Rurouni Kenshin: La historia real tras el manga (parte 1 de 2)

2
Ahora que se ha disparado la fiebre por el El Guerrero Samurai (en Japón Rurouni Kenshin), cuyo  manga fue publicado en su día por Glénat y hace poco reeditado en su formato kazenban, y debido a los recientes films que se están estrenando, hemos creído conveniente realizar un post intensivo sobre el manga, el personaje y la historia real de los acontecimientos que en él suceden. ¿Qué fue realmente la Guerra de Boshin? ¿Por qué los patriotas querían derrocar al gobierno Tokugawa? ¿Kenshin Himura existió realmente? Hoy, en Las Cosas que nos Hacen Felices, os vamos a dar unas cuantas respuestas.

 El shogunato Tokugawa.
La historia de Rurouni Kenshin está enmarcada en un turbulento periodo de la historia del Japón: los últimos años del shogunato Tokugawa. Para saber qué es ésto debemos volver a la palabra “Shogun”.
Shogun Ieyasu Tokugawa.
El Shogun era, por decirlo de alguna manera simple, el “rey” del país. Era un título concedido directamente por el emperador, con el fin de instaurar a una figura que comandara los ejércitos del mismo. Desde el siglo XII el shogun pasó a ser una figura más compleja, siendo declarado gobernante (aunque el gobernante legítimo era, en última instancia, el emperador, que depositaba sus funciones en él). Por lo tanto, el shogunato Tokugawa era el gobierno impuesto por el mismo emperador, por aquel entonces Ieyasu Tokugawa. 
El Tokugawa fue el tercer y último gobierno de shogun que hubo, tras el shogunato Kamakura (1192 – 1333) y el shogunato Ashikaga (1336 – 1573), y debe su nombre al antiguo clan del propio emperador: el Tokugawa, descendientes de los Matsudaira. Éste shogunato también sería llamado el shogunato Edo, o Bakufu, popularmente hablando.
El Bakumatsu: Los últimos años del shogunato Tokugawa.

El Bakumatsu fue el llamado periodo tardío del shogunato de los Tokugawa que duró los últimos años del mismo (1857 a 1868) hasta la abolición del sistema feudal de clases, el fin de todos los shogunatos. Es en ésta época cuando nuestro héroe, nacido en el año 49, entra en acción.

El periodo Bakumatsu estuvo definido por el fin del llamado “sakoku”, que fue un aislamiento potencial instaurado en el año 1641 por los Tokugawa tras expulsar a los comerciantes y misioneros que venían de España y Portugal. Éste proclamaba el aislamiento de Japón con respecto al resto del mundo a todos los niveles, tanto comercial como cultural, con el fin de preservar la economía, cultura y la religión del país, ésta última seriamente afectada por el Cristianismo traido desde occidente. Tan fuerte era éste aislamiento que la salida o entrada del país estaba prohibida, y la ruptura de ésta norma castigada con la pena de muerte.
Representación de la época del incidente “kurofune”.
Fue en el año 1853 cuando ésta ley llegó a su fin, debido al llamado incidente “kurofune” (barcos negros), por el que el Comodoro Matthew Perry de los EEUU llegó con una flota armada de barcos de guerra obligando al país a su apertura. Japón, que no contaba con un ejército que pudiera hacerle frente, se vió presionado a derogar la ley del sakoku y a abrir el país al resto del mundo, revelando con ello su fragilidad militar y política.
“¿Y todo ésto qué tiene que ver con Kenshin?” os preguntaréis. Pues aquí viene el tema. Debido a la apertura del país a occidente y las presiones políticas internacionales, el Bakufu se reveló como un gobierno ineficiente e inestable. Ésto, sumado al descontento generado por las diferencias sociales, acabó en unas revueltas civiles que derivaron en la creación de facciones opuestas al gobierno, los llamados “patriotas“, que proclamaban una profunda reforma social. La facción más importante fue el Ishin Shishi, aquella donde eventualmente pelearía en el anime un joven Kenshin tras dejar a su maestro. Para contrarrestar a éstas fuerzas llegó la creación, por parte del gobierno de Bakufu, de un equipo opuesto compuesto de poderosos samuráis: El Shinsengumi.
El Ishin Shishi y los Shinsengumi.
El Ishin Shishi era una facción cuya cúpula estaba formada por activistas políticos y daimyos (jefes feudales, normalmente de provincias) disidentes del gobierno. El resto de la formación se componía de campesinos y samuráis descontentos, unidos todos por los mismos ideales: la abolición del sistema de castas (que diferenciaba los privilegios de la gente según su clase social) y del poder del gobierno del shogun Tokugawa; y la vuelta a la monarquía centralizada de la corte imperial en Kyoto y el propio emperador (que por aquel entonces sólo era un mero títere del gobierno). A ésta serie de reformas a las que aspiraba la facción patriota se le llamó “restauración Meiji”, y era el ideal al que aspiraban con sus rebeliones.
Saigo Takamori

 

Dentro de los Ishin Shishi destacaron tres importantes integrantes, los llamados ishin sanketsu (el triunvirato Ishin): Okubo Toshimichi, Saigo Takamori y Kogoro Katsura, que eran las cabezas pensantes de todos los golpes que se daban y de cada revuelta. Los tres han salido en el manganime, especialmente el asesinato de Okubo (más adelante en la historia real y durante el arco de Kyoto en la serie), y Katsura durante los OVA’s que narran la juventud del protagonista.
Una de las más crudas y sangrientas tareas de sus miembros era la del asesinato en la sombra de algunos importantes políticos y otras figuras gubernamentales. Cuatro de sus más famosos samurai fueron los llamados Bakumatsu Shidai Hitokiri, o los “Cuatro hitokiri del Bakumatsu”. Hitokiri significa “cortar hombres” o “asesino de hombres”. Éstos cuatro eran samuráis de élite, considerados como prácticamente invencibles. Sus nombres eran Toshiaki Kirino (también llamado Hanjiro Nakamura), Shinbei Tanaka, Izo Okada y Kawakami Gensai. En éste último está inspirado el personaje de Kenshin Himura.
Contemplando la dureza de la revolución, el Bakufu comprendió el peligro ante el que se encontraba el tambaleante gobierno. Por ello creó el llamado Shinsengumi, una fuerza policial de élite compuesta por grandes y diestros samuráis leales al shogunato, destinados a acabar con toda fuerza opositora al régimen y en particular con los Ishin Shishi.
El Shinsengumi tiene sus raíces en un grupo llamado el Roshigumi, compuesto por más de doscientos ronin (samuráis sin señor) durante el año 1863 y creado por Hachiro Kiyokawa con la financiación del shogunato. Tras protagonizar un acto por el cual protegieron al shogun Tokugawa de una agresión popular, su fama creció y acabaron convertidos en el posterior Shinsengumi, dividido en tres diferentes facciones con sus respectivos capitanes. Los miembros del Shinsengumi también fueron llamados los “ronin de Mibu” (debido a su área de procedencia), y también, despectivamente, “lobos de Mibu”.
Varios de los famosos capitanes del Shisengumi estudiaron el arte de la esgrima japonesa en la aldea de Tama, donde se enseñaba el estilo Tenen Rishin Ryu. Algunos de sus conocidos estudiantes que luego serían capitanes eran Toshizo Hijikata, Inoue, Harada, Isami Kondo o el famoso Okita, que era apenas un niño cuando se unió a la facción. Entre sus integrantes se encontraba también Hajime Saito, uno de los principales personajes históricos de la serie que existieron en la vida real.
Toshizo Hijikata, Isami Kondo y Kamo Serizawa. Igualitos en el anime… ¬ ¬
En el próximo post continuaremos hablando del personaje de Kawakami Gensai, el “Kenshin original”, de cuáles fueron las conocidas últimas batallas hasta llegar a la restauración Meiji, y de si realmente se llegó a ésta reforma.
¡Un saludo!


el autor

Soy gran aficionado a los cómics, la música y los videojuegos, artista marcial y viajero incansable. Participo activamente en blogs de diversas índoles y trabajo puntualmente en temas de diseño gráfico.

2 comentarios

  1. Fantavilloso!!! Es uno de los periodos históricos que más me apasionan. Daría para 8000 libros, pero está bien resumido. Sr.Mono

Deja tu comentario