Opinión: El futuro de los cómics. ¿Habrá lectores en un par de generaciones?

6

Como bien apuntaba Pedro Pérez S. en este artículo de cine creo que estamos en un punto crítico tanto los lectores de comics, como los libreros como las editoriales.

Y además como volvía a comentar en este otro artículo no se sabe bien para quien editan las editoriales.

Y es que no nos dan los bolsillos para más.

¿Cuales podrían ser las soluciones?

A parte de que a todos los lectores del cómic nos tocaran las quinielas, la once, la bonoloto, todas las porras de todos los bares, los montepíos, las lámparas mágicas, las herencias de abuelas avaras y diéramos un braguetazo con Paris Hilton aun así el público del cómic no crecería lo suficiente.

Entonces ¿que podemos mejorar? realmente la excusa para no comprar más es que son muy caros, pero imaginemos por un momento que solo fuera una excusa, ya que muchas mujeres se gastan más en ropa que nosotros en cómic si hacemos cómputo mensual. Y alimentar la mente tiene su aquel.

De forma personal no creo en el coleccionismo

Ni en atesorar nada, ni en hipotecas, ni siquiera fotos de mis hijos. Yo lo vivo y luego lo comparto, y cuando me canso de vivir donde lo hago cambio de alquiler. Razón por la cual dono todos los cómics que puedo a las bibliotecas que más cerca tengo. De momento la de Ágora de Coruña es una de las más beneficiadas (entre la de Alcoy, Cocentaina, Albaida y otras). Pero igual una nueva época esta viniendo. No solo la vivencia personal del cómic, de nada me sirve leer algo y no poderlo comentar, y por eso nacen estas comunidades como la que hoy te ha traído a mí. A encontrarnos. Porque cuando un cómic te gusta quieres que lo lean tus amigos y te pones hasta pesado hasta que se lo enchufas a alguien y por fin puedes comentar que justo esa viñeta es la mejor de todo el volumen.

Llegados a este punto tenemos dos opciones (o más si se os ocurren, claro)

  • Cambiar el sistema de ventas
  • Ampliar el público

Cambiando el sistema de ventas

¿Y si cambiáramos la forma de comprar cómics? Cual podría ser la mejor?

¿Y si yo no quiero comprar cómics? ¿y si solo quiero alquilarlos? ¿Y si solo quiero alquilarlos todos los que salen este mes y devolverlos en 15 días? ¿y si hay más gente que quiere hacer esto mismo? ¿y si después de alquilarlos los donamos para que se difunda la palabra, para que nuestros hijos tengan más facilidades para leer lo que les gusta? Si ya me gustaba ir de pequeña a la biblioteca a leer Asterix, imagínate si hubiera podido leer toda la saga de Ranma! Hubiera sido la ostia!

Y si es hora de un cambio? Quien empieza a cambiar? los usuarios cambiamos primero, pero ellos se tienen que dar cuenta y cambiar la forma de vender el producto.

He intentado sacar números varias veces con este “alquiler” de cómics y realmente es muy complicado. Así que lo voy a modificar un poco. Primero tenemos que buscar clientes que quieran estar siempre al día, que no sean coleccionistas y que una vez leídos los tomos ya no quieran acumularlos. Y tienen que ser suficientes, pero no todos (sino se acaba el negocio). Y después necesitamos otro tipo de público al que no le importe comprar de segunda mano los cómics ya leídos. Parece que podría ser fácil, pero te expones a quedarte con un montón de cómics leídos que no quiera nadie de segunda. O una lista infinita de lectores que solo quieren alquiler. Y como en el mundo hay de todo, seguro que existen de los dos grupos. Lo difícil es hacerlos coincidir.

Las bibliotecas funcionan. Ahora bien ¿Y las bibliotecas específicas? ¿Durante cuanto tiempo puedes tener el cómic para leerlo? Esto son minucias. Estamos acostumbrados a que las bibliotecas sean gratuitas, ese es un hándicap que habría que superar.

Ampliar el público objetivo de cómics

Además de introducir un nuevo sistema de ventas tenemos que incidir en el público. Al final los que compran cómics son siempre los mismos y envejecemos y tenemos otras prioridades. Analizamos cómo podemos llegar a más clientes potenciales de formas imaginativas.

Imaginemos que todos y cada uno de nosotros vuelve al instituto

Y en vez de leer las lindezas que nos obligaban a leer, como “Eloisa está debajo de un almendro”, “El romance del mío cid” u otros que ya no me acuerdo porque yo leía lo que quería, no las porquerías que me obligaban. Yo leía “Drácula” en las escaleras de mi casa a plena luz del día. Yo leía ciencia ficción, yo leía fantasía. Yo no leía cómics porque el único cómic que vi de pequeña era “Vampirella” y alguien se encargó de esconderlo ya que era de mi abuelo y esas cosas no las teníamos que ver los niños.

Imaginemos que como decía volvemos al colegio y al instituto y nos dan para leer Maus cuando hablamos de la segunda guerra mundial. Nos dan a leer Buenas Noches Punpun para denunciar la violencia de género en nuestras casa. Nos dan a leer Naruto para mejorar en las cosas que nos gustan, para volcarnos en nuestra pasión. Nos dan a leer Jaybird para explicarnos que a veces estamos ciegos a la realidad. Nos dan a leer V de vendetta.

¿Te imaginas si en vez de criarnos con lo más aburrido de la literatura tradicional nos sorprendieran con cosas así de contemporáneas e inquietantes?

 Es un cambio desde dentro

Ofréceles a tus hijos cómics. Alimenta su imaginación.

Y si tienes la suerte de ser profesor: lucha desde dentro.

Fuera te estamos apoyando.



el autor

Una valquirieta para gobernarlos a todos. Una valquirieta para encontrarlos. Una valquirieta para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas.

6 comentarios

  1. Raúl Sánchez García el

    Pero aunque no seas coleccionista sabrás que el fan típico del cómic es coleccionista por excelencia…hasta el punto de comprar ñordos de mucho cuidado si es para completar su colección de Spiderman/Bendis/lo que sea.

    Mi experiencia desde luego es ir a una tienda de cómics en Madrid y encontrarme con mucho treintañero-cuarentañero. Muchos carritos con bebés. Muchas parejas que van allí en plan “que esto acabe pronto”. Muy muy pocos o ningún quinceañero. Alguno de poco más de veinte años comprando juegos de mesa o de cartas, alguna chica mirando manga. Llevo años sin ver a alguien menos de 30 años comprando superhéroes en una tienda de Madrid.

    En EEUU la gente joven que más lee (no sólo comics) son chicas jóvenes y afroamericanos. Que Marvel saque comics con un Thor femenino o un Capi negro no es casualidad: hace lo que demanda su nuevo público. Pero es un mercado de gente mucho más pequeño que el de hace 10 años y el de 20. La gente de todas las edades lee menos, y lee menos cómics. A lo mejor hay un despertar de la lectura en general (y de los cómics) pero lo veo raro. Tiene más posibilidades de salir a flote el manga (por variedad de temas, por cómo se confecciona y por longitud de las tramas) entre la gente más joven que el cómic de superhéroes.

    Para acabar, queremos más videoreseñas 😉

    Un saludo.

    • Sí que el público primordial es coleccionista por naturaleza, pero no el total. El renting de coches también existe. Hay gente que como yo se ha mudado mucho y no quiere arrastrar cosas consigo. Me acuerdo cuando yo tenía la tienda en Alcoy que tenía que pedir de los comics de grapa de kiosko 30 para que 10 vinieran sin romper, y aun así se me quejaban los clientes porque estaban arrugados (y les guardaba los mejores). Somos así. El comic tiene que estar impoluto, recién sacado de la imprenta. Pero muchas veces no viene de la imprenta, viene de la distribuidora, de haber sido devuelto de otra librería que no lo vendió, y entre el ir y venir se perjudican ligeramente.
      Tenía coleccionistas que solo compraban comics de un autor en particular, y otros que vendían los números antiguos para tenerlos todos retapados de la misma manera. En particular recuerdo una serie en cartoné de Fábulas que me costó un huevo completar para un cliente. Pero somos así: los queremos ordenaditos, del mismo tamaño y que encajen en nuestra estantería. Tenía otros clientes que guardaban las figuritas de star wars en blister sin desprecintar y otros que las ponían en escenas de las pelis. Todo válido.

      Pero creo que no es cierto que haya menos público, yo al menos sí que fui presente en los mas de 7 años que tuve la tienda física en que gracias a la televisión y a las series mangas muchos adolescentes de 12 años venían a comprar one piece, las chicas de esa edad estaban enganchadas al shojo (y al que era algo erótico también) y cuando salía el nuevo de harry potter tenía cola en la librería.
      Solo que hemos crecido, y vamos a determinadas horas de cuarentones cuando no estamos trabajando y queremos charlar con el dependiente si entiende de comics.
      No nos damos cuenta de que sí que hay un público emergente (el que antes había también) pero poco aprovechado.
      No lo vamos a negar. Mi éxito de ventas era Naruto por goleada. Yo los compraba de 100 en 100 en mis buenos tiempos.

      No sabía lo de EEUU. Ya veo que se ponen las pilas. Lo próximo estoy deseando que sea una mujer en la casa blanca. Seguro que cambiamos algo la Marvel con eso. Yo pondría a una nick furia con un parche. Suelen ser hombres en el gobierno, hay que cambiarlo.

  2. Pedro Pérez S. el

    Creo que cada uno aporta algo al conjunto. Es verdad, como dice Raul, que hay mucho treintañero y cuarentañero en las tiendas de cómics pero también he visto gente joven y muchas chicas, lo que en mis años mozos era imposible (no raro, imposible) pero también es verdad que tienden mucho al manga. El manga es muy muy variado, con buenas historias y también con churros. Creo que hay un manga para cada uno y eso en los superhéroes no pasa. Marvel se ha puesto las pilas, como dice Raul, escribiendo para su público. La nueva Ms Marvel es un buen ejemplo: chica, musulmana y adolescente. Pero Ms Marvel no es para Raul ni para mi. Ya ni nos acercamos a ella. Como público hemos cambiado. ¿Qué compro de Marvel ahora mismo? Muy poca cosa: recopilatorios, Star Wars, Doctor Extraño por Bachalo, Capitán America a ver que tal y Rondador Nocturno porque lo escribe Claremont. Encima en Marvel han conseguido sumar público por las películas. Pocos pero alguno ha picado. Pero cada vez tengo más la sensación de que no escriben para mi.
    Lo del coleccionista de cómics merece un post aparte. Yo jamás he tenido la necesidad de completar una saga o una historia por el simple hecho de que quede bien en la estanteria pero hay quien lo hace. Ese corral de vecinos que es Facebook esta lleno de coleccionistas clamando al cielo porque el lomo de un tomo está más bajo que el otro o porque el color del lomo está más claro que el del tomo anterior. Y lo grave del asunto es que igual ni se los leen! A ver, que levante la mano el que no tiene nada pendiente de leer. ¿Nadie? Pues eso. No somos coleccionistas. Somos drogadictos que necesitan ir a comprar su droga a la librería cada semana. Da igual si no nos la leemos. Hay que ir. Nos puede el ANSIA! A mi el primero. Habría que analizar qué nos mueve a eso y por qué estamos en este mundillo. Os invito a todos a bajar al trastero y releer cómics que hace años que no leeis. Habrá auténticas sorpresas. Desde “joder que bueno es este cómic y yo ni me acordaba” a “Dios mio, ¿Yo me compré esta mierda? ¿En que estaba pensando?”. Eso si, por vuestra salud mental no suméis lo que valen todos los cómics porque os hundiréis en la depresión más absoluta. Un saludo.

  3. Siempre habrá lectores de cómics. Y siempre los habrá en formato físico de papel. Hace 15 años ya se daba por muerto a los juegos de mesa y ahí está Carcassone y diferentes aventuras de mesa. Puede que vengan tiempos mal dados, pero saldremos y nuestros hijos y nietos. Leerán cómics, por suerte.
    Nos leemos.

Deja tu comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad