Las cosas que nos hacen temblar: payasos y el miedo

0

Bienvenidos una vez más a este tétrico rincón de Las cosas que nos hacen felices. Desde el viernes de la semana pasada los fans del terror han podido disfrutar en nuestras pantallas del regreso del payaso más terrorífico de su historia, Pennywise. Sabiendo la expectación que levanta la nueva adaptación de It me voy a aventurar a lo largo de este artículo a intentar descubrir el motivo por el cual un oficio como es el de payaso (que es antiquísimo, su origen se remonta al 2500 a.C.)  produce tantas pesadillas cuando se ideó para justo lo contrario. Para ello voy a hacer un repaso por aquellos payasos que han dejado su impronta en el mundo de la cultura popular, monstruos creados por aquellos que han querido ver un personaje trágico oculto tras una amplia sonrisa y un maquillaje gracioso.

Sin más dilación, empezamos.

 

Interpretando la realidad

La triste realidad es que a pesar de que los payasos trabajan para conseguir las sonrisas de los niños, hay ocasiones en las que lo único que consiguen arrancar del niños son lágrimas y gritos de terror. Esta fobia tiene nombre científico, su nombre es coulrofobia y es experimentado sobre todo por niños (aunque también hay casos de adultos que la padecen), estos sujetos no pueden ver a ningún payaso o a nada que se le parezca sin proferir un grito de terror, sentir el sudor frío recorriendo su espalda o sentir la imperiosa necesidad de desaparecer del lugar. Pobres payasos, al final si que van a resultar ser personajes trágicos.

La mayoría de expertos insisten en que la culpa es de la cultura popular, del imaginario colectivo, que deja secuelas al darle la vuelta a la figura del payaso, convirtiendo al divertido payaso en un asesino despiadado que no duda en asesinar escondiéndose detrás de una inofensiva fachada. Aunque, en mi opinión, creo que lo que más asusta a los niños no es el payaso que se le muestra en la ficción, lo que de verdad lo asusta es el hecho de no saber quién está detrás de ese abundante maquillaje y la apariencia tan poco familiar del mismo. Posiblemente sea una mezcla de ambos. Sea como sea, la cultura popular se ha aprovechado de estos factores para helar la sangre de todos sus consumidores.

Pennywise

Este terrorífico personaje salido de la prodigiosa mente de Stephen King se ha convertido en todo un icono del terror y en el culpable de que los niños (o adultos) que hayan tenido la fortuna de conocerlo, duerman un poco peor por las noches. Stephen King lo convirtió en el eje principal de su novela It (1986) y es descrito por el autor, en la misma novela, como una especie de macabro cruce entre Bozo y Ronald McDonald (que ya de por sí este último da bastante mal rollo), aunque el personaje no se ha quedado solo en el papel y ha experimentado reinvenciones en sus correspondientes adaptaciones cinematográficas, todos estaremos de acuerdo en que sea como sea, Pennywise da miedo.

A todo aquella persona a la que le pidas que piense en un payaso que le de miedo, visualizara en su cabeza a uno en especial, con la nariz roja, de pelo de igual color, con una estrambótica indumentaria y unos terroríficos dientes amarillos. En definitiva, esa persona tendrá en mente al insuperable Pennywise del británico Tim Curry, hasta ese punto ha calado este payaso en el imaginario popular y en la mente de aquellas personas que alguna vez, por azar o no, han conocido al personaje. Esperemos que esta última participación en el mundo del cine le haga justicia (las primeras críticas son positivas, por lo que parece que es así) y volvamos a sentir el miedo y la incomodidad que solo Pennywise es capaz de generar en el espectador. Tengas coulrofobia o no.

No voy a soltar spoilers sobre ninguna de las obras de ficción que voy a nombrar, así que os dejo descubrir (si no lo habéis hecho ya) el porqué se considera a este payaso como uno de los más terroríficos de toda la historia de la literatura y del cine. Los demás solo pueden tratar de emularlo. Pero cuidado, aquí abajo todos flotan.

Gacy

John Wayne Gacy cumplía, aparentemente, con todos los requisitos para ser un ciudadano estadounidense normal y corriente (incluso hasta cliché), querido por todos sus vecinos, atento con la comunidad, exitoso en el mundo laboral y que trabajaba para contentar a todos los niños que pudiera interpretando al carismático payaso Pogo, nadie podía pensar que John fuera en realidad un despiadado asesino y que el asqueroso hedor proveniente de debajo de su casa lo emanaban sus victimas. 33 victimas, todos varones, se cobró en total este asesino que ha quedado en la historia como uno de los peores en la historia criminal de Estados Unidos.

Esta horrible historia fue llevada al cine en 2003 de la mano de Clive Saunder en la película titulada en España como Gacy, el payaso asesino. Una película que no destaca en nada y solo sirve para confundir más al espectador que busca respuestas en el filme acerca del personaje ya que solo muestra su parte de asesino dejando al personaje bastante desdibujado en mi opinión. Un terror real que, por desgracia, ha ayudado a ensombrecer la figura del payaso. Para terminar con el tema, es curioso como, a pesar de ser un caso bastante estudiado, se desconoce el verdadero motivo por el cual, Gacy, mataba a sus victimas convirtiéndose ésto en objeto de debate dentro de las comunidades de expertos. Algún día sabremos lo que hubo dentro de la cabeza del monstruo.

El asesino nunca presentó signos de arrepentimiento, ni siquiera cuando su muerte se encontraba cerca

Payasos asesinos (1988)

Se que la película que estoy a punto de nombrar no da miedo, soy consciente de ello, pero nunca está de más reírse de lo que a priori está diseñado para asustar, resulta ser una buena terapia contra aquellos miedos que nos acechan diariamente. Killer Klowns from Outer Space o Los payasos asesinos del espacio exterior es una película de terror estrenada en el año 1988 de los hermanos Chiodo (con Stephen en la dirección), y todo apunta a que van, años después, a seguir contándonos la historia de estos payasos venidos del espacio exterior para acabar con la raza humana de las formas más grotescas posibles. En definitiva, los hermanos Chiodo van a volver a la serie B más casposa y yo que me alegro.

Todo lo que se nos muestra dentro de la película es absurdo, desde la forma que adquiere el meteorito en el que vienen estos extraños seres hasta la forma en la que se nos presentan cada uno de los personajes y lo que les pasa, todo es tan cutre que arrancará sonrisas casi seguro al espectador que visiona emocionado esta joyita ochentera. Los payasos en ella son presentados como una raza extraterrestre que buscan  asesinar a todo aquel que se le ponga por delante. Una película apta para nostálgicos, con grandes dosis de humor ácido, con algunas escenas que se te quedarán grabadas en la retina e incluso diálogos que pueden llegar a sorprenderte.

En el espacio exterior nadie puede comer helado

El Joker

Este personaje creo que no merece introducción alguna pues su recorrido por el imaginario popular es amplio y nutrido, si no lo has conocido gracias a los cómics, lo has conocido gracias a otro medios en los que aparece el interesante personaje, no hay manera de escapar de él. Y sí, se merece entrada propia y estoy de acuerdo con ello puesto que es un personaje con mucho recorrido que es imposible de abarcar en tan pocas líneas. Por lo tanto, voy a señalar aquellas veces en las que el Joker me ha parecido más perturbador y terrorífico, ya sea por su aspecto o por sus acciones.

Uno de los puntos álgidos del personaje lo encontramos en Batman: la broma asesina del aclamado guionista Alan Moore (para mi uno de los mejores cómics del murciélago, imperdible), en éste se nos presenta a un Joker despiadado y perturbado que protagoniza junto a Barbara Gordon uno de los momentos más crudos de la historia comiquera del murciélago. Una obra rompedora que debe leer todo fan de los cómics que se precie, una joya.

Brian Azzarello también supo transmitir con acierto la locura del personaje en su Joker, en el cual nuestro querido bufón desolla vivo a uno de los personajes. Podemos horrorizarnos más si echamos un vistazo a los horribles crímenes que es capaz de ejecutar el conocido personaje en el arco argumental La muerte de la familia, en el que comete más de un crimen que te dejará boquiabierto, este loco no tiene limites, te dirás. En definitiva, un personaje que se ha convertido en sinónimo de locura dentro del universo comiquero de DC y en uno de los grandes villanos de la historia del cómic y no es para menos.

Míralo a los ojos e intenta convencerte de que es solo un hombre

Clown (2014)

Para terminar me gustaría hablar de una película que pasó sin pena ni gloria pero que voy a introducir en mi lista particular por ser algo distinto a lo que se ha visto anteriormente, una forma distinta de presentar el horror. Clown llegó a las salas de medio mundo de la mano del entonces desconocido, Jon Watts (ahora es bastante más conocido gracias al arácnido). Un padre de familia encuentra un traje de payaso con el que pretende entretener a su hijo y a partir del momento en el que se enfunda el mismo se desata el horror, el traje está maldito y convierte al buen padre en un horrible payaso sediento de sangre. Lo bueno que tiene la película, y lo podéis notar gracias a su absurda premisa, es que no se toma en serio a si misma en ningún momento, poniéndose como objetivo entretener al publico y lo consigue. Situaciones escabrosas y un humor bastante ácido, son los ingredientes de los que presume el filme. Dadle una oportunidad si podéis.

Conclusión

Los payasos han sido un recurso muy socorrido en el cine de terror y en otro medios que han intentado provocar miedo en sus consumidores, y seguirán siéndolo mientras siga siendo eficaz. Este viernes podremos ver otra intervención más a añadir al, ya extenso, currículum de los payasos en el cine y esperemos que, con calidad, se siga abultando. Un saludo y que seáis muy felices. Ya sabéis, dormid bien… si podéis.

el autor

Historiador en proceso. Mente inquieta. Amante de todo lo relacionado con comics, series, cine y literatura, no hago distinción entre ellos a todos los quiero por igual, ahora comparto con vosotros las cosas que me hacen feliz. Cambio y corto.

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Recomendado en Las Cosas felices
Recomendado en Las Cosas felices
Se acerca la vuelta al cole y son días de mucho estrés, tanto para padres como para hijos. Lo mejor para desahogarnos y liberar tensiones…