The Witcher: lo mejor del rol de este siglo (Viva Polonia)

0
Bienvenidos, auténticos creyentes, a La Tapa del Obseso, la sección de Raúl Sánchez.
Aquello era de locos. Unos traductores polacos de videojuegos decidieron hacer un videojuego propio. Uno de rol, no precisamente un género de los que más venden.  Además, lo hacen para PC, no precisamente la plataforma que más vende. No sólo eso, no se basan en Dungeons & Dragons ni en Tolkien ni en Vampiro ni Warhammer: deciden basar el videojuego en unas novelas de fantasía de un escritor polaco, Sapkowski. Novelas que no tienen serie de televisión ni película de Hollywood ni nada de nada.

Y de ahí salió “The Witcher” en 2007, obra de CDProjektViendo todo esto, lo normal sería pensar en una castaña épica, en un fracaso anunciado. Y es que los libros estaban ambientados en el folclore eslavo… ¡folclore eslavo!. El hundimiento era lo normal, lo esperable.

Pero no: salió un videojuego de rol divertidísimo, con personalidad propia, que se reía de todos los dejes repetitivos de la todopoderosa Bioware y que, de hecho, era el videojuego de rol más completo y mejor que se había hecho en mucho tiempo. Es, vamos a decirlo, un clásico moderno del género, un juegazo escandaloso. Pasó del millón de copias, que para PC es una auténtica barbaridad…para haceros una idea, el videojuego de rol emblemático de los 90, Baldur´s Gate, llegó a los dos millones.

¿Cuales eran las razones de tantísimo éxito?
– No es necesario haber leído nada de las novelas en las que está inspirado (aunque las novelas son de lo mejor del género fantástico en mucho tiempo). El juego comienza con el protagonista, Geralt de Rivia, con amnesia. Todo lo iremos descubriendo poco a poco. Pero eso sí: hay todo un universo detrás, trabajado en la saga de Geralt de Rivia. Un universo del género fantástico, sí, pero en el que se tratan de un modo inusualmente complejo para el género temas como el terrorismo, el racismo, la globalización económica, el cambio climático o el tema estrella de la obra de Sapkowski: si existe o no el Mal menor. Todo ambientado en la mitología eslava, algo diferente a la clásica mitología de Tolkien de orcos y demás. Aquí tenemos por ejemplo a la estrige, que es una mujer maldita transformada en un monstruo terrible al que sólo se puede derrotar sobreviviendo una noche cerca del sitio donde duerme…donde además es más fuerte. En el vídeo de la introducción del juego podéis ver a Geralt con una de estas preciosidades:
-Dinámica de combate fantástica. El sistema de combate es vergonzosamente intuitivo, no se basa en machacar el ratón, más bien en darle en los momentos precisos. El sistema de subidas de nivel o las habilidades se explican por sí mismas: en nada de tiempo comprenderemos todo lo que hay que saber para jugar. Las peleas contra cien mil bichos a la vez serán abundantes, y geniales. La dificultad está muy bien medida: no es un juego facilón que uno se pasa casi dormido (Fallout 3) pero tampoco difícil hasta conseguir que la mayoría a los cinco minutos empiece a llorar porque te matan una y otra vez dos ridículos esqueletos tirándote flechas (Divinity 2: Ego Draconis).
-Ambientación y realismo. Las tabernas de poca monta tienen gallinas por aquí y por allá. Los nobles son arrogantes y no necesariamente refinados, pero con modales y un lenguaje diferente al del pueblo llano. Hay muchos mendigos, y no todos son precisamente entrañables. La gente es desconfiada y se guarda información. Todo tiene pinta sucia y remendada, no sospechosamente resplandeciente, como pasa en muchos juegos de ambientación medieval fantástica. Los interiores tienen muchos claroscuros: hay auténtica diferencia respecto a estar de día en el exterior. El sexo no es presentado de manera mojigata: Geralt puede irse a la cama con muchísimas mujeres (y con no-humanas…) y las escenas son muy mundanas y nada idealizadas. A veces tendremos que intentar emborrachar a alguien para que nos diga algo que queremos, y Geralt acabará mamado perdido…cosa que se ve reflejada en el juego: la pantalla se vuelve borrosa, va haciendo eses y combatir así será un infierno. A mí por lo menos me han matado bandidos más de una vez yendo tajadísimo por la noche. Hay prostíbulos, hay drogas. En el juego si te piden que cazes a 10 bichos y les quites el estómago primero debes comprar un libro que te diga cómo hacerlo. Siempre andaremos escasos de dinero: la economía está bien escalada por una vez en un videojuego (a todos nos sobraba el dinero al poco de jugar al Mass Effect) y los necesarios libros en una sociedad medieval son carísimos.
-Consecuencias. El plato estrella del videojuego. Es una de las pocas veces que se puede decir abiertamente que las decisiones marcarán el futuro. No le das importancia, y después de un tiempo te encuentras la consecuencia de esa acción…seguida de un vídeo recordatorio que te aclara que eso ha pasado por aquella cosa que hiciste (o dejaste de hacer). No son ligeras variaciones que no cambian lo esencial, como en Baldur´s Gate, no son simplemente cinemáticas diferentes, como en Caballeros de la Antigua República, no son cosas que luego ni cuentan casi como en Fallout 3. Aquí las decisiones cuentan, abren puertas o las cierran, el juego será distinto.
Las decisiones casi nunca son maniqueas ni fáciles. Por ejemplo, hay un movimiento clandestino de elfos y enanos que protestan por el racismo institucionalizado de los humanos. Esas “protestas” consisten unas cuantas veces en secuestrar humanos o tomar pueblos enteros y amenazar con pasarles a cuchillo…cuando no en alimentar a monstruos con humanos capturados. Los humanos no representan el bando “bueno”: las animaladas que hacen a su vez son de mucho cuidado. Deberemos decidir, como en casi todo el juego, si hay un Mal menor…y cual es.
– Misiones originales que se pueden hacer de varias maneras. Por poner un ejemplo, la misión “Ojos azules” (el vídeo lo tenéis a continación). Un caballero nos pide que busquemos a su hermana, a la que cree presa de un vampiro. Tras buscar, la encontramos en un prostíbulo. El caballero cree que la tienen contra su voluntad, posiblemente presa de algún hechizo. Volviendo al prostíbulo y si conseguimos hablar con la dueña, descubrimos que es una vampira…y todas las prostitutas, incluída la hermana del caballero, lo son. También que el hermano pretende casarla con alguien asqueroso, algo que ella no quería, y que ella prefiere ser libremente una vampira deseada por muchos hombres a ser forzada a ser la esposa de alguien espantoso. Nunca han matado a nadie, sólo quieren vivir en paz. En nuestra mano está matarlas de todos modos por ser monstruos (a los cuales Geralt da caza por profesión) o ponernos de su lado (por lo cual seremos recompensados sexualmente), al creer preferible ser vampiro y ejercer la prostitución por tu voluntad antes que ser humano y estar forzado a casarte con alguien horrible. Tras eso podemos cumplir nuestra promesa, luchar contra ellas o traicionarlas cuando llegue el hermano con amigos para llevarse a su hermana. Nos podemos encontrar con muchos escenarios aquí, desde que nos tomemos una pócima que convierta en veneno para vampiros nuestra sangre (y haga que las vampiras palmen al tener relaciones sexuales con nosotros) a encontrarnos en una pelea en el prostíbulo entre vampiras y caballeros acorazados.
-Serás fuerte, pero no invencible. En muchos juegos de rol, llegar a niveles medio-altos significa ser casi intocable. Y estar en niveles bajos, morder el polvo con facilidad. En “The Witcher” al principio no será fácil matarnos, pero a niveles medios y altos tampoco vamos arrasando sin pensarlo. Siempre habrá que estar atento y no confiarse. La curva de dificultad está muy lograda.
-El protagonista. Geralt de Rivia, cazador profesional de monstruos, es un tipo carismático a más no poder. El que haya leído los libros lo sabrá, y aunque en el juego seremos nosotros los que decidamos qué dice o qué hace, en sus respuestas veremos el personaje que es: un descreído y cínico mercenario que conserva una brizna de idealismo. Esa brizna le hace dejar de comportarse de vez en cuando como un mercenario más, maldiciéndose por ello, sabiendo los peligros que va a pasar y lamentado la gentuza que va a salir beneficiada muchas veces de sus acciones “correctas” moralmente.
-Es muy divertido, muy variado, absorbente. La dificultad, muy medida, junto a lo intuitivo del control (aunque nos podemos complicar todo lo que queramos), la estupenda ambientación medieval (¿¿cómo que las espadas o los libros son tan caros??), las muchas misiones secundarias o la historia principal (con muchas sorpresas, giros y un enfrentamiento final a la altura del resto del juego) hacen que sea difícil despegarse del juego hasta que lo acabas. Nunca se hace monótono.
Algunas pegas, claro sí tenía. Como eran una compañía pequeña, usaron un motor de juego que no era suyo (Aurora, con el que se hizo Neverwinter Nights 2…inferior a The Witcher, por cierto), y no pudieron tener mucha variedad en los modelos de personaje. El espacio que teníamos para los objetos era muy muy escaso, y más si llevabamos pociones e ingredientes para hacerlas. Había muy poca variedad de armaduras o armas utilizables (tres armaduras, y las dos espadas que te dan obligatoriamente en la historia son las mejores armas del juego). Los tiempos de carga eran largos, incluso en los ordenadores que eran potentes cuando salió el juego.
¿Qué hicieron CDProjekt, los creadores del juego? Sacaron una nueva edición del juego, en la que mejoraban mucho el aspecto de los personajes, añadieron más modelos de éstos, optimizaron el juego para que las cargas fueran menores, arreglaron bastante el inventario, y añadieron dos aventuras más al juego…¡y todo totalmente gratis para los que en su día compramos el juego original! Lo jugué en su momento y la diferencia a la hora de jugar es muy grande (por no comentar las nuevas aventuras): va mucho más allá de un simple parche. Y gratis, amigos, gratis. Sí, señores de Bioware, estas cosas son posibles, de verdad, lo de vender un juego completo y no a trozos por los cuales hay que pagar uno a uno hasta alcanzar precios ridículos. 
La maravillosa aventura de los chicos polacos de CDProjekt merecía ser honrada en este refugio de lo que nos hace felices: una idea que tenía todas las papeletas para estrellarse, hecha por una compañía pequeña…y aún así sale una pequeña gran maravilla con un gran éxito en ventas y crítica. Por no mencionar el poco habitual y maravilloso detalle de rehacer el juego, meter aventuras nuevas y todo ello sin cobrar más. Amor, cuidado, talento y éxito todo en uno. Ahora está en apenas 10 euros para PC.
De cómo montaron otra pequeña gran maravilla llamada Good Old Games (GOG) o de cómo hicieron una segunda parte del videojuego hablaremos otro día.


el autor

Arriba es abajo, y negro es blanco. Respiro regularmente. Mi supervivencia de momento parece relativamente segura, por lo que un sentimiento de considerable satisfacción invade mi cuerpo con sobrepeso. Espero que tal regularidad respiratoria se mantenga cuando duerma esta noche. Si esto no pasa tienen vds. mi permiso para vender mis órganos a carnicerías de Ulan Bator.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Para quien no sepa el significado de esta fecha, es muy sencillo, N7 es un código profesional dentro del ejército de la "Alianza de los Sistemas",…