Análisis de El cuento de la criada. Temporada 3. Capítulo 1.

0

Bienvenidos en este 2019 de nuevo a Gilead. Una vez más, June (Defred) estuvo a punto de finalizar su aventura a bordo de una furgoneta. A modo de final abierto en la maravillosa primera temporada y como final cerrado en la notable segunda. Pero el cuento tiene que continuar, aunque no se adapte material de Margaret Atwood, y volvemos a visitar la teocracia machista demasiado parecida a la realidad.

Análisis de la primera temporada de El cuento de la criada.

Análisis de la segunda temporada de El cuento de la criada.

SE ALZAN LAS VOCES DE LAS MUJERES.

June decide dejar a Nicole en las manos de Emily (Dejoseph) y volver a por Hannah, que se encuentra en casa de los Mckenzie. Por el camino, encuentra de nuevo al casi omnipotente Lawrence, que se encuentra en todos lados. El misterioso cerebro tras la economía de Gilead y las colonias se muestra desencantado con el régimen y desea ayudar a las criadas. Lawrence le acompaña hasta la casa pero, una vez más, el destino vuelve a arrebatar a June la posibilidad de reunirse con su hija. La casa es asaltada y June decide entregarse a las autoridades de Gilead, no sin antes mantener una conversación con la mujer Mckenzie sobre su hija. La chica es feliz, pero la educación es totalmente diferente, clasista y anclada en el pasado.

Nuestra protagonista vuelve a casa de los Waterford, donde la situación está muy lejos de ser pacífica. Nick ha mantenido al comandante Fred en una de las habitaciones, mientras Serena se encuentra desquiciada tras haberle dejado que June se llevara a Nicole.

El reencuentro entre Fred, Serena y June no sale como esperaba. Al menos para Fred, el que siempre ha llevado la voz cantante en la serie. De repente, su participación carece de todo valor. Comienza interrogando, pero sus preguntas se diluyen en el enfado de Serena con June por haber dejado a “su hija” en manos de Emily, una asesina.

Los roles se pierden en la casa Waterford. ¿Será posible que la rebelión definitiva en Gilead no comience por las criadas si no por las esposas?

LO QUE SEA POR CRUZAR

Mientras tanto, Emily consigue sortear a los drones que vigilan la frontera y cruzar el río que separa Gilead de Canadá. Para evitar la vigilancia, decide cruzar buceando con Nicole. Por suerte, ambos consiguen llegar vivos y son acogidos como refugiados.

Emily encuentra a Luke y le habla de June, además de darle la foto de Hannah en Gilead. La espera sigue siendo tensa en Canadá, al menos hasta que June consiga volver.

LA CHISPA DEL ODIO

En Gilead, Fred decide inventarse una coartada para proteger a su mujer de una ejecución en el muro. Para ello, acusa a Emily, que se encuentra en Canadá, y libra de culpa a June y Serena.

Pero el daño ya está hecho. Serena quema la casa. No sabemos si simboliza la combustión de todas sus creencias acerca de Gilead, pero lo que está claro es que sus acciones demuestran ser de carácter irreversible. Por fin, tras la vejación de las criadas en la primera temporada y de las mujeres de toda clase en la segunda, ellas son las que se rebelarán contra los comandantes…y pobre el que se cruce con ellas.

Por el momento, no sabremos más del matrimonio Waterford. Ni de Nick, enfadado con nuestra protagonista por su decisión de abandonar a Nicole, su hija, en manos de Emily. La despedida entre ambos indica que, aunque queda poco amor, queda el respeto.

June es enviada a un centro de criadas donde es castigada antes de volver a ser enviada a una nueva casa. Paradojas del destino, June vuelve a reunirse con el comandante Lawrence. Es de suponer que la criada podrá desenvolverse a la perfección de cara a participar en la rebelión contra Gilead.

CONCLUSIONES

Similar en estructura al comienzo de la segunda temporada, El cuento de la criada se mantiene firme en su abandono del intimismo que nos maravilló en la primera tanda de episodios. June vuelve a fugarse y vuelve a ser capturada y a reencontrarse con los Waterford. El final del capítulo parece avanzar en la trama y romper ese círculo vicioso. No me cabe duda de que Serena será parte fundamental de esa rebelión que agitará las aguas de Gilead, mientras que June se enrolará en la resistencia amparada por la ambivalencia del comandante Lawrence.

Sed felices! Hasta la semana que viene!

Y bendito sea el fruto.



el autor

Médico residente. Intento aprender como si viviera para siempre. Intento vivir como si hoy fuera mi último día...con las cosas que me hacen feliz.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
NOS4A2 (Nosferatu) es la nueva serie de terror que AMC ha estrenado esta semana en las pantallas españolas. La producción es una adaptación del libro…