La luz de Mukuta se ha apagado. El niño que conoció a Batman

2

“Los sueños, sueños son”. Eso es lo que escribió Calderón de la Barca. Apenas una imagen idílica a la que agarrarnos. Una meta rosada en el horizonte que nos da fuerzas para continuar. Pero a veces los sueños se alcanzan aunque sea apoyándose en una enfermedad maldita. Mukuta, un niño de once años refugiado, natural del Congo y enfermo terminal de cáncer pidió hace unas semanas conocer a Batman antes de morir. Y lo consiguió. Ahora su estrella taladra el cielo nocturno de África mientras el reloj de la vida sigue moviendo sus agujas para todos nosotros.

Mukuta estaba ingresado en el Hospicio de Atlanta, en el estado de Georgia, cuando recibió la sorprendente llamada de Ben Affleck ( Batman en el cine ) tal y como él había pedido como deseo antes de dejarnos. Aunque el actor se encontraba en Hawai rodando su última película tuvo tiempo para hacer una vídeo conferencia con el niño el cual la recibió con la ilusión que todos podemos imaginar. Más tarde informó en Twitter de dicha conversación la cual obtuvo miles de ¨ Me Gusta ¨ y fue seguido por muchísimos fans. Así mismo Affleck también ha escrito otro mensaje en la red social mostrando sus condolencias por el fallecimiento del niño y total apoyo a su familia. Hace ya tiempo que el actor mostró su interés y apoyo por la población del Congo, fundando incluso una ONG para ayudarlos en todo lo posible.

Podría caer en el discurso fácil y tan recurrido de decir que Ben Affleck es un héroe dentro y fuera de la pantalla pero no lo voy a hacer. Una llamada no representa ningún esfuerzo y menos para alguien en su estatus de vida. Sin duda es un gesto que le honra pero tampoco lo voy a elevar a los altares. Seguramente necesita tirar más de la casta de héroe para resolver los problemas que se comentan, como que vuelve a tener con el alcohol, que para hablar con un niño enfermo por unos minutos. Para mí el héroe es aquel que ya no está. Un niño de once años que luchó contra una enfermedad devastadora y aún así guardaba dentro de él la esperanza de cumplir sueños. Y lo consiguió. Puede que fuera algo importante por realizar antes de morir o puede que no. Seguramente habrá opiniones de todo tipo y la verdad seguirá oculta en el latente misterio que envuelve a esta vida. Pero Mukuta se marchó habiendo conocido a Batman. El héroe conoció al héroe. El hombre al hombre. Mi más reconocido respeto a su familia y las personas que consiguieron efectuar este encuentro. Una sola sonrisa lograda en la cara de un enfermo justifica todos los esfuerzos y desgastes que existan por detrás. Todos los que hemos dormido al lado de un enfermo por días y días lo sabemos.

Los héroes nos rodean. Están en nuestra vida cotidiana acompañándonos en nuestro devenir diario. Sepamos reconocerlos y darles el lugar que se merecen. Todos los enfermos que luchan contra duras enfermedades lo son y sé bien de lo que hablo. Intentar cumplir sus sueños antes de su partida es algo que debemos intentar sin dudarlo. Y eso hablará bien de nosotros pero sin olvidar que los héroes son ellos. Guerreros en una batalla que muchas veces no se gana. En la que a veces te encuentras tan solo que una simple mano sobre el hombro puede darte el impulso para continuar siendo un héroe por un día más. Seamos el combustible que llene los depósitos de esas máquinas de aguantar envites. No es una tarea fácil pero yo diría que casi es un deber.  Mukuta conoció a su héroe sin saber que el héroe era él. Ahora su imagen tiñe de ilusión la tierra africana. Su recuerdo recorrerá nuestra existencia por unos días y luego la mayoría le olvidarán. Si este artículo sirve para retrasar ese olvido todo habrá merecido la pena. Pero por supuesto no será suficiente. Por desgracia nunca lo es. Pero no por eso voy a dejar de tender mi mano al recuerdo de quien lo merece. Seguiremos avanzando escalón a escalón hacia una meta que aún está muy lejana. No estamos faltos de héroes. Sólo necesitamos reconocerlos.

Un abrazo a todos.



el autor

Escritor y superviviente. Autor del libro ¨Mi faro en las Estrellas ¨ disponible en Amazon. Pienso y algunas veces acierto.

2 comentarios

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Hoy vamos a hablar de Occupied, un magnífico thriller político del que se acaba de estrenar la segunda temporada en Movistar. En esta reseña os…