Lo más destacado de la semana en cine y televisión: Aladdin sigue en cabeza, La casa de papel nos trae su nuevo tráiler, Wonder Woman pretende que nos quedemos bizcos y Chris Claremont opina sobre la última de los X-Men. Y más cosas pero ya no me caben en el título (y mira que lo intento)

4

Bienvenidos una semana más a esta sección, amantes de las imágenes perturbadoras. No, no hablamos del staff de esta web en bañador, ni siquiera de Sophie Turner desnuda. Hablamos de Gal Gadot y su intento por dejarnos peor que a Fernando Trueba y de las americanas que se gastan algunos. Os dejo con el enlace a secciones anteriores y vamos al lio, oh yeah.

Hasta siempre, Chicho

Antes de entrar a valorar noticias de las que nadie se acordará dentro de unas semanas, hay que decir adiós a Narciso “Chicho” Ibáñez Serrador. Es muy posible que las nuevas generaciones piensen que se está exagerando la importancia de Ibáñez Serrador estos días pero nada más lejos de la realidad. Hay que remontarse a los años 60 y 70 del siglo pasado, a una España gris, donde solo había una cadena de televisión que emitía en blanco y negro programas que habían pasado previamente por el corte de la censura franquista. Allí llegó, desde Uruguay y Argentina, Chicho Ibáñez Serrador para revolucionar el panorama televisivo y la sociedad española. El concurso Un, dos, tres fue todo un fenómeno social y cultural en su época, reuniendo ante la pantalla a una audiencia de 20 millones de españoles, la mitad del país.

Su aportación a la televisión no se quedó en el mítico concurso. Antes ya dio con la tecla de la audiencia con Historias para no dormir, una serie de relatos de terror que presentaba al más puro estilo Alfred Hitchcock pero con su propio estilo, socarrón y cínico, una serie de cuya importancia se hizo eco El ministerio del tiempo en el episodio Entre dos tiempos. En 1974, dos años después del boom del Un, dos, tres, es nombrado director de programas de RTVE y dimite a las pocas semanas tras haberse cargado la figura del censor. Con los años demostraría que era un creador versatil con programas como Waku, waku, Hablemos de sexo o El semáforo. De su talento para contar historias queda ¿Quién puede matar a un niño?película de culto dentro del género de terror en España.

Duele tener que escribir estas líneas. Muchos de nosotros no estaríamos hoy aquí escribiendo y disfrutando del cine sin la huella de Chicho Ibáñez Serrador. Si pretendemos ser originales y creativos nos equivocamos totalmente porque cualquier cosa que nosotros podamos hacer, él ya lo hizo antes. Gracias por todo, Chicho.

Esto es lo que hay

A Disney no hay quien le sople, ni siquiera John Wick o Elton John. En España, el genio más genial sigue liderando la taquilla y eso que el tráiler parecía un churro de tantos colorines que tenía. Es lo que tiene plagiarse a uno mismo cuando el material original es muy bueno. Tiemblo al pensar en la taquilla de El Rey León. A pesar de estar en segunda posición, John Wick apenas llegó a los 668.000 euros, cifra que palidece en comparación con los 2.930.683 euros que lleva la cinta de Guy Ritchie.

  1. Aladdin
  2. John Wick 3: Parabellum
  3. Rocketman
  4. Pokemon: Detective Pikachu
  5. Vengadores: Endgame

Mientras tanto, en USA, ha hecho falta un monstruo para arrebatarle a Aladdin el número uno de la taquilla. Vengadores: Endgame está en el sexto puesto pero ahí sigue, intentando alcanzar a Avatar como la más taquillera de todos los tiempos., de la que le separan unos 60 millones.

  1. Godzilla: King of the Monsters
  2. Aladdin
  3. Rocketman
  4. Ma
  5. John Wick 3: Parabellum

Tomatazos varios

De las novedades en la taquilla USA, la que sale mejor parada es el biopic de Elton John, que se lleva un 91% de apreciación positiva entre la crítica. Godzilla, a pesar de ser número uno, se queda con un pobre 40%; la otra novedad a destacar es Ma, cinta de terror dirigida por Tate Tylor (La chica del tren), que supera el aprobado con un 58%.

Popurrí de tráilers

Empezamos fuerte. Netflix ha presentado el tráiler de la tercera temporada de una de sus series estrella, La casa de papel. Ojo a los posibles spoilers.

Otro tráiler que hemos conocido esta semana es el de lo nuevo de Brad Pitt, Ad Astra: Hacia las estrellas, dirigida por James Gray y con Tommy Lee Jones, Donald Sutherland y Liv Tyler de co-protagonistas.

Nos ponemos series, pero que muy serios, con otro tráiler de Netflix (y van dos; no os quejéis), más Martin Scorsese y Andrés Calamaro. Que no, que es broma (que más quisiera Calamaro). Es Bob Dylan y su Rolling Thander Revue: A Bob Dylan Story by Martin Scorsese. Canela fina, oiga.

Como no sólo de Netflix vivimos, terminamos con el tráiler de La Valla, serie distópica de Antena 3 que nos sitúa en una España distópica dividida entre gente humilde y gente pudiente. Vamos, más o menos como ahora.

Wonder Woman 84 o como quedarse bizco

Me ha costado horrores escribir estas líneas ya que llevo unos días mirando fijamente el póster de Wonder Woman 84, a ver si descubro algún animalito oculto o a Gal Gadot desnuda con todas sus curvas pero nada, no hay manera. Lo único que he conseguido es que se me queden los ojos tal que así, uno mirando a Cuenca y el otro a Albacete. Sobran las palabras. Aviso: no os paséis mirando el susodicho póster o aumentarán vuestras dioptrías.

Una temporada y ya

Ya os hemos hablado de la cancelación, al poco de su estreno, de Swanp Thing (La cosa del pantano), serie de la plataforma DC Universe que pintaba bastante bien. ¿Por qué ha durado tan poco? Al margen de criterios de calidad que no conocemos, algunas webs apuntan al cambio en el modelo de negocio de DC Universe tras la compra de Warner por el grupo AT&T (Screenrant), lo que nos lleva a preguntarnos qué modelo de negocio era ese, ya que pretender competir con Netflix, Amazon o HBO con una plataforma con 3 series propias que se estrenan de higos a brevas es pecar de optimista. Lo he dicho otras veces: no hay mercado para todos. O quizás es más acertado decir que no hay tiempo para que el consumidor pueda verlo todo, con lo que está obligado a elegir. Otras webs, como Deadline, apuntan a que tras la compra por parte de AT&T, DC Universe corre un serio peligro de desaparecer ya que se estarían planteando centralizar todos los contenidos de Warner en una sola plataforma que no fuese tan específica como la del Universo DC. Sea como sea, es una pena. Y aquí tengo que decir que DC Universe ha parido la que es, ahora mismo, LA MEJOR SERIE DE SUPERHÉROES QUE HEMOS VISTO EN MUCHO, MUCHO TIEMPO. Tras meses de pensar que el compañero Adrián De la Fuente era un exagerado, tras la emisión de la serie por HBO España desde este pasado miércoles, podemos constatar que Doom Patrol o La Patrulla Condenada para los amigos, es simplemente BRUTAL. En serio: no os la perdáis.

Malos tiempos para los cómics

No sólo se ha cancelado Swamp Thing. La serie de DC ha sido la que ha tenido más repercusión pero otras dos series basadas en cómics han dicho adiós, lo que no deja de ser una mala señal. ¿Saturación del mercado? ¿El principio del fin? El caso es que Happy!, del irreverente Grant Morrison, ha sido cancelada tras dos temporadas. Pero lo ha pasado Clase letal, de Rick Remender, cuya primera temporada analizamos aquí y de la que ya no analizaremos más, por lo menos de momento. Ambas series pertenecían al canal Syfy y no se descarta que otro canal o plataforma las retome pero, hasta nuevo aviso, es lo que hay.

El patriarca mutante opina sobre la última de los X-Men

Chris Claremont, el patriarca mutante, el hombre que creó a Fénix Oscura, que llevó a los X-Men a la gloria y a Marvel al número uno de ventas durante 15 años, ha opinado sobre la última película de la saga, X-Men: Fénix Oscura, que nosotros ya reseñamos aquí también con gloria. Esto es lo que ha escrito en su muro de facebook:

A long (*long,* actually) time ago, in a comics (publishing) reality that pretty much no longer exists, Jean Grey piloted a damaged NASA/Starcore space shuttle through a deadly solar flare, willingly ready to sacrifice her own life to safeguard her fellow X-Men by safely returning them to Earth. Thing is, she didn’t die; she evolved into someone far more powerful;, more majestic, ultimately more terrifying; she became Phoenix. Within a year, she helped the X-Men save Creation itself, by confronting the mad ruler of the Shi’ar Empire and the M’kran Crystal. Those were the very best of times. Her life, her world with the man she loved, Scott Summers, was one of hope. But further down the road was her evolution into *Dark* Phoenix, as her human self was for a time overwhelmed by the near infinite power, and with it near-infinite temptation, of Phoenix. She had come too soon into the power that was ultimately destined to her hers; she found herself unable to control it and as a consequence, committed acts that could neither be overlooked nor forgiven. Those scales had to be balanced. Rather than take the risk of one day taking another life over the rest of her own what-she-reasonably-feared should be her own immortal life, she chose to end it, here and now, to make the fair exchange, the necessary sacrifice she’d chosen. To make aboard the Starcore shuttle. And now, in “Dark Phoenix” that story has come to cinematic life, courtesy of writer-director Simon Kinberg and star Sophie Turner. What happened in the original comic story is wonderfully well echoed on film. The true adversary isn’t a mega-power/villain like Thanos, nor really even the film’s D’bari antagonist, Jennifer Chastain, it is Jean herself, the dark side of her own character & soul. How can she deal with the power she possesses? How can she make amends for the wrongs she does, and does she even want to? Do friends matter? Does the man she loves matter? How can she go forward from this point, or even should she? Sophie brings these questions to life and especially the consequences of the choices she makes. This isn’t a traditional super-hero story, despite the costumes; it’s unlike any previous X-folk picture—if for no other reason than, for once, it isn’t all about Charles and Eric, even though they have their seminal roles to play. This is about the kids, for once, the choices they make, and must answer for. And the consequences. It isn’t a happy story; there isn’t a whole lot of punching and hitting. Robert Downey Jr had 10 years of active film story to arrive at his ultimate decision; he had back-story but he also had a tangible reality to fight for. His sacrifice was the culmination of heroic actions past and present and the fulfillment, societal *&* personal he achieved along the way. In “Dark Phoenix”, Jean faces an equivalent confrontation and primal choice—only what’s at stake here are all the yet-to-be’s of her life and the lives of the people she loves. And as a result, *everything* about the X-family’s lives are changed. One film, one story—but to my mind,way more personal, emotional impact. I like this film, a lot. Go see it, everyone, choose for yourself. Anyone want to talk about it, pro or con, I’m here on Facebook, or on Instagram; I’d love to chat. (Except—of course—when I’m trying to write something even better.) Thank you, Simon; thank you, Sophie—now let’s see what happens next! 

¿No queda claro? Buff, mira que mi profesora de inglés me dijo que me aprobaba pero que esperaba que no necesitase el inglés para ganarme la vida. A ver, lo traduzco (¿dónde estará el traductor de google?):

Hace mucho (* tiempo, * en realidad) hace tiempo, en una realidad de cómics (publicación) que prácticamente ya no existe, Jean Grey pilotó un transbordador espacial NASA / Starcore dañado a través de una llamarada solar mortal, dispuesta a sacrificar su propia vida para salvaguardar a sus compañeros X-Men, devolviéndolos de forma segura a la Tierra. La cosa es que ella no murió; se convirtió en alguien mucho más poderoso; más majestuosa y, en última instancia, más aterradora; ella se convirtió en Fénix. En el transcurso de un año, ayudó a los X-Men a salvar a la Creación en sí misma, enfrentándose al gobernante loco del Imperio Shi’ar y al Crystal M’kran. Esos fueron los mejores tiempos. Su vida, su mundo con el hombre que amaba, Scott Summers, era uno de esperanza. Pero más adelante en el camino estaba su evolución hacia el Dark Phoenix, ya que su yo humano fue durante un tiempo abrumado por el poder casi infinito y con él, casi, la tentación infinita, de Fénix. Ella había llegado demasiado pronto al poder que en última instancia estaba destinado a ella; se encontró incapaz de controlarlo y, como consecuencia, cometió actos que no podían pasarse por alto ni ser perdonados. Esas escalas debían ser equilibradas. En lugar de arriesgarse a que un día tomara otra vida por encima del resto de lo que ella misma temía, eligió terminarla, aquí y ahora, para hacer el intercambio justo, el sacrificio necesario. Lo hizo a bordo del transbordador Starcore. Y ahora, en “X-Men: Fénix Oscura” esa historia ha llegado a la vida cinematográfica, cortesía del escritor y director Simon Kinberg y la estrella Sophie Turner. Lo que sucedió en la historia del cómic original se refleja maravillosamente en la película. El verdadero adversario no es un mega poder / villano como Thanos, ni siquiera la antagonista de los D’bari, Jennifer Chastain, sino que es la propia Jean, el lado oscuro de su propio personaje y alma. ¿Cómo puede lidiar con el poder que posee? ¿Cómo puede hacer las paces por los errores que hace, e incluso los que quiere hacer? ¿Los amigos importan? ¿Importa el hombre que ella ama? ¿Cómo puede avanzar desde este punto, o incluso debería? Sophie le da vida a estas preguntas y especialmente a las consecuencias de las decisiones que toma. Esta no es una historia tradicional de superhéroes, a pesar de los disfraces; es diferente a cualquier imagen anterior de X-Men, aunque no sea por otra razón que, por una vez, no se trata solo de Charles y Eric, a pesar de que tienen que desempeñar sus papeles fundamentales. Esto se trata de los niños, por una vez, de las elecciones que toman y por las que deben responder. Y las consecuencias. No es una historia feliz; no hay un montón de golpes y golpes. Robert Downey Jr tuvo 10 años de historia cinematográfica activa para llegar a su decisión final; tenía una historia de fondo, pero también tenía una realidad tangible por la que luchar. Su sacrificio fue la culminación de acciones heroicas pasadas y presentes y la realización, personal y personal que logró en el camino. En “X-Men: Féniz Oscura”, Jean se enfrenta a una confrontación equivalente y una elección primordial; solo lo que está en juego aquí son todos los que están por venir en su vida y las vidas de las personas que ama. Y como resultado, todo sobre las vidas de la familia X ha cambiado. Una película, una historia, pero en mi opinión, un impacto más personal y emocional. Me gusta mucho esta película. Ve a verlo, todos, elige por ti mismo. Cualquiera que quiera hablar sobre eso, profesional o en contra, estoy aquí en Facebook o en Instagram; Me encantaría charlar. (Excepto, por supuesto, cuando estoy tratando de escribir algo aún mejor). Gracias, Simon. Gracias, Sophie, ¡ahora vamos a ver qué pasa después!

En resumen, que Claremont ha quedado encantado y anima a todo el mundo a ir a verla. Sólo porque es él, iremos. Eso si, perdona que te diga, Chris, que le has echado un poco de morro porque el que Fénix y Jean fuesen dos personas diferentes ni siquiera fue idea tuya y encima ese final de sacrificio tampoco estaba en tus planes iniciales pero aun así iremos y nos pasaremos por tu facebook a comentar el resultado. Y con la foto de Chris Claremont, más feliz que una perdiz mutante con su diploma y su americana, compitiendo con el póster de Wonder Woman a imagen más perturbadora de la semana, terminamos. Un saludo y pasad un buen domingo.



el autor

Toda la vida leyendo cómics. Aficionado también al cine, las series de televisión, la literatura fantástica y de ciencia ficción, a la comida, la cerveza y a todas las pequeñas cosas que nos hacen felices.

4 comentarios

  1. Uff… Lo de Claremont y su “apasionado” amor por la última película de los X Men huele a “anda Chris, majete,echarnos un cabrecito así,por lo bajini”.Con respecto a las cancelaciones solo diré que el trailer de la segunda de “Happy” pinta bestial.. en todos los aspectos.Espero poder disfrutarla pronto y que alguna otra prataforma se apiade de ella.¿The Thing serie?.En fin,la veremos a ver qué tal,pero para mi solo existe una cosa del pantano y fue la creada por ese genial “mago” llamado Alan Moore.

    • Pedro Perez S. el

      Saludos Diego. No he visto la ultima de los X Men pero a tenor de las críticas igual Ckaremont se ha pasado. Es casi como si dijese que lo han hecho mejor que él y Byrne, lo que es imposible. Igual si que es verdad que le ha gustado mucho, lo que no lo descartado porque su estilo de narración está anclado en los 80. En cuanto a las cancelaciones es una pena que no vayan más allá de una temporada. Esta visto que o te conviertes automáticamente en el nuevo Juego de Tronos o lo pasas muy mal. Gracias por el comentario y por leernos.

      • Saludos Pedro. Con respecto a la cancelacion de Swamp Thing, yo creo que las razones han sido varias. A saber, diferencias creativas, problemas y malentendidos con el estado de Carolina del norte acerca del presupuesto, que el servicio de Streaming DC Universe pende de un hilo, etc…Vamos lo de siempre con Warner/DC… Los que acaban perdiendo son todos los que han tratado de dar lo mejor de si para con este personaje. actores,equipos de produccion,directores, los fans y en ultima instancia el consumidor. Una lastima porque la serie apuntaba maneras. Como bien comentas es todo un dilema empezar una serie con tanta oferta y con la incertidumbre de saber si la continuaran o no. Saludos.

        • Pedro Perez S. el

          Hola Solidus. Supongo que al final se habrá debido a una suma de todo, como dices. Es una pena porque el tráiler pintaba bien pero también es verdad que aun no la hemos visto. A saber si estaba justificado por su calidad. Ya veremos. Un saludo.

Contesta a Pedro Perez S. Cancelar Respuesta

Recomendado en Las Cosas felices
¡Hola, amigos! Bienvenidos al análisis del noveno capítulo de esta serie adolescente de Marvel, cuyo título es Blue Note (Nota de blues). Nuestros héroes preferidos siguen protegiendo las calles de Nueva…