Mundiales de fútbol videojueguiles: Alemania 2006

0
Bienvenidos a “La Tapa del Obseso”, la sección de Raúl Sánchez.
Entre 2002 y 2006 se establecería la pugna entre casi únicamente dos sagas de videojuegos de fútbol: la saga FIFA y la saga Pro Evolution Soccer. Ambas habían empezado antes, pero es a principios del siglo XXI cuando la enorme variedad de videojuegos del género va desapareciendo hasta quedar apenas un duelo entre ambas, con algún invitado ocasional.

Como ya sabéis estamos repasando los Mundiales de fútbol a través de los videojuegos.
El primero fue Italia 90, luego hicimos EEUU 94, Francia 98 aún no lo hemos podido cargar por lo que pasamos a Corea-Japón 2002. Esperamos que os sigan gustando como hasta la fecha.

Cannavaro levantando la Copa del Mundo
La diferencia original entre ambas sagas es bastante conocida: la serie FIFA era más arcade, menos realista por darse las jugadas a muchísima velocidad, ser frecuentes los resultados escandalosos y llevar los jugadores el balón pegado al pie. La serie Pro Evolution sería más simulador, heredero del clásico Kick Off: velocidad más lenta, resultados más realistas, los pases no eran tan fáciles de hacer y el balón no iba pegado al pie (eso sí, sin licencias oficiales).
El videojuego del Mundial 2006 va en la línea del espíritu clásico de la serie FIFA, aunque ya pueden verse algunos elementos del Pro (cosa que terminaría haciendo poco después EA para superar al Pro Evolution en su propio campo, hasta hoy). Vamos a ver cómo veían los chicos de EA Sports las posibilidades de la selección española de fútbol antes de empezar el Mundial de Alemania de 2006.
Mundial2006
Brasil favorita. Luego Inglaterra y Francia a la par. Luego un grupo compuesto por Argentina, España, Italia y Alemania. Llama la atención ese pedazo de centro del campo inglés, sólo superado por el brasileño. Las diferencias entre las 10 primeras están las puntuaciones en Ataque. El “dopaje” en puntuaciones de Inglaterra lo tenemos de nuevo aquí en todo su esplendor.
Respecto a España…¿es justo el quinto puesto? La selección que fue para Alemania (aquí) ahora nos puede parecer lo que queramos: lo cierto es que nadie entonces daba nada por ellos. Se clasificaron de aquella manera, empatando en España contra Bosnia o ganando por los pelos a la todopoderosa Lituania, necesitando además una repesca contra Eslovaquia para clasificarnos.

Vistos los resultados previos y si recordamos lo que entonces se decía sobre la selección española, los chicos de EA fueron generosos en el videojuego. De hecho tanto España como Inglaterra desde 1998 han aparecido en los videojuegos como mucho mejores que lo que deberían si nos atenemos a su rendimiento en las Eurocopas y Mundiales. El de 1994 fue mucho más cercano a la realidad: son reflejados como buenos equipos pero de ninguna manera están entre los teóricos semifinalistas.

Casi todo lo que hizo Zidane era Arte…bueno, TODO lo que hizo era Arte
Luego el transcurso del Mundial fue diferente, claro, y visto con tiempo puede decirse que merecieron más. Los dos primeros partidos fueron un presagio de lo que sería la España de la Eurocopa 2008.  Las semillas estaban ahí.

Ahora parece mentira, el juego del “Tiki-taka”, hoy con entrada laudatoria en la Wikipedia, con gente preguntándose si España es la nueva Brasil y demás elogios bárbaros, entonces fue apaleado sin compasión, junto a su entrenador Aragonés (recuerden, recuerden). Se tachó a la selección de blandita, de tocar mucho la pelota para nada, de ser floja mentalmente o incluso de tener menos calidad que Suiza. Hasta la cadena Ser tenía un imitador de Luis Aragonés para los partidos de la selección, para pitorrearse de él, cosa que continuó hasta por lo menos la Eurocopa de 2008.

Luego el tiempo ha pasado y todos empezamos a decir a partir de la Eurocopa de 2008 que Xavi ya no era el típico producto de la cantera blaugrana, técnicamente estupendo pero poco competitivo, que Villa era un delantero de clase mundial, que Senna, Busquets o Alonso daban cera en el centro del campo como los mejores alemanes o que incluso sabíamos defender como italianos.

Aunque esta consideración de la selección española apenas tiene 5-6 años. Cuando ganas, todo el mundo te da la razón: Aragonés estuvo a un penalti no parado por Casillas o un fallo de un lanzador en cuartos de la Eurocopa de 2008 de ser despedido y España hubiera sido, una vez más, una perdedora nata, etc. Al final todo pende de hilos muy finos y jamás hay que subestimar el peso de la casualidad, la potra, la suerte o como cada uno quiera llamarlo en nuestras vidas.

(Post originalmente escrito en PIFIA, pero mejorado para la ocasión).



el autor

Arriba es abajo, y negro es blanco. Respiro regularmente. Mi supervivencia de momento parece relativamente segura, por lo que un sentimiento de considerable satisfacción invade mi cuerpo con sobrepeso. Espero que tal regularidad respiratoria se mantenga cuando duerma esta noche. Si esto no pasa tienen vds. mi permiso para vender mis órganos a carnicerías de Ulan Bator.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Ahora que acabamos de pasar el ecuador del año y que aprieta el calor, podemos decir datos reales sobre las películas más taquilleras en esta…