Retro-Análisis: Tras el corazón verde (Romancing The Stone) (1984)

2

Bienvenidos a una sección que recuperamos tras más de dos años de ausencia, los retro-análisis dedicados a películas que no es que sean estrenos recientes. Siguiendo la sugenrencia de Fernando Vílchez (el Doctor Vílchez para nosotros) nos centraremos en películas que hayan sido subidas recientemente a las plataformas de streaming y esta semana empezaremos con un clásico ochentero que nos ha llegado por HBO: Tras el corazón verde (Romancing the Stone).

El argumento

Tras el corazón verde nos cuenta la aventura que vive una joven novelista, Joan Wilder (Kathleen Turner) cuya hermana ha sido secuestrada en Colombia cuando fue a recoger el cadaver de su marido, quien le había mandado a Joan el mapa de un tesoro. Tras el mapa van dos primos, a cada cual más patoso, y un militar / ministro colombiano, que intentarán hacerse con él a todo costa. En el camino de Joan se cruza Jack T. Colton (Michael Douglas), un aventurero que no sólo se interesará por el mapa sino también por ella.

No es difícil deducir que nuestra protagonista es la típica y tópica escritora sin apenas vida social ni amorosa, que se embarca en la aventura muy a su pesar, y que su partenaire es el típico y tópico aventurero cínico más preocupado por el dinero que por hacer lo correcto. Tampoco es difícil deducir que, al final de la película, ella no será tan monjil como era al principio y él no será tan materialista como nos lo pintaban. Como véis, nada que no hayamos visto después y que entonces tampoco era nada nuevo. Un referente evidente para este duo (salvando mucho las distancias) es La reina de África. Ni Michael Douglas ni Kathleen Turner han sido nunca Humphrey Bogart ni Katharine Hepburn pero el enorme éxito de Tras el corazón verde en su estreno se debió en gran parte a ellos, a la química que consiguieron como pareja y que les llevó a coincidir en dos películas más, junto a la que fue para muchos una revelación, el actor Danny DeVito.

Cocktail de géneros

Tras ver la película, no queda claro si estamos ante una aventura con toques de comedia o ante una comedía con toques de aventuras y puede que eso sea su mayor mérito, el aunar los dos géneros de forma que no predomine uno sobre el otro. Como aventura está lejos de la intensidad de su referente más inmediato, es decir Indiana Jones, cuando en los 80 todo el mundo aspiraba a ser el aventurero encarnado por Harrison Ford; como comedia no llega a alcanzar cotas muy elevadas pero su humor despierta una sonrisa. Si esa mezcla fue posible sin duda se debe a la habilidad de su director, Robert Zemeckis, al que el éxito de Tras el corazón verde le serviría para encarar Regreso al futuro apenas un año después. Zemeckis ya venía fogueado de otras comedias más facilonas, como Frenos rotos, coches locos o Locos por ellos, una comedia que seguía a un grupo de groupies de los Beatles (I Wanna Hold Your Hand era el título original de la cinta). Desde luego no fueron grandes éxitos de taquilla pero, junto al fracaso de 1941 de Spielberg, de la que era guionista, le sirvieron para pulir errores.

En este punto hay que señalar la visión y el acierto de Michael Douglas, que aparece como productor ejecutivo y que supo ver en el personaje de Colton y en la cinta su lanzamiento al estrellato, aunque también es verdad que no era un desconocido. Douglas había protagonizado, junto a Karl Malden, Las calles de San Francisco, una serie policiaca más que reivindicable , había co-protagonizado El sindrome de China y tenía ya un oscar como productor por Alguien voló sobre el nido del cuco. Su personaje estaba lejos de ser Indiana Jones pero fue lo más parecido que pudimos encontrar de todos los imitadores que pulularon en los cines a su sombra.

La mejor escena

Sin embargo la mejor escena de la película no son las persecuciones por la selva, ni el enfrentamiento con los villanos (con esas metralletas ochenteras que no aciertan nada, al estilo de El equipo A), ni siquiera las escenas de Danny DeVito intentando ocultar su identidad a la policia. La mejor escena de la cinta es la que Joan y Jack protagonizan en el interior del avión estrellado en la jungla. Ya sea por los actores, ya sea por el director, ya sea porque para calentarse en la noche colombiana quemaban fardos de marihuana y el humo cegaba sus ojos, es en esa escena donde se establece de verdad la química entre Michael Douglas y Kathleen Turner. Es ahí donde Zemeckis consigue la intimidad que requerían y acierta con el tono y lo que haría que su relación, la de Joan y Jack, se prolongase en una nueva aventura.

Nivel de envejecimiento

Tras el corazón verde no ha envejecido mal. Si consideramos que en su época era una historia contemporánea podemos concluir que de hecho ha envejecido bastante bien, dando bastante el pego como película de aventuras “ambientada en los 80”. Quizás no fuese la intención original pero es lo que nos ha dado el tiempo. Lo único que chirría (y mucho) es la banda sonora de un Alan Silvestri que lo llenó todo de sintetizadores, cajas de ritmo y el omnipresente saxofón ochentero, cuya presencia en las escenas de acción no tiene ni pies ni cabeza, quedando lo mejor para la escena final de los títulos de crédito. Menos mal que en su siguiente colaboración con Robert Zemeckis, la extraordinaria Regreso al futuro, Silvestri estaría más interesado. A pesar de eso, Tras el corazón verde es un buen plan de domingo, sofá y palomitas. Un saludo y sed felices.



el autor

Aficionado también al cine, las series de televisión, la literatura fantástica y de ciencia ficción, a la comida, la cerveza y a todas las pequeñas cosas que nos hacen felices.

2 comentarios

  1. Es evidente la influencia de Indiana jones, pero es una película con mucho encanto, muy divertida y entretenida. La he visto varias veces y la sigo disfrutando, cosa que no me pasa con su secuela que es muy inferior a la original. Coincido en que en general ha envejecido bastante bien y para quien no la haya visto la recomendaría sin duda.

    • Pedro Perez S. el

      Hola Sergio. La secuela también la he visto de nuevo pero no hará retro-análisis de ella porque me parece bastante infumable. Aparte de Danny De Vito, creo que no hay nada en ella que se pueda salvar. Gracias por el comentario y por leernos.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Esta semana DC sigue deleitándonos con noticias que están alegrando a los fans y algunos rumores que nos están quitando el aliento. Aquí os dejo…