Reseña de IZombie: Integral. Roberson y los Allred nos traen un buen cómic de monstruos adolescentes

2

“Un thriller sobrenatural inteligente y fresco … Un paquete fabulosamente entretenido que es divertido, espeluznante y sorprendente.”

Boing Boing

Introducción

En Marzo de 2019 ECC cómics publicó un recopilatorio con los 28 números de IZombie. IZombie es una colección sobre monstruos adolescentes del sello Vertigo de DC Comics. Estamos ante la obra de Chris Roberson, Michael Allred y Laura Allred que sirvió de inspiración a la serie de televisión del mismo nombre de la CW. La compañera Sofía estuvo un tiempo comentando esta serie. Puedes leer sus post en el siguiente enlace: iZombie (Análisis de los capítulos). Volviendo al integral que nos ocupa decir que incluye, además de dos especiales de House of Mystery relacionados con la cabecera, un epílogo de Roberson y una sección de bocetos de Michael Allred, a modo de extras.

¿De qué va IZombie?

Si, como yo, quieres introducirte en IZombie a través de los tebeos y no por la serie, porque has visto que es una colección del sello Vertigo con un equipo creativo de lujo, pienso que es interesante hacerte una presentación de la misma. IZombie trata de una adolescente, Gwen Dylan, que, por diversas circunstancias, termina volviendo a la vida como una Zombie, que precisa devorar cerebros frescos, al menos una vez al mes, para conservar los pocos recuerdos que le quedan. Porque esa es otra, resulta que Gwen apenas posee recuerdos de su vida anterior, lo que la convierte en presa fácil de quien quiera aprovecharse de su confusión para manipularla. Para tratar de minimizar eso y asegurarse una provisión de cerebros, Gwen ha conseguido un trabajo como sepulturera en su ciudad natal, Eugene, en el Estado de Oregón. Allí, nuestra protagonista reside en una de las criptas del cementerio en el que trabaja.

Otro efecto de comerse el cerebro de otras personas es que Gwen adquiere los recuerdos de las mismas y algún que otro sentimiento de culpa por asuntos pendientes que Gwen decide encarar y solucionar para evitar los continuos remordimientos de sus víctimas. En muchas de esas peripecias Gwen contará con la ayuda de una fantasma adolescente, cuya vida rivaliza en complejidad con la suya, y de un Hombre terrier, una versión caricaturesca del hombre lobo adolescente americano, el famoso Teen Wolf, que, además, es un friki de cómics y series de televisión.

Pero claro, un contexto normal con tanto monstruo adolescente sería muy aburrido, así que los autores se ocupan de enriquecerlo con personajes afines. Tal es el caso de un grupo de jóvenes vampiresas que, para sobrevivir, organizan juegos de paintball donde consiguen sangre de sus clientes sin que ellos se den cuenta. También tenemos agentes cazadores de monstruo, tanto en versión hermandad secreta, que opera a su bola, como en plan Men in Black. A saber agentes de negro del gobierno, donde cada uno es un monstruo o un ser sobrenatural con el nombre de un presidente de Estados Unidos. Sin olvidarnos del clásico científico loco, en este caso científica, que, a través de experimentos de dudosa moralidad, busca invocar a una entidad maligna que satisfaga sus ansias de poder. 

Pero todo eso no es nada comparado con lo que se está cociendo en las catacumbas de Eugene, algo arcaico y letal que vendrá a complicar más todavía la vida de Gwen. Si es que eso es posible.

El caso es que hay un enigmático ser, que parece tener las respuestas. Respuestas tanto del pasado de nuestra protagonista como de la amenaza que está por llegar. Un ser que, pese a su belleza exterior, parece haber vivido miles de años, por lo que se suelen dirigir a él con el apelativo de Momia. Pues el tal Momia quiere preparar a Gwen para luchar contra dicha amenaza. Si bien, conforme van avanzando los números, se nos va descubriendo que este misterioso benefactor, aspirante a mentor, tiene más que ver con la actual condición Zombie de la protagonista de lo que al principio parecía.

Mi valoración sobre IZombie

Si te digo la verdad, si yo hubiera leído este post antes de probar el cómic ni me hubiera molestado en leerlo. La razón es que los cómics de adolescentes no suelen llamarme demasiado la atención. Y los de adolescentes monstruos menos todavía. Por fortuna para mi una serie de circunstancias permitieron que la colección, recogida en este tomo, cayera en mis manos y me engancho. ¡Claro, son los Allred! Te guste o no la temática y/o el personaje que ilustren, su minucioso, a la par que espectacular y expresivo dibujo, te engancha si o si. Además tenemos a Chris Roberson en los guiones, quien sabe coger todos los tópicos del género de terror adolescente y quebrarlos para mostrártelos desde una nueva dimensión. Además, al ser un proyecto de Vertigo, el sello de adultos de DC Comics, no hay ninguna ñoñería. Los autores te cuentan y muestran las situaciones con toda la crudeza que la trama demanda. Eso si, de forma inteligente y sin recrearse en la violencia. A este respecto conviene destacar que la buena fama de Roberson como escritor de personajes femeninos está plenamente justificada en su forma de presentar a Gwen. Desde el primer momento se nos dice y muestra que Gwen tiene una vida bien jodida pero eso no la hace caer en el melodrama fácil o en el sentimentalismo barato sino que siempre es retratada como una chica fuerte e inteligente, que encara sus problemas y trata de encontrar sentido a su nueva condición, con la ayuda de sus amigos.

No he visto la serie de televisión pero veo difícil que alcance el nivel de su fuente de inspiración, dada la calidad de los profesionales implicados. Así pues no me queda más que decirte que, hayas visto la serie o no, merece la pena darle una oportunidad a este cómic.

Espero que te haya gustado este post. Si es así ¡comenta y comparte! ¡Muchas Gracias!



el autor

Friki del Cómic en particular y de la Cultura Pop en General, Administrador y Bloguero de Las Cosas que nos hacen felices. Licenciado en Filosofía, Máster en Gestión Cultural. Diplomatura en desarrollo WordPress, Social Media Manager, Community Manager, Content Manager y Bloguero de una Institución Cultural Universitaria y miembro fundador del blog de Cultura Pop DYNAMIC CULTURE (www.dynamicculture.es). Cursos de S.E.O., Analítica Web, Community Manager y Marketing de Contenidos. Siempre aprendiendo y tratando de encontrar mi lugar en la vida, intentando disfrutar con lo que hago para que merezca la pena.

2 comentarios

  1. La serie y el cómic tienen poco que ver (ni siquiera el nombre de la protagonista), tanto en forma, como fondo, tono y dirección; eso sí, la serie está bien entretenida y, según avanzan las temporadas, el cachondeo metaficcional hace que gane aún más.
    Buena reseña.
    Un saludo

    • Adrián De La Fuente Lucena el

      Hola Manuel. Muchas Gracias por tu comentario. Me alegra que te haya gustado la reseña.

      Lo cierto es que no me habían hablado bien de la serie de televisión pero tu opinión me ha dado que pensar y lo mismo la pruebo.

      Lo dicho, gracias por tus palabras.

      Un abrazo.

Contesta a Adrián De La Fuente Lucena Cancelar Respuesta

Recomendado en Las Cosas felices
Ya tenemos las novedades de julio de 2019 de Astiberri. Os dejamos a continuación el correspondiente texto de la editorial y el PDF con todas las novedades. Este…