You de Netflix. De psicópatas incompetentes y amor raruno

1

Bienvenidos, amigos de los bajos fondos del mundillo audiovisual, a una nueva reseña, que no se muy bien como calificar. Así que, como no sé muy bien como introducir esta reseña, os dejo por aquí mis enlaces de otras Reseñas Basura. Y, sin más dilación, vamos a la crítica de la serie You de Netflix, a la que han subtitulado “¿Hasta dónde llegarías por amor?” y que yo he subtitulado “¿Es que no hay gente inteligente en el mundo?”

Jou te vigila a You

Pero dejémonos de introducciones y conozcamos a Joe, el encargado de una librería, interpretado por el guapísimo Penn Badgley, y que se nos presenta con un monologo interno en segunda persona, interpelándonos como si fuéramos la protagonista de la historia. Un monologo, si puedo decirlo, bastante frío e impostado. ¿Así es como pensáis vosotros? Por que, a lo mejor yo soy la rara, pero no tengo costumbre de detallar en mi cabeza de forma tan siniestramente específica las situaciones que estoy viviendo. Pero, a parte de ser un poco decimonónico en su forma de autoconsciencia, en realidad Joe no parece un mal chico.

Joe te vigila

Y conocemos a Guinevere, a la que llaman Beck. Beck parece también una chica normal. Lee libros, contesta cosas ingeniosas a comentarios aduladores y sonríe de forma dulce. Así que Joe se nos enamora de Beck, además se da cuenta de que no lleva sujetador. Y todos conocemos la relación “amor/carencia de ropa de interior”. Así que todo bien. Pero los monólogos interiores de Joe empiezan a hacernos sospechar que algo en sus relaciones anteriores no ha ido bien, y que por eso tiene que comprobar que Beck es normal. Así que empieza a seguirla, y hacer cosas un poco rarunas.

Empezamos a sospechar que Joe no es solo un acosador cuando acaba por citar al novia a ratos si a ratos no de Beck en un callejón oscuro, y le arrea un mamporrazo en la cabeza que lo deja tolai perdido.

¿Así se comporta la gente normal?

Partamos de la base de que sabemos que lo que Joe hace está mal. Es, no solo un acosador, si no un ser humano con un serio problema mental, tendencias homicidas y un gusto horrible para la ropa. Pero desde el minuto 3, más o menos, si no has leído de que va la serie, ya sabes que Joe es mala gente. Es cierto que algunas niñas (las hijas de las mujeres a las que les gustó 50 sombras de Grey) se han “enamorado” del “novio perfecto” que Joe parece en la serie, cosas que ha escandalizado a Penn Badgley, que no solo es guapo si no también listo. Pero por lo demás, la mayoría de gente entiende que, a priori, no es un chaval sanote.

Hola. Soy prescindible en mi propia serie

Pero ¿Qué hay del resto de personajes? Empecemos por Beck. Toda la serie se basa en la angustia que debemos sentir, al conocer la verdad sobre el novio de Beck, y no poder hacer nada mientras la vemos emprender su vida perfecta. Pero, para que se de esta circunstancia, es necesario empatizar con Beck, y eso no ocurre. No ocurre porque Beck no tienes ni idea de que narices le pasa. A lo mejor soy yo, pero ¿En qué piensa esta mujer? Es evidente que tiene tantos problemas como Joe. Finge que su padre ha muerto, se empeña en llevar una vida de lujos aunque eso le quite la comida de la boca, se acuesta con medio tinder mientras conoce a un chico… En definitiva, está un poquito trastornada. Así que cuesta un poco empatizar con ella.

Y su amiga, Melocotón… Peach es una Queen Bee de manual, de esas Regina George de la vida que, en la vida real, no existen. Para empezar Melocotón se apellida Salinger ¿Os suena? ¿J.D Salinger? ¿El Guardián Entre El Centeno? Pues si, la rica y caprichosa heredera del escritor estadounidense es un personaje igual de coherente que el resto. Cero. Sus necesidades de atención, su ambigua relación con Beck durante la primera parte de la temporada, su obsesión con Joe… ¿Alguno actuaría así en la vida real? No.

Es un ninja

 

Y podríamos seguir así citando uno por uno los vacíos y psicóticos personajes secundarios.

La Opinión de Sofía

Aunque suelo dejar mi opinión para el final en todos mis artículos, no hay que ser muy avispado para leer entre líneas. No. No me ha gustado You. La idea es buena, ojo, y los primeros capítulos la desarrollan bastante bien. Pero una serie sobre el acoso, y las relaciones tóxicas, en el que personaje que es más fácil que te caiga bien es el propio psicópata, no parece muy bien ejecutada la verdad.

Te voy a llevar a un concierto de Camela

Joe es por momentos concienzudo y perfeccionista, y por momentos como un niño chico, que no sabe lo que hace. Beck es ridícula y volátil, y a veces un poco más psicópata que Joe. Sus amigas no hacen honor al nombre, su familia es tan disfuncional que es de risa, y su idea de una relación es, a todas luces, disneylandiana y algo perturbadora. No. No funciona bien.

Aunque dejadme decir que si que me ha gustado el final. SPOILER, no pasa nada. Al Joe, como buen sociópata, se le desmonta su fantasía en cuanto el mundo real hace mella, y acaba por secuestrar y matar a Beck. Y no pasa nada. Busca a otra chica, y empieza el juego de nuevo. Al menos, el final, si es ajustado a la vida real.

“Habrá segunda temporada”

Y esto es todo, por hoy. Volveré para destripar nuevos despropósitos seriéfilos. Hasta entonces… sed felices.



el autor

En mis ratos libres soy la Chica Ardilla

1 comentario

  1. Simpaticé mucho con Joe, no es lo más políticamente correcto, pero tenía cierto encanto pese a ser un psicópata y eso me ha llevado a terminar la temporada 1, quería ver qué más locuras puede hacer.

Deja tu comentario