Los más chulos del barrio: Joe Hallenbeck

4

“No te aguanta nadie. Todo el mundo te odia. Ellos se lo pierden. Sonríe, $&/(%”. Ésta es una de las frases de presentación de Joe Hallenbeck, personaje interpretado por Bruce Willis, y protagonista de “El último boy scout”. Exacto gente, tras hablaros en mis últimos post de esta sección de chulos del barrio como Tony Stark o Serpiente Plissken, hoy le toca el turno a este otro mítico papel del bueno de Bruce.

El último boy scout es un peliculón de acción y frases lapidarias y chulescas para el recuerdo, de esas que ya no se hacen, pero que en los 80 y los 90 salían como churros de las salas de metraje. Dirigida por el ya fallecido Tony Scott, y escrita por el guionista/director Shane Black, no es difícil descubrir a través de internet que el rodaje de la película fue de todo menos tranquilo y amigable.

Vaya día para nosotros eh peluche.

Pero eso no importa, al final salió una película memorable y pudimos ver a Bruce Willis en su salsa. De hecho su papel de Joe Hallenbeck no dista mucho de John McClane a partir de la Jungla de cristal 3, cuando el personaje está más quemado de la vida que el palo de un churrero. Y es que, como decía Joe, el agua moja, el cielo es azul, y las mujeres tienen secretos.

Imaginaos el panorama, amanece un nuevo día y la primera escena en la que vemos a Joe, tiene lugar con él durmiendo en el interior de su coche. Poco después de abrir los ojos y librarse de unos mocosos que querían darle la brasa, se mira en el retrovisor, y suelta la frase que ha iniciado mi artículo. ¿Cómo se os queda el cuerpo ante semejante personaje?

Pero eso no es todo. El bueno de Joe conduce hacia su casa, y sorprende a su mujer y al amante de ésta, que es el mejor amigo de Joe. Entonces el “amigo” intenta dejar claro que ha sido un accidente, y Joe, ni corto ni perezoso le suelta un…”Sí, claro, ya sé, son cosas que pasan. Podría pasarle a cualquiera. Ha sido un accidente, ¿verdad? Te has tropezado, te has resbalado en el suelo y por accidente se la has metido a mi mujer. ¡Oh, perdón! ¡Cuánto lo siento Señora H!”.

Amigo, voy a salir vivo de ésta y lo sabes.

Y así es el carácter de Joe, le importa todo tres pepinos pero el tipo siempre está dispuesto para la acción. De ahí que, tras preguntarle a su amigo si prefiere arriba o abajo, y tras decirle éste que abajo, sea en la boca del estómago donde se lleve un puñetazo como represalia por acostarte con su mujer.

No obstante, lo mejor de El último boy scout, y que al final saca a relucir todo el potencial de Joe, es la trama de asesinatos, violencia y apuestas ilegales en las que se ve involucrado él, así como el que será su compañero de fatigas, Jimmy Dix (interpretado por Damon Wayans). Esto es una constante en la mayoría de películas escritas y/o dirigidas por Shane Black, el colegueo entre los protagonistas.

Pero volviendo al tema, Joe es tan chulo que, estando a segundos de morir mientras le encañonan con una pistola, se le ocurre meterse con la mujer del que sostiene el arma, haciendo chistes sobre su exceso de peso y que su foto de carnet sea un foto aérea. Y tampoco se las apaña nada mal cuando, tras ser secuestrado, un matón le da varios puñetazos, y Joe, tras haberle advertido de que si le tocaba iba a matarle, efectivamente se lo carga de un golpe. ¿A quién se le ocurre provocar al bueno de Joe? El agua moja, el cielo es azul, las mujeres tienen secretos.

No obstante, y a pesar de todo lo que he contado, Joe no siempre era así. Fue guardaespaldas del presidente, salvándole la vida tras un atentado y siendo condecorado por ello. Y también fue guardaespaldas de un alto cargo político, aunque le dio un buen sopapo cuando descubrió al político maltratando a una mujer. Ahí empezó el descenso de Joe a su particular infierno, terminando como detective privado.

Me parece que vamos a necesitar otro coche.

Y también es un tipo de palabra. En la recta final de la película, Joe le dice a su compinche Jimmy que, si sale vivo del problema en que están metidos, se pondrá a bailar. Eso mismo hace Joe, una vez que todo acaba, marcarse unos pasitos de baile.

Para ir terminando, la última lección de Joe a Jimmy es justo al final de la película, mientras le dice que, en la década de los 90, ya no puedes partirle la cara a alguien sin más, sino que primero debes soltarle alguna chulada.

Y eso es todo por mi parte, espero que, tanto para quienes ya conocieran al personaje como para quienes no supieran de su existencia, este artículo os anime a revisionar El último boy scout o verla por primera vez. ¡Hasta otra!



el autor

Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada. Guionista del cómic "Un disparo en el desierto" (Ediciones Traspiés, 2017), y colaborador en el fanzine "La Revistica" de Granada. Dos de mis aficiones son la lectura y la escritura, y sigo fomentándolas, leyendo cuanto puedo y escribiendo relatos o guiones de cómic para sus posibles publicaciones.

4 comentarios

  1. Tyler Durden el

    Muy buenas José Carlos…me ha pasado que lo primero que he visto en la reseña ha sido “Joe Hallenbeck” y reconozco que me he quedado indiferente, al no recordar el nombre de nada en particular. Pero, inmediatamente después, ha sido ver la imagen y esbozar una sonrisa de oreja a oreja: El último boy scout”…coincido plenamente, lo primero que me viene a la mente es “ya no se hacen pelis así”.
    Supongo que me pilló en una etapa muy propicia, la adolescencia, pero es una de las pelis que recuerdo con más cariño por los momentos impagables, risas aseguradas y un personaje hecho a la medida del bueno de Willis. Es cierto, similar a McLane pero yo diría que más pasado y quemado aún, con menos “censura” si cabe.
    Me encantó la relación entre los protagonistas, como va evolucionando el personaje de Jimmy e incluso la relación con la hija de Hallenbeck, totalmente identificable como tal.
    Enormes los momentos de “frases chulas”, como cuando pilla a su mujer con el amigo o el momento de “si me tocas te mato”…hubo no obstante uno que hizo que me partiera la caja cosa mala (cada vez que lo veo de nuevo también) y es el “momento osito con sorpresa”, del que has puesto una genial imagen.
    En definitiva, un placer rememorar perlas como esta…genial artículo compañero. Y a todo el que no la haya visto…ya está tardando.
    Un saludo!!

    • José Carlos García el

      ¡Saludos Tyler! Ays ays, no recordar al bueno de Joe Hallenbeck…como se entere él seguro que te soltaba alguna frase chulesca jaja. Esta es una de esas películas que no solamente no pierden impacto por muchos visionados que se hagan, sino que cada vez se le coge más cariño. La verdad es que en comparación con John está muy quemado y la censura no va con él jaja.

      Fíjate que, si lees algo por internet, se ve que los protagonistas no podían ni verse, así que eso hace valer una vez más aquello de que la profesión va por dentro, porque forman una buena pareja de colegas. Lo de la mujer es que tela, en plan…¿calentándomela un poco no? jajaja.

      Gracias por tus palabras, el placer en mi caso es leer estos comentarios. A ver si te hago un seguidor fijo de mis chulos de barrio 🙂 ¡Un saludo!

  2. Pedro Perez S. el

    Pues el otro día la echaban por un canal por cable y siento decirte que la película es mala de narices. Ya me pareció mala en su día cuando la vi en el cine pero es que ahora me ha parecido incluso peor. El personaje no es que sea chulo, es que es insoportable. Hablar a base de topicazos no te convierte en guay. Por no hablar del guión: el amigo que se acuesta con la mujer ha llamado antes a Willis para ofrecerle un trabajo y él le dice que tardará un par de horas en pasar por su oficina. Vamos, que lo más lógico es ir a tirarse a su mujer entremedias. Lo dicho: infumable.

  3. José Carlos García el

    Saludos Pedro. Bueno, sobre las películas ya sabes lo personal que es cada opinión, y a mí me gustó en las dos ocasiones que la he visto, pero respeto que no te haya pasado igual sino que vaya a peor tu opinión. Sobre el personaje, no es de los que admita mucho término medio, a fin de cuentas es más o menos el tipo de personaje que más ha interpretado Willis, pero a mí me caen simpáticos los tipos quemados y chuletas porque hacen llevadera una película, pero igualmente entiendo que te pase al revés jeje. ¡Un saludo y gracias por comentar!

Contesta a Pedro Perez S. Cancelar Respuesta

Recomendado en Las Cosas felices
No sólo George R.R Martin hace fantasía oscura donde el lector teme todo el rato por la vida de los personajes, hay muchos más. Ya…