Reseña de Batman: Detective Comics #4 (Renacimiento)

0

Bienvenidos queridos lectores y amantes del bat-universo y todo lo que ello engloba. Como sabréis estoy haciendo un seguimiento muy cercano (del cual me alegro cada vez más) de la cabecera de DC Renacimiento, Batman: Detective Comics.

Esencialmente le debo este maravilloso descubrimiento a mi compañero Mario Losada, quien está haciendo uso, en los últimos meses, de nuestra querida sección semanal «El cómic de la semana» para acercar a todos nuestros seguidores las principales cabeceras que conforman el Renacimiento de la editorial norteamericana. Os recomiendo encarecidamente que os dejéis caer por todas las publicaciones que llevamos al respecto, os ayudarán a encontrar aquellas lecturas que mejor vayan con cada uno. Pero volviendo a lo que nos importa, Detective Comics, con Rebirth, volvió su numeración original y de la mano de James Tyinion IV a ostentar una posición de relevancia dentro del universo DC.

Toda la verdad sobre el Sindicato de Víctimas sale a la luz en el desenlace de este trágico arco argumental. El mensaje de Madame Cuervo y su séquito se ha propapagado por Gotham, poniendo a la opinión pública en contra de Batman y de su equipo

En el anterior tomo (#3), dió comienzo un interesante arco argumental, El sindicato de víctimas, que brillaba esencialmente por la idea que pretendía transmitir y sobre la que quería que los lectores reflexionásemos en profundidad: ¿El héroe soluciona los problemas del crimen o los crea de forma involuntaria e indirecta? En el caso de Batman, especialmente, es para hacerlo mirar detenidamente. Todo aquel que está cerca de Bruce, y forma parte de su cruzada, termina herido o algo peor. Solo es necesario mirar atrás, el caso de Bárbara en La Broma Asesina, el de Jason Todd en Una muerte en la familia, Damian Wayne en Robin R.I.P. o, el más reciente y en esta misma cabecera, lo sucedido con Tim Drake.

Si tenemos todo esto en cuenta, nos preguntamos por qué seguir con una guerra que se entiende a todas luces como infructífera y que, además, solo trae consigo dolor para aquellos que están implicados. Todas estas cuestiones recaen principalmente en Spoiler, a quien veremos con la moral truncada, atormentada por todas estas dudas y ferozmente decepcionada y cabreada con Bruce. Es normal que en este arco ella ocupe ese protagonismo ya que ha perdido cruelmente a una persona que amaba.

El sindicato de víctimas, no supone para nuestros protagonistas, una vez conocida la amenaza, un reto físico o intelectual con el que lidiar. Lo que sucede es que creará una duda en la cabeza de todos ellos, mayormente en la mente de Stephanie Brown y Bruce. Me recuerda, de alguna forma, al final de La muerte de la familia, el segundo arco argumental de Scott Snyder y Greg Capullo, tras El Tribunal de los Búhos, en Batman New 52. Al final, todo era un plan del Joker para que los fieles compañeros de Batman se separarán de él, un retorcido plan con el que crear la discordia en el equipo. Porque, a pesar de todo, la figura de Batman no sería tan grande sin todo el equipo que tiene detrás, y que supone un pilar esencial para la cruzada que comenzó tras ver morir a sus padres.

El arco argumental termina, el Sindicato ha caído, ya sabéis lo que dicen: lo breve y bueno, dos veces bueno. Es una marca de identidad de Renacimiento, todo avanza, crece y florece sin pararse en historias eternas y reflexivas que más bien dan dolor de cabeza. Hay que reconocer el mérito de Tynion para en tan pocas páginas hacer tambalear, brillantemente, el mundo del Caballero Oscuro a través de un número considerable de personajes, y siendo todos ellos esenciales y cuidadosamente tratados.

Tras un arco argumental «inédito», me refiero a que Batman acapara por primera vez un mayor portagonismo en esta cabecera, en los números 948 y 949 que recopila este volumen #4, Batwoman recoge agradecida el protagonismo. Un brevísimo arco argumental: Batwoman begins. ¿Un guiño al Batman de Nolan? En estas páginas conoceremos cómo fueron los primeros pasos sobre los tejados de Gotham de Kate Kane. Un arco aprovechado para hacernos ver cuánto ha crecido el personaje, realmente tiene un potencial brutal como he comentado en reseñas anteriores.

En definitiva, Detective Comics sigue su maravilloso curso, apoyado en personajes que antaño parecían haber quedado relegados a una segunda o tercera posición, a meros espectadores de la acción. Todo un logro desde la mesa de guionización. Aviso a todos: es un momento excepcional para leer cualquier cómic que caiga en vuestras manos sobre el bat-universo.

Un saludo a todos y sed felices, a menos que podáis ser Batman. Es mejor ser Batman.



el autor

Licenciado en Filología Hispánica. Disfruto de los videojuegos, los comics, el cine, la series y de una cerveza bien fría con la gente que quiero. Fan #1 de Batman. #13

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
La historia del cine les ha dado a las mujeres muchos héroes por los que querer ser rescatadas por machos alfa pero pocas heroínas en…