InicioSeriesAnálisis de 30 monedas. Capítulo 8 y final de la temporada 2....

Análisis de 30 monedas. Capítulo 8 y final de la temporada 2. El Ojo de Dios

Bienvenidos todos y todas al análisis del octavo y último capítulo de la segunda temporada de 30 monedas, titulado El ojo de Dios. La temporada termina con la esperada culminación del plan de Barbrow y supone un punto y aparte, presentando un nuevo escenario muy interesante para los personajes que hemos llegado a querer.

Aquí puedes ver los análisis de los episodios anteriores

Toda la acción trascurre en paralelo entre los dos grupos de personajes a los que hemos acompañado estas ocho semanas. Por un lado, Elena, Vergara y Santoro están en Perú para intentar frustrar el conjuro con el Barbrow quiere acabar con nuestro mundo y por otro, el grupo de Salcedo, Laguna y compañía en Barcelona atrapados en un conducto de ventilación en el centro de supercomputación de Barcelona.

En la ciudad española nuestros protagonistas logran salir del conduzco gracias a los poderes de Sole, que detiene el ventilador gigante que les bloqueaba el tiempo justo para que puedan pasar. Pero no todos lo consiguen ya que Laguna es brutalmente despedazado por las hélices siendo el primero de nuestros héroes en caer.

sole
Sole a punto de usar sus poderes

En Perú, el trio se separa marchando Vergara al desierto por su cuenta en una moto que roba para intentar cortocircuitar el conjuro gracias al Ojo de Sangre. Elena y Santoro logran infiltrarse entre los sectarios de Barbrow gracias a su chulería y descubren el elemento final del plan. En el subsuelo de Nazca hay un platillo volante (eso si que no lo vimos venir, aunque ya lo avisó Antonio) en el que 30 elegidos podrán escapar a otra dimensión huyendo de la destrucción que supondrá la llegada del Ojo de Dios gracias a la protección que les darán las 30 monedas. ¿Y qué hay del resto de sectarios? Pues todos asesinados allí mismo, faltaría más. En el grupo de elegidos está Paco, al que Merche ha logrado lavar el cerebro gracias al poder de su moneda.

Para que la nave funcione hay que descifrar un complicado código numérico, y eso es lo que se está haciendo en el centro de supercomputación de Barcelona. Pero la policía española llega al centro al mando de Pereira, el ex de Salcedo y hay un brutal enfrentamiento contrarreloj entre los GEOS y la seguridad del lugar. La policía acaba imponiéndose, salvando de paso al grupo de Salcedo, pero lo malo es que a los científicos les da el tiempo justo para descifrar el código que acaba en poder de Barbrow pudiendo así activar el platillo.

paco
Paco vestido como los hombres de la secta de Barbrow

La nave despega mientras Merche descubre que Elena y Santoro han logrado infiltrarse en el platillo. Merche y Paco se enfrentan a Elena y Santoro acabando el bueno de Paco recuperando su personalidad y ayudando a Elena. Los dos se meten en unos trajes espaciales ancestrales y Santoro los traiciona ofreciendo sus servicios a Merche que lo acepta encantada dándole la moneda que protegía a Paco.

La única salvación parece Vergara, que en plan Moises, con túnica y todo, intenta usar el báculo del Ojo de Sangre para detener el Ojo de Dios, pero no lo consigue y el platillo escapa del escrutinio divino que destruye el mundo sin remedio. Entonces aparece Angelo y le dice que lo único que queda por hacer es destruir el báculo del Ojo de Sangre, algo que nuestro protagonista hace desvaneciéndose después.

vergara moses
Vergara en plan Moises

Vergara despierta en un escenario familiar. Está en Pedraza, pero algo no cuadra. Hay carteles e inscripciones que parecen indicar que el pueblo pertenece al Imperio Romano… es más, es una moneda se ve la efigie de Santoro como una especie de emperador. Pero hay más sorpresas esperando a nuestro héroe zombie. En el ayuntamiento ve que el regidor no es Paco si no que es él mismo, un Vergara alternativo que además tiene como pareja a Elena. Cuando parece que no podía haber más cosas raras vemos como todos los habitantes del pueblo acuden a un extraño accidente: a las afueras se ha estrellado un platillo volante exactamente igual al que Barbrow y los demás usaron para escapar. Y eso es todo amigos. Habrá que ver la tercera temporada para saber más de este mundo alternativo.

Valoración del capítulo y del final de temporada

Después de que la falta de tensión del episodio de la semana pasada toca un empacho de emociones ahora. En El Ojos de Dios pasan mil cosas, a toda velocidad, con cierta prisa por cerrar la serie, un problema que se ha venido repitiendo a lo largo de toda la temporada. A pesar de todo, se da un cierre perfecto al arco argumental que hemos visto durante estos ocho capítulos, pero de una manera inesperada. El villano gana. No importa lo que hagan Vergara y compañía, Barbrow se sale con la suya. Se deja un final muy abierto que promete cosas muy interesantes para la temporada que viene, lo cual puede ser un problema para los que gusten de temporadas cerradas, algo que por lo que a mi respecta, no me puede importar menos ya que como he dicho, el arco argumental del Ojo de Dios está cerrado y siempre viene bien echar un vistazo a lo que nos puede deparar la serie en la próxima tanda de episodios.

barbow
Barbrow se sale con la suya

En cuanto a lo que ha pasado esta semana, pues teniendo un computo general positivo, tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. En estas últimas podemos meter todo lo que ocurre al grupo de Barcelona. Empezando por lo que canta el ventilador gigante en los planos donde se le enfoca, con unos efectos especiales realmente chuscos. Siguiendo por una muerte totalmente anticlimática de Laguna, uno de los mejores personajes de la serie. Al ser tan inesperada y ocurrir casi al principio, se deja rápidamente de lado por todo lo que viene después, no hay tiempo para que cale ni en los personajes ni en los espectadores. Por otro lado, tampoco tiene este grupo un papel demasiado importante en la trama. Haruka se pone a aporrear un cristal, pero es la policía española ya que llega y acaba con los científicos, en unas escenas de acción que tampoco es que estén muy bien llevadas, todo sea dicho. No pasa nada con Max, que parecía destinado a algo importante, Sole solo sirve para parar el ventilador y los demás están de adorno. Me parece una trama muy desaprovechada.

En la parte positiva tenemos la evolución de Vergara y su particular descenso literal y metafórico a los infiernos. Si empieza la temporada en el averno para luego poder escapar de él como un zombie, no menos interesante es el cambio que tiene en su manera de pensar. Ya no es el buen soldado de Dios. No duda en aliarse con Lucifer o pegar un par de guantazos a una pobre mujer para robar una moto, hará todo lo que sea necesario para logar sus objetivos. Aunque como siempre, acabe fallando. Y es que Vergara nunca logra vencer, este en el bando que esté y haga lo que haga. Y esto es uno de los puntos fuertes del personaje ya que lo humaniza muchísimo. A la vez Vergara expresa de manera fehaciente sus dudas a Elena, una mujer de la que está enamorado y que sabe que no le puede corresponder, poniendo el amor por encima del plan divino al que al principio estaba supeditado. Por otro lado, todas sus escenas de esta semana en el desierto tienen una fuerza descomunal, sobre todo al final cuando parece un Moises zombie con el cayado como arma divina. Sencillamente perfecto.

vergara dimension
Vergara espiando lo que pasa el la versión alternativa de Pedraa

Barbrow y su plan, también está muy bien llevado. Extraña la facilidad con que Elena y Santoro se infiltran, pero es que el villano lo sabía y quería tenerlos cerca para controlarlos mejor. Hay un poco de sobrexplicación, pero al fin y al cabo es necesario y eso hace que no queden dudas sobre el papel de las 30 monedas o el del centro de supercomputación. Queda un poco raro lo del platillo volante, pero una de las explicaciones que se dan a las líneas de Nazca es que están sean de origen extraterrestre, así que bien mirado, tampoco es tan extraño. En cuanto al Ojo de Dios, tengo sentimientos enfrentados. La visión del ojo gigante en el cielo es muy poderosa, pero se me hace un poco chusca y no me acaba de convencer del todo.

También me gusta la resolución del triangulo Merche, Elena, Paco. Se pone punto final al enredo cuando el poder del amor, del amor real entre Elena y Paco acaba rompiendo el hechizo de Merche. Y es que como ya señaló Vergara, el amor humano es una de las fuerzas más poderosas que existen y ante eso no puede hacer nada la pobre Merche, con o sin moneda.

Santoro elena
Santoro y Elena en plan chulos

En resumen, estamos ante una temporada mejor que la primera, con una trama más ambiciosa y que tiene momentos visuales realmente espectaculares. Es cierto que hay un poco de apresuramiento y que hay personajes que parecen un poco desaprovechados, pero entiendo que es difícil jugar con tantos elementos y que la historia sea perfecta. Estoy deseando ver lo que Álex de la Iglesia y Jorge Guerricaechevarría nos tienen preparado en el universo alternativo que nos presentan al final de este episodio. Todo un mundo nuevo donde jugar con versiones diferentes de personajes a los que ya conocemos y cuyo enfrentamiento con el Vergara zombie y los pasajeros del platillo promete ser emocionante. Aunque hay que dejar clara una cosa, los responsables de la serie llevan bastante tiempo trabajando en el guion de la tercera temporada, pero HBO aun no la ha anunciado oficialmente. Esperemos que no pase nada raro y podamos ver el final de la historia tal y como Álex de la Iglesia y Jorge Guerricaechevarría tienen planeado.

Juanjo Avilés
Juanjo Avilés
Licenciado en periodismo, apasionado de los comics, las (buenas) series de televisión, el cine, los videojuegos y los juegos de mesa... vamos, soy un frikazo total, siempre a vuestro servicio.
ARTICULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos artículos

Comentarios recientes