IniciocineMatthew Vaughn, un director de cine que los cómics agradecen

Matthew Vaughn, un director de cine que los cómics agradecen

Hola una semana más a todo el mundo. Ante la reciente llegada del estreno cinematográfico de Kingsman: El círculo de oro, me parece idóneo aprovechar esta ocasión para analizar un poco la trayectoria de su director, Matthew Vaughn, en cuanto a las películas que ha hecho y que estaban basadas en un cómic. Por cierto, para quien quiera leer la crítica de su nueva película, redactada por uno de mis compañeros, puede hacerlo en el siguiente enlace:

Pues bien, metiéndonos en harina, la cuestión es abordar un poco la labor de Vaughn a la hora de plasmar en una película las viñetas de un cómic. Y para ello voy a ir por orden cronológico.

Todo comenzó en 2010. Su primera película basada en un cómic fue Kick-Ass: Listo para machacar. Fue el germen de su fructífera relación con los cómics escritos por Mark Millar. Para quien no haya leído Kick-Ass (dibujada por el gran John Romita Jr.), se lo recomiendo sin lugar a dudas. Se trataba de una obra violenta, muy violenta, que partía de una sencilla premisa: ¿qué pasa cuando una persona normal se pone un traje y patrulla las calles ayudando a la gente?

Y eso mismo consigue transmitir la película. No solamente adapta fielmente gran parte del primer cómic de la saga Kick-Ass, sino que además explota de un modo muy visual todo lo relacionado con la violencia. No se trata de suavizar nada, sino de potenciar lo que hizo destacar aquella obra, y así se palpa en toda la película. Creo que no se le podía pedir más a este director en cuanto a su estreno en una adaptación de cómic. La segunda película de Kick-Ass no estaba exenta de calidad y violencia, pero se notó que Vaughn ya no estaba en ese proyecto.

Avanzando sólo un año, es en el 2011 cuando el director afronta otro nuevo proyecto basado en personajes de cómic. La franquiciaelegida fue la de X-Men, necesitada de una revitalización tras el bajón de calidad que pudo verse en X-Men: La decisión final. Así que en X-Men: Primera generación, Vaughn logra lo que se necesitaba, que era volver a insuflar de vida el alicaído mundo cinematográfico mutante. Gran parte del mérito es del reparto escogido sí, pero también del tipo tras las cámaras, que sin abusar de la violencia extrema en esta ocasión, sí que consigue filmar una muy buena película, que sirvió para relanzar la franquicia mutante.

En el 2014, y basándose en otro cómic escrito por Mark Millar, y dibujado por Dave Gibbons, nos llega Kingsman: Servicio secreto. Huelga decir el fantástico trabajo que Vaughn hace aquí, logrando renovar el género de espías con una película adictiva y refrescante. No solamente supone que este director mejorara todos sus trabajos anteriores, sino que además la sensación tras acabar de ver este película, es la de que Vaughn debería seguir por mucho tiempo dirigiendo películas basadas en cómics. Y claro, si Kingsman presentaba mimbres más que suficientes para generar al menos una secuela, es genial poder comprobar que así ha sido, siendo este 2017 el año en el que Kingsman: El círculo de oro, vea la luz en cines.

Como conclusión, soy de los que piensan que es difícil adaptar al cine historias publicadas en formatos como el del cómic o videojuegos. Pero claro, para lograr un resultado cuanto menos aceptable, el proyecto ha de recaer en personas que no solamente hayan captado la atmósfera y el tono de la obra originaria, sino que además sepan contarla de un modo adecuado, añadiendo su toque personal, pero respetando el material original. Y hasta la fecha, una cosa es innegable cuando se visiona una película dirigida por Vaughn: sabe hacer cine entretenido y con chispa, fiel al material en que se basa, y logrando superar el obstáculo de convertir en película algo inicialmente concebido para otro soporte.

Por hoy es todo gente, espero que os haya gustado el artículo y que disfrutéis viendo cualquiera de estas películas si no las habéis visto hasta la fecha. Y para quienes sí han visto estas películas de Matthew Vaughn os dejo una pregunta… ¿cuál es vuestra favorita y por qué?

José Carlos García
Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada. Guionista del cómic "Un disparo en el desierto" (Ediciones Traspiés, 2017), y colaborador en los fanzines "Hormigas" y "La Revistica" de Granada. Dos de mis aficiones son la lectura y la escritura, y sigo fomentándolas, leyendo cuanto puedo y escribiendo relatos o guiones de cómic para sus posibles publicaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad