Los distintos mundos de DC (V): 52 Tierras y cien problemas de continuidad

0

Tras Crisis Infinita‚ las posibilidades se abrían de nuevo para los autores de DC‚ que podrían emplear todos los mundos que se crearon para explotar distintas versiones de sus personajes. Sin embargo‚ no se dejó nada al azar: ya no era 1961. Era 2006‚ año en que ya existían los tochos enciclopédicos sobre La guerra de las galaxias o El Señor de los Anillos‚ y en el que se daba mucha más importancia que entonces a los detalles dentro de un mundo ficticio‚ por no hablar de la coherencia y la continuidad dentro de los tebeos. Por lo tanto‚ era necesario para la editorial catalogar y dejar claro a sus autores qué universos de los Elsewords podían usar y cuáles no.

52 fue una colección que surgió con el propósito de explicar qué había sucedido después del evento anterior‚ y que consistió en una serie de números semanales durante un año entero. En él se cruzaron distintas líneas argumentales‚ en ocasiones sin mucho que ver entre sí‚ pero hiladas con precisión de artesano por sus autores‚ de los más populares de la casa: Geoff Johns‚ Grant Morrison‚ Greg Rucka y Mark Waid. Fue en esta serie donde‚ por ejemplo‚ el personaje de Black Adam obtuvo la popularidad que le permitirá aparecer en la película de Shazam… o no. En cualquier caso‚ un esfuerzo titánico por parte de todos los implicados, que consiguieron mantener la calidad durante 52 semanas.

Pero lo que aquí nos compete es lo que esto supuso para el Multiverso DC. Sin revelar demasiado del argumento‚ baste con decir que una amenaza similar a la que aparecía en Crisis en Tierras Infinitas acaba devorando parte de distintos universos y diferenciándolos entre sí‚ dando lugar a distintos mundos que se correspondían en ocasiones con los que habían aparecido en algunas historias alternativas. El Batman del Siglo XIX‚ el Superman comunista‚ la versión malvada de la Liga de la Justicia… todos esos conceptos volvieron a la editorial para quedarse‚ y hoy gozan de gran popularidad entre los aficionados. Durante los años siguientes, Robinson utilizaría el mundo de Tierra-3 en su Liga de la Justicia, y Morrison no tendría problema en utilizar el Multiverso que había creado a su obra Crisis Final. Sin embargo, los personajes de la Sociedad de la Justicia no recuperarían su Tierra-2, sino que seguirían formando parte del nuevo universo, incorporados a su historia como predecesores de los héroes actuales. Aquí no hay nada que extrañar, ya que obras como La Edad Dorada o Starman, de James Robinson, habían sido alabadas por el buen uso de este pasado.

Sin embargo, la editorial quiso dar un golpe en la mesa, y reiniciar todas sus propiedades de nuevo para atraer a nuevos lectores. Así surgió el sello New 52, en el que todos los personajes serían alterados tras el evento Flashpoint. En él, Flash se encontraba con un presente alterado y, tras tratar de arreglarlo con la ayuda de un Batman alternativo muy especial, acababa provocando unas variaciones que cambiarían radicalmente el Universo DC tal como lo… conocíamos. En este nuevo mundo, la Liga de la Justicia fue fundada por Cyborg, conviven los personajes de DC con los de otros sellos como Wildstorm o Vertigo… una serie de cambios que esperaban abrir nuevas posibilidades creativas, pero de los que muchos lectores abominaron.

En este sentido, surgieron muchas quejas por los numerosos errores de continuidad que esta iniciativa supuso, todavía más que las Crisis originales. Esto se debió a que la editorial decidió reiniciar algunas propiedades y continuar las líneas argumentales de otras, en lugar de cerrarlas definitivamente. Esto funcionó a medias en el evento original porque los cambios de continuidad no fueron tan acusados, pero era imposible que funcionara igual de bien en la actualidad, con treinta años más de continuidad a sus espaldas y unos cambios mucho más radicales.

Esta nueva situación editorial no afectó solo al Nuevo Universo DC, sino que también se trasladó hasta sus otras Tierras. En ocasiones, con cambios superficiales como la eliminación de los calzoncillos de Superman en algunos universos. En otras, con alteraciones más profundas como la nueva Tierra-2, que poco tenía que ver con la original. En cualquier caso, los cambios editoriales no suponían que no se pudieran utilizar las tierras alternativas, pero se mantuvo cierta prudencia durante los primeros años, para no provocar más confusión de la que había.

Y, en un movimiento que contradice lo que acabo de decir, acabaron escogiendo a Grant Morrison para escribir su propia historia sobre el Multiverso. Durante esta, narraría de nuevo una reunión de héroes de distintas realidades contra una gran amenaza. Sin embargo, todos sabemos que el escocés no destaca precisamente por ser un escritor convencional, lo que le llevó a experimentar con la narrativa del cómic y a guionizar una obra con altas dosis de guiños metaficcionales. Seguramente esta sea la última gran historia sobre el Multiverso DC, y resulta muy recomendable disfrutar de la desbordante imaginación de Morrison en un tebeo adecuado tanto para lectores veteranos como para neófitos… si a ninguno de los dos les importa que este loco genial juegue con su cabeza.

DC: Renacimiento, el nuevo evento de la editorial, promete nuevos cambios en el Multiverso, y explicar algunos aspectos del New 52, pero todavía no sabemos lo suficiente como para hacer un análisis más detallado. Sin embargo, cabe añadir que la editorial ha decidido hacer una polémica incorporación a su mosaico de realidades, que ha despertado la ira de muchos fans y la de algún que otro autor. El que sepa de qué hablamos lo entenderá.

Ya para acabar esta serie de artículos, los universos alternativos en DC pueden ser utilizados de manera muy distinta, para bien o para mal. Pero se trata de un recurso fundamental para la editorial, y que sin duda veremos aparecer de un modo u otro en el futuro.

el autor

Estudiante de Periodismo. Escritor y redactor aficionado. Con fobia a los verbos.

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Recomendado en Las Cosas felices
Recomendado en Las Cosas felices
¡Hola una semana más chic@s! Hace poco tiempo escribí un artículo sobre Galaxy Rangers, una de esas series de televisión que me hizo feliz en…