Los personajes de terror más icónicos del mundo del cómic

2

Hay muchos personajes de los que nos acordamos cuando hablamos de las obras de ficción que más nos han aterrorizado. La literatura tiene a Drácula, a Frankenstein y a Cthulhu. El cine tiene a Michael Myers, Jason Voorhees y Freddy Krueger. Los videojuegos tienen a Némesis, a Pyramid Head y a los necromorfos de Dead Space. Pero… ¿y los cómics? ¿Qué personajes han llenado las pesadillas de los aficionados a una forma de entretenimiento que, en sus mejores momentos, llegó a vender millones de ejemplares? Quédate con nosotros para hacer un repaso por la historia del horror en los tebeos.

Os dejamos el artículo en formato vídeo. Si te gusta no olvides suscribirte al canal. 

 

 

El Guardián de la cripta

Durante los años cincuenta, en plena decadencia del género de superhéroes, un nuevo tipo de cómic empezó a imponerse en una sociedad menos inocente que había experimentado la Segunda Guerra Mundial. Exacto, lo habéis adivinado: estamos hablando del cómic de terror. Las habitaciones de niños y no tan niños se llenaron de imágenes escabrosas, de historias truculentas y de unas portadas tan escalofriantes que provocaron la reacción exacerbada de la sociedad puritana de aquel entonces. Por culpa del boicot de las asociaciones de padres y de la instauración del código de censura llamado Comics Code Authority, que limitó las posibilidades creativas del medio, las colecciones de terror acabaron cerrando. De entre ellas destacaban las publicadas por EC Comics, no solo por el uso de la violencia, sino por la participación de estrellas del cómic como Wally Wood, Jack Davis o Graham Ingels.

Una de las novedades que introdujeron fue la existencia de un narrador en sus antologías, que aparecería al principio y al final de sus pequeños relatos de terror. El anfitrión de La cámara de los horrores era otro guardián, la anfitriona de La guarida del miedo era una bruja… pero hoy en día recordamos a la socarrona figura encapuchada que aparecía en la popular Historias de la cripta. Aunque su creador gráfico fue Al Feldstein, Jack Davis le acabó convirtiendo en una caricatura más acusada todavía, en un cachondo que siempre tenía una broma bajo su enorme manga para aligerar las historias que contaba. Esta colección no duró mucho: la mayor parte de sus autores acabó emigrando a la revista MAD tras su cierre, y el Guardián de la cripta no recuperaría su popularidad hasta aparecer como protagonista en la adaptación de la HBO. Su influencia es enorme, y va desde la revista Creepy hasta la clásica cinta de George Romero Creepshow, pasando por la anfitriona de terror Vampirella.

El Hombre Cosa y la Cosa del Pantano

El Comics Code fue relajándose con el paso de los años, llegando a permitir la existencia de historias que trataban el tema de las drogas o los disturbios raciales. Esto hizo que las dos grandes editoriales, Marvel y DC, vieran un filón de oro a explotar: los tebeos de terror. Esto propició la llegada de personajes como el Motorista Fantasma, Etrigan o el retorno al cómic del propio Drácula. Sin embargo, los personajes más destacados serían dos: el Hombre Cosa de Marvel y la Cosa del Pantano de DC, creados con dos meses de diferencia por dos compañeros de piso: Gerry Conway y Len Wein respectivamente, con Gray Morrow y Bernie Wrightson a los dibujos. Saquen sus propias conclusiones.

Independientemente de nuestras conjeturas, los dos personajes son muy similares. Ambos son dos científicos que, al sufrir un accidente en su laboratorio dentro de un pantano, acabarán convertidos en una horrible criatura de color verde. Aunque sus creadores realizaron meritorios tebeos sobre ellos, fueron otros autores los que los diferenciaron. En el caso del Hombre Cosa, el enfant terrible Steve Gerber le convirtió en el salvador del Multiverso y le dio excéntricos aliados como el bárbaro Korrek o Howard el Pato, además de tratar temas sociales en sus viñetas.

Sin embargo, fue la Cosa del Pantano la que acabó erigiéndose como el personaje con una etapa más interesante: la de Alan Moore. Este autor británico no solo recogería el testigo de Gerber para hacer crítica social, sino que cambiaría retroactivamente el origen del héroe para diferenciarlo de su competidor marvelita y le metería de lleno en una historia épica de horror cósmico digna del mismísimo Lovecraft. Además, creó al investigador de lo oculto John Constantine, que acabaría convirtiéndose en el protagonista de su propia serie y en uno de los personajes para adultos más representativos de DC. Cualquier aficionado al cómic, sobre todo al de terror, debería leer esta magnífica etapa que pronto será adaptada a la televisión.

Spawn

Muchos factores confluyeron para dar vida a Spawn: en primer lugar, el estrellato de su creador Todd McFarlane en un período donde los dibujantes empezaban a ser más apreciados que los guionistas. También influyó el boom del cómic adulto, con Sandman destacando en el sello Vértigo de DC y tebeos como Cerebus o Love and rockets en el mercado independiente. McFarlane fue uno de los autores que, descontentos con el contrato que tenían con Marvel, crearon su propia editorial donde tendrían los derechos completos, incluyendo los de adaptaciones cinematográficas, de todas sus creaciones. Aunque los primeros tebeos publicados por Image Comics son de una calidad más que dudosa, supuso una iniciativa necesaria que hoy permite la publicación de grandes obras que se escapan al control de las dos grandes.

Spawn es el personaje más popular de esta primera hornada de series, y no es difícil ver el porqué. Su aspecto es muy impactante y espectacular, además de oscuro, y su historia no es original pero sí atractiva: un marine que, al ser asesinado por su superior, acaba volviendo al mundo bajo las órdenes de un demonio. Sin embargo, el no contar con un buen guionista hizo que sus historias se convirtieran en un conjunto de escenas violentas sin sentido y sin la profundidad que solo pueden aportar autores realmente adultos como Alan Moore o Neil Gaiman. Ha tenido numerosas adaptaciones a lo largo de los años y su creador está trabajando en una nueva película. Quizás volvamos a saber de este soldado del infierno.

Hellboy

Este personaje, que surgió en la editorial Dark Horse, aprovechó mejor que Spawn las posibilidades que le ofrecía el cómic independiente. También es cierto que su creador, Mike Mignola, no solo era un dibujante excepcional que ya había trabajado en Marvel y DC, sino un guionista más que adecuado para este personaje, dada su fascinación con las historias de terror.

Hellboy es un demonio (cuyo origen se va descubriendo poco a poco en el cómic) que fue invocado por el monje loco Rasputín, con ayuda del Tercer Reich. Sin embargo, un grupo de soldados estadounidenses logró recuperarlo, y criarlo en la sede de la Unidad de Defensa e Investigación Paranormal, donde el profesor Trevor Bruttenholm se convertirá en su padrastro. Ya adulto, este infante del infierno se dedicará a acabar con las distintas amenazas sobrenaturales que van apareciendo, con la ayuda de aliados como Abe Sapien. Las historias de Hellboy no solo tienen influencia de Lovecraft, sino de diversas mitologías que conforman un rico universo.

Este mundo funciona ahora como franquicia independientemente de su personaje principal, con Abe Sapien o el héroe pulp Lobster Johnson protagonizando sus propias miniseries. Además de ello, este demonio protagonizó dos películas dirigidas por Guillermo del Toro, de las que pronto habrá un remake.

Rick Grimes

Una de las criaturas más célebres del terror es el zombi o, mejor dicho, los zombis: nunca suelen actuar solos. Que se lo digan al bueno de Rick Grimes, un agente de policía que despierta en un mundo dominado por ellos tras estar en coma. Protagonista de The Walking Dead, historieta guionizada por Robert Kirkman para Image Comics, pronto se convertirá en el líder de un grupo de supervivientes y tratará de restablecer cierto orden en este mundo caótico.

Aunque este cómic no podría calificarse estrictamente como una obra de terror, el uso de los muertos vivientes y su innegable importancia dentro del panorama independiente le hacen merecedor de estar en esta lista. A lo largo de sus casi doscientos números de andadura, este héroe no solo tendrá que hacer frente a las hordas de caminantes, sino a las miserias humanas que salen a la luz en esta situación extrema. Esto acabará provocando numerosas heridas, tanto físicas como emocionales, con las que tendrá que lidiar para sacar adelante a su comunidad.

The Walking Dead ha sido adaptado con mucho éxito a la televisión por parte de la cadena AMC, en una serie que lleva nueve temporadas en antena. Si te interesa profundizar en los últimos capítulos, los estamos analizando en esta página. Pincha en este enlace si quieres saber más.

Conclusión

Existen muchos más personajes de terror dentro del cómic que nos hemos dejado en el tintero, pero considero que estos son los más significativos e influyentes. Son los que han tenido más imitadores y los que protagonizan las aventuras en las que muchos pensamos cuando rememoramos las pesadillas que nos ha suscitado una viñeta.

¿Qué opinas? ¿Te parece una buena lista? ¿Tienes a algún favorito que no hayamos mencionado? Cuéntanoslo en los comentarios, si te atreves.



el autor

Periodista recién graduado. Redactor en esta página y en el portal digital madridesnoticia. Creador de contenido para redes sociales. He publicado siete libros de ciencia ficción y fantasía en formato ebook, y cuento con un blog donde expongo mis proyectos. Si pinchas en esta casita tan maja, podrás verlo.

2 comentarios

  1. Gran artículo, Máximo. Te invito (en caso de que no lo conozcas, desde ya) a conocer a Nekrodamus, un personaje icónico, estremecedor y súper gótico del comic argentino creado por el guionista Héctor g. Oesterheld y el dibujante Horacio Lalia. Si se te cruza la oportunidad, échale un vistazo.
    Saludos!

    • Muchas gracias.
      No tenía ni idea del personaje, buscaré algo más sobre él porque lo que he encontrado me ha resultado interesante. La pena es que, si no pertenece a uno de los grandes mercados (japonés, americano o franco-belga), es difícil que un cómic llegue a España. Incluso cuando sus autores son tan importantes como en este caso.
      Un saludo.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos a este divertido combate entre los dos grandes pesos pesados del cine de acción actual Jason “The trasporter” Statham y Dwayne “The Rock” Johnson…