“Until Dawn” (PS4) vs “Dora la Exploradora” (Clan TV)

3

Bienvenidos, auténticos creyentes, a La Tapa del Obseso, la sección de Raúl Sánchez.

Todo el mundo quiere ser protagonista de una película. No de cualquier película, claro: a casi nadie le gustaría protagonizar una de esas películas de pastores paquistaníes que hablan de filósofos de Ulan-Bator sólo a través de planos silenciosos de 10 minutos. Queremos ser protagonistas, y de una superproducción de Hollywood. Muchos creadores de videojuegos han detectado esto desde al menos la anterior generación de consolas, y dan al público lo que quiere. Por este sitio ya hablamos de unos de los principales responsables de esta avalancha de videojuegos que copian descaradamente el lenguaje cinematográfico dejando muy de lado el lenguaje de los videojuegos, los amigos de Telltale y sus videojuegos sobre The Walking Dead o Juego de Tronos. También hemos visto por aquí la versión pretendidamente gafapástica del asunto a manos de David Cage.

La cuestión es que los videojuegos peliculeros de este estilo, que vienen de las aventuras gráficas, no son más que la evolución digital de los libros de Elige Tu Propia Aventura que tuvimos en España por los años ochenta. Antes teníamos libros en los que al final de la página  teníamos varias opciones (Si quieres saltar, ve a la página 23. Si quieres sentarte y esperar, ve a la página 51) cada una de las cuales nos llevaba por un camino diferente, teniendo un libro muchos finales. Ahora estos videojuegos, que tienen un grandísimo éxito, son en la práctica una película de ocho o nueve horas por capítulos en la que de vez en cuando debemos dar a uno de los botones para decidir qué hará el protagonista.

Tras jugar a unos cuantos de estos juegos (The Walking Dead, The Walking Dead Season Two, A Wolf Among Us, Fahrenheit, Heavy Rain, incluso llegué a empezar Beyond Two Almas) decidí caer una vez más. Como a mi mujer a y a mi nos encantan/odiamos las películas de miedico, jugamos juntos a la última intentona de este estilo: Until Dawn, que sólo está para PS4. Una casa solitaria, un grupo de adolescentes, un psicópata y tú a los mandos decidiendo pulsando botones en un momento concreto qué hacer en cada momento, pudiendo morir todos, sobrevivir todos o sólo algunos al fin de la noche. Con la animadora de la primera versión de la serie Heroes de protagonista y todo. Cuánta gloria.

Como el análisis sería más tontorrón de lo habitual, vamos a comparar el videojuego (y en realidad a todo su género, venga de Telltale o David Cage) con una serie que vengo siguiente hace tiempo: Dora, la Exploradora. Normalmente no pongo notas a los videojuegos o cómics, pero esta vez lo creo necesario. Analicemos las cosas como hacen los profesionales, no escribiendo sobre el juego, cómo se juega, si es divertido, haciendo paralelismos con otros juegos, desarrollando una teoría acerca de él, etc, sino con una plantilla made in Wikipedia: gráficos, sonido, jugabilidad, etc. El Pueblo quiere y yo le doy. Además, leer párrafos de texto, entenderlos y procesarlos es cansadísimo, es mejor una nota en grande (para discutir sobre si un 99/100 es injusto o no, algo trascendental para conocer, valorar y disfrutar el juego) y apartados para poner en gráficos cosas como “TIOS, QUÉ GRAFICAZORLS”. Así ahorras tiempo. En estos tiempos de recortes en todos los aspectos de la vida me uno a esta noble iniciativa para levantar al país. Viva España, viva el Ejército.

GRÁFICOS

Until Dawn: Parece mismamente una película en HD de Antena 3. Super-bonitos. Graficazorls, tíos. Ya como si ni te lo juegas: dile a tus colegas que juegas a Until Dawn y que es “flipante”. No se ve casi chicha, ni de ellos ni de ellas. Hay violencia y eso es lo que queremos, pero hay que esperar mucho y esperar es malo, casi tanto como leer. Nota: 8,01.

Dora la Exploradora: Parece mismamente una serie de dibujos animados de Clan TV. Mucho color. La protagonista es así como medio mestiza. Hay monos con botas dibujados. Yo no he visto ninguno en la realidad con botas (ni muchos monos) así que supongo que es muy realista. En todo caso no hay caída de fps ni pixelación, que son los dos principales criterios en muchos foros de videojuegos para discriminar cual es un juegazo y cual es malísimo. Nota: 8.

SONIDO:

Until Dawn: Se oye muy bien. Doblado al castellano. Quiero decir: pido perdón a todos los dioses habidos y por haber por jugar en castellano cuando toda la gente digna de tener un salario mínimo interprofesional se tira de los pelos como no escuches todo en inglés. Perdón. Perdón. No lo volveré a hacer. La próxima vez que me pregunten sobre algo, lo haya visto/jugado o no diré muy fuet-te: “PERO NO LO VEAS EN CASTELLANO, QUE EL DOBLAJE ES HORRIBLE”. Así podré pasar por entendidillo y culto, aunque no me haya leído tres libros de gente que escriba en castellano desde que dejé el instituto/la carrera. Los gritos bien, las palabras bien, los efectos muy bien, los gritos de agonía muy mejorables. Nota: un 7.

Dora la Exploradora: tiene canciones directamente imbatibles, como la que suena cada vez que Dora la Exploradora saca el mapa o mi favorita: la de la mochila.

Hay pocos videojuegos a esta altura. La voz de Botas, el mono con botas que siempre va con Dora, es mucho más agradable que la del 95% de todos los personajes de todos los Assassins Creed juntos, para hacernos una idea de lo bien pensado que está este apartado. Nota: un 8.

JUGABILIDAD:

Until Dawn: Es una película de miedo. Hay unos chavales que van a pasar en una megacasa del monte un fin de semana, pero un psicópata trata de cepillárselos. Típico, tópico y etc. Al que le guste las películas de este tipo se le pondrán los dientes largos pensando en lo que va a hacer o no, pero todo se limita a dar a botones cuando hay que decidir y una ligera exploración muy ligera para no asustar a nadie. En teoría es posible que  mueran todos, en teoría se pueden salvar todos y también sólo algunos. Luego la cosa tiene truco y no todos tienen las mismas posibilidades de morir (alguno hasta el final es imposible que muera, otros sólo pueden palmar en dos o tres ocasiones y alguno tiene muchas muertes). El juego puede tenerte en tensión cuando no te sabes el argumento, pero una vez sabes cómo va el percal pierde gran parte de su gracia. No está claro para qué queremos saber las características de personalidad de los personajes, aunque cambien con cada elección. La interactividad es limitadísima, hecha para no asustar a nadie, lo cual es en sí mismo divertido al ser un juego pretendidamente de miedo. Nota: 3.

Dora la Exploradora: La interactividad del jugador/espectador de la serie es muy similar. Dora la Exploradora pide cada poco ayuda al espectador: “¿Veis en algún lado la flor?“, “¿Podéis sacar el mapa de mi mochila? Decid bien fuerte MAPA“, “¡Hay estrellas! ¡alzad las manos y cogedlas!“. En principio da igual que lo hagamos o no (la televisión no lo capta y Dora creo que tampoco), pero Dora hace siempre lo correcto y no sale herida/muerta/ firmando una permanencia con una compañía telefónica. Se crea así una ilusión de libertad en el niño-adulto que ve la serie, y le deja ampliamente satisfecho al sentirse partícipe de lo que pasa. Es decir, como con Until Dawn, The Walking Dead o todas las cosas que hace David Cage. En este caso, no obstante, no hay transcendencia ni aspiraciones altas de transmitir mensajes pretendidamente profundos que no pasarían de película de Antena 3 a las 3 de la tarde. Es una cosa simple de gritar a la tele MOCHILA y cosas así. Nota: un 7 (gritar a la tele es muy relajante).

REJUGABILIDAD:

Until Dawn: En principio podríamos volver a jugar el juego a ver si esta vez matamos a todos/salvamos a todos/al menos al negro. Pero no sé qué decir: en cuanto sabes qué hay detrás de todo el complot no sé si tiene mucho sentido volver. Y más cuando compruebas, como hemos mencionado antes, que la supuesta libertad, siendo mayor que en otros juegos del género (en los juegos de Telltale Games a veces ni hay finales cualitativamente diferentes y las decisiones tomadas no importan casi nada) sigue siendo una cosa muy peché. Nota: un 4.

Dora la Exploradora: Tiene la virtud “El Equipo A”/”Bioman”/Asterix/Buffy. Es decir, la estructura es siempre la misma. Es simple, pero es la misma. Se va depurando cada vez más. Uno quiere que llegue la parte de las furgonetas dando vueltas, de la unión de los poderes o de que salgan ya los piratas para recibir su tunda. Metemos cosas nuevas en cada episodio, claro, pero la estructura se repite y gozamos como oseznos cuando detectamos que viene lo bueno. Dora la Exploradora hace lo mismo, canción del final del episodio incluída (“¡Lo hicimos, lo hicimos, lo hicimos, sí, we did it!“). Además, Dora siempre nos pregunta qué nos ha gustado más de ese episodio. Por la cara que pone da la sensación de que le importa. No sé qué queréis que os diga: alguien capaz de andar con la cabeza ladeada tanto rato a mí me inspira respeto. Nota: un 7.

CONCLUSIÓN Y CORRECCIONES FINALES:

Until Dawn ha tenido mucho éxito comercial y yo me alegro, así disfrutaremos de más películas de 10 horas en las que tenemos que estar atentos a ver cuando damos a un botón para que en teoría un personaje haga de dos a cuatro cosas distintas. Así todas las páginas web se nos seguirán llenando de comentarios hablando de “el guión”, “la narrativa”, “la experiencia”, como si no existieran películas de miedo a montones que hacen todo eso mejor, en menos tiempo y sin tener que atender al mando. Como si no existieran, de hecho, videojuegos fantásticos de miedico como Amnesia, que usando sólo el lenguaje de los videojuegos son capaces de hacerte tener pesadillas.

¿Y cómo juegas a estas cosas, Raúl?, me diréis. Pues por mi masoquismo natural. No me creo digno de jugar a The Witcher 3 o a Pillars of Eternity, me parece un milagro que se nos permita a los plebeyos tocar el cielo de los videojuegos de vez en cuando. A veces me torturo así, para compensar tanta felicidad. La próxima vez que me veáis dadme un abrazo. Me hace falta.

Pero hay que ser justos, y hay que decir que es posible matar a todos los protagonistas de Until Dawn, a cada cual más odioso (menos el de gafas, que es uno de los nuestros: tiene toda la pinta de leer cómics, jugar a videojuegos y tener unas habilidades sociales para relacionarse con las chicas dignas de José Tojeiro). Como nos deja matar en el juego a la animadora de Héroes, cosa que no pudo hacer al final el tonto de Sylar en la primera temporada, le metemos un factor corrección de +4 a todos los apartados. Yo qué sé cuanto sale, tampoco me voy a poner a hacer medias. El resultado es que gana Until Dawn por los pelos. Corred a por él, insensatos.

Sed felices.

el autor

Arriba es abajo, y negro es blanco. Respiro regularmente. Mi supervivencia de momento parece relativamente segura, por lo que un sentimiento de considerable satisfacción invade mi cuerpo con sobrepeso. Espero que tal regularidad respiratoria se mantenga cuando duerma esta noche. Si esto no pasa tienen vds. mi permiso para vender mis órganos a carnicerías de Ulan Bator.

3 comentarios

  1. Pedro Pérez S. el

    Coincido con Miguel, Es más, estoy convencido de que escribimos en el blog para rellenar la espera hasta que se publica La tapa del obseso, igual que las películas que se estrenen de aquí al 18 de diciembre sólo tienen como misión entretener al personal hasta la llegada de El despertar de la fuerza,

    Pero discrepo contigo en una cosa: la canción del mapa es mejor que la de la mochila. Y te ha faltado la comparativa entre el villano de Until Dawn y Swiper el zorro, mucho más fácil de parar al grito de “¡Swiper no robes!”. Como ves estoy peor que tú porque no sólo no he jugado a Until Dawn sino que para colmo me conozco de memoria Dora la Exploradora (que para mi hija fue la nena y el mono durante muchos años).

    Un saludo, maestro.

Deja tu comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad