Inicio sci-fi La tapa del obseso Hernán (Amazon): otra oportunidad perdida

Hernán (Amazon): otra oportunidad perdida

Bienvenidos, auténticos creyentes, a La Tapa del Obseso, la sección de Raúl Sánchez.

Quien pone el dinero pone las reglas. Esta simple verdad lleva a muchas cosas de las que hablamos bastante poco. Por ejemplo, que buena parte de la ficción que vemos en el primer mundo viene de países anglosajones. Es decir, que todos podemos recordar películas o series de irlandeses, escoceses o estadounidenses en el cine pero quizás es más difícil recordar si existe una película de el Empecinado o Garibaldi. Pasa lo mismo en series de televisión y, en menor medida, en los videojuegos o cómics, donde Japón hace de contrapeso cultural. Puede que Europa lleve años subiendo su influencia en el campo del videojuego (Arkane Studios, CD Projekt o Larian Studios). Así pasa que un estupendo videojuego como Blasphemous, que saca temas y estéticas de la Semana Santa andaluza, esté al final divirtiendo y fascinando a jugadores de fuera de España ante una mitología y estética poco común entre tantísimos juegos de folclore anglosajón.

Es más raro encontrarse en el mundo de las series o películas de éxito temas o asuntos históricos más o menos ajenos a su mundo, lo cual es lógico y normal. Sólo hay que decir que puede que el mito que se nos pasa a todos por la cabeza de la Edad Media en España es el Cid, cuya película más recordada es la protagonizada por Charlton Heston. Las razones de todo esto nos llevaría mucho más espacio acercarnos a explicarlo. Constatamos que hay una barbaridad de países, regiones y demás con montones de historias por contar que apenas se han tratado o directamente ni eso.

En el caso de “Hernán”, la serie de Amazon, hablamos ni más ni menos de la conquista del actual México y su principal protagonista, Hernán Cortés, el conquistador europeo por excelencia. Es un tema mayor y decisivo incluso hoy en día, y desde luego un asunto delicado políticamente en toda América. Es decir, aún hoy se siguen hablando en altas esferas políticas y económicamente de lo que hicieron entre otros Hernán Cortés. En tiempos actuales de politización intensa de prácticamente toda obra de ficción meterse en este jardín era desde luego complicado.

La serie tiene 8 episodios y han metido dinero medios de comunicación mexicanos y Amazon. Los españoles están interpretados por españoles, lo cual es un avance respecto a series como Breaking Bad, en la que los teóricos mexicanos daban la sensación de haber oído español a sus abuelos alguna vez y poco más. En ambientación, vestuarios o medios no parecen haber escatimado en medios. Realmente los méxicas son creíbles tanto en actuaciones como en lenguaje gestual. Podemos decir que se ha evitado caer en agujeros negros más o menos previsibles debido a las posibles polémicas al respecto.

Nos referimos, claro, a la tentación de pintar a Hernán Cortés y los españoles como demonios sedientos de sangre y a los indígenas como inocentes cervatillos. O la contraria, menos probable por el espíritu de los tiempos pero igualmente boba, en la que los indígenas eran brutales idiotas y los civilizados europeos venían a darles progreso. No se esconde la principal motivación de los conquistadores ni tampoco la brutalidad generalizada por todos lados. Es una serie honesta y en este sentido no trata como tonto al espectador, lo cual es de agradecer, al centrarse más en los intereses de cada uno que en relatos rosas o negros políticos.

Aunque, claro, como todo en la vida una buena narrativa o un cuidado metraje puede hacer que una película o serie abiertamente de parte pueda ser apreciable artísticamente. La clásica “Aguirre, la cólera de dios” fue hecha con muy pocos medios y claramente retrata a los conquistadores españoles como unos demonios enfebrecidos, obsesos de la gloria y del oro sin mucha profundidad psicológica, pero es un peliculón por la atmósfera de soledad y de opresión en unos ambientes salvajes que son casi un personaje más. No habría ningún problema en hacer lo opuesto siempre que el nivel de actuación o forma de contar las cosas estuviera bien llevada.

Quizás es lo principal que habría que contar de la serie en este punto. Más allá de la excesiva iluminación que parece casi una broma recurrente de las producciones en las que hay dinero español de por medio no hay mucho más técnico malo que decir. Si la serie empieza bien en cuanto a ritmo e interés puede que con el paso de los episodios sea normal que nos preguntemos cómo es que seguimos viéndola.

El reparto de los personajes indígenas está bien seleccionado y, como hemos dicho, son creíbles en las actuaciones, pero no podemos decir lo mismo con los personajes españoles. Óscar Jaenada, el actor que hace de Hernán Cortés, empieza siendo creíble por los pelos y conforme avanza la trama lo es cada vez menos. Sin caer en la comedia involuntaria ni el ridículo es complicado no desconectarse por momentos con las actuaciones del protagonista, especialmente en las partes en las que se recuerda su pasado, como me comentó un amigo historiador. Es posible que sean estas partes las que terminan siendo más anacrónicas y, lo que es peor, más chocantes con lo visto antes y con lo que el personaje es. Se podría decir algo parecido del resto del casting español, que varía entre lo simplemente solvente y actuaciones que apenas superan lo visto en una serie de televisión española del montón. Insistimos: no es que lo hagan mal pero conforme pasan los capítulos se asienta la sensación de estar siempre cumpliendo por los pelos. 

No ayuda tampoco que el manejo de los ritmos decaiga conforme pasan los capítulos o que se trate de encajar mal determinados temas actuales de un modo más bien poco convincente, quedando demasiado como algo metido a martillazos con lo visto antes. Me extrañaba que en tiempos de politización de todo producto cultural una serie con un tema relacionado con el colonialismo europeo y del conquistador por excelencia no hubiera sido más criticada o hubiera generado más artículos de polémicas al respecto. Y puede que sea porque no la ha visto tanta gente y los que la hemos visto nos ha dejado más bien fríos en cualquier sentido. Y es una oportunidad perdida más, porque el tema daba para muchísimo.

Sed felices.

Raúl Sánchez
Arriba es abajo, y negro es blanco. Respiro regularmente. Mi supervivencia de momento parece relativamente segura, por lo que un sentimiento de considerable satisfacción invade mi cuerpo con sobrepeso. Espero que tal regularidad respiratoria se mantenga cuando duerma esta noche. Si esto no pasa tienen vds. mi permiso para vender mis órganos a carnicerías de Ulan Bator.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Segundo tráiler de Fast & Furious 9 | Coches voladores, imanes y hermanos enfrentados

¿Fast & Furious 9? Si, ya van nueve entregas de esta saga que adelanta por la derecha a la palabra espectacular. Percusiones de infarto,...

Analizamos la Pesadilla de Bruce Wayne en el Snyder Cut de la Liga de la Justicia

El Snyder Cut ha reivindicado finalmente a la Liga de la Justicia en la aprobación de los fans y también generado muchas interpretaciones en...

Reseña Contrapaso (2021) de Teresa Valero: El valor de la verdad en tiempos oscuros

Podríamos contar con los dedos de una mano que país no tiene algún capítulo de su historia escrito con sangre. Ya sea vertida contra...

Espectacular nuevo tráiler de ‘El Ejército de los Muertos’ de Zack Snyder y Netflix

Volvemos a tener noticias del amigo Zack Snyder y su nueva andadura en Netflix de la mano de su 'Ejercito de los muertos'. Ya...

De yakuza a amo de casa, un divertido anime con un formato diferente

De yakuza a amo de casa es la serie de anime que Netflix estrenó el día 9 dentro de sus novedades para el mes...

Reseña de Sueños pesados, lo escalofriante de lo desconocido

Buenas queridos lectores, y bienvenidos a esta nueva entrada donde analizaremos Sueños Pesados de Alberto Breccia, autor nacido en Uruguay que desarrolló toda su...

Crítica de Cowboy de asfalto, de Netflix

Cowboy de asfalto, pese a su estreno limitado el año pasado, ha llegado recientemente a Netflix. Nos encontramos ante un producto más lento e...

ÚLTIMOS COMENTARIOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad