Ni contigo ni sin ti: los villanos televisivos que nos encanta odiar

2

A veces, sin pretenderlo, los personajes más emblemáticos de las historias que conforman las series de televisión no son aquellos que representan el bien sino que, por el contrario, son aquellos que emplean sus malas artes para conseguir sus propósitos. Y aunque no nos gustaría tenerles en nuestro círculo más íntimo de amistades, su atractivo se convierte en el mayor reclamo de sus seguidores que se sienten inevitablemente atraídos por estas tramas salpicadas de fechorías que les entretienen capítulo tras capítulo.

La lista podría ser infinita, por eso aquí hemos seleccionado sólo algunos de los villanos televisivos que nos encanta odiar y que más marcaron nuestra vivencia seriéfila para siempre.

joffrey-cosas-felices

Joffrey Baratheon (Juego de Tronos)

La serie Juego de Tronos destaca por ser, no sólo una de las mejores de nuestro tiempo, sino por su diverso surtido de personajes maquiavélicos. Son tantos los personajes destacables por su malicia que es muy difícil quedarse con tan sólo uno. Joffrey Baratheon es sin lugar a dudas uno de los más odiados por los seguidores de la serie. Y es que el hijo fruto del incesto entre Cersei y Jaime Lannister supera con creces cualquier maldad vista en la serie.

Aunque otros personajes como el de sus progenitores han actuado del lado del mal en muchas ocasiones, también es cierto que han hecho gala de una ambigua complejidad que han provocado que la audiencia pudiese de alguna forma comprender su comportamiento. No es el caso del que fuera proclamado Rey de los Siete Reinos, puesto que su despreciable crueldad no conoce límites.

La magnífica interpretación de Jack Gleeson nos ha regalado momentos que pasarán a la posteridad en esta excelente producción de la HBO. Por ello no es de extrañar que, aunque muchos nos alegramos cuando su personaje murió envenenado, al mismo tiempo sentimos decirle adiós a una etapa de esta ficción que estuvo marcada por su brillante perversión.

the-governor-the-walking-dead-cosas-felices

El Gobernador (The Walking Dead)

Este sociópata llamado Philip Blake hizo su primera aparición en la tercera temporada de la serie de AMC. Su llegada estaba llena de expectación, ya que en los cómics su historia no dejó indiferente a ningún lector. Aunque el personaje televisivo es una versión bastante más edulcorada, su maldad le coloca en el pódium de personajes más odiados por la audiencia (aunque Shane y Negan le supongan una dura competencia).

Responsable de manipular a todo un grupo de supervivientes y de asesinar a Hershell, los espectadores vieron como este hombre se adentraba más y más en el lado oscuro. Ni siquiera su idilio con Andrea y la triste historia de su hija zombi nos hizo capaces de poder sentír empatía hacia él.

janebadler-v-diana-cosas-felices

Diana (V)

Allá por los años 80 la ciencia-ficción vio nacer una serie llamada V que se convertiría en todo un fenómeno de masas. Mucho antes de que Independence Day la plagiase descaradamente para la gran pantalla, asistíamos a la llegada de los visitantes del espacio exterior al planeta tierra. Y es que cuando pensamos en V, no podemos evitar pensar en su antagonista, una pérfida alienígena que se hacía llamar a si misma Diana.

Jane Badler encarnaba a este reptil de apariencia humana en el exterior, y protagonizó la que sin duda fue la imagen más escalofriante y chocante de la época; la icónica escena en la que Diana engulle un ratón vivo ante el horror de millones de espectadores que estaban sentados frente al televisor.

Y es que Diana destacaba por tener un carisma particular, ya que no sólo manifestaba su odio hacia la resistencia humana, sino que su malignidad se extendía también a los miembros de su misma especie. No era extraño verla traicionar a sus aliados o manipular a todo aquel que estuviese en su mano para conseguir sus propósitos.

heather_locklear-amanda-cosas-felices

Amanda Woodward (Melrose Place)

Corría el año 1992 cuando Melrose Place, producción de Aaron Spelling y spin-off del gran éxito Sensación de Vivir, se estrenaba con pobres datos de audiencia. La cosa no parecía tener solución y el rey Midas de la televisión recurrió a la actriz Heather Locklear, veterana en esto de atraer espectadores para ver si podía salvarse de la quema.

La audiencia dio un giro de 180 grados y la causa de esto fue la aparición de un personaje con nombre de mujer: Amanda Woodward. Las artimañas y reacciones viscerales de esta ambiciosa publicista traerían de cabeza a los inquilinos que vivían en aquel famoso bloque de apartamentos, en donde el alquiler era el menor de sus problemas. Mentiras, chantajes, seducción y traiciones se convirtieron en el día a día de una serie que se convirtió en el placer culpable de muchos telespectadores durante siete temporadas.

Lo que hacía realmente interesante al personaje de Amanda era su tridimensionalidad. No era implacable sin motivo y la serie nos fue desgranando poco a poco las razones que la habían llevado a ser tan dura y calculadora. De esta forma, la audiencia consiguió conectar con un personaje que terminó convirtiéndose en un pedazo de la cultura popular de los años noventa.

walter-white-cosas-felices

Walter White (Breaking Bad)

Decir que el antiheroe interpretado por Bryan Cranston es un ser complejo es el eufemismo del siglo. Estamos ante una de las evoluciones de un personaje más extraordinarias y  que mejor se han llevado a cabo en televisión. A lo largo de cinco temporadas asistimos al descenso a los infiernos de un padre de familia que una vez tuvo una vida medianamente normal, y cuya enfermedad le supone despojarse de su moralidad y decencia para siempre. White desafía las nociones del bien y del mal en una montaña rusa de sucesos y malas decisiones que determinarán su historia.

62 episodios que son considerados por la crítica como lo mejorcito que se ha hecho en televisión en los últimos tiempos. Walter White pasa de ser un simple profesor de química a convertirse en un criminal detestable que hará lo que sea con tal de conseguir lo que se propone. Un personaje cargado de una ambigüedad moral que hará que la audiencia en ocasiones empatice con él y que, en otras, se alegre de su inevitablemente trágico desenlace.



el autor

Ex colaborador de Las cosas que nos hacen felices al que agradecemos su tiempo y su aportación. Muchas gracias.

2 comentarios

  1. Unoquepasabaporaquí el

    Para mí en este listado falta uno de los mejores personajes que se han creado en la televisión. Omar Little de la serie the Wire debería tener un sitio de honor en este listado. La película de Moonlight se llevó el oscar por sacar el controvertido tema de como podría ser la vida de un homosexual pandillero, cuando eso se mostró hace años en la televisión.

    • Totalmente de acuerdo: The Wire mostró un puñado de excelentes antagonistas, con personalidades completas y complejas, que eran al mismo tiempo odiables y queribles por diversas razones… y no solamente en las filas de “los malos”…

      No hay duda en que Omar fue de lo más destacado (si bien raramente lo odié; a mí me parecía extrañamente querible), pero también destaco a Avon Barksdale, a Stringer (uno de mis favoritos de la serie), a Marlo (que amé odiar) y a Valchek por parte de los policías.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Se nota, se siente, la Nintendo Classic Mini SNES está presente. La clásica consola de los años 90 fue presentada hace escasas horas y volverá…