Visiones de Juego de Tronos (2): Daenerys Targaryen

2

   “Cuando leí el guión, fue la primera vez que daba con un personaje con tantas facetas. A menudo, el personaje está encasillado: o es una arpía o una ingenua. Pero con Dany lo tienes todo. Tienes a un auténtico ser humano que está asustado, pero logra superar su miedo. La entendí desde el principio. No puedo explicarlo, la verdad. Para mí es una persona muy real. Simpatizo con ella. Creo en ella.”

Emilia Clarke (Daenerys Targaryen)

  

   “Sé que se siente orgullosa. ¿Cómo no? ¿Qué le queda a ella, sino el orgullo? Sé que ella es fuerte. ¿Cómo no? Los dothraki desprecian a los débiles. Si Daenerys hubiera sido débil, habría muerto como Viserys. Sé que ella es feroz. Astapor, Yunkai y Meereen son prueba suficiente de ello. Ella ha sobrevivido a intentos de asesinato, conspiraciones y hechicerías, perdido a un hermano, un esposo y un hijo, con las ciudades de los esclavistas reducidas a cenizas bajo sus pies calzados con sandalias delicadas.”

Tyrion Lannister

Foto de Emilia Clarke como Daenerys Targaryen

Foto de Emilia Clarke como Daenerys Targaryen

Presentación

   Segundo post comentado los análisis que Bernat Roca, Francesc Vilaprinyó y David Cantó lleván a cabo acerca de la popular serie Juego de Tronos en su libro Filosofía de hielo y fuego. Las claves para comprender Juego de tronos. En esta ocasión la elegida es Daenerys Targaryen, personaje que nunca pronunciaré bien.

Estandarte de la Casa Targaryen

Estandarte de la Casa Targaryen

Daenerys Targaryen: Uno de los personajes femeninos más prominentes de Juego de Tronos

   Daenerys Targaryen, también llamada Daenerys de la Tormenta, La que no Arde, Rompedora de Cadenas, Madre de Dragones 0, de manera más informal, Dany, es un ejemplo de persona hecha a si misma. Hija menor del rey Aerys II Targaryen y de la reina Rhaella, se ve obligada a vivir en el exilio, junto con su hermano Viserys, tras la conocida como Guerra del Usurpador o Rebelión de Robert, durante la cual murieron tanto sus padres como su hermano mayor Rhaegar. Estos hechos supusieron la caída de la dinastía Targaryen asi como el comienzo del reinado de Robert Baratheon. Este es el punto de partida de Dany tanto en las novelas como en la serie de televisión. A partir de ese momento seremos testigos de su camino de regreso a Poniente para reclamar el Trono de Hierro que había pertenecido a los Targaryen desde la Guerra de la Conquista.

   A lo largo de ese viaje Daenerys Targaryen irá descubriendo todas sus potenciales y alcanzando tal carisma que los autores de Filosofía de hielo y fuego la consideran el personaje femenino más prominente y probablemente el adversario más peligroso ya que tiene a las que se podrían considerar las armas de destrucción masiva de Juego de Tronos: Los Dragones.

Imagen de la primera temporada de Juego de Tronos con Daenerys y Viserys.

Imagen de la primera temporada de Juego de Tronos con Daenerys y Viserys.

 Daenerys y Alejandro Magno

    En Filosofía de hielo y fuego se compara el viaje iniciático y transformador de Daenerys, ese camino del Ser-en-acto hacia el Ser-en-potencia que diría Aristóteles, con el rey guerrero Alejandro Magno. Al igual que Alejandro el Grande, en Dany se da una combinación entre juventud y belleza, entre un carácter tierno y, a la vez, despiadado además de curioso y sin prejuicios. De hecho, en el post La filosofía de “Juego de tronos”, del blog El vuelo de la lechuza (apuntes de Sociofilosofía y Literatura), María Pardo Arenas aborda la cuestión del Relativismo Cultural desde el punto de vista de Daenerys Targaryen y de Viserys. Por sus circunstancias de exiliados en tierra extraña, pasan a ser susceptibles a cambios culturales que podrían llevar a relativizar y cuestionar sus creencias para una mejor asimilación de la cultura ajena. Ese no será el caso de Viserys, que al estar convencido de su superioridad cultural, ni se molesta en entender a los otros, a los que llama salvajes, adoptando una actitud de confrontación que le llevará a la muerte. Por el contrario Daenerys si posee una mayor flexibilidad cultural lo que le permitirá sobrevivir, aprender y adquirir poder. Eso sí, un poder que no hará que deje de actuar moralmente, rechazando el asesinato o las violaciones u oponiéndose a la esclavitud. Por lo que podemos decir que la postura de Dany es la de un Relativismo Cultural moderado, gracias al cual es capaz de adaptarse a su nuevo entorno pero manteniendo ciertos principios que considera verdaderos y validos para cualquier cultura. Por tanto, universales, algo así como unos derechos inalienables que alguien ha de defender, en palabras de María Pardo Arenas.

   En Filosofía de hielo y fuego. Las claves para comprender Juego de tronos se citan varios paralelismos entre Daenerys Targaryen y Alejandro Magno. Los padres de ambos, Aerys II y Filipo, murieron asesinados por sus guardaespaldas; se casan dos veces con extranjeros, adoptan los ropajes y costumbres de los pueblos conquistados y adiestran a los jóvenes de los mismos para que luchen a la manera occidental, en un intento de integrar a sus diferentes pueblos. Empiezan sus peripecias con un ejército de una sola nacionalidad, pero acaban creando uno multinacional. Asimismo Daenerys sufre una experiencia, en el Desierto Rojo, parecida a la que sufrió Alejandro en el desierto de Gedrosia, donde los macedonios tuvieron que devorar a sus propios caballos.

   En los lugares por los que transita Dany también se detectan elementos icónicos y arquitectónicos así como sistemas sociales propios de la cultura asiática, presentes en lugares como la antigua Asiria, Babilonia o Persia. Metrópolis como Qarth son muy parecidas a Babilonia. Hablamos de ciudades con murallas arcillosas, adoquines de múltiples colores, decoradas con monstruos híbridos y escenas de batallas, con una estructura social donde era normal la presencia de eunucos y esclavos.

Imagen de las Murallas de Qarth en la serie Juego de Tronos.

Interior de la ciudad de Qarth en la serie Juego de Tronos.

Interior de la ciudad de Qarth en la serie Juego de Tronos.

   Daenerys compra a 10.000 soldados, los llamados Inmaculados, el mismo número de hombres que el cuerpo de batalla persa conocido como los Inmortales. La forma en que George R.R.Martin describe a los  Inmaculados -soldados de infantería, con largas lanzas y yelmos cónicos, que luchan en formación compacta- los asemeja a los hoplitas helenos y, en concreto, a los pezhetairoi macedónicos.

Imagen de Dany al frente de Los Inmaculados en la serie de televisión de Juego de Tronos.

Imagen de Dany al frente de Los Inmaculados en la serie de televisión de Juego de Tronos.


Cierre: Daenerys Targaryen y los arquetipos de Carl Jung

   Salimos del contexto que envuelve a la última hija de los Targaryen para cerrar este post volviendo sobre su figura. Señalando como, según Bernat Roca, Francesc Vilaprinyó y David Cantó, Daenerys Targaryen pasa por tres de los cuatro estadios o arquetipos del ánima femenina según Carl Jung (1875-1961), psiquiatra suizo asociado a la segunda escuela de Viena de Psicoanálisis. En palabras de Roca, Vilaprinyó y Cantó:

Imagen de la escena final de la Tercera temporada de Juego de Tronos.

Imagen de la escena final de la Tercera temporada de Juego de Tronos.

[…] Daenerys reúne en sí misma a dos arquetipos inmemoriales: primero, el de la Madre Tierra (Eva), la fecundidad sagrada de la que hablaba Mircea Eliade, cuando es vendida como esposa de Khal Drogo. El papel de Dany es el de proporcionar un heredero, el semental que cabalgará el mundo. Dany es tratada como un útero con patas, incluso por su propio hermano. Del otro lado, a nivel metafórico, el del Dragón, una de las manifestaciones de la Sombra según C.Jung. Daenerys es Sexo y Muerte, Eros y Tanatos, ahí radica la fuerza de este personaje.

Posteriormente, Dany desarrolla un aspecto más ligado al segundo estado del ánima, correspondiente a la mujer sensual, erótica, pero refinada. Este segundo estadio Jung lo identificaba con Helena de Troya. Daenerys cortejada por los hombres de Oriente, pero ya autónoma, aunque no fuerte ni espiritualmente desarrollada. […] Posteriormente Dany desarrolla también su maternidad espiritual, en la figura de Mysha (arquetipo que remite a María, el tercer estadio del ánima femenina), la libertadora de esclavos, yendo más allá de la mujer reproductiva y de la mujer sensual para ser madre de todos sus <<hijos>>. […] Mysha encaja con el tercer estadio de los arquetipos de Jung; un arquetipo del ánima que Jung relaciona con el de María, madre espiritual de todos los hombres que son, biológicamente, descendientes de Eva, la madre biológica, que es el primer estadio del ánima femenina.

¿Llegará Dany al cuarto estadio del ánima, el de la Sophia, la sabiduría?

Los arquetipos del ánima en DAENERYS TARGARYEN

en Filosofía de hielo y fuego. Las claves para comprender Juego de tronos.

Parte II. “La mujer en Juego de Tronos. Princesas, Brujas y Guerreras”. pp. 128-129.

    Fuentes:

   Otros posts de los protagonistas de Juego de Tronos:



el autor

Friki del Cómic en particular y de la Cultura Pop en General, Administrador y Bloguero de Las Cosas que nos hacen felices. Licenciado en Filosofía, Máster en Gestión Cultural. Diplomatura en desarrollo WordPress, Social Media Manager, Community Manager, Content Manager y Bloguero de una Institución Cultural Universitaria y miembro fundador del blog de Cultura Pop DYNAMIC CULTURE (www.dynamicculture.es). Cursos de S.E.O., Analítica Web, Community Manager y Marketing de Contenidos. Siempre aprendiendo y tratando de encontrar mi lugar en la vida, intentando disfrutar con lo que hago para que merezca la pena.

2 comentarios

Contesta a Mario Losada Cancelar Respuesta

Recomendado en Las Cosas felices
Vuelven los hermanos Wachowski con una nueva película de ciencia ficción, el género que más parece gustarles, aunque ésta vez descarrilando de la profundidad de…