Spiderman R.I.P. Fuiste el mejor y te echaremos de menos

17

El título de este artículo bien podría servir de epitafio en la lápida del que fue uno de los más grandes personajes del cómic de superhéroes. Spiderman, tal y como lo conocíamos, ha muerto. ¿Qué ha pasado? ¿Por qué esa afirmación? Para empezar a entenderlo voy a reproducir aquí, con permiso del autor, un texto escrito hace unos años.

Todos somos Spiderman

El primero que me viene a la mente es Spiderman. Si, ya se que el comic de superheroes está denigrado. Hay muchas cosas que no merecen la pena pero creo que Spiderman es una de ellas. Es un personaje que lleva publicándose desde 1962 y ha pasado por diversas etapas, con los consiguientes altibajos. Habrá algunas que gustarán más y otras menos pero en general mantiene bastante bien el tipo.
Las etapas de Stan Lee – Steve Ditko y Stan Lee – John Romita son clásicos contemporáneos, sea lo que sea que signifique eso. Tenemos que soportar la verborrea de Stan Lee pero el dibujo es una delicia. Personalmente soy más de Romita pero es innegable la gran calidad y sobretodo la evolución que presentó Ditko a lo largo de toda su etapa. Debemos leerlos teniendo en cuenta la época en la que se publicaron, una época más inocente y menos violenta en la que este tipo de cómic daba sus primeros pasos. Si conseguimos abstraernos de los modismos de la época, del tratamiento de algunos personajes (Stan Lee hoy en día sería poco menos que un misógino) y de las situaciones de tebeo, y nunca mejor dicho, podemos disfrutar de las mejores etapas del personaje. Muy recomendables son los tomos publicados por Panini, recopilando la etapa de estos autores.
¿Y después? Pues después tenemos a Gerry Conway, a Roger Stern y Romita Jr., a Bill Mantlo, a McFarlane (si, su etapa también merece la pena leerse, más que nada por la aportación gráfica que realizó al personaje), a David Micheline, a JMS hasta la etapa actual de Dann Slott, polémica donde las haya pero muy interesante, con un cliffhanger tras otro que te mantiene enganchado cada mes.

Muchas etapas, muchos años, muchas historias y personajes, héroes, villanos y amigos. ¿Por que merece la pena quedarse en la estantería? Pues entre otras cosas porque todos los que leemos tebeos somos Peter Parker. Todos hemos sido alguna vez ese adolescente introvertido, que no encaja en ningún lado, que sufre las burlas de sus compañeros, que se siente un bicho raro. En un capítulo de esa gran serie que es Modern Family, Mitchel guarda como un tesoro el número 3 de Amazing Spider-Man y admite que los cómics no le entusiasman pero que se sentía muy identificado con el personaje por las razones que he expuesto antes. No hace falta ser un friki para entenderlo. Pregunta a cualquier lector de comics, no importa que es lo que lee ahora, ya puede ser un Cowboy Henk como las tiras de Peanuts. Todos te dirán que en algún momento de su vida han conocido a Spider-Man.

El autor de este texto, escrito hace pocos años, soy yo mismo y sigo pensando exactamente lo mismo que escribí. Sobretodo en su parte final: todos somos Spiderman, todos fuimos Spiderman alguna vez incluso aunque no se hayan leído sus historias. Mi compañero de blog, Raul Sánchez, me comentó:

Spiderman es el único cómic que he comprado sin perderme nada desde hace 20 años. Y llevo demasiados sin saber porque lo sigo comprando.

Creo que Raul seguía comprando Spiderman por los mismos motivos por los que lo compraba yo y muchos otros. Stan Lee y Steve Ditko crearon un personaje con el que era imposible no sentirse identificado, un adolescente con problemas propios de un adolescente, un marginado, un acosado, un tipo tímido y retraído que encima consigue lo que todos queríamos: tener superpoderes, superpoderes que nos permitiesen escapar de una vida que no nos gustaba.

Peter Parker consiguió sus poderes y en el mismo número subió a lo más alto y cayó, se equivocó como todo el mundo se equivoca. Se equivocó de tal manera que el precio a pagar fue altísimo. Pocas cosas hay más duras que sentirte culpable de la muerte de un ser querido, que lo ha dado todo por ti, que te ha cuidado como a un hijo. Encima no tienes a nadie con quien compartilo, no puedes hablar de ello con tu tía porque podría darle un infarto de la impresión, ni tampoco con tu novia o con tus amigos porque no los tienes. ¿Cómo no sentirse identificado, en todo o en parte, con un personaje así? ¿Cómo no sentir un mínimo de empatía?

La culpa

La culpa

Pero la vida siguió, para Peter Parker y para nosotros. Juntos dejamos atrás la temible adolescencia y entramos en la juventud, dejamos el instituto y juntos fuimos a la Universidad, aparecieron las drogas y la política, las responsabilidades, la búsqueda de un trabajo, el pago del alquiler, las novias, los amigos que se van, los amigos que llegan, incluso llegaron las bodas. Peter Parker encima tenía supervillanos que daban más emoción a su vida pero eran lo de menos. Y Raul, yo y todos seguimos comprando Spiderman porque crecía junto a nosotros. Mejor o peor pero lo hacía.

Pero llega un punto en que dejas de crecer y empiezas a envejecer, por lo menos en la vida real porque en un personaje de cómic eso es inadmisible. Un personaje de cómic no puede envejecer. Un personaje de cómic debe reciclarse, reencarnarse, rebirth, lo que queráis llamarle. Peter Parker vivió su época más gloriosa de la mano de J. Michael Straczinky. Con él, Peter Parker se hizo adulto. Jamás sabremos que tenía planeado JMS para después pero Joe Quesada comentó que dejaba al personaje en una posición en la que nadie querría hacerse cargo de él. Quizás por eso metió mano en el tema, provocó el famoso mefistazo, lo devolvió a la soltería y empezaron de nuevo.

El perdón

El perdón

Peter Parker volvía a estar soltero, ligaba lo que podía o lo que le dejaban, se enfrentaba a supervillanos y continuaba con su vida como buenamente podía. Eran historias entretenidas, ayudadas sobre todo por el dibujo de autores como John Romita Jr o Chris Bachalo. Nosotros envejecíamos y Spiderman no. Tras una etapa en la que se alternaron varios autores en el guión, la serie quedó en las manos de Dan Slott, que empezó a construir una historia que desembocaría en Superior Spiderman, donde Peter Parker moría y era sustituido por Otto Octavius, el Doctor Octopus, que ocuparía su cuerpo y llevaría el legado del Hombre Araña a su manera.

Todos sabíamos que aquella situación iba a durar lo que tardasen en estrenar una nueva película de Spiderman, exactamente un año. Sin embargo, muchos seguimos ahí picados por la curiosidad, a ver que pasaba. Dan Slott se las apañó para contar una historia de Spiderman sin Spiderman en la que se nos narraba quién es Spiderman y que significaba ser Spiderman.

En Superior Spiderman vimos como no basta con llevar la máscara. Peter Parker es Spiderman y Spiderman es Peter Parker. Es imposible ser uno sin ser el otro, con toda su miseria y toda su grandeza. Al final, Peter Parker, su mente, regresa de entre los muertos y Otto Octavius se sacrifica por su amada. Habría sido un magnífico punto y final al personaje. Pero las ventas mandan y el show debe continuar y es a partir de este punto cuando todo se va a la mierda.

El amor

El amor

Ya no somos ni seremos Spiderman

Actualmente, a Peter Parker no lo reconoce nadie. Peter Parker es ahora un empresario de éxito, un mago de las finanzas cuya genialidad tecnológica le ha permitido abrir sucursales de Industrias Parker, la empresa creada por Otto Octavius, en todo el mundo. Peter Parker es un ejecutivo senior que cobra lo que un ejecutivo junior, un santo que paga un sueldo justo a sus trabajadores chinos, que abre fundaciones filantrópicas con el nombre de su Tio Ben a la cabeza, que desarrolla tecnología punta a precio barato para el consumidor de a pie, que liga con otras ejecutivas, que tiene empleados que le sustituyen como Spiderman, el héroe urbano de Forest Hills que es ahora su guardaespaldas, que conduce un spider-movil, un spider-submarino y lo que haga falta.

Después de años guionizando las aventuras y desventuras de Peter Parker, Dan Slott demuestra que no ha entendido nada. O eso o a perdido el juicio. Peter Parker, el chico tras la máscara que soltaba chistes para aliviar la tensión, que bromeaba cuando en realidad estaba acojonado, ahora es una parodia de si mismo que suelta chistes malos prácticamente en cada viñeta, un Jim Carrey insoportable.

Ya no nos reconocemos en Peter Parker. Ya no es aquel chico de un barrio de Nueva York con nuestros mismos problemas. Ahora es un personaje que va de sobrado, al que todo le sale bien y si no le sale bien ya se ocupa él de racionalizarlo y de adaptarlo a su conveniencia. Pero no sólo él ha cambiado. El tío Ben, el personaje más emblemático de cuantos le rodeaban, se ha convertido en poco menos que un santo de forma retrospectiva. El despropósito ha llegado a tal punto que Peter Parker puede ser Spiderman pero, al mismo tiempo, Spiderman puede  ser cualquiera que se ponga la máscara, desde Miles Morales a Hobie Brown. Mientras todo este desmadre sucede en el mundo del papel, se da la paradoja de que el personaje se asoma unos segundos al tráiler de Capitán América: Civil War, dice una frase y todo Internet se vuelve loco. Realmente triste que aplaudamos esa intervención digital y al mismo tiempo nos quedemos de brazos cruzados mientras Marvel y Dan Slott asesinan un legado.

El impostor

El impostor

Desde la editorial que publica el cómic en España, su editor, uno de los que mejor conocen al personaje y que ha escrito los mejores libros que he leído sobre él, intenta justificarlo diciendo que cuanto más alto coloque Dan Slott a Peter Parker, más dura será la caída. El problema es que cuando esa caída se produzca, si es que se produce, no quedará nadie leyendo Spiderman, por lo menos nadie que haya crecido con él. Igual a las nuevas generaciones, las que se tragan las infumables series de Disney Channel y que creen que Spiderman en los cómics es el mismo personaje que nos muestran en los dibujos animados, se acercan a la librería a tirar el dinero en El Asombroso Spiderman. Yo ya he puesto punto y final. Descansa en paz, Peter Parker. Te lo has ganado. Nuff said!

Todo lo que fui, todo lo que soy, todo lo que ya no seré

Todo lo que fui, todo lo que soy, todo lo que ya no seré



el autor

Toda la vida leyendo cómics. Aficionado también al cine, las series de televisión, la literatura fantástica y de ciencia ficción, a la comida, la cerveza y a todas las pequeñas cosas que nos hacen felices.

17 comentarios

  1. Hace rato que no leo regularmente al arácnido, así que no sé bien cuándo fue que lo mordió el Tony Stark radiactivo. Sí creo que el cierre para mí viene mucho antes de Superior, que es entretenida pero no me parece la joya que muchos quisieron venderme. El Spider-Man 30+ de Straczynski sin duda fue el punto de maduración perfecto del personaje y es una lástima cómo decidieron arruinarlo. Cuando se empezó a publicar, en ASM #30, yo tenía 14 años y me encantaba esa visión del personaje, que seguía creciendo. Hoy es imposible no sentirse extrañado, considerando que estoy llegando a los 30 y el personaje parece haberse movido en la dirección contraria en todo este tiempo. Entiendo que el tema de la empresa sea querer hacerlo avanzar también y no está mal, merece esa oportunidad y si está bien contado, bienvenido sea, pero es cierto que hace que se diluya mucho la esencia de aquel personaje con el que nos encariñamos todos. El cambio, a fin de cuentas, es inevitable, lamentablemente no siempre se ajusta a nuestra situación. Pero bueno, al menos siempre podemos volver a aquellas historias con las que crecimos y ser uno con aquel Peter Parker que, por un tiempo, creció con nosotros.

    • Pedro Pérez S. el

      Gracias por el comentario, Nicolas. El Spiderman de JMS también habría sido un buen punto final y hay gente que decidió dejarlo ahí. Yo seguí y supongo que otros seguirán al personaje y lo abandonarán más tarde. Y también habrá quien se enganche a partir de aquí. Como tu dices, siempre podemos volver a las historias con las que crecimos. Ahora mismo y con muy buen ojo, Panini reedita la etapa de Straczynski, una joya para todo aquel que no la tenga, igual que los Marvel Gold, como el de Roger Stern que también sale estos meses. Ojala podamos volver al personaje un día. Un saludo.

    • Pedro Pérez S. el

      Si, por supuesto que tienen que evolucionar. De hecho, es lo que hizo Spiderman durante muchos años. Más que evolucionar, creció. Pero con el mefistazo dio un parón, volvió atrás y ahora esta en una línea que, en mi opinión y creo que también en la de mucha gente, no es la correcta. Peter Parker, que nunca había mostrado interés por el dinero más allá de pagar el alquiler y poder sobrevivir día a día, se da cuenta de pronto de que puede ganar un pastón, de que no sólo es un superinventor sino también un superempresario. ¿Cómo no se dio cuenta antes? ¿Es que el Doctor Octopus le abrió los ojos? Pues no se yo si tiene mucho mérito. Te sustituye un supervillano en cuerpo y alma y cuando regresas, en lugar de intentar reconducir tu vida, de volver a ser quien eras, aceptas el legado de un asesino y tiras para adelante. Por no hablar de que Spiderman siempre ha sido un héroe urbano, estrechamente vinculado a la ciudad de New York. Incluso cuando se estreno la película de Sam Raimi hubo quien señaló que su éxito se debía en parte a esa vinculación, a la necesidad de tener un héroe que les ayudase a superar el desastre de las torres gemelas. Spiderman en esa película, sin quererlo y por el momento en que se estrenó (2002), se convirtió en un ejemplo de lo que debía ser New York y América, en un ejemplo de sobreponerse a la adversidad, de luchar contra la injusticia, de solidaridad entre vecinos e iguales. Ahora esa vinculación con la ciudad se ha ido a la mierdad porque Spiderman es una multinacional, más que un héroe es una empresa con sede en varios países, Spiderman Inc., y eso no representa a quién antes representaba. Antes, Spiderman luchaba por sobrevivir día a día, como el resto de nosotros. Ahora nosotros seguimos pagando alquileres, hipotecas, buscando trabajo, luchando por no perderlo mientras Spiderman es multimillonario. Pero eso si, un multimillonario bueno, justo y responsable, como debe ser, no sea cosa que creamos que los empresarios y los multimillonarios sólo buscan su propio beneficio.
      Un saludo y gracias por comentar.

  2. Buenos días Pedro. Increíbles palabras con las que me siento muy identificado.
    A razón de las mismas, permíteme que os haga spam en vuestra página sobre la que es mi novela fan fic “Spider-Man: One More Life”, cuya idea nació en 2010 tras muchas vueltas y descontentos con el desastre llevado a cabo por Joe “Mephisto” Quesada. Sobre mi novela, aun hoy sigo dándole forma, me encuentro escribiendo los dos capítulos finales más el correspondiente epílogo y creo que no me equivoco cuando digo que será un trabajo que guste a los amantes de nuestro difunto amigo y vecino. No será un trabajo exento de fallos, soy escritor amater, pero que está hecho con pasión no habrá duda alguna. Espero poder informaros de los avances de mi trabajo en unos meses. Mucho ánimo y seguid con vuestra gran labor.
    https://spidermanonemorelife.wordpress.com/

  3. De la época reciente del arácnido (no se, pongamos los últimos 20 o 25 años) la etapa de Straczynski es la que mas disfruté. El tío supo, sin cargarse la esencia del personaje remover sus cimientos (Ezekiel) presentar a un nuevo villano de altura (Morlum) y manejar con maestría tanto la relación MJ / Peter Parker como la de este con su tia May. En ese sentido, todo empezó a torcerse (a mi parecer) una vez el personaje fue incluido en los Vengadores, hizo migas con Toni Stark y mas tarde fue descubierta su identidad. No obstante Straczynski volvió a hacer de las suyas para aprovechar el nuevo status quo de Spiderman, en plan “most wanted”, y tratar de remontar al personaje hasta el ya famoso “Mefistazo”.
    Reconozco que de entre mi colección de comics, ese capítulo concreto me da vergüenza ajena: para mi venia a justificar el “todo vale” para con el personaje, venia a dar fuerza al hecho de que cuando no supieran que hacer con el personaje o bien no les gustara el camino que este recorría, siempre podían hacer borrón y cuenta nueva y ale, a otra cosa.
    Cuando terminé la última página, no entiendo como no le prendí fuego. De verdad que me enfureció aquello.
    No obstante seguí leyendo al personaje y he de admitir que (pese al cambio) este fue remontando poco a poco.
    Pero he aquí que llegan Dan Slott… y la cosa ya deja de importarme. Ya me tenía cansado el personaje cuando este fue sustituido por Otto (a mi parecer otro giro de tuerca tan “original” como fue hacer que Ben Reilly (alias El clon) sustituyera a Peter por un tiempo o el ya comentado Mefistazo, es decir, otra forma de hacer “borrón y cuenta nueva”) así que deje de leerlo, perdiéndome toda la etapa del Spiderman Superior y recuperándolo justo en las (llamémoslas así) “Spidey wars”.
    Tras ellas Peter se encuentra en un nuevo status quo, pero el personaje ya cada vez me interesa menos, aunque ya lo justo justito para ir aguantando.
    Y hete aquí que llegan las “Secret wars” que a la postre solo han servido para hacer otro Mefistazo pero a lo bestia (¿O no?) y ya lo que han hecho en concreto con Spiderman no es sino rematar a lo que todavía pudiera quedar del personaje, convirtiéndolo en un sosias de Toni Stark. Y Toni Stark ya existe, se pueden leer sus historias si así interesa, no era necesario transformar a Peter en un triste remedo del multimillonario playboy.
    Así que yo también he aprovechado este punto para bajarme del barco.
    Yo entiendo que el personaje tiene que continuar, que a mas años que este acumule mas difícil es sorprender y epatar al personal con sus historias, que hay que (en cierta forma) reciclarse para el nuevo publico; yo todas esas cosas las entiendo y las acepto y por eso soporté en su momento el Mefistazo. Pero hay algo que no se puede hacer y es traicionar la esencia pura del personaje y lo que este significa, y representa; ese único pilar, por mas vueltas que le des al personaje, ha de ser inamovible (creo yo)
    Así que me reafirmo en lo dicho al principio: Straczynski, con sus mas y sus menos, supo hacer avanzar al personaje, hacerlo cambiar, remover ciertos pilares del mismo, pero nunca sin perder de vista quien y que es Spiderman.
    1Saludete 🙂

    • Pedro Pérez S. el

      Lo comparto. Strackzynki supo hacer avanzar el personaje. Curiosamente, ahora parece que la gente se ha olvidado un poco de él. Aparte de “La conversación” tuvo unos números muy buenos en “Back in Black”. Magistral el enfrentamiento con Kingping en la cárcel, a cara descubierta.
      Un saludo.

    • Abraham Uribe Trejo el

      Pues yo tengo entendido que tanto “One More Day” como “Pecados del pasado” fueron imposiciones editoriales de Quesada. Pecados del pasado fue concebida por Straczynski pero se supone que iba a ser muy distinta, la idea es que los hijos de Gwen sí eran de Parker y que crecían rápido por los genes insectoides de Parker, algo así como lo que sucede en la película “The Fly 2”. es decir el resultado esperado era algo obscuro y sombrío como “La última cazeria de Kraven” Pero, obvio! Al señor Quesada no le agradó la idea y obligó a JMS a cambiarla, ¿el resultado? La historia más infame jamas escrita del arácnido, los hijos de Gwen eran de Norman, sí, quien la asesinaría después, el archirival de Peter, el despiadado asesino y Padre de su mejor amigo. Y lo peor, se relacionó con Norman mientras su noviazgo con Peter estaba vigente. Mientras el caso de “One More Day” es todavía más obvio, es decir, yo no entiendo porque el señor Straczynski habría de dar marcha atrás, a lo que había logrado en 6 años, al anular el matrimonio Peter-MJ? Es obvio que cuando Peter reveló su identidad al mundo en civil war era la oportunidad perfecta de Quesada de anular el matrimonio, cosa que ya habían intentado sus predecesores en la saga del clón cuando habían decidido que Ben Reily era el verdadero Parker, y Peter un clón, Y después con la supuesta muerte de MJ, la diferencia es que el mefistazo era una decisión irrevocable, aún así yo guardaba la esperanza de que mi pareja favorita de los comics por lo menos reanudará su relación desde el noviazgo inicial, en lugar de eso acabaron con mi esperanza en la no menos nefasta “One More Time” con aquella desgarradora escena de Parker y MJ despidiendose. Y de ahí en más no ha pasado nada con la relación y se ve que por lo menos este año, en que curiosamente su cumplen 30 años de cierto comic, tampoco pasará nada.

  4. Pedro, comparto mucho de lo que aquí expresas
    Pero ¿ Por qué no mencionas a Ultimate Spiderman? Creo que debe ser de lo mejor que se ha escrito sobre el personaje en décadas, lo devuelve a todos esos valores que creemos estan marcados con fuego en la personalidad de Parker. De hecho, tengo a un primo puber al cual le recomendé esta visión y le ha agarrado un gran cariño y se ha identificado con el personaje tanto como los que lo conocemos hace muchos años.

    Además, con todo el descalabro en el que está sumido el personaje actualmente en la linea “tradiciona”, yo acepto de buena gana el traspaso del manto a Miles Morales, como ejemplo de un chiquillo común y corriente que debe hacerse cargo de una gran responsabilidad.

    Saludos!

    • Pedro Pérez S. el

      Totalmente de acuerdo. Ultimate Spiderman fue una gran serie, lo mejor que ha escrito Bendis. En un número consiguió que sintiésemos la muerte del Tio Ben como no la habíamos sentido nunca. No lo he incluido en el post porque me he centrado en la colección “normal”, la de toda la vida. Además creo que el Universo Ultimate perdió algo de fuelle al final y si te digo la verdad, me desenganché antes. De todas formas creo que Ultimate Spiderman merece un post aparte. Gracias por el comentario y un saludo.

  5. Abraham Uribe Trejo el

    Pues sí, es una verdadera pena lo que le han hecho al cabeza de red y lo que falta por venir. Desafortunadamente hace años que ha quedado claro que ni al señor Quesada y mucho menos a Slott les importa la opinión de los fans. De hecho tengo entendido por algunos comentarios que leí en foros en inglés que estos señores tienden a comportarse de forma defensiva, altanera y grosera cuando alguien los confronta por sus decisiones. Y no me sorprende, pues he leído algunas entrevistas hacia ellos, por un lado Quesada siempre que puede denigra a otros escritores, por ejemplo se burló abierta y descaradamente de “La Boda”, y de Slott cuando anunciaron “Renueva tus votos” en donde decía que su creación se debía a que a los fans no les gustaban los cambios que habían hecho, osea, no entiendo que tienen en la cabeza estos señores, cómo pretenden que nos gusten los cambios que han hecho. Y sí, yo también soy de la idea de que el personaje debe madurar, pero como personaje, es decir de manera psicológica, el hecho de que sea millonario no es una maduración, siendo que no logró su fortuna en base a méritos propios sino que fue obra y gracia de Octopus. Vamos! fue más como sí se hubiera sacado la lotería. Además los últimos comics no muestran en absoluto una evolución psíquica del personaje sino todo lo contrario, y el punto máximo fue la discusión y pelea con Iron Man por los celos que sentía hacía el hecho de que MJ trabaje con Stark y el dialogo en donde le reclama por quitarle a “su” chica, son más las palabras de un puberto inmaduro, maxime de que en estos años no ha hecho nada por recuperarla, a veces hasta pareciera que ni le importa realmente. Eso de que Parker maduró por que ya tiene su propia empresa que se lo traguen los ingenuos que no han leído verdaderas obras maestras como “La Saga del Clon” (La original de los 70 por supuesto).

    Por otra parte es lastimosa y enojosa la forma en que destrozaron a MJ, la verdad Quesada y Slott no tienen vergüenza, no solamente se encargaron de eliminar una de las cosas más sagradas que tenía este comic como lo era el matrimonio, sino que además acabaron con todo indicio de su relación. Pues el argumento de los encuentros del arácnido con la pelirroja se han vuelto repetitivos e innecesarios. Cualquiera que ha leído Spiderman sabe a que me refiero, y es su cliché moderno de “nos amamos, pero no podemos estar juntos”, lo cual lleva así 9 años. Tal pareciera que sólo meten a la fuerza a la pelirroja para mofarse de los fans que todavía les reclaman por One More Day. En fin, quizás tampoco tengo tanto derecho a quejarme, no he comprado un sólo comic de la continuidad de Spider desde el mefistazo, todo lo que he leído del lanzaredes desde entonces ha sido digitalizado en internet. Utimate deje de comprarlo cuando mataron a Parker, Miles Morales nunca me gustó como Spidy, y el regreso de Parker tal pareciera que lo hicieron con las patas. Desde entonces el único dinero que le he regalado a Marvel ha sido con “Renueva tus votos” y es lo único con lo que estoy dispuesto a volver a soltarles dinero, aunque bueno, no creo que les importé demasiado mi opinión pues es obvio que si hay algo que no les preocupa son las ventas, Leyendo una lista de ventas de comics Amazing no sólo está ridiculamente bajo sino que además 2 sagas alternas suyas barrieron con ella (Renueva tus votos y Venom) Y eso que la fiebre Spider-Gwen ya bajó un poco.

    • Pedro Pérez S. el

      Hola Abraham. Yo me bajé en el primer número del Peter Paker millonetis. Ya no he vuelto a leer nada más de Spiderman, aunque todos los días le pongo una vela a San Kirby para que echen a Slott a patadas de Marvel. Pero si tratan al personaje tal y como dices estoy por regresar sólo para poder escribir posts poniéndolos a parir con fundamento.
      En cuanto al matrimonio, lo gracioso es que hay quien, a toro pasado, ha defendido que fue una mala idea y que nada mejor que regresar a Peter a la soltería (por ejemplo, todo el staff de Panini en España) pero yo creo que una mala idea no fue. Fue algo natural pero luego no supieron manejarlo. Con divorciarlos lo abrían arreglado pero, amigos, en Marvel tienen un problema: no se cortan a la hora de mostrarnos diferentes héroes de diferentes razas y cada vez más jóvenes con la excusa de que la sociedad es así y hay que reflejarla en los cómics pero el sexo y los divorcios y los cuernos matrimoniales, eso ni tocarlo, como si la gente no se divorciase, como si no hubiese quien engañase a la pareja y como si nadie follase en el mundo real.
      Un saludo.

      • Abraham Uribe Trejo el

        Lo de que el matrimonio fue un error es un mito difundido por Quesada y que la mayoría de Marvel ha defendido, incluido el propio San Lee lastimosamente. Yo tengo entendido que toda la parafernalia del matrimonio se inició con la boda en la tira cómica que publicaba Lee para un periódico los domingos, se supone que hubo una encuesta o algo así, sobre sí debían casarse o no, y el sí ganó con una abrumadora mayoría, después lo convirtieron en un magno evento y hasta hubo una representación real en el yankee stadium. En el comic aprovecharon esa situación y también los casaron, lo curioso es que los defensores del mefistazo argumentan que en ese momento no eran novios oficiales y que por eso la boda fue una incoherencia argumental, lo cierto es que quien leyó comics previos a la boda sabe que la realidad es que no necesitaban ser novios, no era la primera vez que Peter le pedía matrimonio a MJ, y cuando ella regresó puso el mundo de Peter de cabeza. A mi gusto previo a la boda hay dos momentos fundamentales que derrumba la teoría de Quesada, el primero es cuando MJ le revela a Peter que conoce su identidad secreta, y la segunda cuando viajan a Pittsburg para arreglar la situación familiar de la pelirroja, pues en ese momento Parker abandona su responsabilidad como Spady para alcanzar a Mary Jane quien previamente había pedido su compañía. Esos 2 hechos fortalecieron su relación y los convirtieron en almas gemelas, ni siquiera con Gwen llegó tan lejos, pues la rubia nunca supo que Peter era Spiderman y además odiaba al enmascarado. Ahora algo que me resulta curioso es que hasta antes del 2008 la boda era vista como uno de los momentos más importantes, ya no digamos del lanzaredes, sino de todo Marvel.

        En cuanto al otro tema, pues que te puedo decir, es la doble moral de Marvel. ¿Cómo es posible que Parker, que es un héroe y un chico bueno tuviera relaciones sexuales con Gwen y de ahí nacieran críos? Ay que solucionarlo, mejor que sea Norman que es el malo. Ah pero en cambio que tenga un pacto con el demonio y que toda la idiosincrasia del “poder y responsabilidad” se la pase por las nalgas, defecándose al mismo tiempo en la memoria del Tío Ben. En fin, que se puede hacer con Marvel, recuerdo todavía que cuando en Ultimate mataron a Peter y lo sustituyeron por Morales se defendían de las críticas acusando de racistas a quienes no compartían su opinión.

Contesta a Pedro Pérez S. Cancelar Respuesta

Recomendado en Las Cosas felices
Una semana más, volvemos al intenso mundo de Jake Epping. Si vais un poco perdidos, aquí os dejo el enlace a los capítulos anteriores: EL…