InicioSeriesAnálisis de Better Call Saul. Último capítulo de la serie (2022)

Análisis de Better Call Saul. Último capítulo de la serie (2022)

Bienvenidos al último capítulo de Better Call Saul. Esta serie que comenzó como un spin off de Breaking Bad, y terminó, por méritos propios, haciéndose un lugar entre las mejores series de la historia.

Para ver los análisis anteriores pincha aquí.

Adiós Saul, hola Jimmy

Better Call Saul

Con muchas sensaciones encontradas, vistiéndome para la ocasión con traje y corbata estridentes, debo decir que Better Call Saul, una de las mejores series de la historia, ha llegado a su fin. Tal vez la más excelente y brillante, luego de Juego de Tronos a esta parte.

Y no es un adiós cualquiera, es un vuelo directo hacia el Olimpo donde se sentará con las mejores producciones que se hayan realizado en la pequeña pantalla. Para así convertir todos sus personajes en leyenda. Cuando escuchemos el mítico nombre de Saul Goodman, a todos se nos caerá un lagrimón.

El final fue totalmente acertado y ambiguo, donde cada uno le podrá dar su interpretación, y está bien que así sea. La maestría de Vincent Gilligan estuvo muy explícita en este último episodio para darle una conclusión fabulosa y sentida, sea cual sea el entendimiento que le demos.

No vengo a colgarme ninguna medalla ni nada por el estilo, pero se cumplieron varias de las teorías que fui dando durante los análisis. Una es que Gene terminó en prisión cumpliendo condena por todos sus actos. Otra, que iba a ser representado por William Oakley, el abogado más menospreciado por el propio Saul. Este toma un vuelo de urgencia hacia Omaha, Nebraska, para representar al letrado más famoso y buscado de todos. Esto le dará un gran salto en su carrera que nunca ha tenido una derrota frente al juzgado, hasta ahora…

Gene peca por ambicioso y es detenido y llevado a Alburquerque a dar declaraciones. Solo él puede ser capaz de reducir una pena de más de cien años a solo siete. Usa toda la información que tiene sobre todos los hechos ocurridos anteriormente, incluyendo la muerte de Howard Hamlin. Allí se entera que Kim también había hecho una declaratoria jurada sobre el tema.

Entonces, él usa esto para poder ver por última vez a su ex esposa. Al no ser un juicio normal el que tenía Saul, no había jurados, solo aquellas personas que estén involucradas en todos los casos. Es por eso que Kim se hace presente para escuchar la declaratoria de Goodman.

Aquí deja de ser Saul Goodman, para volver a ser el viejo Jimmy McGill. Tal como fue la portada de esta última temporada, en este episodio final, Saul se saca el traje para siempre, y por la tanto, deja esa personalidad, para volver a ser Jimmy.

En vez de seguir adelante con el plan para reducir extraordinariamente la pena de más de cien años en solo siete, el comienza a declarar todo lo que lleva adentro, que por razones obvias, termina jugando en su contra. Tras mirar a Kim y hacer una pequeña sonrisa en su rostro, comienza a hablar de todos los hechos pasados, desafiando y dejando atónitos a todos, a excepción de Wexler que lo mira de la misma forma que lo hacía años antes: un poco con satisfacción, otro tanto de admiración.

De esa forma consigue la redención a todo lo malo que hizo, y se liberó de su alter ego Saul. Ahora deberá estar más de 80 años en prisión, pero por un momento su vida cambio. Y ahora a pesar de aún estar gris, se lo ve mucho más contento y tranquilo.

Así se despide una de las mejores series que he visto. Así fue el final decoroso y justo para uno de los mejores personajes que han existido en la pantalla chica. Así se despide Saul Goodman. No hay más nada que agregar.

Conclusiones

No hay demasiado para hablar. Creo que la serie habló por sí sola, con una calidad y un nivel supremo durante estos años. Con todo convencimiento puedo asegurar que Better Call Saul es una de las mejores series de la historia. Ahora vendrán las comparaciones: si la historia de Saul es mejor que Breaking Bad o viceversa. Creo que las dos han llegado a la excelencia y no hace falta compararlas, solo disfrutarlas.

Ni Messi es mejor que Maradona, ni el Pelusa mejor que la Pulga. Los dos son los genios más grandes de la historia del futbol cada uno en su época. Así será Better Call Saul y con respecto a Breaking Bad, cada una la mejor en su década.

Hablando un poco del gran final, cada uno puede dar la interpretación que quiera. Yo me quedo con que Saul dijo todo lo que dijo (a pesar que esto representaba estar preso de por vida), por amor a Kim. Cuando voltea realiza una pequeña mueca en su rostro, una pequeña sonrisa sale de su rostro. A esta la tomo como una señal de amor hacia Wexler, pero también, representa la paz que siente de saber que por primera vez en mucho tiempo, estaba haciendo las cosas bien. Y esto lo hacía un poco por él y un poco por Wexler, para demostrarle a ella también que había cambiado.

Saludos y no olviden: “Mejor llamen a Saul”.

 

Javier Vergara
Javier Vergara
Periodista deportivo. Futbolista frustrado. Amante del asado y el buen vino. Dentro de lo menos importante que tiene la vida, lo mas importante son las series, cine, libros y fútbol.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS