Reseña de Colección Jim Starlin 1. El renacimiento de Thanos

1

La trilogía del Infinito, tal y como se la conoció en los años 90, englobaba las tres partes de la saga cósmica por excelencia donde Jim Starlin fue el máximo exponente. La primera parte, la parte que fue encumbrada en lo más alto se llamó el Guantelete del Infinito. Esta fue la saga en la que Thanos se peleó contra todo bicho viviente del Universo Marvel. Luego hubo dos partes más, una secuela bastante digna titulada la Guerra del Infinito, y un colofón mediocre (por no decir flojo) titulado la Cruzada del Infinito. Pero antes de todo esto tenemos que preguntarnos como hemos llegado a esta situación, como Thanos consigue las gemas del Infinito que durante tantos años han dado que hablar. Este es el primer tomo de la colección Jim Starlin y aquí vamos a ser testigos de: El renacimiento de Thanos.

Por cierto y como curiosidad, si queréis saber donde se encuentran las gemas del Infinito en las películas Marvel os emplazo a que vayáis a este enlace.

El resurgir de una leyenda

Thanos fue creado por Jim Starlin en Iron Man vol.1 55, en febrero de 1973, pero pronto pasaría como villano a la serie de Capitán Marvel. Realmente Thanos es una especie de homenaje a Darkseid, su homónimo en el Universo DC. Thanos se convirtió pronto en un enemigo formidable a batir dentro de La casa de las Ideas hasta tal punto que protagonizó unas sagas más memorables dentro la industria del cómic. En el acto final que concluye entre el anual 7 de los Vengadores y el 2 de Marvel Two-In-One, Thanos finalmente muere, pero no sin antes ser el cabeza visible de las mejores epopeyas galácticas de Marvel en los 70, sino la mejor. Pero sin Thanos, Marvel se quedó sin una referencia (y una colección) a nivel galáctico, fuera de la Tierra, durante más de una década. De este vacío se aprovechó DC para encumbrar a la Legión de superhéroes, pero esa es otra historia…

A finales de los 80 Estela Plateada (Silver Surfer) protagonizó su hasta ahora cabecera más longeva, una serie de cierta repercusión mediática. Pero pronto Silver Surfer adquirió una fama inusitada, el maestro Jim Starlin iba a coger las riendas de la colección para no sólo guionizarla, sino para renacer a Thanos en ella. Starlin ideó en su cabeza la trilogía del Infinito con mayor o menor acierto. Como dije antes el Guantelete adquirió el estatus de magnífica saga mientras que sus secuelas fueron decreciendo en calidad. Pero una de las mejores ideas, de los mejores trayectos hasta desembocar en el Guantelete fue el camino hasta la misma, el renacimiento y la búsqueda de poder, que además veremos integro en este volumen.

Adquirir ese halo de “Dios” para Thanos no era tarea sencilla y Starlin recreó ese “tour de force” dentro de las páginas de Silver Surfer y en la mini serie Thanos Quest. Cómics muy de principios de los 90 pero de una gran calidad artística en guión y también en dibujo. Se perfectamente que gran parte del dibujo recayó en los lápices de Ron Lim, pero para mi entender en estos cómics dio lo mejor de si mismo.

Jim Starlin hizo dos cosas perfectamente. La primera fue resucitar a Thanos e introducirle rápidamente dentro del Universo Marvel sin que fuera algo precipitado, y la segunda se centró en su búsqueda de las gemas del Infinito. Starlin cumplió con las mil maravillas y Thanos además de parecer que llevaba vivo desde hacía lustros, se familiarizó rápidamente con su guantelete de poder (esta parte se desarrollará más en el volumen dos). Y es justo en este primer tomo de la colección Jim Starlin (el primero de doce) donde veremos su renacimiento y su búsqueda y hallazgo del poder. Aquí veremos como Thanos resucita y se enfrenta a Silver Surfer hasta hacerle creer que está muerto para así tener vía libre en su enfrentamiento contra los 6 primigenios que ostentaban las gemas del Infinito. Además introduce (si, también resucita) a Drax el destructor, un personaje de gran importancia en la vida pasada y futura del Titán loco.

Para mi estamos ante un tomo fundamental dentro de esta saga cósmica que creó Starlin a principios de los 90. Una obra magna, de aventuras pero muy entretenida y con cierto valor artístico, como comenté con anterioridad. La miniserie Thanos Quest, la que cierra el volumen que ahora edita Panini, me parece una miniserie redonda y acorde con la tarea de Thanos de conquistar las gemas del Infinito. E incluso con todo lo bueno que puedo decir de ella, se me queda algo corta al querer tener más información de los primigenios. Pero no nos engañemos, estamos ante un buen comienzo para una colección de doce números (la colección Jim Starlin) que contará con tomos de extraordinario valor y otros más desechables.

A continuación la portada y el enlace a la edición española de Panini Cómics.

Un saludo y sed felices.



el autor

Licenciado en Publicidad y RR.PP. Creador y administrador del blog entre otras actividades lúdicas como community manager, lector de libros y cómics además de futbolero, cinéfilo y coleccionista de páginas originales. Me gusta hacer un poco de todo.

1 comentario

  1. Adrián De La Fuente Lucena el

    Buena Reseña Mario y buen material. Sobre todo “Thanos Quest”. Un buen punto de partida para conocer al gran personaje de “Jim Starlin”: “Thanos”.

    Un abrazo.

Contesta a Adrián De La Fuente Lucena Cancelar Respuesta

Recomendado en Las Cosas felices
Las series españolas no tienen muy buena fama. Hay excepciones notables, como la excelente Crematorio o la fantástica El Ministerio del Tiempo, pero un exceso…