InicioSeriesNoticias y novedades de seriesSense8: La reconciliación de los Wachowski con la ciencia ficción

Sense8: La reconciliación de los Wachowski con la ciencia ficción

El 05 de junio los Wachowskis junto con Straczynski nos trajeron, de la mano de Netflix, Sense8, una serie de ciencia ficción con una primera temporada de 12 episodios. Y como viene siendo habitual en esta plataforma, hemos podido disfrutar de la temporada completa de golpe. Estás son nuestras impresiones.

Nos situamos: La trama se centra en ocho individuos que quedan interconectados tras el suicidio de una indigente. Estas ocho personas son aparentemente aleatorias, completamente diferentes entre sí y de orígenes de lo más variopintos. Además de lidiar con sus problemas del día a día, deberán aprender a convivir con su recién adquirida habilidad de comunicarse con ocho desconocidos. Esta comunicación consiste en algo parecido a viajes astrales y posesiones. Y por si fuera poco, parece que una organización secreta les persigue, quien sabe con qué fines. Os ha quedado claro? Por si acaso, aquí queda el trailer.

Los cuatro primeros episodios suponen una presentación en detalle de los ocho personajes principales, aunque inevitablemente el peso parece recaer en algunos más que en otros. Así, la transexual de San Francisco (Jamie Clayton), el policía de Chicago (Brian J. Smith) y la DJ islandesa en Londres (Tuppence Middleton) se llevan el protagonismo en pos del keniata con madre enferma (Aml Ameen), la ejecutiva coreana (Doona Bae), la india farmacéutica (Tina Desai), el ladrón alemán(Max Riemelt) y el mexicano gay (Miguel Ángel Silvestre. Sí, sí, el Duque). Durante los seis episodios siguientes se desarrollan los diferentes conflictos que tiene cada uno en su vida y como van aceptando, progresivamente, su interacción constante con los demás. Sólo será en los dos últimos capítulos cuando se avance en la trama principal.

Por lo tanto, la serie es lenta, muy lenta, con escenas poco significativas que duran siglos, o que se repiten en varios episodios. Para marcar las diferencias entre los personajes principales los presentan con rasgos muy exagerados, y abusan demasiado de los tópicos. Y el hecho de que sean ocho los protagonistas diluye las tramas e impide su crecimiento a un ritmo normal.

A Netflix le gustan las escenas duras, crudas, polémicas, los personajes marginales y las tramas políticamente incorrectas. Y se nota que esta serie es hija suya. Desde primeros planos de partos (nunca he visto tantas veces romper aguas), hasta orgías, pasando por amputaciones, desnudos masculinos frontales, y escenas de sexo gay.

sense81
Los sensate, protagonistas principales de Sense8

La diversidad de localizaciones, la calidad de los actores, la banda sonora, la idea original, y las escenas de acción bien planteadas son los puntos fuertes de la serie. A pesar de los constantes saltos en la trama y el escenario, el resultado es fluido, siendo fácilmente comprensible para el espectador. Al acabar cada capítulo quieres empezar a ver el siguiente. Los personajes son bastante creíbles, aunque es difícil que puedan desarrollarse completamente en un espacio de tiempo tan reducido.

El tema principal, el auténtico trasfondo de la serie, no es la comunicación ni nada de eso. Se trata, como no podía ser de otra manera, del amor. Todos los personajes se ven en una disyuntiva que contrapone su vida, su honestidad o su comodidad con el amor. Es interesante también como van desarrollando el trabajo en equipo, en especial en los últimos episodios. La interacción entre varias personas que comparten los sentimientos y las sensaciones a pesar de que están en lugares opuestos del mundo va teniendo cada vez más repercusiones y utilidades.

Solo unas semanas después de su estreno, la crítica está dividida. Tras del fracaso de El destino de Júpiter y la ambigüedad de El Atlas de las Nubes, muchos han visto con ojos escépticos este proyecto. Y es que con los Wachowski nunca se sabe. En este caso, parece que el resultado es bastante satisfactorio, a pesar de que en algunos aspectos la idea original que tenían se les ha quedado grande. En mi opinión, no llega a obra maestra ni mucho menos, pero una serie capaz de introducir una escena de baile de Bollywood y que quede natural se merece todos mis respetos.

Aunque aún no hay confirmada una segunda temporada, los productores y guionistas han mostrado su interés por que la serie continúe. Se habla de hasta cinco. Yo, definitivamente, veré la segunda.

Ex colaborador de la webhttps://www.lascosasquenoshacenfelices.com
Ex colaborador de Las cosas que nos hacen felices al que agradecemos su tiempo y su aportación. Muchas gracias.

1 COMENTARIO

  1. Bueno compañera acabo de leer tu artículo. Y pese a que no soy muy fan de los famosos hermanos. Voy a darle una oportunidad porque veo que a ti te ha gustado. Además los cinco primeros minutos son sensacionales.
    Saludos a todos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS