también está grandioso en su papel como Aaron Burr y Lin-Manuel no se ha limitado a presentarle como el malo de la historia sino que le ha dado un trasfondo, siendo los momentos en que ambos interactúan una absoluta joya. Podría dedicar un artículo entero alabando a cada miembro del reparto pero, para no alargarme tanto, diré que todos brillan.

Teniendo en cuenta su formato de captura en vivo, sientes que eres uno de los espectadores que disfruta del espectáculo sentado en una de las butacas, especialmente con los planos grabados desde abajo del escenario. Los planos encima del escenario nos sitúan en distintos puntos a través de los cuales podemos apreciar aún más las interpretaciones faciales de los actores, las cuales dan una mayor emoción al soundtrack que no podrás sacar de tu mente.

¿Tiene Hamilton algún fallo? Sí, que no venga de gira a España. Fuera de eso, es un musical simplemente perfecto que inclusive aquellos que no son muy amantes del género disfrutarán y que logra conectar aún más con el público al presentar canciones de diferentes y modernos estilos. Además, el elenco se gana todos los aplausos posibles y, una vez que lo veas, entenderás por qué Hamilton merece cada premio que tiene y la razón de que tantos profesemos tanta admiración hacia este musical, el cual ya ha quedado grabado como uno de los mejores.

No obstante, en lo que se refiere a su visualización en Disney+, es la propia plataforma la que le ha puesto un importante fallo que desató la polémica en redes sociales en cuanto se estrenó: no tenía subtítulos, dándonos meramente la opción de poner subtítulos en inglés. Como si todos fuéramos nativos ingleses. La plataforma anunció en redes sociales que están trabajando en ponerlos en español pero a ver cuánto tarda.

Hamilton es una obra que ha nacido para disfrutarse en teatro y, tal y como dice Lin-Manuel Miranda, creo que no sería acertado darle una adaptación cinematográfica. Por ello, te recomiendo enormemente que le des una oportunidad pues te garantizo que no te vas a arrepentir.

Me despido con esta fotografía de los señores Lin-Manuel Miranda y Jonathan Groff. De nada.

¡Nos leemos!



el autor

Soy una pobre alma en desgracia que espera su carta de Hogwarts todavía en el Castillo Ambulante. Maestra y friki desde que tengo uso de razón. Devoradora de novelas y mangas. Amante del cine y el anime. Mis padres son DC y Marvel.

2 comentarios

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Revisitar un clásico debería ser un deporte de riesgo. A bote pronto, hemos visto a un Robin Hood mudo (1922), al clásico de Errol Flynn…