Análisis de The Walking Dead. Temporada 8. Episodio 13

2

Bienvenidos una semana más a los análisis de The Walking Dead. La serie está perfilando su final de temporada con dos episodios buenos. Sí, se que parece una broma pero se han puesto las pilas para el final.

En este enlace os dejo el resto de análisis de la serie

El asalto a Hilltop

El episodio se enmarca completamente en Hilltop justo después de que Negan fuera raptado por Jadis y de que Simon decidiera asaltar y masacrar a sus enemigos. Mientras todos se preparan para el asalto Morgan comienza a tener visiones de Gavin, el hombre que lideró el asalto al Reino y fue asesinado por Henry. Es bastante ridículo puesto que lo único que se dedica a decir el buen hombre, o espíritu, es “sabes lo que es”. ¿Os dice algo a vosotros? Porque a mi no, pero se nota que la serie está encaminándose al crossover de su hermana gemela, Fear the walking dead y que Morgan será el hilo conductor.

El asalto se produce de noche. Algo mejor que el que asistimos por el bando de los “buenos” a comienzos de temporada el año pasado, pero supongo que el jugar con estar de noche hace que este al menos quede bien, aunque supongo que también será porque no hay 4 frentes abiertos. El plan es sencillo pero ejecutado al milímetro: los Salvadores llegarán por la puerta principal y serán guiados al interior por Daryl, que hará de cebo con su moto y una vez dentro, ¡que comience la fiesta!

La serie no ha tenido la suficiente endereza como para sacrificar a ninguno de los protagonistas principales, pero algunos secundarios se han llevado alguna que otra cuchillada o flechazo con las hojas infestadas de sangre de zombi. Mientras el ataque se produce, Tara es herida por Simon con Dwight a su espalda, esto crea en seguida la duda en la mente de Daryl que no en la de Tara. Daryl observa de lejos como Tara recibe una flecha en el hombro, no “envenenada”, y rompe cualquier relación con hasta ahora el que había sido su infiltrado entre los Salvadores.

El plan de Maggie es orquestado a las mil maravillas y pasa por ir encerrando a los hombres de Negan en diferentes zonas de Hilltop y así dividirlos y matarlos más fácilmente, pero si de los protagonistas “buenos” no muere ninguno importante también pasa lo mismo en el de los malos pues ni Dwight ni Simon reciben daño alguno. Ambos consiguen escapar con el resto de sus hombres. Aun así esto no es el final.

La noche de los infectados

El ritmo del episodio es de lo mejor que hemos encontrado en la serie en mucho tiempo. Tras el asalto de los hombres de Negan la acción se sigue centrando en Hilltop. Allí los prisioneros de Negan vuelven a la cárcel improvisada y las habitaciones de la casa principal se ocupan con los heridos que ha dejado el asalto. Fuera el panorama es desolador y vemos como Maggie intenta ser fuerte a pesar de que quienes están muriendo son sus amigos y conocidos por una venganza personal con Negan. Al fin y al cabo ellos están en esta guerra también, pero se mueven por los designios de unos pocos.

Carol y Tobin, herido en el asalto de la noche anterior, tienen un encuentro de los pocos que han tenido en los últimos meses. Este, quien había iniciado anteriormente una amistad con Carol, intenta descubrir si ella sigue con la misma mentalidad que hace tiempo de dejar todo atrás como si no fuera con ella o se quedará más tiempo. Carol se nota que ha cambiado, pero se ha convertido en una persona muy reacia al contacto humano y es palpable cuando ya no vemos el mismo cariño que profesaba hacia Daryl.

Sin embargo, por la noche llega el segundo asalto y esta vez desde dentro. Los heridos por arma blanca o por flechas comienzan a convertirse en zombis debido a que las hojas de dichas armas estaban infectadas con sangre de caminante. Los zombis andan a sus anchas por la zona de los heridos y consiguen entrar dentro del edificio principal (aunque en la planta superior también había heridos). ¿Son tan alelados de dejar la puerta de la casa principal, donde duermen todos, abierta para que entre el aire? Lo lógico seria que la cerraran por si acaso ocurre algo no darle en bandeja el lugar a sus enemigos, pero aquí la magnífica persona que la caga aún más es Henry.

El niño decide coger un arma y seguir en busca del hombre o mujer que mató a su hermano. Encegado por la venganza, deja la puerta principal abierta mientras sale al redil a ver a los prisioneros. A punta de pistola decide hacer el tonto y entra en el redil con la obvia consecuencia de que lo noquean y le quitan el arma. Enhorabuena Henry, los malos han huido y tú eres tonto.

El festival de carne y sangre es el que esperáis, pero ninguno de los protagonistas es la cena de ningún zombi. El recuento de bajas es mucho mayor que el del asalto de los hombres de Negan y los prisioneros han escapado aunque no todos. Alden, el guaperas que no para de comer la cabeza a Maggie con que él y unos pocos es bueno y seguro que no lo será, decide quedarse en Hilltop y ayudar en lo que pueda. La guerra es dura Maggie.

Y hasta aquí el episodio 13 de la octava temporada. A decir verdad me deja buen sabor de boca pues no peca de lo que se ha ido haciendo hasta ahora: episodios con muchas subtramas, muchos personajes y localizaciones y un final insatisfactorio para dar pie al siguiente episodio. Esperemos que siga así y lo descubriremos el lunes que viene.

Un saludo y sed felices.



el autor

Estudiante en la Universidad Miguel Hernández de Elche. Frikazo de proporciones bíblicas, crecí amando los videojuegos y el cine como medio de escape, sacrificando la vida social. Aunque no me arrepiento. Fan hasta las venas de Batman y El Señor de los Anillos. El mundo se me queda corto, mejor dejadme en la Tierra Media.

2 comentarios

  1. Es cierto que el capítulo es mejor que lo que venía siendo la temporada hasta el anterior, pero me sigue llamando la atención cómo algunos pueden tardar un día entero en convertirse en zombie y otros se convierten en cinco minutos. Además, más allá de lo insólito de que nadie vigile o cosas así, ¿tan pesado tiene el sueño toda esta gente? Hasta se cae un zombie por las escaleras y nadie oye nada hasta que empiezan los mordiscos y los gritos! Ojalá igual tengamos un buen final de temporada y que lo que viene después levante el nivel, la serie merece un final digno.

    • Alberto Lloria el

      Buenas Matías, gracias por pasarte a comentar. Lo cierto que eso que dices del tiempo entre la mordedura hasta que se convierten es muy ambiguo. Carl aguantó días y ni siquiera se convirtió, le dio tiempo a suicidarse y el amigo de Carol en unas horas ya estaba convertido en zombi. Lo cierto es que es un gran problema y viene porque no hay un consenso por así decirlo de cuánto se tarda. Todas las pelis zombis tienen en común que el no muerto muere si le atraviesa la cabeza, pero cada una se inventa como quiere cuánto tardan sus personajes en convertirse.
      Y sí, esta gente tiene el sueño muy profundo. No te querido pararme para no ser muy tiquismiquis pero se cae por las escaleras a medio metro de uno y ni se inmuta.
      Un saludo.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Gracias a Genex Comics regalamos entre todos los seguidores de Las cosas que nos hacen felices la novela original de la película de Spielberg, Ready Player…