Reseña de El lugar de cada uno. Un asesinato en el Nápoles de los años 30.

0

Panini Comics edita una nueva entrega de El verano del comisario Ricciardi, saga literaria de Maurizio de Giovanni que es adaptada al cómic por Paolo Terracciano y Alessandro Nespolino.

Estamos en pleno verano en la plaza de Santa María la Nova. En un palacio noble, una hermosísima mujer (casada con un viejo duque enfermo terminal) es encontrada muerta, asesinada de un tiro de pistola en la frente. Este homicidio sucede después de una velada en la que la duquesa había tenido una fuerte discusión con su amante, un famoso periodista napolitano, casado y con hijos, que se convierte en el principal sospechosos del delito precisamente a causa de esa discusión, pero que también es autor de diversos artículos contra la policía. De manera que es necesario tener mucho cuidado. El vicecomisario Garzo adiverte a Ricciardi, su mejor hombre, que vaya con pies de plomo. L aimagen que percibe Ricciardi de la duquesa muerta le pide insistentemente un anillo que falta. Ese anillo que falta entre sus dedos o en el mundo en torno a ella es la clave que Ricciardi utilizará para descubrir la madre del cordero de un homicidio mucho más complejo y mucho más difícil de lo que parecía en un principio.

El lugar de cada uno (así se llama esta entrega de los casos de Ricciardi) no deja de ser una historia enmarcada en los cánones del género negro, plagado de detectives atormentados y femme fatales, así como casos aparentemente simples que se van complicando más y más.

La peculiaridad del cómic es la localización. Como demuestran las novelas de Henning Mankell o de Vázquez Montalbán, el género negro siempre se adecua a las características geográficas y culturales del lugar en el que se basan.

En este caso, la trama transcurren en el Nápoles de los años 30. Una ciudad diferente, con un sentimiento muy de barrio, en el que los habitantes no se sentían napolitanos, si no de tal o cual distrito. El instinto de comunidad era muy elevado. Cada muerte, cada boda o cada divorcio era un acontecimiento.

Por otro lado, la Nápoles de los años 30 era extremadamente clasista, hasta el punto de que un napolitano de origen pobre que tuviera éxito económico no podía entrar en los privilegios aristocráticos y los nobles cuyos mejores años quedaron atrás vivían en enormes (y vacías) mansiones y seguían manteniendo los privilegios que se les habían otorgado por el simple hecho de haber nacido en una familia de renombre.

Todo esto queda contextualizado en una Italia en la que el fascismo de Mussolini estaba en la cresta de la ola, lo que queda perfilado a lo largo de la trama en lo que respecta al personaje del amante de la víctima, un reportero que ve censurado su trabajo por el régimen dominante.

Aparte de la importancia geográfica, la trama se apoya en un detective que tiene motivos para sentirse atormentado. Ricciardi puede ver a los muertos y estos, a la manera del niño de El Sexto Sentido, les piden favores. Una habilidad de la que no se puede estar orgulloso y que acarrea bastantes problemas personales al protagonista.

El guión de Paolo Terracciano se complementa con el dibujo de Nespolino, llamativo por el uso del blanco hueso en lugar de apostar por el blanco y negro más tradicional. El trazo de los rostros es fino, lo que contrasta con una descripción muy detallada

La edición de Panini Cómics incluye una introducción que nos pone en situación respecto a la importante que adquiere la localización en el cómic. Fundamental para entender algunos aspectos de la trama como la residencia del noble o el comportamiento de muchos napolitanos. Asimismo, al final tenemos una entrevista de Luca Crovi a Alessandro Nespolino, el dibujante de la trama, en el que habla sobre la dificultad de adaptar las novelas, las claves del color que maneja y como ha conseguido captar la esencia de los personajes.

En definitiva, El lugar de cada uno es un cómic interesante para todo fan del género negro que no decepcionará en su intriga inmersa en una ciudad clasista y fascista. Un lugar en el que los muertos que ve Ricciardi desean vivir y muchos vivos desearían estar muertos.

Enlace al cómic en Panini

Un saludo y sed felices!



el autor

Médico residente. Intento aprender como si viviera para siempre. Intento vivir como si hoy fuera mi último día...con las cosas que me hacen feliz.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Por fín, X-Men llegó a su final. La saga que comenzó hace 19 años y que, tras haber tenido diversas etapas, se ha consolidado como…