Crítica de ARQ: Una grata sorpresa dentro de la ciencia ficción

2

Después de su participación en Orphan Black, Tony Elliott regresa a Netflix como guionista y director de su primera película. La cinta se estrenó el 16 de septiembre de 2016 en la plataforma televisiva. Aunque mi querido Christopher Nolan asegurara en su momento que “Lo que ha definido siempre una película es que se vea en un cine”, creo que olvidó definir lo que es un cine. Porque, efectivamente, las televisiones de hoy no se parecen a aquellas cajas pesadas con cristal abombado y de unas dimensiones pírricas. Hoy es posible tener en casa nuestro propio cine. Sistemas de sonido 5.1, pantallas de 55 pulgadas, incluso un microondas para hacer palomitas.

Netflix no ha echado la casa por la ventana en esta producción, cuyo presupuesto no alcanza los dos millones de dólares. Sin embargo, Tony Elliott se las ha apañado bastante bien para construir una buena historia, circunscribiéndola a tan solo un escenario y a seis personajes.

En un futuro, aparentemente no demasiado lejano, Renton (Robbie Amell) es un ingeniero que ha pasado la noche con una antigua novia Hannah (Rachael Taylor). Cuando despiertan, se ven asaltados por un grupo de enmascarados. Uno de ellos morirá, incluso antes de aparecer en pantalla, al tocar un extraño artilugio que se encuentra en el taller de Renton. La historia comienza como una película de atracos, pero pronto dará un giro de 180 grados hacia la ciencia ficción.

Poco a poco se nos desvelarán algunos datos sobre este mundo distópico, en el que la energía es un bien escaso y el aire está contaminado. El artilugio que ha acabado con la vida del intruso es, en realidad, un generador eléctrico que recibe el nombre de ARQ. Pero imprudencia del enmascarado no solo causará su muerte, sino que desencadenará  los acontecimientos. El ARQ creará un bucle temporal de tres horas de duración en el que quedarán atrapados los seis personajes. Los protagonistas irán recordando lo sucedido en las repeticiones anteriores del bucle, lo cual llevará que comience una partida de ajedrez entre ellos con el fin de adelantarse a los movimientos del rival.

La película no ha recibido unas críticas demasiado buenas, sobre todo por falta de originalidad. Los viajes en el tiempo son un tema muy trillado ya, y es difícil sorprender, pero yo sí creo que el guión de Tony Elliott aporta algo novedoso. Para empezar, no se trata de un viaje en el tiempo al uso, como ocurre en Regreso al futuro o Terminator. Sino de quedar atrapado en un bucle temporal de tres horas, que se repetirá indefinidamente hasta que el ARQ sea desconectado. Tampoco es la primera vez que se utiliza esa idea en el cine, de acuerdo. Pero si a esto añadimos la partida de ajedrez que se juega entre Renton y Sonny (Shaun Benson), la cosa comienza a ponerse interesante. Descartar lo que no funciona y tratar de elegir una opción mejor, anticiparse a lo que hará el rival, creo que ese es el acierto de la película.

Tampoco estoy diciendo que sea merecedora de un Oscar, o que sea la mejor película de ciencia-ficción del año. Pero creo que si aporta buenas ideas y un ingenio en el guión bastante destacable. Habrá que estar atento a Tony Elliott en un futuro, sobre todo si le ofrecen un presupuesto que dé para contratar algo más que una casa vieja y seis actores.

El nivel de los actores la cinta es aceptable. Ningún personaje resulta falso ni poco creíble, y los actores los interpretan de forma correcta. La historia no se exige tampoco demasiado de ellos, pues el film se centra en la tensión y en la intriga. Y creo que en ese sentido la película está muy bien dirigida, ya que en todo momento se mantiene la tensión y y un cierto grado de intriga que nos impide apartar los ojos de la pantalla. En cuanto a los efectos especiales, simplemente no los hay, una rara avis dentro del género. Excepción hecha de un plano en el exterior de la casa, donde se nos muestra una vista aérea de la ciudad, a decir verdad, ese futuro distópico no tiene muy buena pinta.

Conclusiones finales:

Lo positivo: un guion inteligente que sabe dosificar la información y plantearnos nuevas incógnitas.

Lo negativo: un presupuesto muy bajo que seguramente limitó lo que el director quería contar.

el autor

Aficionado a la lectura, al cine y a las series. Publico relatos de terror en mi blog, y estoy escribiendo una novela de género zombi.

2 comentarios

  1. José Carlos García el

    Saludos César. Muy buen análisis. Es muy posible que no la vea porque el tema de los viajes en el tiempo me termina perdiendo más de la cuenta, sobretodo si es algo del tipo revivir cada momento una y otra vez, pero creo que si alguna vez la veo, es por la buena valoración que en general le has dado. ¡Hasta la próxima!

    • Gracias Jóse Carlos. Bueno, en realidad la mejor película que puede existir sobre revivir un momento una y otra vez ya se ha rodado, y esa seguro que la has visto, efectivamente, hoy es el día de la marmotaaaa.
      ¡Un saludo!

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Recomendado en Las Cosas felices
Recomendado en Las Cosas felices
El fundador de Facebook tiene la cara del actor Jesse Eisenberg, el protagonista de la Red Social, también conocido por su papel como Lex Luthor…