American Vandal: el falso documental llevado al absurdo

0

El concepto del falso documental

Recuerdo cuando en una clase de primero del ciclo la profesora nos puso La verdadera historia del cine (1995). Se trataba de un supuesto documental dirigido por Peter Jackson y Costa Botes en el que se descubría quién había sido el auténtico inventor de elementos del cine ya de sobra conocidos en aquel entonces, así como los movimientos de cámara, el sonido y el tecnicolor. Lo más sorprendente es que, pese a lo surrealista que pudiera parecer el relato, por la forma en la que te lo contaban podías llegar a creértelo. De hecho, cuando se estrenó el documental, los espectadores pensaron que era real y sus creadores tuvieron que desmentirlo. Aquí fue cuando descubrí algo que vería más a fondo posteriormente en mi carrera: la enorme influencia que tienen los medios de comunicación sobre la masa.

Siguiendo en esta tónica, hace un par de meses se viralizó un vídeo grabado con el móvil en el que se veía a un montón de estudiantes corriendo por los pasillos del instituto en busca de algún lugar donde defecar. Sí, como lo leéis. Supuestamente,alguien había puesto laxantes en la limonada que habían bebido la gran mayoría a la hora del almuerzo. Era demasiada gente para los pocos lavabos con los que contaba el instituto, por lo que en el vídeo se veían a chicos haciendo sus necesidades en papeleras, en las taquillas o hasta en el suelo, todo muy escatológico. Algunas personas asumieron esas imágenes como reales y las difundieron  como tal en redes sociales. Pero todo eso al final no era más que parte de la promoción de la serie American VandalLo que me hace pensar que lo que nos creemos  no es tan culpa de los medios de comunicación y de las noticias que se propagan,sino de cada uno de nosotros.

American Vandal es una fusión de los documentales de crímenes como Making a Murderer y el falso documental que quiso experimentar Peter Jackson en los años 90. Además de esto, juega también sobre la credibilidad que damos a todo lo que vemos, lo cual es un plus muy acorde al género.

 

¿De qué va American Vandal?

Alguien se ha encargado de dibujar penes en más de 20 coches de diferentes profesores del instituto. El acusado es Dylan Maxwell (interpretado por Jimmy Tatro), el típico gracioso de clase que se ríe con los chistes de “caca culo pedo pis”, el clásico tonto de clase que hace cosas que solo a él y a su grupo de amigos le parecen divertidas. Sam y Peter creen en la inocencia de Dylan, por lo que emprenden el rodaje de un documental para demostrar quien es el verdadero culpable y probar que él no es el vándalo. De esta manera más o menos bien justificada, los directores amateur nos conducen por una serie de análisis cada uno más absurdo que el anterior con el fin de cumplir su cometido.

Los hechos parecen tan surrealistas que lo único que puede hacer el espectador es reírse, pues al fin y al cabo, American Vandal no es más que una sátira, una sátira que mantiene la atención de uno mientras busca la verdad. Pero aún así, como pasa en la vida real, no hay respuestas totalmente claras para absolutamente todo.

 

Una segunda temporada más seria

Mientras que la primera temporada giraba entorno al tema de los prejuicios y se burlaba de muchas de las situaciones que surgen alrededor de ellos, la segunda temporada empieza con una nueva historia en la que el bullying escolar y el ciberacoso son los protagonistas. Los temas abordados en esta nueva temporada le dan otro aire a la serie, le otorgan madurez y se le quita importancia al humor tan gamberro que caracterizaba la primera temporada. Pese a que este tipo de “humor” sigue sustentando el relato, desde el principio se da a entender que esta vez hay algo muy grave que la serie quiere denunciar.

En esta ocasión, el detonante es lo que se explica en el vídeo promocional ya mencionado: alguien ha vertido laxante en la limonada. ¿Quién habrá sido? Los realizadores del documental de la primera temporada, Sam y Peter, se han hecho famosos gracias a su primer trabajo y ahora se desplazan al lugar donde se producen los crímenes de alguien que se hace denominar El Zurullo Vengador. ¿Qué puede salir mal?

Los creadores de la serie, Dan Perrault y Tony Yacenda, han conseguido muy buen resultado. Realmente demuestran la importancia que puede tener el formato de falso documental y lo que se puede conseguir con este. La misma historia narrada de manera convencional podría haber pasado como una serie más del montón o ni eso, lo cual es lo que le da valor a American Vandal. Además, no es solo los temas que quiere denunciar, sino como lo hace: de una manera en la que no todo el mundo se atreve.



el autor

Editor de video freelance y consumidor innato de series, cómics y películas.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
El cine afroamericano sigue pegando fuerte con sus películas. El año pasado nos ha dejado joyas como Déjame salir o Pantera Negra,  dos películas que rompieron…