IniciocomicsLos cómics de superhéroes o el eterno retorno

Los cómics de superhéroes o el eterno retorno

Después de participar en el segundo Podcast del blog titulado All-New Marvel, efecto Axis y Secret Wars donde analizábamos la nueva Marvel que nos presentaban para este 2015 con cambio de Capitán América, Thor e Iron Man incluida la muerte de Lobezno y las ramificaciones de Axis hasta llegar a las Secret Wars, (puedes escuchar nuestros Podcast aquí) me di cuenta que aunque seguro que muchas de las historias que nos van a contar serán dignas de mención y de pertenecer al panteón de los dioses, al final, todo volvería a su cauce.

Y es que el mundo de los superhéroes tienen esas cosas, por mucho que me cuenten siempre volvemos al principio. Recuerdo cuando era pequeño que me compré un cómic de Spiderman, el nº54 del vol.1 de Forum, un tebeo en el que nuestro héroe peleaba contra el Doctor Octopus. Este ejemplar contenía el número 79 de Peter Parker, the spectacular Spiderman. En su portada rezaba el título de “La batalla final” y me lo compré porque creía, tonto de mí, que sería la última pelea que nuestro vecino amistoso tendría contra Octavio Octopus. El cómic me gustó mucho, lo cortés no quita lo valiente, pero como luego se demostró no fue el último enfrentamiento entre ambos. Y no sólo los villanos son recurrentes, sino las historias y las situaciones. Por muchos cambios o caretas que pongamos, siempre volvemos al principio.

El famoso cómic que me abrió los ojos. Ni batalla final ni leches. Portada cortesía de la tienda Mycomicshop.

Y Spiderman es un claro ejemplo para seguir con este artículo. Ya me quedo con el personaje. Recuerdo cuando en los 90 Marvel quiso quitar de enmedio a Peter Parker y se sacaron de la manga que era un clon del verdadero que se llamaba Ben Reilly. Este Peter Parker rubio duró la friolera de 12 números. Numerosas cartas de protesta de fans hicieron que el regreso del Duende original fuera una excusa para acabar con la vida del pobre Ben. A mí me caía bien aunque debo ser de las pocas personas que pensaban eso. Marvel detectó un agotamiento en la franquicia con el “envejecido Peter” ya casado con Mary Jane. Para eso se inventaron a este nuevo Spiderman que partía desde cero, sin un duro en el bolsillo y que empezaba con trabajos precarios. Poco a poco fueron presentando a secundarios que rodearon a este personaje para ir dotándole de su propia idiosincrasia alejado del trepamuros tradicional. Marvel quería un nuevo protagonista, un héroe con el que te pudieras identificar. Pero tuvo que recular y se cepilló a Ben Reilly con apenas un año como protagonista de las series principales. De nuevo tenemos un caso de cambio de personaje, de nuevas historias y de una vuelta a los orígenes.

Ben Reilly, el Spiderman de gran parte de los 90 en acción

Pero con todos estos idas y venidas conseguimos dos cosas, repercusión en los medios (ahora se incluyen las Redes Sociales) y un aumento en las ventas. Lamentablemente parece que a veces la editorial y/o a veces los lectores no queremos esos cambios, al menos no de forma permanente.

Pero estos ejemplos que estoy indicando y que lo seguiré haciendo sobre Spiderman se aplica a toda la Casa de las Ideas y a todo DC. Por eso cuando ahora desde Marvel nos lanzan el All-New Marvel me lo creo en parte. Marvel y DC están intentando renovar desde hace años la parrilla de sus cómics pero generalmente cuando intentan sacar algo nuevo fuera del “Sota, Caballo, Rey” se estrellan. Aún siendo cómics de superhéroes, Marvel ha conseguido hacer brillar a los Guardianes de la Galaxia y a los Inhumanos (que tendrán futura película) y DC resucitar la franquicia Green Lantern a pesar de su fracaso en taquilla con Ryan Reynolds. Realmente parece que las grandes editoriales intentan cambiar pero les cuesta la vida y también a los lectores que como siempre, tenemos la última palabra.

¿Creéis que el Halcón va a seguir siendo el Capitán América toda la vida? No. Creo que Marvel lo alargará bastante, pero finalmente Steve Rogers volverá a ocupar el rol que le corresponde. Después del bombo que le han dado dudo mucho, y más en los tiempos que corren, que vuelvan a poner a Steve como el barras y estrellas en este 2015. Pero ¿apostamos para el 2016 y más con el estreno de Capitán América: Civil War? Lo que tengo claro es que Steve Rogers volverá a enfundarse el traje más representativo de América.

¿Creéis que Thor va a seguir siendo una mujer para siempre? No. Y estamos en el mismo caso que el Capi, el cambio durará un tiempo pero no será permanente. Pero si os dais cuenta este cambio de rol hace que suba la expectación, las ventas y las historias se renueven. Lo más importante es que las historias cambian y el tener otro protagonista cambia el panorama y al lector nos entusiasma otro entorno de vez en cuando. Porque si cambia el personaje, cambian también sus patrones y por tanto la historia es otra.

marvel now
Marvel Now

Las series de televisión tienen temporadas y acaban enseguida si no tienen la audiencia necesaria. Pero excepto los culebrones de 1000 y pico capítulos, las series convencionales, si tienen éxito suelen durar entre 5 y 10 temporadas. Entre 5 y 10 años, por tanto. Hay series que llevan en liza desde los años 30 o 40 en DC y desde los 60 o 70 en Marvel. Lo que tendrían que hacer es llegar al número 100 o 150 de una serie, acabarla y hacer otra distinta con otro personaje o personajes, o un spin-off. Pero no, las series siguen y siguen igual desde hace varias décadas. Sí, renuevan el personaje, ponen a otra persona en su lugar, reenumeran colecciones, cambian su status, pero finalmente estos cambios son temporales y se vuelve al principio de todo, porque no nos gustan que nos toquen a nuestro héroe favorito.

Y hablando de volver al principio tengo que remitirme una vez más a Spiderman. Si, señores, otra vez el bueno de Peter Parker vuelve a estar en liza. Espero que no crean que no me gusta el personaje, porque me encanta, pero es un claro ejemplo de todo esto. Pero mirad, antes de ir al grano con el trepamuros voy a hablar del caso Batman y así cambio de acera editorialmente. Batman es Bruce Wayne y parece tan obvio que si nos lo cambian no sería Batman, sería otro personaje. Pues bien, no siempre la persona que ha vestido hombre murciélago ha sido nuestro filántropo de Gotham. Durante la saga La caída del murciélago en la que Bane rompe la espalda a Bruce Wayne otro personaje de mal recuerdo para mí ocupó su lugar. Jean Paul Valley alias Azrael, se convirtió en el nuevo Caballero Oscuro en ausencia de Wayne durante las sagas Knightquest y Knightsearch. Pero como siempre, el original volvió a la escena del crimen para derrotar a Bane y ocupar su lugar. Posteriormente pasó lo que muchos lectores pedíamos a gritos, que su sucesor natural fuera Dick Grayson o para los que no le conozcan, el primer Robin. Y si, pusieron a Dick en el rol de su padre adoptivo en la saga Pródigo, pero es que duró un suspiro. Y en los tiempos modernos, después del Batman R.I.P.  de Morrison ¿quien creéis que asumió el manto del justiciero de Gotham? Si, de nuevo Dick Grayson. ¿Pero quien es ahora Batman? Bruce Wayne. No nos escapamos del regreso al eterno retorno que planteara Nietzsche en ninguno de las dos grandes editoriales.

Batman_Jean-Paul_Valley_0012
Jean Paul Valley como Batman

Y vuelve el caso Spiderman. Como hay que regresar al pasado, hay que volver a la esencia del personaje y como poner a otro en su lugar no da beneficios (el pobre Ben Reilly), hacemos que literalmente vuelva al pasado. Estamos hablando del “Mefistazo”. El Mefistazo es posiblemente el momento Marvel que más ha dado que hablar desde que Marvel es Marvel. Fijáos si fue importante ese momento en la historia no sólo del trepamuros, sino en la de La Casa de las Ideas. Los editores (quizás sólo Quesada) veían a un envejecido Peter Parker, casado y con miles de problemas. Ya no conectaba con el público, ya no interesaba. Y se inventaron la saga One More Day en la que empezaba con un rejuvenecido Peter Parker en la que nunca se había casado con Mary Jane. Peter Parker volvía a ser un joven hombre araña y otra vez a sus ligues y dimes y diretes. Y la fórmula parece que ha dado resultado porque los guiones desde aquel entonces están dando la razón a los autores. Para llegar a este momento se pensó en matar (por enésima vez) a la tía May. Pero no, la mujer es muy resistente y no muere. Para salvar la vida de la persona más importante en la vida de nuestro héroe (disparada por un francotirador), el amor de su vida, la pelirroja más espectacular de los cómics de superhéroes, llega a un pacto con Mefisto. Ese pacto es el llamado el Mefistazo que hace que todo el universo Marvel (incluidos ellos dos) olvide el matrimonio entre ambos, como si no hubiera existido. Ya está, por arte de magia. Creo que estamos ante uno de los actos más claros y evidentes de retorno a los orígenes. Y vuelvo a repetir que parece que las historias actuales dan la razón a los editores, el problema fue la forma de hacerlo, que me parece cutre, superficial e infantil. Pero eso es un tema que podemos hablar otro día.

Spiderman mefistazo
El último beso de Peter Parker con Mary Jane antes de olvidar

mefistazo
Marvel promocionando el evento

Para que conste en acta, me he ido a uno de los superhéroes más famosos y me apoyado en otro como el Caballero Oscuro. Son héroes con muchos años de historias a sus espaldas y era fácil encontrar grietas en ellas. Aún con todo eso me reafirmo con mis argumentos de que el universo de los superhéroes, aunque evolucione con buenas historias, los personajes vuelven a su raíces, a sus orígenes cada cierto tiempo por lo que el concepto del eterno retorno parece más que demostrado en un sinfín de ocasiones.

¿Vosotros que opináis? ¿Pensáis como yo o discrepáis en algunas ideas?

Un saludo y sed felices.

Mario Losadahttps://www.lascosasquenoshacenfelices.com
Licenciado en Publicidad y RR.PP. Creador y administrador del blog entre otras actividades lúdicas como community manager, lector de libros y cómics además de futbolero, cinéfilo y coleccionista de páginas originales. Me gusta hacer un poco de todo.

4 COMENTARIOS

  1. “Marvel y DC están intentando renovar desde hace años la parrilla de sus cómics pero generalmente cuando intentan sacar algo nuevo fuera del “Sota, Caballo, Rey” se estrellan.” El problema somos nosotros, los que leemos comics. Mayoritariamente ultraesencialistas, furiosísimos cuando las cosas cambian lo más mínimo. Nos molesta que los personajes evolucionen o cambien, queremos que siempre Peter Parker sea un alegre jovenzuelo con trabajos precarios y no lo que hubiera sido lógico: un señor ya mayor con algún hijo crecidito y muy posiblemente un trabajo más o menos bueno en alguna empresa relacionada con investigación. Pero queremos que sean eternamente jóvenes, que sigan igual, porque necesitamos que los superhéroes sigan igual que cuando los empezamos a leer siendo unos críos. Se nos hace insoportable darnos cuenta a través de ellos que no hay marcha atrás y que hemos crecido. De ahí que las historias buenas sean cada vez menos, que cada vez sea más difícil hacer algo original. No es que ahora no haya talento, es que hemos fosilizado a la industria del cómic y les dejamos poquísimo espacio para maniobrar. Es culpa nuestra que todo intento de cambio siempre sea reversible: nadie se cree que los cambios sean permanentes porque la gente quiere volver a comprarse el número 1 de Steve Rogers volviendo a ser el Capitán América. Es cómo volver a ser niño o adolescente otra vez.

    La industria reacciona a lo que sus compradores quieren. Y queremos mayoritariamente adolescencia, no madurez. No hay mucho más.

    • Lo mismo ahora que parece que van a cambiar héroes en la gran pantalla por otros actores de diferente étnia bajo misma piel, los lectores vemos como normal estos cambios. Creo que ahora mismo un Ben Reilly si tendría cabida o al menos no se le cepillarían al año. Es lo que creo.

      • Enhorabuena por el post Mario.

        Es cierto que la culpa la tenemos los lectores porque pedimos cambios pero luego nos quejamos cuando los hacen. Y cuando nos lo hacen, no nos gusta el Refrito. Pero de un modo u otro compramos.

        En un Salón del Cómic de Granada, Phill Jiménez decía que si no nos gustaban los Crossovers la solución era muy sencilla, no comprarlos. Si uno está harto de esas continuas evoluciones e involuciones y piensa que la etapa de tal autor es definitoria, lo mejor es quedarse con esa, hasta que aparezca otra que nos vuelva a convencer. Pero…..¡qué difícil es eso cuando a uno le gustan los Superhéroes! ¿Verdad?

        Aun así pienso que, incluso en el género de superhéroes, puedes encontrar cosas diferentes pagando el precio de dejar de ser seguidor acérrimo de una determinada parcela de ese Universo de Ficción.

        También hay una cuestión cultural. Cada gran imperio tiene su mitología. El de los occidentales es el Imperio Americano y sus superhéroes son lo más parecido a los héroes de la mitología clásica. En cuánto tales, en cuanto modelos, cánones de conducta, tienen que permanecer. Por lo que mientras EEUU sea lo que es, los Superhéroes seguirán resucitando y rejuveneciendo. Queremos los ideales que encarnan y queremos que sean inmutables en los personajes que siempre hemos leído. Lo que llamamos su esencia.

        Pero olvidamos que esa esencia puede alojarse en personajes diferentes. De la Ilíada a los Superhéroes Post-Modernos no me diréis que no ha habido cambios pero si rastreamos las esencias de esos héroes, sus valores o principios, se siguen manteniendo.

        Puede que, con el tiempo, a los Superhéroes pase eso y los valores que representan pasen a otros arquetipos. Pero, a corto plazo, parece que no.

        Me ha llamado la atención la alusión al Eterno Retorno de Nietzsche. Creo recordar que se refería al estado de repetición continua -nacimiento, muerte y vuelta a empezar- que daría la condición de Superhombre a quien lo asumiera.

        El Superhombre como aquel que llegara a ser consciente de que nacería, viviría con sus respectivos padecimientos y alegrías y luego moriría sabiendo que iba a nacer de nuevo repitiendo tanto lo bueno como lo malo. Pero lo asumía con valor. Era la manera de Nietzsche de afirmar su Vitalismo, la vida por encima de todo por muchos aspectos negativos que tuviera.

        Así que más que Eterno Retorno lo que hacen con los Superhéroes es Revival o Refrito por las razones que he indicado más arriba. Eterno Retorno sería Jack Kirby haciendo de nuevo los Personajes Marvel o Bob Kane de nuevo con Batman, por poner dos ejemplos. Al menos yo lo entiendo así.

        • Gracias por tu comentario. Cada uno lo entiende a su manera, ¿quien es quien para decir lo contrario? Pero tengo una duda. ¿Jack Kirby volviendo a dibujar nuevos personajes Marvel si seria el eterno retorno y Peter Parker tras el Mefistazo volviendo a ser ese joven y sin estar casado no?

          Yo lo entiendo así ¿Que opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad