Iniciosci-fiLa tapa del obseso¡Vd. también puede hacer como que sabe de videojuegos!

¡Vd. también puede hacer como que sabe de videojuegos!

Bienvenidos, auténticos creyentes, a La Tapa del Obseso, la sección de Raúl Sánchez.

Los videojuegos mueven más dinero que el cine o la música. Para bien o para mal su importancia es enorme en la educación sentimental de millones de personas. Es muy posible, por ejemplo, que todo contacto con la mitología griega para mucha gente consista en haber visto la película “300” o haber jugado al “God of War“. Y así todo.

Desde este sitio somos conscientes de que no todo el mundo sabe de videojuegos. Este nuevo mundo exigirá para poder ser considerado culto el saber quién es Samus o tener una opinión formada sobre Peter Molyneux y sus “Fable“.

Como no todo el mundo tiene el tiempo/quiere ponerse a jugar a videojuegos nos hemos decidido a hacer una breve guía para poder estar 5-10 minutos hablando del tema y hacer como que sabemos. En resumen, os resumimos los lugares comunes que hará que la mayoría de gente que juega a videojuegos os reconozca como uno de los suyos. Y sin tener ni idea. Seguro que nos hace felices aparentar que sabéis sin haberos esforzado. Nosotros somos así, siempre dando servicio público.

1.- Di muchos palabros en inglés. En general, recomendamos sea lo que sea ir intercalando palabros de tu idioma/dialecto nativo con cosas en inglés. Da igual que vengan a cuento o no. Ante la duda, dílo. Parecerás más leído. En este campo tenemos por ejemplo “customization” o “third parties”. Seguro que tú sueltas “Pues puedes personalizar al personaje” y la gente entendida (o no) te mirarará como si fueras un garrulo. O si sueltas “Esa parte del juego la hizo otra compañía/desarrolladora”. Mal. Tienes que decir”lo hizo una zir parti” para tener miradas de aprobación. Si ya sueltas un “lo hizo una zri pi” (“3p”, es lo mismo abreviado) no descartes que empiecen a tragarse todo lo que digas.

2.- Desprecia todo lo masivo. Tras muchos años viendo cine y leyendo a Carlos Boyero uno debería saberse esto al dedillo. Da igual que Skyrim (del que hemos hablado largo y tendido en este vuestro sitio) sea una cosa divertidísima, aún con sus cosillas, da igual. Casi todo el mundo lo ha comprado, así que lo que toca cuando alguien hable de él es lanzar mierda, sólo mierda y medio llamar lerdos a los que les gusta. Cualquier cosa que parezca que venda muy bien es automáticamente para idiotas. Puede llegar a sentirse uno ridículo hablando de cosas profundas cuando se trata de videojuegos, pero todo sea por quedar por encima de los demás y dejar claro que no están a nuestra altura intelectual (que es lo mismo que decirles que no están a nuestra altura sexual de modo fino y elegante).

3.- Cualquier cosa independiente es gloria pura. Si te enteras de la existencia de un videojuego hecho por gente de Albania con 200 euros automáticamente es una maravilla. Si parece así como de recreativas de los 80 mejor. La temática o el juego en sí mismo ni lo juegues: es la hostia. Punto. Luego puede ser algo infumable como “Dear Esther“, pero da igual: el juego lo conocéis tú, sus creadores y puede que sus madres. Puedes dártela de que conoces tantos videojuegos que te aburren las medianías que le gustan al sucio vulgo y apuestas por las cosas raras, originales e incluso reivindicativas. Puedes clamar sobre la industria malvada del videojuego que sólo quiere sacar dinero de sus clientes (deberían cobrar en abrazos) y dar discursos sobre la posesión de la patata, pero insistimos que nuestro objeto es aparentar conocimiento para molar, no creérnoslo.

4.- Dedica la mitad de tus escritos a hablar de los gráficos. Cuando hablamos de superproducciones hay que hablar de gráficos. Cuanto más bonito parece y suena más hay que atizarle al juego. Es bueno airear toda serie de defectos (reales o no) incluso antes del lanzamiento oficial del juego. Criticar cada foto que vayan soltando los desarrolladores de un videojuego. Decir constantemente que esos gráficos son de hace 10 años. En realidad lo que luego sea jugándolo como que nos da igual: hemos venido a ver la película por lo bien hechas que están las explosiones, no por la trama o cómo está rodada la película. Además, jugar a videojuegos lleva tiempo, es cansado y el objeto de esto es aparentar sin saber.

5.- Todo lo anterior a tu adolescencia nunca sucedió. El primer Final Fantasy que jugaste siendo adolescente es SEGURO el mejor de todos los juegos de rol japoneses que ha habido y puede haber. El primer FIFA que jugaste, el mejor de todos. La primera versión de Street Fighter, la mejor e insuperable. El primer juego de disparos en primera persona, idem. A partir de ahí, herejía, decadencia, estafa y gente que no entiende que casualmente en TU adolescencia salió el mejor videojuego. Casualmente, el primero que tu jugaste de ese género. Casualmente, el último que mereció la pena. Con esto puedes dar la brasa a gente de tu edad/generación con cómo ha decaído todo y como los niñatos de ahora no entienden nada. En base a este punto ya como si no lees ni juegas a nada: ganarás siempre te cuenten lo que te cuenten de juegos nuevos.

6.- Discute mucho sobre las notas de las revistas. Las discusiones sobre las notas de las revistas especializadas son super-super-importantes. Es absolutamente indignante que a tu juego camboyano que no conoce nadie le hayan dado un 85 sobre 100 y a la última ocurrencia de Nintendo en la que han puesto el nombre “Super Mario no se qué” tenga un 90 sobre 100. Metacritic, que es el sitio de internet donde se juntan todas las notas sobre un videojuego, es por tanto como las notas del comunio en el fúrbol. Vamos, que vas a Metacritic, constatas que a tu desconocido juego le han dado poco en puntuación y lo comparas con la puntuación desmadrada que le han dado a un videojuego de gran presupuesto. Ya tienes para un par de horas clamando contra la injusticia de la industria, de las campañas de marketing y de que tonta es la gente que no se pone a ver La Noche Temática.

7.- Respuestas rápidas. Hay que tener unas cuantas frases hechas para salir de apuros, recurriendo siempre a lugares comunes extendidísimos entre quienes juegan a videojuegos. Muchos son mentira pero nos permitirán que el resto de aficionados nos reconozcan como uno de los suyos: “El Final Fantasy VII/Metal Gear Solid es el mejor juego de todos los tiempos“, “Yo nunca juego a juegos de disparos en primera persona“, “No vuelvo a comprar cosas de Ubisoft/Electronic Arts“, “Baldur´s Gate sigue siendo el mejor juego de rol que ha habido“, “qué bueno era La Abadía del Crimen“, “Yo me pasé el Ghost´n´goblins sin que me mataran las tres vidas” y “no sé para qué queréis las consolas existiendo el PC“.

Sed felices.

Raúl Sánchez
Arriba es abajo, y negro es blanco. Respiro regularmente. Mi supervivencia de momento parece relativamente segura, por lo que un sentimiento de considerable satisfacción invade mi cuerpo con sobrepeso. Espero que tal regularidad respiratoria se mantenga cuando duerma esta noche. Si esto no pasa tienen vds. mi permiso para vender mis órganos a carnicerías de Ulan Bator.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS