Entrevista a Javier Olivares (El Ministerio del Tiempo), “El ministerio es la historia de lo que pudimos hacer y no hicimos”

2

¡Hola y buenas tardes a todos! Hoy os traemos un artículo muy especial, ya que hemos tenido la oportunidad de entrevistar a Javier Olivares, uno de los creadores y productor ejecutivo de  El Ministerio del tiempo, serie que finalizó su tercera temporada ayer y que esperamos que no sea la última. El pasado, presente y futuro de la serie son temas que hemos abordado en esta entrevista en la que Javier nos ha respondido preguntas de todo tipo.

No olvidéis que en Las cosas que nos hacen felices podéis encontrar los análisis de cada capítulo de la serie El ministerio del tiempo

Las cosas que nos hacen felices:  Al hablar de la serie suele citarse al Dr. Who o a historias de Isaac Asimov como referencias. Muchos nos hemos educado sentimentalmente en la ciencia-ficción anglosajona, como recordaba Stanisław Lem ¿Qué puede aportar un español a la ciencia-ficción que sea distinto?

Javier Olivares: Lo que cualquier buen autor, sea español o no. De hecho, hay obras de género fantástico español excelentes y anteriores cronológicamente al mismo Wells, como Un soldado español de veinte siglos (1875) de Gómez de Arteche. O El Anacronópete (1887) de Gaspar y Rimbau. Creo que cada autor tiene su alma y que El Ministerio muestra la de Pablo y la mía. Eso sí, tiene más referencias literarias que audiovisuales: Tim Powers, Matheson,  Anderson… Y también Ibáñez y su Mortadelo y Filemón. Que eso sí que es español y mucho español.

LCQNHF: ¿Cómo funciona el tiempo en El Ministerio del Tiempo? ¿Cuándo un acontecimiento cambia el curso de la historia? ¿Cómo es posible que siguiendo la misma línea temporal el futuro pueda cambiar al pasado para que éste se ajuste al futuro?

J. O.: Con la tercera de las preguntas tú mismo te darás cuenta del lío en el que te estás metiendo. Yo no voy a caer en ello. Sólo diré que si se cambia el pasado puede cambiar el futuro. Y que la labor del Ministerio es impedir eso… aunque luego los personajes, para sobrevivir, no obedezcan en muchas ocasiones. Se nos acusa de provocar paradojas insufribles. Probablemente tienen razón quienes opinan eso, pero no lo cambio por mostrar las emociones de nuestros personajes. El Ministerio es la historia de lo que pudimos hacer y no hicimos. De viajar por el tiempo a través del recuerdo… Y, dicho esto, nos vemos juntos Regreso al Futuro, Star Trek o Interstellar o el mismo Doctor Who (para mí todos obras maestras menos la de Nolan) y hacemos unas risas. Aquí sí hay diferencia entre ser español o  no, pero como público. Hay muchos que cuando lo que ven es de fuera lo perdonan todo. Y cuando ven productos españoles, parece que les va la vida en ponerlos a parir. Me dan bastante pena, la verdad. Porque no hay nada más triste que ser un paleto.

LCQNHF: ¿Y sobre el funcionamiento de las puertas? Se crean y desaparecen de la nada, ¿Por qué no han existido siempre y solo lo hacen con el libro de las puertas? ¿O están todas establecidas previamente por el propio libro? Y en caso de ser así, ¿Cómo se han organizado y por qué?

J. O.: Eso se ha podido ver en el capítulo del papa Luna. No han existido siempre. Se generan y se regeneran en cadena a parir de su invención. De todo lo demás sólo hablaré en presencia de mi abogado. Eso sí, son un homenaje a la cultura judía, a la posibilidad de viajar al pasado para observar tus errores y no volver a cometerlos en el futuro. Son una mezcla de ciencia y magia. Pero en la serie, hemos optado por la magia, la Historia y las emociones personales que resultan de que tres personas de épocas diferentes vayan juntas a una cuarta época, sus choques, sus puntos de vista… Y, sobre todo hablar de algo esencial en nuestras vidas: el sentimiento de pérdida.

LCQNHF: ¿Piensas que el éxito de la serie es más por sus paradojas temporales o por el redescubrimiento de nuestra historia? Ya que parece un formato atractivo para la cultura de cada país, se ve que está teniendo éxito después de las adaptaciones de la serie en países como Portugal y los contactos con Alemania, Francia, Italia e incluso China.

J. O.: Yo creo que la serie es un conjunto de cosas que no deben diseccionarse, porque todas suman para dar como resultado El Ministerio del Tiempo. Es una serie con muchas capas narrativas y que mezcla géneros como la fantasía (que no tanto la ciencia ficción), la Historia, el mencionado sentimiento de pérdida… Para acabar hablando de cómo somos los españoles en su diversidad. De dónde venimos. Y qué cosas tenemos que cuidar para seguir caminando.

LCQNHF: ¿Por qué parece más justo defender la historia que vivieron en esa línea a defender otra cualquiera si pasa por causas naturales?  ¿Nos da entender que la línea temporal ya escrita es la más justa o podría reescribirse?

J. O.: Creo que a veces la obra lo explica todo mejor que el autor en una entrevista. El capítulo de Felipe II lo escribí para dar respuesta a todo lo que me preguntas.

LCQNHF: La serie fue capaz de mostrar a Franco en televisión sin que eso ocasionara una polémica política. Puede que tenga que ver con un intento en la serie de huir de los lugares comunes al pasar por la Historia del país, pero haciéndolo desde el cariño. Es un equilibrio difícil, es fácil dejarse llevar. ¿Cree usted que es posible mantener dicho equilibrio mucho tiempo creando una obra de ficción? ¿Piensa introducir alguna historia de la banda terrorista ETA o viendo la polémica causada por la película de Netflix Fe de etarras piensa que aún es un tema tabú en España?

J. O.: Yo a Franco y a su época (como el capítulo de Viridiana) lo puedo tratar de modo berlanguiano, pero nunca desde el cariño. Me parece uno de los periodos más nefastos y vergonzosos de nuestra Historia. Si hay algo que tiene esta serie desde el minuto cero es que no suaviza nada. Y que no es condescendiente. Yo diría que incluso molestamos a las mentes cerradas que usan la Historia como justificación de sus ideologías, como arma arrojadiza. La única condición es no adoctrinar. Hacer que cada uno tenga su pensamiento diverso a través de lo que ve. Respecto a lo de ETA, ¿Por qué no? Hemos hablado de El Cid, de Lorca, de la transición y de la necesidad de diálogo…Incluso en la trama de los Hijos de Padilla hemos creado metáforas al respecto: ¿Se puede negociar con terroristas? Quien repase la serie tiene delante de sí muchos temas áridos. Más de lo que muchos piensan.

LCQNHF: ¿Piensa que la serie puede ser educativa y formar parte de clases de historia en los centros educativos o en ningún momento la ha creado con pensamiento didáctico?

J. O.: Ya lo es y es un orgullo. Se ve en colegios e institutos. Se hacen planes de estudio con ellas. Se han editado cinco libros sobre la serie. Se utiliza para aprender castellano en muchos lugares del mundo (con el valor de que nuestros personajes hablan diferentes modos del castellano)… Nuestro primer objetivo era hacer una serie entretenida, pero queríamos más. Y hemos conseguido mucho más de lo que habíamos soñado.

Javier Olivares recoge el Premio Feroz a la mejor serie de televisión dramática para El Ministerio del Tiempo.

LCQNHF: Alonso de Entrerríos parece estar reconsiderando sus convicciones durante esta tercera temporada. Dicen que toda persona es esclava de su tiempo, tomando como referencia la época actual ¿Cree que sería posible la reeducación y adaptación de personajes de otras épocas? ¿Justifica el espacio temporal de cada época crímenes pasados?

J. O.: Nada justifica un crimen. Otra cosa es que un soldado tenga misiones que cumplir. En este sentido, el primer capítulo de la novela cuenta con todo detalle el pasado militar de Alonso. Alonso (y el inmejorable Nacho Fresneda también) me exigían hacer evolucionar el personaje. Seguir con sus choques con la modernidad hubiera derivado en un mal sainete. Y sí, toda persona es parte y víctima de su tiempo y de su cultura. Depende de cada uno, sobrellevarlo con la mayor dignidad posible. Alonso es leal y disciplinado. Pero cuando ve que pasa el tiempo tiene miedo a morir solo. No tiene claro por qué ser tan disciplinado (como Julián en su momento). Y duda. Las dudas son maravillosas. Quien no las tiene no es persona. Y menos aún, persona inteligente. Las dudas nos hacen crecer. Y la ética, sobrevivir cada noche a las pesadillas. Y una cosa es reeducar y otra dejarse reeducar. Yo no me dejaría nunca.

LCQNHF: ¿Le gustaría o piensa hacer un capítulo homenaje como el que hizo enteramente a Hitchcock, pero con otro director internacional o español?

J. O.: Ya lo hemos hecho con Buñuel y Viridiana. Pero también me gustaría hablar de Orson Welles en España. O de Lennon en Almería, rodando. Allí surgió Strawberrie Fields Forever, por cierto.

LCQNHF: Entendemos que un agente del ministerio no debe cambiar la historia, si no mantenerla como está….pero si fueras un hijo de Padilla, ¿qué periodo de la historia de España le hubiera gustado cambiar?

J. O.: En realidad, todos quieren cambiarla para corregir viejos errores. Si tuviera que cambiar nuestra Historia, impediría la expulsión de judíos y musulmanes. O enseñaría a los constitucionalistas de Cádiz a que no basta con querer hacer las cosas bien, sino a saber comunicarlas al pueblo… Algo que a día de hoy sigue siendo una rémora de nuestra política progresista. Así se evitarían soflamas tipo “Vivan las cadenas”.

LCQNHF: En esta temporada la serie ha sufrido dos bajas muy importantes ¿Ha sido difícil gestionar la marcha de Aura Garrido y Rodolfo Sancho en lo que respecta a la trama?

J. O.: Cuando se avisa con tiempo, no. El problema es cuando se tiene que cambiar o improvisar. Y han pasado ambas cosas. Pero creo que hemos resuelto los problemas con nota y con actores y actrices que, en mi caso, han logrado que no eche de menos a nadie. Sobre todo, porque gran parte de la historia de otros personajes ya había sido contada.

LCQNHF: ¿Piensa que tendría cabida cambios de protagonistas cada cierto numero de temporadas al estilo de series como Doctor Who?

J. O.: Esta serie se hizo, de hecho, con esa premisa. Esta serie está concebida para cambiar de patrulleros continuamente. Si hubiera tenido tiempo para desarrollar esta temporada, habrían vuelto Argamasilla, Lorca, Spínola, Gil Pérez, la gemela interpretada por Alejandra Jiménez… Y no hubieran estado en más de un capítulo los habituales. Y si esta serie tiene futuro lo tendrá al estilo whoviano, en el que los protagonistas cambian. Para mí, los únicos imprescindibles son los que controlan la sede ministérica: Salvador, Ernesto e Irene Larra. Me gusta hacer estructuras variables y esta serie da para ello más que ninguna.

LCQNHF: Dado la versatilidad actoral de invitados a los capítulos ¿Queda algún actor al que le gustaría invitar en los cameos? ¿Le gustaría que algún director en especial dirigiera alguno de los capítulos?

J. O.: Tengo muchas ganas de trabajar con Verónica Sánchez y con Irene Escolar. En cuanto a directores hubiera querido que dirigiera algún capítulo Paco Cabezas, pero no pudo ser. Otros directores con los que me gustaría trabajar son Sánchez Cabezudo (con el que ya lo hice en Víctor Ros), Alberto Rodríguez e Iciar Bollaín. Pero con el que más me hubiera gustado hacer un capítulo es con Borau, algo imposible, evidentemente. Pero le adoraba. Como persona y como director.

LCQNHF: El lunes escribió un Tweet donde dio las gracias a Mónica López por ser la única que anunciaba El ministerio del tiempo…Dada la larga duración de los capítulos, la escasa publicidad de la cadena pública y la hora de emisión. ¿Piensa, como la mayoría de los fans de la serie, que El Ministerio del Tiempo está siendo infravalorada por TVE?

J. O.: Yo siempre digo que existimos gracias a TVE y a su departamento de ficción, a los que me podría pasar el resto de mi vida dando las gracias. Respecto a si hemos sido infravalorados o no, creo que mejor que opinar conviene más aportar datos. La primera temporada emitió sus primeros cuatro capítulos (de 8, la mitad de su temporada) en horas o días distintas. Las renovaciones tardías nos han hecho perder mucho dinero pagando platós vacíos y tiempo para desarrollo, hemos perdido actores por ello… Se nos estrena en junio y emitimos en julio. Y sin los Archivos, que este año hubieran sido más necesarios que nunca para explicar muchas de mis decisiones en el terreno histórico… El programa que nos precede dura más sólo cuando emitimos nosotros… Nos cambian de día los dos últimos capítulos…  Insisto: son datos. A partir de ahí, con ellos, que cada cual opine lo que quiera.

LCQNHF: ¿Cree que su serie tendría más éxito si el público español estuviera acostumbrado a otro tipo de series con la complejidad de El Ministerio del Tiempo o si existiera una mayor cultura cinéfila en el país?

J. O.: El público español es maravilloso. Hasta el que no nos ve ni le gustamos.

LCQNHF: Hemos visto como series como la misma MT, Paquita Salas, Las chicas del cable y algunas más han acabado en Netflix, así como la futura adaptación del libro de Fernando Aranburu, Patria en plataforma HBO. ¿Qué papel cree que tiene las plataformas de vídeo bajo demanda para las series españolas? ¿Siente que el público ha empujado a las series a un futuro meramente online?

J. O.: Creo que el público ve muchas series de fuera y sabe latín. Y no se les puede dar gato por liebre. Respecto al papel de esas plataformas será el que sus ejecutivos decidan. No soy quien para dar lecciones ni consejos a nadie. Sólo decir que las llamadas cadenas generalistas trabajan (todas) también muy bien cuando se ponen las pilas, sin alharacas y hacen series estupendas sin mirar a nadie por encima del hombro.

LCQNHF: ¿Piensa que el cine de superhéroes está siendo demasiado explotado? ¿Cree que es posible que en un futuro España exporte internacionalmente sus súper héroes en grandes producciones? Aquí tenemos grandes personajes como Súper López, Capitán España, El Águila y el Capitán Trueno.

J. O.: Me encanta el cine de superhéroes. Hay series o películas mejores unas que otras. Cuando pase esta cierta inflación, todos seguiremos valorando las buenas. En cuanto al superhéroe español, quitando Super López (del que hay película con los maravillosos Ruiz Caldera, Cobeaga y San José) o el de algunos nuevos comics como el diseñado por Daniel Estorach de Hoy me ha pasado algo muy bestia (que está pidiendo una serie a voces), nuestros héroes son muy de una España grande y libre. Y eso no me apetece. Y menos cuando lo que tienen las grandes series y cine de comic actuales manejan tan bien la ironía y el escepticismo. Anaïs Schaaff y yo diseñamos una serie de amas de casa en un barrio de periferia con superpoderes. Creo a muerte en esta idea. Las cadenas, no.

LCQNHF: El ministerio del tiempo ha salido en casi todos los formatos imaginables: series, libros, un cómic ¿Como afronta la posibilidad del salto a la gran pantalla?

J. O.: No lo afronto. Creo que alguien debería haber dado ese paso hace tiempo y no éramos nosotros. Ahora es tarde. Es tiempo de hacer las maletas y marchar con la música a otra parte. Escribir de otras cosas. O descansar.

LCQNHF: ¿Qué nos puede contar sobre la cuarta temporada? ¿Se ha marcado un máximo de temporadas para la serie?

J. O.: Nada porque ni he pensado en ella. Demasiado pensamos y escribimos en la segunda y la tercera esperando que nos renovaran para luego cambiar todo porque perdíamos actores, no podíamos preproducir con tiempo… No me he marcado un máximo de temporadas, pero de momento me parece que van a ser tres. El tiempo dirá si hay más, pero aquí se acaba un primer ciclo. Y si se inicia otro, cambiarían muchas cosas. No se puede contar siempre lo mismo ni de los mismos por mucho que te digan que lo hagas. Hay que seguir arriesgando y avanzando.

LCQNHF: Muchas gracias por la atención Javier, un saludo de parte de todo el equipo de Las cosas que nos hacen felices.

J. O.: Gracias a vosotros por permitir explicar tantas cosas en esta entrevista.



el autor

Economista frustrado. Cinéfilo de videoclub, seriéfilo de sofá, amante de los videojuegos y coleccionista de todo lo que se pueda poner en mi estantería. Crecí con una Game Boy verde pistacho y un reproductor VHS.

2 comentarios

  1. Malo el entrevistador. No sabía nada de la serie.

    La mejor serie española que vi, supera incluso a la genial Bajo Sospecha. Que también es una obra maestra.
    Me encantaría ver una película al estilo Hollywood o al estilo de “el cuerpo”.
    Y mas temporadas también.
    Voy a buscar el libro para comprarlo.

    Una lastima TVE.
    Saludos

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
¡Hola y buenos días a todos! Llega el mes de Noviembre con grandes novedades para los amantes del cine y de las series de televisión,…