Nuestro homenaje a Stan Lee: La telaraña se desmadeja

0

Hace varios meses escribí un artículo titulado ¨Stan Lee: Te mereces mi homenaje en vida¨ el cual podéis volver a leer aquí. Después de aquel artículo quedé en paz conmigo mismo y siempre pensé que ya no haría falta escribir nada más cuando falleciera. Pero ahora, cuando doy vueltas sin parar en el remolino del vacío que ha dejado su ausencia, me siento en la necesidad de dedicarle unas últimas palabras.

En el artículo al que hago referencia ya me encargué de recordar brevemente la trayectoria profesional de  Stan Lee y sus mayores hazañas en el mundo del cómic. No es mi intención ahora. Estoy seguro que si estáis interesados en ese tipo de detalles esta semana encontraréis cientos de artículos donde ilustraros. La telaraña ha empezado a desmadejarse y eso es lo que hoy me importa. El origen de la red, el primer punto equidistante a cada extremo ha muerto y aunque era algo que se preveía como cercano, la noticia no deja de golpearme suavemente en esa fibra sensible que guardamos muy dentro nuestra para que se estremezca cuando merezca la pena. Con Stan Lee empezó todo, él creó a Spiderman, héroe que me ha acompañado desde niño y que aún reposa su mano en mi hombro en mi madurez no del todo bien aceptada. Otros muchos nacieron de sus sueños de creador, los cuatro fantásticos, la patrulla X y otros que llenaron de color el universo que Lee creó para combatir al real y demostrar que otro mundo era posible tan sólo con abrir las hojas de un cómic. Dotó a los súper héroes de una humanidad terrenal que los hacía tener puntos débiles y sus historias siempre rezumaban un cierto tinte de humor y optimismo que renovaba los votos de esperanza e ilusión a todo lector que se acercaba a sus relatos.

La telaraña que lo sustentaba todo empieza a deshilacharse. Ya llevaba tiempo mostrando signos de debilidad pero ahora es el momento de que otros apuntalen la red. Y no será fácil. Por experiencia sé que algunas personalidades son tan fuertes que su sola presencia aguanta los cimientos de una familia o empresa ellas solas. Y cuando desaparecen ya nada es lo mismo. Todo se derrumba y lo que se construye sobre los escombros de su recuerdo no alcanza ni de lejos la magnificencia de la obra pretérita. Stan nos lo enseñó: ¨ Todo poder conlleva una gran responsabilidad ¨. Los que tienen el poder en la Casa de las Ideas tienen ahora una gran responsabilidad, la responsabilidad de mantener la telaraña que Stan tejió cuidadosamente durante toda una vida para que sustentara la ilusión de millones de personas entre las que me encuentro. Y no va a ser una tarea fácil. De hecho deberán deshacer el camino andado en los últimos años si quieren retomar la senda de Stan. Mi esperanza de que lo hagan me temo que no es muy grande dado el rumbo que han llevado últimamente.

A veces un hombre lo puede cambiar todo. Aprendí eso hace tiempo. Él lo hizo. Ya existía la industria del cómic. Otros habían creado historias. Otros habían creado héroes. Pero él cambió el universo paralelo al nuestro para siempre. Y los que me seguís sabéis la importancia que le doy a ese mundo. Un lugar donde los héroes luchan por proteger la vida de los inocentes. Donde casi siempre ganan los buenos y nos enseñan importantes lecciones. Un lugar donde refugiarnos de la selva en la que luchamos a diario. Sin duda Stan Lee se marcha habiendo cumplido su cometido. Su legado se mantendrá vivo en mis retinas y aún más en mi corazón pues mi padre me dormía de pequeño contándome las historias del hombre arácnido que él creó. Y ese recuerdo me araña el alma cada día de mi vida. No sé si existe algo después de esto. Pero sí sé que existe el recuerdo. Y aunque tal vez Stan no pueda verlo me siento en la responsabilidad de recordarle de aquí en adelante. Porque ese es mi poder y no eludo la responsabilidad que conlleva. Recordar a nuestros héroes y a sus creadores para que su lucha no haya sido en vano. Os invito a hacer el mismo ejercicio.

Un abrazo a todos.



el autor

Escritor y superviviente. Autor del libro ¨Mi faro en las Estrellas ¨ disponible en Amazon. Pienso y algunas veces acierto.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Introducción Bienvenido Titán o Titánide a un nuevo post analizando un nuevo capítulo de la que espero se esté convirtiendo en tu serie de superhéroes…