IniciocineUn monstruo viene a verme, el conmovedor cuento de Bayona

Un monstruo viene a verme, el conmovedor cuento de Bayona

J.A. Bayona comenzó su particular trilogía sobre las relaciones familiares en el año 2007 con El orfanato, una película producida por Guillermo del Toro -bayona le considera su mentor- y protagonizada por Belen rueda. En su debut pudimos ver el talento de este director que con una gran sensibilidad y una obsesión por el detalle nos cuenta la historia de una madre que pierde a su hijo en una historia repleta de detalles fantásticos y paranormales. Esta película le sirvió como un gran impulso a su carrera, lo que le permitió rodar en el año 2012 Lo imposible, protagonizada por Ewan McGregor y Naomi Watts, que fue un éxito en taquilla -récord mejor estreno internacional de una producción español- y tuvo críticas positivas, además de numerosos premios como  nominaciones a los Óscar, Globos de Oro y premios Goya.

En el año 2007 fallecía prematuramente la novelista juvenil Siobhan Down con 47 años debido a un cáncer de mama dejando una historia medio acabada llamada Un monstruo viene a verme. Esto llevó que en el año 2014, la editorial  Walter Book contratara a un novelista llamado Patrick Ness para que desarrollara la idea comenzada por Siobhan a modo de homenaje. El libro fue un éxito de crítica y era cuestión de tiempo que llegara una adaptación a la gran pantalla, una historia perfecta para el talentoso director español Jose Antonio Bayona.

libro-un-monstruo-viene-a-verme-las-cosas-que-nos-hacen-felices

Bayona cierra su trilogía de manera brillante con la versión cinematográfica de esta novela -cuyo guión está a cargo de Patrick Ness, el autor del libro– con una conmovedora película que se ha ganado el título de “película lacrimógena”. Pero es más que eso, es una película que llega a emocionarte como un cuento, pero de manera adulta. Una historia sobre la superación, el dolor familiar y la aceptación.

https://www.youtube.com/watch?v=EfMaNwtUmXY

La película cuenta la vida de Connor O’Malley (Lewis MacDougall), un niño de 12 años que tiene que cuidar de su madre (Felicity Jones) enferma de cáncer, si bien esto no te parece suficiente drama, el chico tiene que soportar las agresiones y burlas de sus compañeros de escuela, la testarudez y frialdad de su abuela (la teniente Ripley Sigourney Weaver) así como la separación de sus padres, lo que ha llevado que su padre (Toby Kebbell) viva en los Estados Unidos con una nueva familia. Quizás me haya parecido excesivo tanto melodrama, pero la verdad es que la película refleja de manera muy acertada y metafórica como intentamos aliviar el sufrimiento. Todos hemos pasado por algún momento en el que necesitamos refugiarnos del dolor, y en el caso de Connor este se ve reflejado con un monstruoso árbol (voz de Liam Neeson) -bastante parecido a los Ent de Tolkien– que le ayudará a superar su mal momento con unos relatos pintados a acuarela y poniendo tintes fantásticos a la película muy al estilo de Guillermo Del toro. Este monstruo que va a verle es una metáfora sobre la fuerza de aceptar el dolor y la tragedia.

306334

Las interpretaciones son muy buenas, desde un inmenso Lewis MacDougall (Pan: viaje a nunca jamás) quien superó un casting de 1000 niños, hasta una Felicity Jones (La teoría del todo) en un papel bastante complicado y demostrando que es una de las mejores actrices de su generación. Pienso que el resto del reparto está poco aprovechado, así como las tramas de la abuela y el padre de Connor. Si bien Sigourney Weaver tiene un personaje tan interesante como obvio en algunos momentos, tiene momentos para lucirse y lo hace sobradamente demostrando que por algo es un icono del cine, al final de la cinta me quedé con ganas de verla más.

Otra de las claves de la película es el apartado técnico que corre a cargo del estudio de animación Headles consiguiendo un gran trabajo construyendo un monstruo imponente pero que resulta predecible en la trama y no engaña en su intento por parecer aterrador, ya que se intuye  de un principio que no es tan monstruo. La ambientación tan oscura y lúgubre de la cinta me ha encantado y adornada con la fantástica banda sonora creada por el compositor español Fernando velázquez, que ha sido grabada con la Orquesta Sinfónica de Euskadi y el Orfeón Donostiarra.

Conclusión

Recomiendo esta película por el gran trabajo de dirección al crear una historia adulta con detalles fantásticos sin perder la sensibilidad.

 

Toni CE
Economista frustrado. Cinéfilo de videoclub, seriéfilo de sofá, amante de los videojuegos y coleccionista de todo lo que se pueda poner en mi estantería. Crecí con una Game Boy verde pistacho y un reproductor VHS.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad