IniciocomicsReseña de La liga de los hombres extraordinarios, volumen 3

Reseña de La liga de los hombres extraordinarios, volumen 3

En esta web siempre permanecemos atentos a las novedades de los autores más grandes de las cosas que nos hacen felices. Nos pasa con Spielberg, Scorsese, Kojima o Mark Millar. Y claro, Alan Moore no iba a ser menos.

Tras la edición de los dos primeros volúmenes de La liga de los Hombres extraordinarios, obra de aventuras altamente recomendable que hemos analizado en la web , llega el tercer volumen editado por Planeta.

Reseña del primer volumen. 

Reseña del segundo volumen.

Pese a que el final del segundo volumen dejaba poco lugar a una continuación tras los acontecimientos ocurridos durante La guerra de los mundos, Moore y O´Neill se atreven con un tercer arco que continúa la trayectoria de este peculiar grupo de personajes decimonónicos. Una tercera parte que rompe con todo lo que vimos en los dos primeros volúmenes, que eran un homenaje a la literatura victoriana en particular y a la novela de aventuras en general.

Este volumen 3 se divide en tres partes claramente diferenciadas por el año en el que transcurre. El primer intervalo se desarrolla en 1910, con una nueva Liga liderada por la infatigable Mina Murray (Drácula), acompañada de Allan Quatermain Jr. (Las minas del rey Salomón), A.J. Raffles, caballero ladrón surgido de la pluma de E.W. Hornung, cuñado del gran Conan Doyle; Thomas Carnacki, mago con poderes premonitorios creado por William Hope Hodgson; y Orlando, un guerrero inmortal y hermafrodita, basado en la novela homónima de Virginia Woolf. La nueva agrupación persigue a una secta liderada por Oliver Haddo, personaje escrito por William Somerset Maugham en su conocida novela El mago, un hombre que busca la llegada del Anticristo. La trama, de la que no desvelaré más detalles, se continúa en 1969 y en 2009.

Bajo esta interesante premisa, la trama orquestada por Moore se aleja de lo visto en los anteriores arcos argumentales para transcurrir por terrenos bien distintos a la aventura clásica que tanto ha homenajeado. De hecho, a partir de 1969, la historia se adentra en el surrealismo y psicodelismo del que, últimamente, hace gala su autor. Podrá gustar más o menos, pero avisados estáis.

Las referencias literarias de este volumen se amplían sobradamente. Desde las novelas ocultistas de principios de siglo XX, hasta novelas de referencias como Rosemary´s baby, adaptada brillantemente por Roman Polanski en La semilla del diablo; Mary Poppins, La tempestad de Shakespeare o el mismísimo Harry Potter.

El objetivo no es revisionar la literatura victoriana como un trasunto del género superheroico, como así fue en los dos primeros arcos argumentales, si no reflexionar sobre el mundo que queda cuando todas las criaturas literarias conviven con la realidad y, lo que es más importante, como se amoldan a ella.

Lo mejor de este volumen, que puede resultar polémico por el desarrollo de su trama, es el dibujo de Kevin O´Neill, dinámico y desfigurado a más no poder, en la línea de sus anteriores trabajos (prácticamente lo único que se mantiene en este tercer volumen).

En definitiva, La liga de los hombres extraordinarios volumen 3 es un tomo que rompe con lo visto anteriormente. Para los que busquen una historia de aventuras clásica pasada por el filtro salvaje de Moore y O´Neill, avisados quedáis. Este es un cómic denso que habla más del mundo que nos rodea actualmente (según Moore, mucho más triste que el de principios de siglo XX) que de intrigas decimonónicas.

Lo que no admite discusión es la magnífica edición de Planeta en tapa dura, con unos relatos cortos de Moore al final del tomo. Como en los dos anteriores volúmenes, una compra más que interesante para los fans del cómic.

¡Un saludo y sed felices!

Fernando Vílchez
Médico residente. Intento aprender como si viviera para siempre. Intento vivir como si hoy fuera mi último día...con las cosas que me hacen feliz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad