Series con un final muy decepcionante

19

¡Qué difícil es cerrar bien una serie! A veces, tras un buen comienzo y un desarrollo ejemplar las cosas acaban mal. Y no mal para los protagonistas, que también puede pasar, sino mal de mal hechas, de que no te lo crees cuando lo ves. Y es que no hay nada peor que un final inverosímil para una serie que te ha gustado. Os dejamos cinco casos en los que, lógicamente, hay spoilers. ¿A que ya tenéis algún ejemplo en mente?

Antes de empezar aclarar que en la lista intentamos abordar series cerradas ya que con Heroes Reborn la saga se ha quedado fuera de la lista por poco. Y, si la serie de por sí era mala, como True Blood, pues tener un final a la altura en cuanto a absurdez es lógico y por tanto no debe ser incluida.

Os dejamos con el artículo en formato vídeo. Disfrutadlo. Si os gusta recordad que podéis suscribiros al canal. 

Lost

Como era de esperar esta serie encabeza la lista. Seis temporadas creando misterios para luego no cerrar la mitad de ellos. Años creando una fiebre mundial de especulaciones y teorías para luego cerrar todas las incógnitas de la isla con un “están en un especie de purgatorio y van a morir”. No sólo eso, la última temporada que parecía basarse en una realidad paralela o un posible futuro era una movida que se había inventado cada uno en la cabeza. Una chorrada vamos.

Y lo mejor de todo es que años más tarde, Damon Lindelof, uno de los guionistas de la serie, cuando se emitió el glorioso final de Breaking Bad, usó las palabras del protagonista Walter White para defender en la revista The Hollywood Reporter cómo terminó Lost: “Lo hice por mí. Me gustó. Era bueno en ello. Y estaba realmente… Estaba vivo”. Aunque poco después, ante la lluvia de críticas que soportó durante años, afirmó que no iba a seguir hablando a favor de cómo concluyó la serie.

Como decimos, un final de mierda. Aunque sirvió para que las productoras viesen que las series era un mundo a explotar.

cosas-felices-fallin-sies-final-mierda

Falling Skies

Una serie muy irregular pero que tenía momentos épicos, una gran ambientación, buenas ideas y personajes tan molones como Pope. Sin embargo, la trama aburría a veces y había capítulos bastante absurdos. Cuando en la cuarta temporada endosan a los protagonistas una inexplicable hija híbrida entre alien y humano (que puede hacer magia por cierto), un colegio de niños nazis que defienden la invasión espacial y, por si fuera poco, viajes a la luna en naves defectuosas, todo parecía que no podía empeorar. Pero sí.

En el último capítulo se cuelan por una conveniente puerta oculta que lleva a la estatua de Lincoln en Washington, donde vive la madre suprema de la colmena alienígena. Una vez ahí entienden que la invasión y la idea de exterminar a los humanos es simplemente por venganza. Nos muestran con dibujitos que los mayas, con lanzas rudimentarias de época y sin el arsenal militar moderno que no sirvió de nada para frenarlos, mataron a la hija de la jefaza máxima que en algún momento, hacía siglos, pasaba por ahí. Poco después, en un absurdo combate final, eliminan la amenaza con un arma-potingue que le dio un ser un ser misterioso que hizo aparición en última temporada. (Por cierto este ser no sólo parece sacado de la imaginación de Tom Mason ya que sólo él tiene conocimiento del mismo, sino que también resucita peña y tiene un submarino espacial).

Un tontería como un piano.

series-final-mierda-chuck

Chuck

Esta serie lo tenía todo: personajes graciosos, un protagonista bobo pero simpático, buenas ideas, situaciones muy divertidas, acción, tiros y espías. ¡Recordemos que en el primer capítulo desactivan una bomba metiendo un virus pornográfico en un ordenador! Todo era perfecto de no ser por el final.

Por si no te acuerdas la gracia de la serie era el Intersec, un software instalado en la cabeza de Chuck y que, pese a ser un simple reparador de ordenadores no muy contento con su vida, le hacía ser un espía perfecto, aunque nadie lo supiera. Sin embargo al final descubren que sólo él puede usarlo mucho sin que se le tueste el cerebro. ¿Y cómo lo sabemos? Pues porque Sarah Walker, su amor verdadero, lo comprueba de primera mano y se olvida de todo lo que ha pasado en la serie.

Por lo menos al final tienen la decencia de aclarar que Chuck le recuerda todo y siguen enamorados.

cosas-felices-como-conoci-madre-final-mierda

Cómo conocí a vuestra madre

Nueve temporadas estuvo Ted Mosby dando la brasa sobre cómo conoció a la madre de sus hijos aunque eso fuera lo de menos. Lo importante eran las locuras de Barney Stinson y sus entrañables amigos. Pero, cuando se ponían románticos, que al fin y al cabo la trama tenía ese trasfondo, la serie era un absoluto desastre. Que si Robin sí, que si Robin no, que si Barney está finalmente enamorado, que si vuestra madre, de la que lleváis escuchando hablar nueve años, os la presento para matarla de cáncer poco después…

Y vale que sea una sitcom donde lo importante es hacer reír. Sabiendo eso puedes poner cualquier final porque las risas te las vas a echar durante todo el desarrollo de la serie. Pero cuando la historia de amor empieza a cansar por absurda y ya ni hace gracia –la última temporada aburría hasta a las ovejas-, es que toca cerrar el chiringuito, y mejor no hacerlo con un final que vaya a decepcionar a gran parte de tu público.

series-final-mierda-cosas-felices-prison-break

Prison Break

Gran comienzo como comentamos aquí en el décimo aniversario de esta serie pero, sin embargo, el desarrollo posterior fue una basura lamentable y completamente prescindible. Sí, habéis leído bien.

Michael Schofield y su banda lograron escapar para luego ser perseguidos, se aliaron con los malos, volvieron a prisión pero en otro país más chungo, descubrieron que los malos no son tan malos, vieron la cabeza decapitada de Sara Tancredi –la novia del protagonista-, se dieron cuenta de que el gobierno iba detrás de ellos porque lo que saben implicaría a la presidenta de Estados Unidos, descubrieron que su la doctora Tancredi sigue viva porque la cabeza que vimos todos era falsa… Finalmente el prota se quita los tatuajes en cinco minutos y luego se muere de cáncer. Un cúmulo de disparatados conflictos sin ningún sentido. Habría tenido más greacia una invasión alienígena y al menos así pasábamos un buen rato apocalíptico en vez de un decepcionante intento de emotivo final rodeando la tumba de Michael Schofield.

Mencion de honor: Dinosaurios

Esta serie de los noventa embelesó a muchos niños por lo divertido de ver a una familia de dinosaurios como si fuesen humanos viviendo en un mundo moderno. Todos caían bien pero al final resulta que llega la glaciación –por un error del padre usando tecnología punta, al más puro estilo Homer Simpson- y todos mueren. Sí, dejan un mensaje de que no hay que explotar la naturaleza porque siempre ha estado ahí pero ciertamente daba mucha penita ver como la nieve invade el jardín de estos simpáticos protagonistas.

“Los dinosaurios no vamos a desaparecer, al fin y al cabo llevamos 150 millones de años en la Tierra”, dice el pater familias de la serie para niños…



el autor

Periodista, con lo bueno y con lo malo. Amante de la historia, la actualidad, la tecnología, los videojuegos, los viajes y la música.

19 comentarios

  1. Madre mía, Dinosaurios fue trauma de los grandes jaja. Yo añadiría Dexter, es una de mis series favoritas, la adoro al máximo pero ese final….¡ay! ese final me decepcionó mucho (y algún que otro giro de guión que hace pensar que los guionistas se han fumado algo bastante chungo). ¡Buen artículo! Un saludo.

    • Miguel Martin Pazat de Lys el

      Esos Dinosaurios! Jaja muy trágico.

      Pues Dexter a mí me pareció un final flojo pero que, de alguna manera, me pareció creíble. Era muy mejorable, claro, pero no llegó a ser catastrófico xD

  2. Mario Losada el

    El artículo es bueno de narices, como siempre. Lo que no estoy de acuerdo es en PERDIDOS, LOST. A mí me gustó mucho y el final más que nada. O sea, que en esto no coincidimos. jaajajaja. JJ Abrams me hizo soñar con una serie mítica.

  3. Pedro Pérez S. el

    Yo estoy con Mario. Disfruté mucho viendo Perdidos y también me gustó el final. Era imposible cerrar todas las tramas y dar explicaciones de todo.

  4. Yo agrego:
    Star Trek: Enterprise. La primera temporada me encantó, la segunda me fascinó, por temas de rating viraron en la tercera temporada, y en la cuarta temporada la hicieron sólo para fans trekkies (yo lo soy, pero eso no quiere decir que me caiga bien que hagan eso), y el final es directamente una falta de respeto a los actores y a la serie. Es en una holocubierta con los actores de La Nueva Generación, y uno de los protagonistas muere de forma absurda.

  5. Sinceramente. De todo este sarao de series malas. Porque una serie con un final de mierda. Pues es una mierda. Solo se salvan alguna que otra temporada, y como entretenimiento….Porque?: malas ideas, caso omiso de la corriente social, falta de fondos o ideas, demasiado exprimir la gallina, etc. No se. Lo cierto, es que algunas series ha sido epicas. Otras lo estaban siendo y el cierre del grifo impidió su final, (Deathwood, Carnivale…). Y otras como las aquí descritas,… pues eso, una mierda. Porque malo es lo que mal acaba.

  6. No estoy de acuedo, con lo que dices sobre la serie de chuck ya que creo, que es muy bonito que la serie acabe con la misma escena del primer capitulo, me parece un final muy bonito.

  7. Saludos
    Solo decir que el final de Blak Salís me pareció…decepcionante no, sentí algo asi como vergüenza ajena. Que el cap. Flint acabara de esa manera…vaya pirata de mis….
    En fin yo a esta la pondría por delante de Los.

  8. El final de Perdidos me gustó, salvo porque no resolvía nada de todos los enigmas de la serie. Imagino que la serie se había embrollado tanto, que Damon Lindelof debió decidir que era demasiado embrollo para resolver todo eso y se salió por la tangente con ese final.

  9. Juan Gonzalez el

    Muy buen articulo, hay bastante material para otro articulo de este tipo, deberian añadir el final de house of cards a esta lista

Contesta a Raúl Sánchez Cancelar Respuesta

Recomendado en Las Cosas felices
Con la iminente llegada de Halloween, son más que habituales los maratones de películas de miedo y todo lo que conlleve una nueva visita al…