John Wick y The Continental, ¿Qué hay detrás de todo ello?

2

Bienvenidos un día más a la opinión de Las Cosas Que Nos Hacen Felices, en este caso, para abordar la reciente noticia sobre John Wick y su universo audiovisual. Como ya sabréis, esta saga cinematográfica protagonizada por Keanu Reeves está teniendo una gran acogida entre crítica y público, y a pesar del singular fracaso que acechó a la primera entrega durante sus días en la cartelera estadounidense, supo hacerse un hueco en muchos hogares gracias al formato doméstico, a las cadenas privadas de televisión (recordemos que John Wick llegó a España por medio de la televisión, lo que permitió que se doblara al castellano) y a ciertos métodos poco ortodoxos. Todo ello ayudó a que se popularizara entre los fans y no tan fans del cine de acción y a que se decidiera realizar una segunda entrega, la que, por supuesto, gozó de una interesante taquilla alrededor del mundo. Y como los éxitos suelen convertirse en grandes negocios y los buenos negocios tienden a explotarse, aquella John Wick resultó ser el origen de todo un universo expandido (actualmente estamos a la espera de su tercer episodio y de la primera serie spin-off).

Aquí tenéis el artículo en formato vídeo. Si te gusta no olvides suscribirte al canal. 

 

Su segunda entrega, ya inteligentemente, ahondaba en la idea de El Continental y la Gran Mesa como las grandes organizaciones mundiales de asesinos, lo que sentó unas interesantes bases para posibles futuros proyectos en caso de nuevo éxito. Por tanto, no parece extraño que se haya confirmado una serie ambientada en su universo. Lo raro es que no acaben siendo siete entregas de John Wick, veinte películas spin-off y diez temporadas de la serie.

“Oh yeah, Jimmy, John Wick is a fucking mine”.

No voy a entrar en el debate de “Cuantas más precuelas, secuelas y spin-off menos cine de autor”, pues es un tema que ya ha sido varias veces tratado en esta casa y del que ya tenemos todos una clara idea, sino que intentaré responder particularmente a la pregunta: ¿Era realmente necesaria una serie de John Wick?

¿Era realmente necesaria?

La pregunta del millón, o mejor dicho, la pregunta con millones de respuestas. Hay varios puntos de vista a tener en cuenta para contestar esta cuestión, y seguramente dentro de cada uno de los puntos de vista, varias opiniones. Ahí está el fan, con tantos y tan únicos pareceres: el fan que no quiere que continúen esa película que tanto le gusta por miedo a que todo se vaya al traste, el fan que tiene ganas de ver lo que está por venir aunque teme lo peor, el fan que solo quiere ver más y más sin importar el resultado,… También tenemos a esa figura mística y tan importante en el desarrollo de la respuesta definitiva, el productor (aquí solo hay dos tipos, el que quiere dinero y el que quiere más dinero). Está además en esta ecuación Keanu Reeves (cobra bastante, la gente ama a su personaje y John Wick es tan legendario que a su lado hasta Neo parece un mindunguis. Eso bastará, supongo, para seguir queriendo más). También está ahí, aunque siempre olvidado, el señor que barre las palomitas, que yo que sé lo que opina… digo yo que tanto le dará la película. Bueno, no, cuanta menos gente, menos para barrer, y John Wick llena salas… Así que el señor que barre opina que ya basta de secuelas. Y así podríamos seguir todo un día, definiendo los puntos de vista desde los que se puede contestar a esta pregunta, pero como no procede, trataré de definir los que a todos más nos interesan.

El espectador

John Wick no es cine de autor, no es Blade Runner, eso está claro. Si cuando anunciaron Blade Runner 2049 todos sentimos cierto temor respecto a lo que podría suceder, con John Wick fue todo lo contrario. Generalmente los que habíamos disfrutado con esta cinta teníamos ganas de seguir viendo a Keanu Reeves repartiendo leña por dondequiera que fuese. Ese es básicamente el pilar fundamental que sustenta este tipo de cintas, y como John Wick lo hace espectacularmente bien, ¿Por qué no una segunda parte? No hay nada malo. Podría caer en repeticiones de guión, un paralelismo constante con su predecesora, algo que molestaría en cierta manera y rebajaría el nivel, pero que tampoco sería realmente grave, pues como ya he dicho, los puntos a destacar de esta filmografía son las magníficas escenas de acción y la travesía de venganza del personaje principal. Sin embargo, para nuestro contento, la segunda entrega decidió continuar explorando otro terreno (a pesar de tener una primera parte plagada de referencias a la original) y engrandeciendo la mitología de los asesinos y de El Continental.

Por tanto, ¿Estamos contentos de que John Wick conforme una trilogía? Por mi parte puedo decir que sí, y creo que casi todos estamos de acuerdo en ese aspecto. El problema llega cuando nos dicen que piensan hacer una serie. Ahí yo ya empiezo a sospechar, y a preguntarme si será solamente una prolongación del éxito o el origen de un nuevo universo audiovisual (tanto cinematográfico como televisivo), donde la fórmula puede agotarse y repetirse hasta la saciedad y destruir por méritos propios una saga que parecía destinada a ser recordada.

La balanza

Puntos positivos: La parte positiva más evidente es que volveremos a ver acción de la buena, un montaje espectacular y epicidad por todos lados. Posiblemente también se explore el origen o el funcionamiento de El Continental, idea que a mí particularmente me atrae bastante. Por lo demás, no se me ocurre qué aportes interesantes puede ofrecernos esta serie. Básicamente entretenimiento.

Puntos negativos: A parte del que ya hemos dicho (repetición de fórmulas) existe un problema bastante grande. Van a presentarnos a un nuevo personaje principal, que de nuevo será un asesino. Como sería natural en este tipo de ficciones, el personaje en cuestión será increíblemente bueno en su oficio y se creará en torno a él cierta leyenda, posiblemente de modo ascendente, es decir, cuando empiece la serie será un novato cualquiera y a medida que avance la temporada se irá convirtiendo en el mejor. Este punto es una clara metedura de pata, pues se supone que la gran leyenda es John Wick, y si se nos presenta a un nuevo individuo que sea capaz de hacer lo que Wick hace, toda esa épica que lo envuelve en la trilogía de películas se perderá, puesto que hay más como él y ya no será el único que pueda matar a tres hombres con un lápiz. Espero que no cometan este error, o por lo menos sean algo sutiles con ello y respetuosos con John Wick. A mi me gustaría que ahondaran en los orígenes de Winston (Ian McShane, director del hotel) y del recepcionista (Lance Reddick). De ahí podrían salir grandes historias, ya lo creo, seguro que ambos personajes tuvieron un interesante pasado. De hecho, hasta el personaje de Willem Dafoe me hubiera gustado como protagonista de un spin-off.

¿Debería haber sido este el final para el wickverso? A priori diría que sí, aunque solo el tiempo lo dirá. Esperaremos a ver qué se cuece en esta nueva producción de Starz y qué nos tienen preparados.

En el ínterin, sed felices.

 



el autor

Soy, entre otras cosas, estudiante, cinéfilo, músico y lector; escribo sobre lo que me gusta y también tengo twitter @maffdecine

2 comentarios

  1. Yo creo que un final de trilogía para esta gran saga con una mitología original y propia que tan bien han construido es suficiente. Una serie o más películas es rizar el rizo. Un saludo, buen artículo.

    • Mario Fernández el

      Completamente de acuerdo, Starman. Esperemos que por lo menos no fastidien lo que ya tienen hecho.
      Un saludo y gracias por comentar.

Contesta a Starman Cancelar Respuesta

Recomendado en Las Cosas felices
Antes de nada os tengo que decir que hay spoilers, por lo que si no has visto Vengadores Endgame y si sigues leyendo es por…