IniciovideojuegosRainbow Six Siege: El shooter táctico de los shooters tácticos

Rainbow Six Siege: El shooter táctico de los shooters tácticos

Gracias al servicio de Ps Now, pude disfrutar hace poco de Rainbow Six Siege, un juegazo que sinceramente, me encantó, aunque me consta que ya no forma parte del servicio de juegos mencionado. Este juego, desarrollado por Ubisoft Montreal y que salió a la luz el 15 de diciembre de 2015 para las plataformas Xbox One, Windows y Play 4, parte de una premisa simple; eres un operativo especial en una misión de desactivación de bombas/extracción de rehenes/ localización de un contenedor de contenido biológico que, en un determinado mapa tiene que enfrentarse (a ser posible eliminándolos) a los terroristas del interior de la estructura, cuyo cometido es que la bomba no sea desactivada, que el rehén no sea extraído o que el contenedor biológico no sea localizado en su caso, o simplemente acabar con todos los atacantes (recordemos, agentes de las fuerzas especiales).

Puede que suene un poco lioso pero es muy simple, se trata de un juego en el que, o bien tienes que entrar a la fuerza en una estructura convenientemente protegida o bien tienes que atacarla, siendo la modalidad clásica un 5vs5, ya que el juego está prácticamente en su totalidad pensado para el modo multijugador.

La gracia principal del juego es que no está pensado como el típico Call Of Duty que mueres, respawneas en la partida y a continuar luchando; en Rainbow Six Siege, en una partida, si mueres, muerto te quedas, a todos los efectos. En este sentido, el juego busca ser realista,  premiando el jugar con cabeza y ser cauto y castigando el ir directamente a saco; en este título descuídate aunque sea un poquito y verás lo rápido que acabas viendo a tus compañeros de equipo jugar, mientras esperas a que se acabe la ronda. Así que para que no te pase esto, lo suyo es jugar táctico, lo que no quiere decir quedarte plantando en un punto del mapa apuntando a una puerta para reventar al primero que aparezca, sino intentar jugar con un mínimo de sentido. O también puedes ir a lo loco, la decisión es tuya, lo que puede dar pie a situaciones muy divertidas.

Bromas aparte, el juego es tremendamente exigente , no es ya sólo que puedas herir a tus propios compañeros de equipo, como se aprecia en el video precedente (por lo que no vale asustarse y disparar a la primera cabeza que asome, ya que puede tratarse de una persona de tu propio grupo de defensores (o de atacantes),  sino que cada jugador cumple un rol específico en la partida, al más puro estilo League of Legends. Así, antes de comenzar la partida, puedes elegir a tu operario que emplearás en el mapa, con unas determinadas habilidades, que pueden ser cruciales para ganar la partida. A modo de ejemplo, si estás en la posición atacante y coges un operador especializado en destrozar estructuras fortificadas, y mueres nada más comenzar la partida, has dejado a tu equipo vendido, ya que no van a poder atacar a los defensores, en caso de que hayan reforzado sus instalaciones.

La variedad de roles que se pueden escoger es amplia, y a más juegues, más agentes tendrás disponibles para emplear, distinguiéndose varios roles básicos, y multitud de estilos distintos de juego para poder ser de utilidad al equipo; el encargado de destrozar estructuras, el que va por libre, el “support” o apoyo, el que debe defender una determinada posición, etc. Para más información a este respecto, consultar aquí y aquí.

Así, entre los múltiples estilos que se pueden adoptar, se pueden citar algunos representativos; el francotirador, el experto en poner trampas, el hacker informático, el médico que cura al equipo, el que se encarga de las demoliciones, el desactivador de bombas etc. El juego mismo ofrece, al desbloquear cada personaje, un sencillo video introductorio (muy currado dicho sea de paso) que demuestra el potencial de cada operador.

Otro punto destacable del videojuego es el mapeado, que ya no es que sea 100% destructible (incluyendo paredes, suelos, techos, etc), lo que ofrece al juego un mayor grado de diversión ya que los enemigos pueden salir de literalmente cualquier parte, sino que cada mapa muestra situaciones distintas y muy variadas, escenarios que además van rotando a lo largo de los meses, para que el jugador pueda irlos descubriéndolos y disfrutándolos. Así por citar algunos, un banco, un parque de atracciones abandonado, una casa residencial, el interior de un avión comercial, una cabaña en las montañas, un yate, una embajada, etc. Aquí la lista completa de mapas del juego.

Así, no es lo mismo jugar en una mansión italiana, que en unas favelas en Brasil, por lo que es conveniente conocer un poco las características básicas del escenario que se va a tratar (como si se tratase de una operación en la vida real), para tener mayor probabilidad de que la misión sea un éxito.

Poco más me queda por comentar. Antes de iniciar en sí la fase de defensa o de ataque en su caso, se dispone de un tiempo de preparación para armar las defensas (barricadas, trampas, escudos desplegables, etc), o en su caso para atacar (con el empleo de un dron que sirve para reconocer el terreno), y además tanto los defensores como los atacantes podrán ayudar a su equipo en la partida y una vez eliminados, con el empleo de cámaras que detectan la posición de los enemigos repartidas a lo largo de los escenarios (a las que los defensores tiene acceso), o mediante drones de que disponen los atacantes (uno por cabeza), que realizan la misma función de detectar a los enemigos. En Rainbow Six Siege es prioritario antes de realizar cualquier otra acción, saber la situación exacta o aproximada de tus enemigos, con el fin de poder ser lo más certero posible, empleando el saber la posición del enemigo como una ventaja a tu favor, bien sea mediante el elemento sorpresa, con un ataque directo, silencioso, etc.

Por último, como son muchas mecánicas, el propio juego ofrece una especie de modo campaña a lo largo de unas diez misiones aproximadamente (incluyendo rescate de rehenes, desactivación de bombas, ataque a una célula fortificada terrorista, etc), para que el jugador se haga con los controles del propio juego en sí, incluyendo dominio de escenarios, habilidades de personajes, armas, estilos de juego, etc.

Por ultimo, al tratarse de un juego que pretende ser tan realista, la elección del armamento es múltiple, pudiendo darse múltiples combinaciones de armamento, a cada cual más letal, incluyendo pistolas, escopetas, subfusiles, rifles, o ametralladoras, entre otros , que se pueden combinar con todo tipo de accesorios; silenciadores, distintos estilos de cargadores, bocachas, miras de cerrojo, de precisión, de punto rojo,  y todo ello a su vez acompañado de todo tipo de dispositivos y bombas existentes, desde el clásico C4, hasta los no tan corrientes láser trampa (toca el haz rojo y harás bum).

Rainbow Six Siege Makes Explosions Even Deadlier - GameSpot

Y con esto y un bizcocho, ya estás mamadísimo para poder cargarte a cualquier enemigo que se te ponga por delante, y sacarte partidas increíbles una detrás de otra.

Un saludo y sed felices.

Ex colaborador de la webhttps://www.lascosasquenoshacenfelices.com
Ex colaborador de Las cosas que nos hacen felices al que agradecemos su tiempo y su aportación. Muchas gracias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad