El cómic de la semana: Liga de la Justicia – Origen

0

Bienvenidos un sábado más a la sección de los amantes del cómic. Bienvenidos a El cómic de la semana.

Como os podréis imaginar queridos lectores esta semana era obligado dedicarle esta sección, que con tanto cariño realizamos, al grupo de superhéroes de DC Comics. Ya sabréis de sobra que ayer, día 17 de noviembre, se estrenó en cines la primera película que une a los personajes más poderosos de la editorial americana: Liga de la Justicia, quinta película del Universo Extendido de DC. Seguro que los lectores más experimentados cuestionarán el cómic por el que me he decantado para esta ocasión, sin duda este no es la mejor historia de La Liga, probablemente ni siquiera uno de los más representativos, pero supuso un lavado de cara, un recomienzo en los Nuevos 52 de la mano del omnipotente Geoff Johns y, por tanto, es un cómic que inspiró a Zack Snyder y, posteriormente, a Joss Whedon para la cinta. Además, si eres novel y tomas por objetivo iniciarte en la lectura de este supergrupo, es más que recomendable que lo hagas con Origen.

La historia nos plantea cómo los mayores héroes de la Tierra tendrán que unir sus fuerzas por primera vez, cuándo una extraordinaria amenaza llega del espacio exterior con unas motivaciones desconcoidas por ellos. Superman, Batman, Linterna Verde, Flash, Wonder Woman, Aquaman y el debutante Cyborg deberán poner sus diferencias a un lado para trabajar unidos y acabar con la amenaza de Apokolips antes de que la Tierra quede condenada. El cómic se aprovecha para explicar el origen del nuevo, Cyborg, personaje que contó con cabecera personal después de Convergencia.

Johns cumple de manera solvente su trabajo a cargo del guión, dándole a algunos de los héroes, como Aquaman, Flash y Cyborg, un merecido lugar rescatándolos del olvido. Se aprecia en estos personajes un cariño impregnado que les procesa el guionista. El problema viene con la Trinidad, los tres personajes abanderados de la Liga de la Justicia y que, en esta ocasión, pierden algunas de sus cualidades más representativas y que siempre les han acompañado. Nos encontraremos con un Superman sorprendentemente arrogante, una temeraria guerrera en Wonder Woman o un extraño paso atrás que da Batman como tal. Estos puntos no deberían suponer un problema, incluso podríamos meterlos en un cajon y olvidarlos, si nos centramos en la historia en conjunto, que funciona a la perfección y, bajo mi humilde opinión, no deberíamos dudar en darle una oportunidad a todo lo que tenga la fima del guionista norteamericano.

La historia no busca una profundidad filosófica ni dejar huella en la historia del cómic, no es que no lo haya logrado es que no lo pretendían. Johns busca más el contacto directo y la acción, convirtiendo Origen en un espectáculo visual protagonizado por los héroes más icónicos de DC. El ritmo es frenético y una historia así necesita de un dinamismo altísimo y así sucede. Y si queremos espectacularidad y efectos visuales a la altura quién mejor que Jim Lee. El artista nos ofrece combates espectaculares en los que participan un gran número de personajes, nos encontramos con escenas colmadas de acción y perfectas en cuanto a detalles, logrando una sensación de movimiento genuina. Este genial duo consifue dotar la historia de un arte que verdaderamente hace honor al equipo más poderoso de superhéroes del mundo.

En definitiva, estamos ante un reinicio, una forma diferente de narrar cómo se conocieron y unieron contra un enemigo común los personajes más icónicos de DC Comics. A cargo de Geoff Johns, quien siente verdadero amor por estos personajes, y un espectacular Jim Lee. La editorial les dejó el difícil trabajo de llevar adelante la cabecera principal del supergrupo, para que reinventaran la fórmula e intentar hacer llegar estas historias a un público nuevo e inexperto. Podriamos calificar Liga de la Justicia: Origen como un blockbuster palomitero, haciendo uso de una terminología más propia del cine. Una historia que no llegará a ocupar un lugar privilegiado en el Olimpo de los cómics pero tampoco es que se lo proponga. Es lo que es: una historia rápida, atractiva, frenética y protagonizada por personajes que derrochan carisma a mansalva, aunque bien es cierto que algunos algo desdibujados o algo diferentes a cómo los conocemos. Si deseas iniciarte en La Liga no dudes en hacerte con este volumen de ECC Ediciones que recopila este primer arco argumental.

Un saludo a todos y sed felices, a menos que podáis ser Batman. Es mejor ser Batman.



el autor

Licenciado en Filología Hispánica. Disfruto de los videojuegos, los comics, el cine, la series y de una cerveza bien fría con la gente que quiero. Fan #1 de Batman. #13

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Buenas a todos los trekkies del mundo. Con este capítulo 9 acabamos la primera parte de la primera temporada. Ahora nos tomamos un pequeño, pero…