¿Por qué no me gusta Nosotros?

3

Nosotros (con el mucho más acertado Us como título original en Estados Unidos) ha roto todos los récords como película de terror más taquillera en las salas de cine y confirma que lo de su director Jordan Peele no es flor de un día tras el éxito de Déjame Salir. No obstante, ambas películas han sido fuente de discusión entre los espectadores que las aman y los que son más reacios a alabarlas. Yo me encuentro en ese segundo grupo, y en este artículo voy a explicar el porqué.

Crítica de Nosotros, la pesadilla de enfrentarse a uno mismo.

Crítica de Déjame Salir, el fenómeno mundial de terror del año. 

CONTIENE SPOILERS DE DÉJAME SALIR Y NOSOTROS

Uno de los grandes momentos culminantes de Déjame Salir…la tensión de Peele, por fin, consigue su objetivo.

SOBRE EL PODER DE LA METÁFORA.

A la hora de abordar una historia, como ya hice cuando hablé de la toma de decisiones, el guionista debe extrapolar de una trama concreta un mensaje universal. De este modo, muchas de las películas que vemos son historias metafóricas cuyo significado no apreciamos a simple vista. Así, dicho de forma coloquial, distinguiríamos entre la forma y el fondo de un guión cinematográfico.

Déjame Salir supuso un soplo de aire fresco al manido cine de terror. Fuera los sustos a lo Expediente Warren. Adiós a los subidones musicales. Peele fue capaz de crear una atmósfera tensa donde ese susto, ese cliché que siempre esperamos…nunca llega. Utilizando a un protagonista negro que debe pasar un fin de semana con sus blancos y ricos suegros, muchos esperábamos que estos le despreciaran progresivamente hasta llegar a niveles insospechados de terror. Pero no. Todo lo contrario. Sorprendentemente, los padres son amables. Demasiado amables. Y te descubres tenso porque sabes que, en algún momento, el giro llegará…y una vez más, no llega. Durante los dos primeros tercios del film, Peele construye una fábula sobre como la excesiva tolerancia también puede ser considerada intolerancia. Este mensaje se ve enturbiado por algunas decisiones de guión que se podrían considerar cuestionables (las motivaciones de la familia), pero queda claro que están al servicio de un fin (mejor dicho, de un mensaje) mayor.

Desgraciadamente, toda la coherencia que blande Déjame Salir en su fondo se derrumba en su tercio final, una orgía de insatisfactoria violencia que acaba con la tensión que Peele había mantenido.

Nosotros, su siguiente película, apuesta por la misma lógica narrativa y, por lo tanto, comete los mismos errores.

La película (cuyo título, Us, hace referencia a “nosotros” y a “americanos”) es una metáfora sobre los olvidados en Estados Unidos, la minoría que no puede acceder a los servicios de los que si disponen la mayoría de los americanos, representados en la sociedad que vive al aire libre en la película. Una minoría que decide rebelarse y simbolizar una cadena humana hipócrita que no cumple con ningún objetivo (Hands made for America fue un intento real de prestar ayuda a los más desfavorecidos pero resultó ser un fracaso). Una lucha de clases sin sentido en la que una persona que se infiltra en un estrato superior tiene los mismo privilegios que los de dicha clase solo por aparentarlo (el giro final).

Sin embargo, una vez más, el enorme poder metafórico de Nosotros se diluye en un guión con algunos agujeros y en un ritmo que recopila lo peor del último tramo de Déjame Salir. Las acciones violentas y las situaciones de terror, presentes desde mucho antes que en Déjame Salir, se convierten en algo rutinario que nos aleja de la tensión que Peele sabe crear en los primeros compases de la película.

No cabe duda de que Peele es un director que sabe dotar de una atmósfera bizarra a sus películas, aportando tensión a la escena jugando con el espectador, dándole a entender que algo va a ocurrir sin que llegue a ocurrir realmente y, por tanto, convirtiendo acciones cotidianas en momentos de expectación. Es el punto fuerte de un director con mucho que decir desde el punto de vista social y con una gran capacidad para convertir un mensaje universal en una historia de terror fresca e innovadora. Sin embargo, también es un director que se pierde en los clichés contra los que tanto lucha. Nada mejor que Nosotros, una versión larga del anodino último tramo de Déjame Salir, para reflejar este defecto.

Lógicamente, el adorar o denostar a Peele depende del espectador, de su capacidad para enfocar su vista solo en el mensaje de fondo y no ver el resto de fallos. Pero no, esto es cine, donde todo debe coordinarse. Un buen mensaje debe coexistir con un guión que lo moldee, una dirección adecuada, una banda sonora y unas interpretaciones. Si solo existe mensaje, si este prevalece demasiado por encima del resto de aspectos de la historia, nos queda una fábula vacía. Como Nosotros.

Un saludo y sed felices!



el autor

Médico residente. Intento aprender como si viviera para siempre. Intento vivir como si hoy fuera mi último día...con las cosas que me hacen feliz.

3 comentarios

  1. Joer macho. Acojona mas la cara de la niña que el puñetero Pennywise. En lo personal, creo que tanto Get out como esta fallan estrepitosamente en sus terceros actos. Y en el caso de Us , los agujeros de guion estan presentes desde la misma premisa. Peele es un buen director pero tiene que tratar de pulir los pequeños detalles de ciertos aspectos de la trama y sobretodo de coherencia interna con el mundo que nos quiere plantear. Un saludo Fernando.

    • Fernando Vílchez el

      Al final parece que Peele cumple el dicho “el fin justifica los medios”. No parece importarle sacrificar múltiples detalles de la trama con tal de mostrar su mensaje como él desea hacerlo.

  2. Tenía experanzas con esta película,pero he leído las suficientes críticas que subrayan sus aspectos negativos,como ésta,y que me dicen que esperar a verla sin tener que pasar por caja es la mejor opción.No esta mi economía para tirar cohetes.Respecto a la crítica de su primera película absolutamente de acuerdo en todo.En mi opinión se sobrevaloro en exceso a ella y a su director y sus nóminaciones a los principales Oscars(con nada menos que el premio a mejor guión original incluido)me resultaron más un ejemplo de la típica hipocresía made in Holliwood respecto al “cupo obligatorio” afroamericano que a una verdadera intención de premiar subjetivamente una obra por su calidad cinematográfica.

Contesta a Fernando Vílchez Cancelar Respuesta

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos una semana más a esta sección donde repasamos lo más destacado de la semana en cine y televisión, que no tiene porque ser lo…