Reseña de Diario de una Femen

2

En Diario de una Femen de DufranneLefebvre editado por Norma editorial nos encontramos un cómic de crítica social brutal. No solo por conocer las vicisitudes de una activista de Femen, sino por todo lo que acontece en su vida.

femenRepasamos los aspectos más importantes del cómic.

  • El trabajo. Sophie trabaja en una agencia de comunicación. Si bien no sabemos lo que hace realmente, ella tampoco. Resulta indignante que tras preparar una reunión con un cliente su jefe acabe pidiéndole que haga de mujer florero, que se ponga una minifalda y un escote para así ganar el cliente. Además, después le ordena que se cambie que despista a los compañeros. No sé si es más indignante lo primero o lo segundo. Pero lo tercero ya es para mear y no echar gota. Cuando se entera de que es activista de femen y la despide de la plantilla pero la mantiene como freelance dándole mierdas. No sé si es mejor que la despida y ya está o que le de trabajos buenos. Pero está claro que la doble moral que se gasta no me gusta nada. Hay que ser valiente, para los negocios también.
  • La familia de Sophie es bastante normal. La madre es como todas las madres: una petarda criticona. La hermana mayor tiene dos hijos pequeños y su padre es el único con sentido común. Hay distintas escenas muy buenas con su hermana que son fieles a todo lo que querríamos decirnos en la vida real pero no hay nadie que tenga huevos a decir. Pongo un ejemplo solo para no hacer mucho spoiler: Sophie llega a casa de su madre y los niños están durmiendo en su cuarto, su hermana dormirá en el de ella con su marido y a ella le toca el sofá. Sí, muchas veces pasa esto. Pero ella le contesta a su hermana que bien podrían ser que los niños durmieran con ellos, la hermana le dice algo sobre que necesita intimidad y ella le vuelve a recriminar que a su intimidad que le jodan. ¡Qué razón tiene! Menos mal que yo no hago eso cuando voy a casa de mi madre, que en este caso soy yo la que tiene hijos y mi hermana la que los sufre.
  • Las amistades están sobrevaloradas, así en general. Las amistades suelen ser geográficas y por proximidad, os lo digo yo que me he mudado mucho y he vuelto a empezar de cero muchas veces. Sophie asiste pasiva a las críticas de sus amistades al movimiento Femen sin decir nada. Pero su firme determinación es la que la lleva a soportar todas las mierdas que le caen en cuanto se hacen públicas unas fotos suyas y todos se sienten muy por encima de ella para poder criticarla a gusto y decirle toda clase de improperios desagradables. En este caso más te vale no leer nada y tirar el movil. O apuntarlo todo para saber quienes no han sido nunca tus amigos.femen
  • La pareja de Sophie se queda flipada. No entiendo si por bien o por mal, porque tampoco juega un papel muy importante en el cómic.
  • ¿Por qué hacerse activista de Femen? Ella está cansada de todo, de que luchar en su vida profesional no sirva de nada, de que en su vida familiar tampoco se la tenga en cuenta, de que le recuerden constantemente que se le pasa el arroz, de tener miedo. Un día ve a las Femen y se queda obsesionada. Ella quiere ser así de valiente, quiere vivir sin miedo.
  • El miedo, como acabo de decir es lo que impulsa a Sophie a hacerse activista. Pero también la rodea constantemente. No sé si sabéis lo que es vivir con miedo. Yo sí. Siempre he sido consciente de que era más pequeña, más vulnerable y más accesible a los maleantes. Es como dicen en la cadena de radio rock fm que antes cuando eras pequeño si te seguía alguien te echabas a temblar, ahora lo llaman redes sociales. Bromas aparte, creo que es una sensación que los hombres no suelen tener, o no reparan en ella, o solo la tienen los pequeñitos como yo y por eso somos los más peleones. Creo que es cosa de bajitos este deseo de conquistar el mundo. Pero es lo que nos mueve.
  • El valor en el comic se huele, pero no se ve. Es el valor de generar un cambio en ti misma, en querer hacer algo que marque la diferencia. El valor es seguir hacia adelante cuando todo tu mundo te da la espalda, te llama puta y te amenaza.
  • El futuro es lo único que le queda a Sophie. Es en lo que creemos los visionarios. Es por lo que luchan los activistas. Un futuro mejor para las mujeres.

femenEn las últimas páginas asistimos al futuro de Sophie, que si bien no es mágicamente contrapuesto a nada, pretende continuar la lucha.

Este comic me recuerda mucho a Mary Poppins. Sí, no estoy loca. Igual no os acordais, pero en Mary Poppins aparece el primer movimiento feminista que recuerdo y me marcó mucho. De echo hace poco que la volví a ver con mis hijos y es la canción que más recuerdo. La película empieza así: Los niños se pierden, la niñera se despide y entra la madre por la puerta cantando. “Hoy las cadenas hay que romper, en dura lucha por libre ser, y nuestras dignas sucesoras cantarán al ser mayoreeeeees, por tí VOTA LA MUJER”. Pues sí, todos los movimientos revolucionarios han empezado de alguna forma. Pero esta señora sumisa ante su marido, que dice a la sirvienta: esconde eso que a mi marido no le gustan mis ideas políticas es la viva imagen de una revolución.

Más información de Femen en su blog.

Si bien no me ha gustado el comic por la poca muestra de profundidad de sentimientos en el dibujo, la historia que narra Diario de una Femen sí que me gusta. Lo malo es que yo voy a leer para escapar de lo que no me gusta del mundo y coger fuerzas para cambiarlo, no para seguir viendo miserias. Es por la misma razón que “Los Pilares de la Tierra” me parece un libro de mierda donde se sufre mogollón. Sí, para gustos los colores.

Me despido con mi reseña en youtube de este comic.



75% demasiado real

son tal reales las situaciones que parece irreal que vivamos en un mundo así.

  • Dibujo 70 %
  • Guión 80 %
  • Historia 90 %
  • Ritmo 60 %
  • User Ratings (0 Votes) 0 %

el autor

Una valquirieta para gobernarlos a todos. Una valquirieta para encontrarlos. Una valquirieta para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas.

2 comentarios

  1. Raúl Sánchez el

    Anda, videoreseña. Qué bueno. ¡Haz más! A ver si me animo y hago una.

    Me ha llamado la atención una cosa: “Lo malo es que yo voy a leer para escapar de lo que no me gusta del mundo y coger fuerzas para cambiarlo”. Hay dos escuelas de pensamiento con esto del ocio: los que leen, juegan o ven cosas para evadirse (y buscan cosas de fantasía: los de este blog y el frikismo están aquí) y los que leen o ven cosas sólo realistas, ya que dicen que su percepción del mundo termina cambiando con lo que hacen en su ocio.

    Cada vez tengo más dudas de qué es menos malo/mejor/engorda menos de las dos cosas.

    Cuídese, oiga.

  2. Sí que es verdad que tenemos esa disociación. Yo me decanto por las cosas divertidas y no veo dramas ni en televisión. Paso. Como dice una canción muy pop igual lo merezco pero no lo quiero. Oyes.
    Como se nota que no eres de manga, que ahí suelo hacer videoreseñas, jijijiji.
    Anímate, peor que yo no lo harás!

Contesta a Raúl Sánchez Cancelar Respuesta

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos un jueves más a la sección de las películas de estreno en Las Cosas que nos hacen felices. Una nueva semana y nuevas películas de cierta calidad.…