Hablemos de Star Wars Battlefront II (II)

0

Muy buenas a todos los que venís de la primera parte de este ‘Hablemos de Star Wars Battlefront II‘. Ya tocamos diferentes aspectos de su beta multijugador y que, a escaso un mes para su lanzamiento, pocos cambios veremos en comparación con el producto final. Sea como sea, vamos a seguir hablando de Battlefront II.

NUEVOS Y CLÁSICOS MODOS

Star Wars Battlefront II es, a fin de cuentas, continuista. El modo estrella de este título es muy similar al del anterior: Asalto Galáctico. La finalidad de este modo es “escoltar” un vehículo de transporte de droides hasta las puertas del palacio y así conseguir avanzar a la segunda fase. Es, como ya vimos en el anterior, un modo dinámico y entretenido donde la defensa de tu transporte o el ataque al mismo es lo principal, nada de conseguir bajas. Sin embargo, en relación con el anterior juego, este modo está planteado de una manera diferente.

Si en el juego de 2015 el objetivo era hacer avanzar o parar un AT-AT y la partida acababa con este transporte disparando o llegando al objetivo final, por lo menos en el mapa de Naboo (a falta de ver los demás) esta escolta es solo una de las fases. Al entrar en el palacio, los objetivos cambian, haciendo que el jugador cambie igualmente de estrategia. Entre sus estrechos pasillos hay que ir avanzando y activando o defendiendo los controles de las puertas que llevan a la sala del trono. Una vez en este último lugar, los dos equipos deben luchar en una zona más abierta pero igualmente limitada por el espacio para conseguir capturar la zona. Es de sobra entretenido sobre todo cuando nos encontramos en estas últimas fases.

Los otros modos que nos encontramos en esta beta y que se ampliarán con otros 3 a confirmar son Asaltos Starfighter y Ataque. El primero de estos es similar al anterior mencionado pero con naves. Similar al anterior mencionado pero pilotando naves. Es sin duda y en lo personal, el modo más divertido y espectacular. Si en Asalto Galáctico me chirría la fase inicial, en este modo todo encaja a la perfección de una manera sobresaliente. Y por último, Ataque enfrenta a dos equipos de 8 en un modo similar al del dlc de Rogue One del primer Battlefront. Un equipo ha de proteger un maletín. Cuando el enemigo lo recupere, deberá llevarlo y extraerlo en una nave mientras el enemigo les está persiguiendo. Está algo peor llevado que el modo al que imita. En el dlc de Rogue One, el mismo modo contaba con diversas fases a cumplir y aquí está limitado a dos, una de defensa y ataque, y otra de escolta y, nuevamente, ataque. No es tan espectacular como cabría esperar.

¡TENEMOS CLASES! PERO NO ESCUADRONES

Otra hoja de doble filo. No es que sea malo necesariamente pero sí poco futuro le veo. La saga Battlefield incluía clases y escuadrones, todos lo sabemos y en conjunto crean una experiencia enriquecedora para el juego. Sin embargo en el primer Battlefront, estas clases se eliminaron dejando a todos los jugadores con las mismas posibilidades, algo que no es necesariamente malo pero sí falto de profundidad. Pues DICE, en un ejemplo de “escuchamos a nuestro público” implementó las clases pero no los escuadrones. ¿Malo? Insuficiente más bien.

En cuanto a las clases, estas se dividen en cuatro: ataque, apoyo, comandante y especialista. En especial mi mayor problema es con esta última, especialista. Es simple y llanamente el francotirador del grupo. Sí y no DICE. La inclusión de este tipo de personaje obliga necesariamente a ampliar los mapas de una manera considerable, y ahí tenemos el primer error. Battlefront no es Battlefield y controlar a un francotirador no es igual de placentero. Sus habilidades son útiles para los soldados que tengas a tu alrededor pero no por ello es mejor. Ataque y apoyo son las mejores de estas clases. El primero es para un ataque rápido y certero. Cuenta con una granada, una escopeta y la posibilidad de regenerarse durante unos segundos. Apoyo es divertidísimo de jugar. Podremos llevar una ametralladora ligera con la posibilidad de poner un escudo delante (perecedero eso sí) para cubrir a nuestros compañeros, una granada y la posibilidad de sacar una gatling (no preguntéis de dónde) que destroza que da gusto.Sin embargo, la clase de comandante sería de sobresaliente, si tuviéramos escuadrones. La jugada de DICE puede ser hacer a Battlefront lo menos parecido a Battlefield posible, pero con una clase como comandante era necesario tener escuadrones. El comandante cuenta con una pistola, muy certera y dañina, con lo que no echaremos en falta ninguna otra arma. Además, puede colocar una torreta independiente (útil en defensa, no tanto en ataque) y dos habilidades para ayudar a los soldados cercanos: por un lado la de regenerar salud y por otro hacerlos, momentáneamente, más fuertes. Sin escuadrón el comandante está limitado a los soldados que casualmente pasan cerca, no es que tu escuadrón siempre vaya a hacer caso, pero es útil a la hora de compaginar clases y poder ganar la partida.

¿QUÉ PODEMOS ESPERAR DEL JUEGO COMPLETO?

La respuesta corta es mucho contenido. Es verdad, DICE se ha puesto las pilas a la hora de deleitar al jugador con mil y una horas de juego. Battlefront II será masivo y espectacular pero parece contar con ciertos fallos que no crean una identidad propia. Todo el rato intenta alejarse de Battlefield y a la vez acercarse. La inclusión y descarte de ciertos elementos como los escuadrones o los mapas masivos dotan al juego de cierto sentimiento de popurrí de las dos franquicias de la compañía. Por un lado intenta contentar al jugador veterano de Battlefront y a la vez traer a los jugadores de Battlefield.Pero no todo es malo, esos detalles son puntuales y no fastidian la experiencia completa de juego, ni mucho menos. Battlefront II es y será un portento gráfico y una experiencia jugable notable. Quizá esa falta de modos de juego variados y complejos puede hacer que a los meses, los jugadores acaben por ir a uno o dos de ellos de manera casi exclusiva. Parecido a lo que sucede con Call of Duty donde dos o tres modos ocupan el 90% de los jugadores.

Eso sí, Battlefront tendrá contenido para aburrir. Aparte de la campaña ya confirmada y de la cual tenemos algún que otro vistazo, que lamentablemente no podemos probar aún, DICE no cobrará por los dlc que saquen del juego. ¿Así de sencillo? No, nunca nada lo es. La compañía aún no ha delimitado su estrategia de cara a esos dlc sin gastos, pero ya han cubierto sus espaldas con microtransacciones, las dichosas microtransacciones. Aún queda saber cómo se efectuará esta modalidad pero ya hemos tenido acceso a las típicas y copiadas cajas de botín que conseguiremos al subir de nivel o conseguir algún logro. La mecánica es simple: ¿quieres más cajas? Paga.

En definitiva, Battlefront II es lo que debió ser el primero. DICE ha perdido a una parte de esa cantidad de jugadores con el fallido primer juego y está ofreciendo contenido hasta aburrir para poder traerlos de nuevo. Hay mil cosas que hacer en este juego y auguro una vida mucho más larga que su predecesor. Sin embargo, tendremos que esperar al 17 de noviembre para descubrir si me equivoco.

Un saludo y sed felices.

 

 

 

 

el autor

Estudiante en la Universidad Miguel Hernández de Elche. Frikazo de proporciones bíblicas, crecí amando los videojuegos, el cine y los cómics. Fan incondicional de El Señor de los Anillos, Batman, Lobezno y Spider-Man.

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Recomendado en Las Cosas felices
Recomendado en Las Cosas felices
Parece que está todo listo para que veamos  la esperada serie de David Fincher. Netflix ya ha anunciado que todos los capítulos de  estarán disponibles…