InicioseriesUna serie de catastróficas desdichas. Temporada 1. Capítulo 1

Una serie de catastróficas desdichas. Temporada 1. Capítulo 1

¡Buenas noches a todos! Empezamos el análisis de Una serie de catastróficas desdichas, serie de Netflix y uno de sus grandes estrenos del 2017. La serie basada en los bestsellers mundiales del escritor norteamericano Lemony Snicket, que a su vez es el pseudónimo de Daniel Handler.

La serie está protagonizado por el gran Neil Patrick Harris (Como conocí a vuestra madre) en el papel del Conde Olaf y esta es una de sus principales ganchos, por el lado de los jóvenes protagonistas tenemos a Malina Weissman (Violet), Louis Hynes (Klaus) y a Presley Smith (Sunny). El propio autor de las novelas es el productor ejecutivo junto a Barry Sonnenfeld (Hombres de negro y La familia Adams) y está disponible la temporada de 8 capítulos al completo en la plataforma Netflix desde el pasado 13 de Enero. 

Sinopsis:

Una serie de catastróficas desdichas relata la trágica historia de los huérfanos Baudelaire —Violet, Klaus y Sunny—, cuyo malvado tutor, el conde Olaf, no se detendrá ante nada para apoderarse de su herencia. Los hermanos tienen que adelantarse siempre a Olaf, desbaratando todos sus planes y argucias, para descubrir pistas sobre la misteriosa muerte de sus padres.

 La serie trasladará a la pantalla cuatro de los trece libros de la obra original, así que puede resultar obvio que la serie continuará con futuras temporadas. En el año 2004 hubo una adaptación en formato película con el inolvidable Jim Carrey como el Conde Olaf. Al hacer el análisis he querido no tener reciente ni la película ni la saga de libros para centrarme totalmente en la serie y evitar comparaciones. Una vez acabada la serie si podría ser interesante hacer una publicación comparándolas, pero por ahora he preferido seguir la serie sin ver el material anterior. Por último aviso que a partir de aquí haré un análisis de cada capítulo con SPOILERS. 

Un mal principio: 1º parte

“Si buscas un final feliz estás en el lugar equivocado” así nos introduce a la serie el propio autor Lemony Snicket caracterizado por Patrick Warburton, lo que viene a ser un elemento bastante interesante por parte de la serie. La serie tiene diálogos divertidos y los personajes parecen sacados de cuentos de los hermanos Grimm, porque hay que aclarar que aunque la serie tenga elementos dramáticos y oscuros, está narrado de manera simpática a gusto del público tanto juvenil como adulto.

Violet, Klaus y Sunny son los desafortunados hermanos Baudelaire y están espléndidamente desarrollados: “niños inteligentes, encantadores e ingeniosos, pero poco afortunados” como nos continua introduciendo el señor Lemony Snicket. Violet, la hermana mayor, es una chica ingeniosa con dotes para inventar artilugios increíbles. Klaus, el hermano mediano, es un chico lleno de conocimientos y aficionado a la lectura, el complemento ideal para Violet. La hermana pequeña es un bebé llamado Sunny que resulta tener una habilidad increíble con sus dientes, además que tanto nosotros por medio de subtítulos como sus hermanos podemos entender sus balbuceos, lo que crean escenas divertidas e ingeniosas. Como decía, los tres hermanos están construidos de manera genial e incluso idealizados, quizás no tanto como los personajes adultos que son descritos casi en su totalidad como personajes más oscuros, torpes y llenos de defectos. En definitiva, niños con elementos de adultos y unos adultos con características infantiles -sin tener en cuenta los puntos negativos que indiqué anteriormente-.”Todos los adultos son inútiles por igual y solo los niños son capaces y maravillosos” decía el cineasta Barry Sonnenfeld en una entrevista.

El capítulo comienza con los hermanos Baudelaire viajando en tranvía dirección a la playa por petición de su padre y madre, a pesar de un tiempo nublado más adecuado para estar en casa con una manta que para tomar el sol, pero no para los hermanos, que prefieren este tiempo porque están solos en el lugar. Después de enseñarnos cada uno sus habilidades en una divertida escena reciben la visita del señor Poe, del banco, quien les da la terrible noticia de que se ha producido un incendio en su mansión matando a sus padres.

Los hermanos visitan la mansión totalmente destruida, pero como les cuenta el señor Poe no lo han perdido todo, ya que sus padres dejaron una enorme fortuna que les pertenecerá cuando Violet cumpla la mayoría de edad, sin que nadie pueda usarla hasta entonces. Hasta que esto ocurra, vivirán con un tutor -el familiar más próximo- que cuidará de ellos.

Después de pasar una noche con familia del señor Poe y aguantar a su horrible esposa e hijos, llega el momento de conocer al nuevo tutor de los hermanos Baudelaire. Si hay algo que no se le puede  negar a la serie es el impecable cuidado artístico y es algo que recalcaré habitualmente a lo largo de los análisis porque es uno de los puntos para tener en cuenta en la serie. El contraste entre lo oscuro y tonos claros es un elemento que se repite a lo largo de la serie.

El clima nublado y los tonos oscuros de la mayoría de los personajes adultos y los escenarios chocan con los tonos coloridos del vestuario de los huérfanos, también con la casa con colores vivos de la jueza Strauss, un personaje bastante peculiar caracterizado por la fantástica Joan Cusack, que se contrapone a la oscura, mugrienta y sucia casa de su vecino y nuevo tutor de los hermanos: el conde Olaf, un hombre cruel y recreado fantásticamente por Neil Patrick Harris, quien no lo tenía nada fácil después del papel de Jim Carrey en la película del año 2004, un actor que se mueve espléndidamente en esos papeles de personajes dementes.

La vida de los hermanos Baudelaire es verdaderamente una serie de catastróficas desdichas, no solo se quedan sin hogar y sus padres, sino que ahora tienen como tutor a un hombre -su primo lejano, muy lejano- quien en ningún momento oculta los motivos reales de adoptar a los hermanos, que no es otra de quedarse con la fortuna heredada de sus padres. Después de tener que realizar una serie de tareas impuestas -limpiar la mugrienta casa entre otras- por Olaf, los niños tienen que preparar una cena al extraño grupo teatral de Olaf, que además se presentan con un escena musical mostrándonos los dotes musicales y teatrales de Neil Patrick Harris, quien por cierto tiene un premio Tony , galardón del mundo teatral. A pesar de los elementos dramáticas la serie juega con el humor ácido,  escenas simpáticas y personajes oscuros pero que pueden parecer entrañables de algún modo, hasta que en un momento del capítulo Olaf golpea a Klaus, un gesto que incluso sorprende al resto de su grupo y hace ver al espectador la crueldad real que tienen que soportar los hermanos Baudelaire. Al final del capítulo descubrimos que los padres Baudelaire no han sido asesinados, sino que han sido secuestrados. Confiamos en la astucia de los hermanos para descubrir el misterio.

Conclusión

El piloto nos muestra una refrescante adaptación de una obra literaria muy especial creando una serie divertida de un modo macabro. El reparto, tanto la estrella Neil Patrick como el trío protagonista lo hacen muy bien, rellenando el plantel con unos actores secundarios habituales en el mundo de la televisión. Los diálogos son ingeniosos y llenos de sarcasmos, la escenografía es otro de los puntos fuertes de la serie –el 99,9% de lo que se ve en pantalla se ha construido para la serie– y ha sido cuidada del modo que nos tiene acostumbrados Netflix en sus grandes producciones. Sin duda una serie de fácil visionado y  entretenida para tener en cuenta e ideal para empezar el año.

Toni CE
Economista frustrado. Cinéfilo de videoclub, seriéfilo de sofá, amante de los videojuegos y coleccionista de todo lo que se pueda poner en mi estantería. Crecí con una Game Boy verde pistacho y un reproductor VHS.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad