InicioCómicsReseña de UCC Dolores vol.1: El sendero de los nuevos pioneros

Reseña de UCC Dolores vol.1: El sendero de los nuevos pioneros

Sed [email protected] a una nueva reseña de cómic y abrochaos los cinturones, pues el viaje espacial comienza en “UCC Dolores. vol.1: El sendero de los nuevos pioneros”, cómic de aventuras espaciales publicado por Yermo Ediciones (de la que ya reseñamos otras obras como “El camino de la espada” o “Hasta el último”) y creado por Didier y Lyse Tarquin. Se trata del primer episodio de una trilogía cuyo último número será publicado en Francia antes de que finalice este 2020.

He de comenzar confesando que las historias de este tipo, ambientadas en el espacio y condimentadas con una aventura tras otra, son una de mis debilidades, por muy trillado que esté el argumento generalmente. Y UCC Dolores no es una excepción a lo anterior, pues la historia que nos cuenta, y que abordaré más adelante, no es tampoco nada que invente la rueda, pero tiene el suficiente buen ritmo para que eso poco importe. Es cierto que este tomo es el primer capítulo de una historia que tendrá varios más, y que al tener solamente 48 páginas se hace corta, pero más por mérito de la forma en que avanza la historia que por la breve extensión de páginas.

A cargo de esta ópera espacial, publicada originariamente en Francia por la editorial Glénat, se encuentran Didier y Lyse Tarquin. Respecto a Didier, que además de guionista es el dibujante, lo conoceréis por “Lanfeust de Troy”, mientras que Lyse también está a cargo del guion, además del color de la obra. Esta última coloreó anteriormente uno de los tomos de “Alicia en la tierra de los monos”. Ambos forman un buen equipo, logrando que UCC Dolores sea una más que interesante lectura para los amantes de este tipo de cómics.

¿De qué va UCC Dolores vol.1: El sendero de los nuevos pioneros? La sinopsis oficial es la siguiente:

¡Es imposible sobrevivir a la pista, el gran camino espacial que lleva a los rincones más ignotos de la galaxia! Pero cuando se es una joven novicia acabada de salir del convento, y un piloto borracho retirado a bordo de una nave estelar que en la época de la última guerra espacial había protagonizado las mayores hazañas, todo es posible… ¡y alguna posibilidad de salir con vida hay!

Pues bien, tal y como estáis leyendo, la historia arranca con Mony, una novicia que se ha criado en un convento desde que la abandonaron a las puertas del mismo siendo una recién nacida. Cuando Mony ha de abandonar el convento porque la madre superiora se lo ordena, recibirá una caja que estaba junto al cesto en el que la dejaron años atrás. En el interior de dicha caja hay una nota y una llave de una consigna. Será así como Mony llegará hasta la UCC Dolores, una nave de guerra del tipo Unidad Cosmo Corsaria. Pero claro, Mony no tiene ni idea de pilotar, y tendrá que buscar a alguien capaz de echarle una mano.

Será así como ella llegará hasta Kash, el otro protagonista de esta historia, que si bien es un gran piloto, se encuentra en esa época sirviendo como entretenimiento para el mundo de las peleas contra robots, pues Kash es todo un tipo duro que destroza a cualquier rival mecánico en la arena. Y no quiero contaros más a partir del momento en el que los caminos de Mony y Kash se cruzan, os animo a descubrir cómo sigue la cosa.

Al margen de lo anterior, y sobre la labor del equipo creativo tras UCC Dolores, me gustaría decir que me ha sorprendido gratamente el trabajo realizado por Didier y Lyse. El primero consigue un dibujo que, si bien en algunos pasajes resulta un tanto sucio y rudimentario (pero no por ello exento de gran nivel de detalle), es bastante acertado para un género como el de la ópera espacial. Y el color de Lyse va perfectamente acompasado a lo que demanda el arte de Didier.

En la parcela narrativa tenemos una historia que va a toda pastilla, la verdad, pues los acontecimientos se suceden uno tras otro sin descanso, de ahí que las páginas vuelen con la misma facilidad que la UCC Dolores una vez está en órbita. Aunque no se profundiza en todos los personajes a excepción de Mony, sí que se nos van dando pinceladas del pasado de Kash, que seguramente tenga su momento de protagonismo en otro de los capítulos de esta historia.

La única pega que tiene este primer tomo de UCC Dolores, es que termina de una forma un tanto abrupta, y más que un tomo que pueda leerse por separado, queda claro que es para leer teniendo el siguiente a mano.

¿Merece la pena este primer número de UCC Dolores? Desde mi punto de vista SÍ, por descontado. Es cierto que se va a disfrutar más por gente aficionada a las aventuras espaciales, pero es una historia que sin ser nada del otro mundo, va al grano y no se anda con florituras, y al margen de su ritmo narrativo, tiene un dibujo que casa a la perfección con el tipo de universo que se nos propone. Se lee de un tirón, y la única parte mala es que, al estar cerrado el tomo de una forma un tanto forzada, nos puede dejar un mal sabor de boca hasta que podamos echarle el guante a su continuación.

No obstante, ese mal corte final no debería desmerecer el agradecido entretenimiento previo. Os animo a darle una oportunidad, aunque toque ser pacientes hasta que aparezcan los dos tomos restantes de esta trilogía. ¡Hasta la próxima!

José Carlos García
Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada. Guionista del cómic "Un disparo en el desierto" (Ediciones Traspiés, 2017), y colaborador en los fanzines "Hormigas" y "La Revistica" de Granada. Dos de mis aficiones son la lectura y la escritura, y sigo fomentándolas, leyendo cuanto puedo y escribiendo relatos o guiones de cómic para sus posibles publicaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS