InicioseriesAnálisis de Supergirl. Temporada 6. Episodio 3

Análisis de Supergirl. Temporada 6. Episodio 3

[email protected] a este nuevo análisis de otro episodio de la sexta temporada de Supergirl de CW y a este tercer capítulo titulado ‘Phantom menaces’, pero tranquilos que no tendremos ni a Jar Jar Binks ni carrera de vainas.

Pincha aquí para ver todos los artículos del mayor evento de DC en la televisión: Crisis en Tierras Infinitas.

Supergirl

Más allá del chiste malo sobre Star Wars, hay que reconocer que los guionistas se han currado mucho el título y que no hay clickbait en él.

Comencemos con Kara, que sigue encerrada en la zona fantasma junto con su padre, en su búsqueda de una salida han conseguido averiguar que los fantasmas se teletransportan y su idea es coger a uno de ellos pero la cosa se les tuerce y  Zor-El es capturado por otros habitantes de esta prisión y ella se parte la pierna.

Supergirl no corre su misma suerte gracias a Nyxlysptlnz, una duende de la quinta dimensión que terminó en la Zona Fantasma para que su padre pudiera mantener su poder. Ella no fue asesinada como su hermano ya que no era vista por su progenitor como una amenaza.

No sé si esto solo me ha pasado a mí, pero me cuesta confiar en este personaje, lo veo mentalmente inestable y esas extrañas caras que pone me hacen sospechar que oculta algo. Ahora mi pregunta es: ¿Su liberación del brazalete es una mala idea de guion o una demostración de mis sospechas?

Me resulta muy, pero que muy conveniente que se libere tras la charla de Supergirl, eso denotaría otra falta de creatividad por parte de los guionistas. Ya estoy un poco cansado de estas conversaciones sobre el poder interior y la fuerza del amor, ya comenté que eso huele demasiado a animes de los 80 y 90. Si es verdad que se ha liberado gracias a las palabras de Kara esto ya se me antoja una forma poco disimulada de llegar a donde quiere el guion por que sí.

La otra opción es una traición inminente que tampoco sorprendería a nadie ya que, como he mencionado en alguna ocasión, los libretos de esta serie están de capa caída (y perdón por el chiste) y no buscan complicarse con algo que no sea lo obvio y trillado.

Sigo pensando que Zor-El no va a salir de La Zona Fantasma con vida.

Nuestro querido vampiro ha pasado a mejor vida al verse infectado por el fantasma que lo poseyó y vemos como acaba convertido en uno de esos seres. Una muerte para que sepamos que le va a ocurrir a M’gann cuando decide combatir a estos seres sin la ayuda del equipo.

J’onn realiza un ritual sincronizado al milisegundo en el que debe devolver parte del alma que él poseía de su compañera marciana al cuerpo de ella para que repela la infección vampírica. Todo esto mientras Alex y Brainy contienen a los fantasmas que les están atacando.

Volvemos a lo de siempre, tramas con un peligro mortal para un personaje que se acaban resolviendo de manera relativamente fácil en el mismo capítulo en el que se generan. Yo soy más de series que avanzan lentamente y que su historia ocupa la mayoría de la temporada (en el caso de ficciones cortas) o de varios episodios en las de larga duración.  Hubiera preferido ver como el grupo sufre por la enfermedad de M´gann o que el ritual fallase y tuviesen que buscar otras alternativas, pero eso sería pedirles mucho a los guionistas.

Tengo la sensación que los escritores de Supergirle gastan todos los esfuerzos en los diálogos de superación personal que salpican la serie.  Sinceramente no me funcionan a ninguno de los niveles ni me generan sentimiento alguno. Salvo la conversación de Brainy con Lena en la que ambos actores hacen un excelente trabajo (sobre todo Katie McGrath) ambos desempeñaron un papel importante en el plan de Lex Luthor para matar a la mitad del mundo y lavar el cerebro a la otra mitad.

Tanto Brainy y Lena están furiosos por su culpabilidad e impotencia y eso se palpa en los pocos minutos que dura esa escena.  Necesitamos más de esta carga emocional en la serie y esas charlas que parecen sacadas de galletitas de la fortuna.

También merece atención el momento en el que Lena renuncia a la empresa al ver que la guerra entre ambos hermanos está llegando demasiado lejos. Véase el incendio en el hospital para niños, que coincidencia que tras la donación arde esa ala del hospital y ningún medio de comunicación hace mención a ello.

Conclusión

Esta última temporada  de Supergirl no ha comenzado muy bien, la verdad, y creo que se ha tirado la toalla al tratarse del final de la serie. Soy uno de los que más disfrutaría con una ficción que me haga querer sintonizar HBO cada semana, como me ocurre con Invencible de Amazon, pero hasta el momento la heroína Kriptoniana y compañía no lo están consiguiendo.

Teniendo en cuenta que la media de presupuesto de cada episodio de Supergirl es de 3 millones de dólares frente a los 25 de Wandavisión o Falcon y el soldado de invierno, creo que deberían trabajar más en el guion y eso marcase la diferencia.

Tengo muy claro que lo que echaré mucho de menos de esta ficción es a Lena Luthor y la gran interpretación de Katie McGrath.

Un saludo desde el sótano de la Batueva.

Juanma Martín
Amante de DC desde que ví Batman de Tim Burton en la gran pantalla. Crecí con los vídeos Beta y VHS y visitando casi a diario unos lugares extintos llamados videoclubs. Seguidor acérrimo de las tardes de sofá y series, del cine y del "buen" cine más aun. Jugador de rol desde los 14 años y jugador de videojuegos desde los 20. Muy cliché durante gran parte de mi vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

ESTADO FUTURO #1: Wonder Woman | Joëlle Jones nos presenta un personaje muy atractivo (Incluye vídeo de Youtube)

Estado futuro de DC ya está llegando a nuestras tierras con diferentes tomos para presentarnos lo que está por llegar tras Death Metal. En...

ÚLTIMOS COMENTARIOS