Análisis de Fear the walking dead. Temporada 4. Capítulo 4

0

Alerta de spoilers

Si aún no has visto los nuevos capítulos de la temporada de Fear the walking dead, será mejor que te abstengas de leer lo que a continuación voy a narrar. Se trata sólo de mis humildes impresiones al respecto, pero para poder desarrollarlas con algún grado de lógica, deberé develarte algunos sucesos importantes que pueden dejarte estupefacto (al menos a mí así me dejaron).

Antes de leer los análisis de Fear the walking dead os instamos a que leáis todos los análisis de esta serie en este enlace.

El capítulo 4 retoma al inicio los últimos segundos del 4×03: volvemos a ver a Nick en sus últimos instantes de vida, y por algunos milisegundos creemos que todo se arreglará, que será transportado a algún lugar en donde recibirá primeros auxilios. Pero no, nuestras esperanzas se disipan cuando su novia Luciana le da la estocada final en el cráneo para evitar que se transforme en zombi. Luego Víctor cubre el cadáver, y en algún momento del capítulo vemos a Morgan (Lennie James) y a John Dorie (Garret Dillahunt) excavando la fosa en donde Nick será enterrado, a la sombra de un árbol retorcido. Así pues, el capítulo puede hacer referencia a este último destino de Nick. Pero también puede referirse al futuro de la comunidad del estadio de béisbol.

El recién muerto vuelve a aparecer en forma de recuerdo

Tal como habíamos supuesto, en el capítulo siguiente a la muerte del primer superviviente del apocalipsis zombi, éste vuelve a aparecer en forma de flashback. Poco a poco el desarrollo de la cuarta temporada nos va revelando que el conflicto inicial planteado en el capítulo 2 “La bandera de los buitres” tendrá un desastroso final, casi una diáspora para Madison, los restos de su familia y los demás habitantes del estadio. Y aunque la líder de la comunidad del estadio se muestra confiada y desafiante ante los buitres que han acampado impávidamente en las afueras del estadio, a la espera de que la comunidad se derrumbe por si sola, víctima del hambre y la sed, para luego proceder tranquilamente a tomar de ellos lo que se les antoje, parece que en realidad no todo marcha tan bien como parece. En el 4×04 ya podemos ver que comienza a hacer daño el tema de los bastimentos dentro del estadio. Madison ordena que tres parejas salgan en diferentes direcciones para encontrar provisiones. Así, Víctor Strand sale emparejado con Cole (aparentemente Víctor se ha enamorado de Cole); Nick sale con Luciana, y Alicia con la recién incorporada Naomi (Jenna Elfman, Darma y Gregg, 1997; Two and a half men, 2004; Damages, 2012).

A continuación, nos hacen la narración de cómo las tres parejas afrontan la crisis provocada por los buitres.

¿No sería guay que Nick y Luciana hubieran escogido sin saberlo, migrar a Hilltop?

Por un lado, Nick sigue obsesionado con encontrar algo que pueda volver a atraer a Charlie al estadio, a pesar de que ya ha sido revelado que esta niña no es mas que una espía y cómplice activa de los buitres. Nick ciegamente cree que Charlie no es más que una víctima de los buitres y que alguien (es decir, él) la debe rescatar y devolverla al buen camino. Luciana, más lúcida y cínica, trata de hacerle ver que esas son pamplinas, y mientras discuten sus diferentes puntos de vista, encuentran un mapa. Deciden zanjar su discusión eligiendo al azar un lugar en el mapa, acordando que propondrán a Madison largarse del estadio, abandonarlo a los buitres, y buscar un nuevo hogar. Emprenden el regreso sin haber encontrado nada que alivie su hambre, pero con una nueva ilusión, que pronto quedará enterrada.

Una nueva traición made in Strand

El caso de Víctor y Cole nos decepciona nuevamente por el comportamiento de Víctor. Es que parece ser tan buena persona, que siempre olvidamos que la traición corre por sus venas. El primer impulso que tiene al salir del estadio es revelar a Cole su intención de seguir su destino en solitario… en realidad no tan en solitario. Le propone a Cole acompañarlo por nuevos caminos. Para convencerlo le muestra su as bajo la manga: un vehículo en buen estado abarrotado de alimentos, el cual, obviamente, le habrá llevado algunas semanas tener a punto, así que parece ser una decisión bien meditada. Sin embargo, la respuesta de Cole es terminante y se niega a abandonar a la comunidad del estadio. Aunque parece que se separan, al final Víctor se dirige al estadio con el vehículo que representaba para él su tabla de salvación, y entrega todas las provisiones a Madison, quien feliz, supone que todo se ha tratado de un golpe de suerte. Por lo cual nos volvemos a contentar con Víctor, por lo menos hasta que ocurra una nueva traición de su parte.

Y ya nos dimos cuenta que fugarse es lo tuyo

Y por último, la pareja de Alicia y Naomi, quienes exploran un parque acuático, con piscinas repletas de zombis. Naomi encuentra un vehículo en buenas condiciones y prueba a arrancarlo, pero no puede, porque no hay llaves (luego veremos que es una treta de Naomi).

Dan cuenta de una buena cantidad de muertos caminantes antes de poder trepar por un tobogán que las conduce a un puesto de vigía en donde encuentran más zombis, a quienes liquidan, unas armas muy guays y unos prismáticos. Naomi le pide a Alicia que enfoque sus bellos ojos hacia un camino que se extiende más allá, Alicia lo hace y comenta que sería bueno ir a echar un vistazo y no recibe respuesta. Como si fuera una niña, Naomi le ha jugado la vuelta en este momento de distracción y se ha fugado. Sin hacer aspavientos, Alicia recoge lo que puede y regresa a donde encontraron el vehículo, en donde, por supuesto, encuentra a Naomi lista para irse. Se observan mutuamente pero Alicia no se da por ofendida. Es más, le sugiere a Naomi que revisen si el vehículo, que ya arrancó, se encuentra en buen estado para que Naomi pueda largarse si es lo que quiere. Al final, las vemos regresar juntas al estadio, en donde Naomi anuncia que es enfermera y que instalará una enfermería.

Hasta aquí todo bien, el núcleo de Madison Clark ha demostrado estar unido.

¿Qué ocurre entonces que todo se va al carajo?

Entre una que otra frase, un recuerdo por aquí y otro por allá, el realizador de la cuarta temporada, Magnus Martens (Banshee, 2015; 12 monkeys, 2015 y 2016), nos va desenredando muy lentamente su hilo temporal. Así, en el siguiente capítulo nos explicará la forma en que John Dorie conoce en un pasado no determinado a Laura, y nos queda claro que Laura y Naomi son la misma persona. A no ser que sean gemelas idénticas y anden extraviadas.

La pareja del momento en Fear the walking dead: “Tienes cara de Laura”/Naomi y John Dorie (como la pez Dory, pero con ie)

Bueno, y ya tenemos varias piezas que al juntarlas nos alarman. Por una parte, ¿Dónde está Madison actualmente? ¿Por qué andan solos y reducidos a una condición miserable Nick, Alicia, Luciana y Víctor? ¿Qué ocurrió en el estadio? Todo hace suponer que los buitres realizaron un asalto al complejo deportivo que terminó en un tremendo incendio del que pocos escaparon, porque cuando Dorie descubre el bolso de Laura/Naomi y encuentra el revólver que él mismo le obsequió como una muestra de su amor, y emocionado pregunta en dónde está la dueña de la mochila, la respuesta de Luciana y Alicia es lapidaria: Naomi no logró salir del estadio. Y a continuación lo invitan a unirse a ellos, quienes con un arsenal de armas que acaban de desenterrar van en busca de los buitres, para realizar un aparente ajuste de cuentas. Así pues, descubrimos que los supervivientes del estadio van en plan de venganza.

Esperemos que no sea en el último capítulo de la temporada donde veamos qué ocurrió en el estadio.

el autor

Agrónomo y docente de profesión, buscando siempre oportunidades que signifiquen el establecimiento de nuevos puentes neuronales y nuevas amistades. Un saludo desde América.

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Recomendado en Las Cosas felices
¿Habéis escuchando el directo en Wembley del 86? La famosa conversación cantada entre Freddy Mercury y el público es lo que da comienzo a este…